What the F…!

En medio de la Copa África, de la Liga y de la COVID aparece la Supercopa de España en Arabia. Un fútbol al que cuando termine este evento, yo tendré difícil de asistir a sus estadios, simplemente por el hecho de ser mujer. Como tampoco seré bienvenida al Mundial de Qatar por ser homosexual. Quien lea esto en 2100 pensará que se trata de una columna de 1815 pero estamos en 2022 y hay algunas cosas que no cambian.

Eso ya lo sabemos todos, pero lo realmente importante es que siga el espectáculo y que los interesados ganen mucho dinero.

Rubiales la llamó "la Supercopa de la igualdad", una oportunidad de cambiar las cosas en el país saudí. Tal vez su intención era esa pero casi tres años después, se siguen produciendo graves violaciones de derechos humanos que afectan sobre todo a las mujeres y las personas LGTBI.

Aunque se hayan producido algunos avances, como la posibilidad de conducir para las mujeres o la creación de una Liga femenina de fútbol, la Ley Sharia castiga duramente a las mujeres, quienes siguen padeciendo una discriminación social y legal mortal, mientras a los homosexuales se les castiga con penas de cárcel o con desapariciones. Todo eso acompañado de ejecuciones, lapidaciones y flagelaciones en público. Eso sí, menos a los que mandan: los hombres blancos, heterosexuales siguen viviendo muy bien.

Los pequeños avances que se anuncian desde dentro y se quieren creer desde fuera responden más a una campaña de lavado de imagen que a una voluntad honesta por parte del príncipe Mohammed Bin Salman de modernizar su reinado y hacer una sociedad más libre y justa para todas.

Y menos mal que estoy escribiendo esta columna para AS desde USA, porque si no, seguramente no me atrevería a hacerlo por miedo a las consecuencias, como les ha pasado a Loujain al-Hathloul o Nassima al-Sada, quienes por luchar por sus derechos han sido condenadas a largas penas de prisión.

A pesar de la gravedad de los hechos, aquí nos llama más la atención que el Barca sin un duro pueda fichar a Ferran Torres o que el Athletic llegue a otra final. ¿Valen la pena unos cuantos millones de euros a cambio del desprestigio por colaborar en un lavado de imagen de un país donde muchos pagan muy caro por su libertad?

Ni esta pandemia, ni la violación de los derechos humanos cambian nada. Todo sigue igual. Por eso, a ver si hoy Senegal gana a Guinea y acaba con el empate a puntos para ser líderes del Grupo B.

Irene Ferreras y la incipiente llegada de la mujer al banquillo

16 febrero, 2021 · Archivado en Competiciones, Deporte femenino, Deportes, Derechos mujer, Equipos, Futbol, Fútbol femenino, Liga Fútbol Femenino - Primera Iberdrola, Mujeres, Rayo Féminas, Relaciones género, Sociedad · Comentarios desactivados en Irene Ferreras y la incipiente llegada de la mujer al banquillo 

Cada vez son más. La incipiente llegada de las mujeres a los banquillos de fútbol se hace un poquito más visible cada día. Esta misma temporada la Primera Iberdrola ha logrado un récord de presencia femenina con hasta cuatro preparadoras a los mandos de equipos en la máxima categoría: Iraia Iturregi (Athletic Club), Natalia Arroyo (Real Sociedad), Jenny Benítez (Sporting Huelva) y María Pry (Real Betis). Antes, el máximo de mujeres en la Liga femenina había sido de tres. La última vez que ocurrió formaba parte de aquel escueto listado Irene Ferreras, hoy sin equipo, que estuvo, primero, al frente del Rayo Vallecano y, después, del Valencia. "Estamos consiguiendo derribar barreras y que se nos vea en los banquillos, las jugadoras ya se plantean el hecho de poder dedicarse a ello", señala la entrenadora madrileña en Tour Universo Mujer.

En esta entrega del programa número 3, ofrecido en Teledeporte, Ferreras repasa los inicios de su carrera en los banquillos, que comenzó antes de lo esperado: "Por una lesión —de espalda— que me llega temprano y me retira de los terrenos de juego decido enfocarme en eso, ya llevaba varios años entrenando en fútbol formativo". Tras su retirada se sienta por primera vez al frente de un equipo senior —"la media de edad era más alta que la mía y eso de por sí genera bastante respeto"— y el verano siguiente, relata, pasa a categoría nacional, mientras paralelamente se sigue formando.

En las clases de los cursos de entrenador la realidad era todavía aplastante. "En los tres niveles fui siempre la única mujer y en el Máster de Preparación Física de la RFEF recuerdo que hice la octava edición y me dijeron que era la primera mujer", afirma la exportera madrileña que habla también de cómo es esa integración en un ambiente históricamente masculino: "Entras a una clase de un ámbito como es el fútbol y oyes un murmullo, generas cierta expectativa...".

