Stockport County, un pequeño gigante en Mánchester

A menos de cinco minutos del estadio, los aficionados del Stockport County se reúnen antes de un partido en Ye Olde Vic, un acogedor y diminuto pub al lado de la estación de tren. Apenas tiene una ventana al exterior, además de la puerta trasera que solo conviene abrir en verano, cuando el clima no congela a los clientes, pero su interior respira fútbol, comunidad y, por supuesto, alcohol.

Antes de cada encuentro, sea un martes o cualquier sábado del mes, los hinchas hatters se reúnen ahí dentro, con aforo limitado hasta que el local dice 'basta' y desde luego sin distancias sociales en época de pandemia, y después pasean por las solitarias calles de Stockport hasta llegar a Edgeley Park, el estadio de un club en la National League, la quinta división de Inglaterra, que ha tenido que convivir con la cercana existencia de Manchester City y Manchester United pero que ha mantenido al grueso de su masa social, un factor que marca la diferencia: con más de 6.000 espectadores de media por partido, el Stockport County es uno de los equipos más seguidos fuera del fútbol profesional inglés.

Desde hace casi dos años, el club tiene horizontes que antes no imaginaba. La compra del Stockport County por parte de Mark Stott, un empresario local, le ha devuelto la alegría a su afición. Stott pagó las deudas y prometió un futuro mejor: Devolvió a la entidad al profesionalismo (en la quinta división no todos las plantillas pueden presumir de tener puestos a tiempo completo) e invirtió para intentar que los hatters vuelvan a pisar las primeras cuatro categorías por primera vez desde 2011.

Después del triunfo por 1-4 de este pasado fin de semana, su superioridad ha quedado un poco más en evidencia: "Son el mejor equipo contra el que hemos jugado con mucha diferencia. Van a ganar la liga. Si suben a League Two, también serán candidatos al título", reconoció Stuart Maynard, entrenador rival, que sufrió la apisonadora que es este Stockport County millonario en una división donde junto al Wrexham de Ryan Reynolds están rompiendo el mercado de fichajes con el objetivo de subir a la cuarta categoría.

El Stockport County ha reunido en su plantilla a futbolistas que por méritos y cualidades deberían estar más arriba: Paddy Madden (máximo goleador histórico del tercer escalón, con más de 100 goles en su haber), Scott Quigley (35 goles en sus últimas dos temporadas con el Barrow), Zeki Fryers (cantera del Manchester United con pasos por el Tottenham o el Crystal Palace), Ollie Crankshaw (un joven extremo de 23 años que estuvo en el Wigan y acumula ocho goles en sus primeros 12 partidos) o John Rooney, hermano de Wayne, cuyo golpeo hace las delicias de la grada.

El desembolso económico en la National League ha llegado a un punto en que se ha propuesto un límite salarial para la competición que entrará en vigor a partir de la 2022-23 y que será de alrededor de un millón de euros, por casi 600.000 en la sexta categoría. Precisamente por este motivo, y porque aún queda esta temporada hasta que se haga efectivo, equipos como el Stockport County o el Wrexham están invirtiendo tanto como pueden para intentar subir de división.

Hace dos semanas, el Stockport County quedó emparejado con el Bolton Wanderers en la primera ronda de la FA Cup. Las dos divisiones que hay de diferencia entre ambos clubes no fueron un problema: tras el 2-2 de la ida en Bolton, el Stockport County remontó el 'replay' cuando iba 1-3 abajo y venció por 5-3 en la prórroga delante de más de 10.000 espectadores que esa noche fueron a Edgeley Park. El encuentro lo televisó la BBC en abierto para toda Inglaterra. En la alineación de los hatters estaba el gran fichaje de este curso, uno que no se anunció hasta que comenzó la temporada y que hizo a muchos llevarse las manos a la cabeza: Antoni Sarcevic, capitán del Bolton, decidió bajar dos niveles y jugar en el equipo de su ciudad.... y de rebote vencer al Bolton en la eliminatoria de la FA Cup. A cambio, por supuesto, de uno de los mayores sueldos de la categoría y de un contrato hasta 2024.

Fichaje de Sarcevic

"Esto es solo el comienzo. La dirección que está cogiendo el club, las instalaciones... Escucha, son las mejores en las que he estado en mi vida. Oh, has bajado dos divisiones, me dicen. Ves el partido del otro día y si eres un aficionado neutral piensas que el equipo de League One somos nosotros", explicó Sarcevic tras tumbar al Bolton.

El Stockport County jugará este viernes contra el Rotherham en la última ronda de la FA Cup antes de que entren en acción todos los equipos de la Premier League. En las últimas cuatro jornadas de liga han metido 16 goles y ya son 8º tras un inicio dubitativo, pero a solo tres puntos del ascenso directo. A sólo 10 kilómetros de Mánchester, los 'hatters' quieren seguir creciendo y, quién sabe, repetir algún día lo que sucedió una tarde de marzo del 2002 cuando, en Edgeley Park, ganaron por 2-1 al Manchester City, un duelo que pasó a la historia del club y que todavía hoy se recuerda en las charlas que se producen dentro de Ye Olde Vic.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.