No obstante, Irene Ferreras, que se retiró con apenas 26 años, optó por hacer carrera en los banquillos cuando ya había habido pioneras en el fútbol femenino español: Milagros Martínez (que después fue la primera mujer entrenadora de un equipo masculino en Japón), Laura Torvisco... Incluso cuando llegó al Rayo B, María Pry ya era toda una referente en el Betis. Ahora ella, junto a Arroyo, Iturregi, Benítez o la propia Pry, se ha convertido también en un ejemplo de visibilidad de la mujer entrenadora. "Intento incentivar que se atrevan, que luchen por lo que les gusta... Las jugadoras ya se plantean el hecho de poder dedicarse a ello y eso se percibe", explica Ferreras.

La entrenadora madrileña también alienta a la llegada de las mujeres a los banquillos de equipos masculinos, como ha hecho Milagros Martínez en Japón. De hecho, su compañera de entrevista, Cristina Cabeza, entrenadora del Liberbank Gijón y seleccionadora española 'Promesas', puntualiza: "Cuando decido ser entrenadora, decido ser entrenadora de balonmano, no es de balonmano femenino". 

Un salto 'prematuro' a Primera

En esta misma charla Irene Ferreras, que llegó a entrenar al primer equipo femenino del Rayo con 29 años (2018-19), reconoce que su salto a la máxima categoría llegó muy pronto. "Me he visto en muchas dificultades, creo que el salto a Primera división me llega en un momento que probablemente no hubiera elegido. No sólo por la edad, sino porque soy una persona muy exigente conmigo misma y me hubiera gustado estar más preparada. Pero las cosas llegan cuando llegan y salió bien. Eso me abrió la puerta al Valencia". En el equipo che acabó siendo destituida, en febrero de 2020, tras una dinámica negativa de resultados. Ahora espera nuevas oportunidades. Quizá en un futuro cercano pueda ser la quinta mujer al frente de un equipo de Primera Iberdrola...

Un narrador deportivo ataca a una juez de línea: «Da asco»

25 marzo, 2019 · Archivado en Arbitraje, Competiciones, Deportes, Derechos mujer, Economía, Futbol, Ligas fútbol, Machismo, Mujeres, Prejuicios, Problemas sociales, Relaciones género, Serie A, Sexismo, Sociedad · Comentarios desactivados en Un narrador deportivo ataca a una juez de línea: «Da asco» 

Los comentarios machistas de un narrador deportivo sobre la presencia de una mujer juez de línea en un partido de las categorías menores del fútbol italiano provocó este lunes gran indignación en la opinión pública del país. Un narrador de la emisora local CanalecinqueTV abrió su comentario del encuentro de categoría "Eccellenza" (Quinta división italiana), entre el Sant'Agnello y el Agropoli, definiendo como un "asco" el hecho de que la linier fuera una mujer.

"Es un asco ver a las mujeres que arbitran en un campeonato en el que los clubes invierten cientos de miles de euros. Que la Federación (de Fútbol italiana) permita algo así es un chiste, algo impresentable en un campo del fútbol", aseguró el periodista Sergio Vessicchio.

Tales afirmaciones no pasaron desapercibidas para el Orden de los Periodistas italiano (el órgano que representa a los periodistas en el país transalpino), que retiró de forma inmediata el carné de periodista a Vessicchio. Los citados comentarios sexistas fueron condenados duramente por Marcello Nicchi, presidente de la Asociación de los Arbitros italiana (AIA), a través de un comunicado oficial.

"Me quedo sin palabras por las incalificables y discriminatorias frases usadas por el periodista Sergio Vessicchio, narrador deportivo de una televisión local, hacia nuestra árbitra Annalisa Moccia, solo porque es una mujer", reza la nota. "A Annalisa y a todas nuestras árbitras va la total solidaridad mía y de todo el movimiento arbitral italiano, por la aportación que dan a diario a nuestra categoría", agrega.

Pese a la unánime condena por sus afirmaciones, Vessicchio defendió su posición con un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, en el que asegura que sigue firme con sus opiniones. "Creo personalmente que hacer arbitrar a las mujeres en el fútbol es equivocado por muchas razones, por lo que confirmo mi idea. ¿Por qué todos estos moralistas no luchan para que las mujeres jueguen junto a los hombres?. Esta es la verdadera discriminación", escribió.

Lo ocurrido ya está bajo la investigación del Departamento para la igualdad de oportunidades del Consejo de los Ministros Italiano, y el AIA informó de que tomará medidas legales para defender "la imagen" de sus árbitras.