La broma de Ancelotti sobre sus jugadores que desató las risas en la sala de prensa

16 enero, 2022 · Archivado en Athletic, Carlo Ancelotti, Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Real Madrid, Supercopa, Supercopa España · Comentarios desactivados en La broma de Ancelotti sobre sus jugadores que desató las risas en la sala de prensa 
Carlo Ancelotti bromeó tras la final de la Supercopa de España sobre sus jugadores. La comparativa desató las risas en la sala de prensa.

Ancelotti: «Título merecido; me quedo con un equipo que tiene diferentes maneras de jugar»

16 enero, 2022 · Archivado en Athletic, Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Real Madrid, Supercopa, Supercopa España · Comentarios desactivados en Ancelotti: «Título merecido; me quedo con un equipo que tiene diferentes maneras de jugar» 
Carlo Ancelotti analizó en rueda de prensa la final que coronó al Real Madrid campeón de la Supercopa de España en Arabia Saudí.

Marcelino: «Estoy orgulloso porque hicimos todo para ganar»

16 enero, 2022 · Archivado en Athletic, Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Real Madrid, Supercopa, Supercopa España · Comentarios desactivados en Marcelino: «Estoy orgulloso porque hicimos todo para ganar» 
Marcelino analizó en rueda de prensa la derrota del Athletic en la final que coronó al Real Madrid campeón de la Supercopa de España en Arabia.

Aldeanos sin premio

16 enero, 2022 · Archivado en Athletic, Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera División, Supercopa, Supercopa España · Comentarios desactivados en Aldeanos sin premio 

Pobres aldeanos. La última final que disputaron Real Madrid y Athletic databa de 1958. Ha llovido mucho. Hasta en Arabia ha caído: agua y tormentas de arena, como la del viernes. Los rojiblancos se impusieron 2-0 en el Bernabéu hace 64 años en una pelea por la Copa en la que su presidente por entonces, Enrique Guzmán, dejó esta frase para el recuerdo: “Con once aldeanos nos pasamos por la piedra al Madrid...”. Una leyenda que ha perdurado en el tiempo. Estos nuevos aldeanos del siglo XXI no pudieron reeditar aquella gesta. Sin premio. Otra vez será.

Mismo once. Marcelino no se complicó la vida. Cuando algo funciona, mejor no tocarlo. El mismo Athletic que arrancó ante el Atlético lo hizo contra el Madrid en la final. Lo que nadie entiende es para qué viajó Núñez a Arabia. Desplazamiento de ocho horas para no llegar ni a la sesión de entrenamiento del viernes. Y ayer quedó descartado. Si se trataba de que disfrutara del posible título, podía haber volado también Vencedor. Ezkieta y Villalibre, los otros en la grada, como en la semifinal. De inicio, diez extranjeros y Lucas a un lado y todos de casa al otro. Los aldeanos.

Nico, Selección. Nico Williams sale reforzado de esta Supercopa. Luis Enrique tomó nota desde esas poltronas que les pusieron en el palco: “Estoy pendiente de todos los jugadores, de Iñaki, de Nico... Hasta marzo, imagínate, te puedo llevar a ti también (al periodista). No estamos sorprendidos con la evolución de Nico, le seguimos desde las categorías inferiores”.

Abucheos. Es curiosa la afición saudí. Se hace imposible pensar que a alguien se le ocurra tirar una barra, como en el Villamarín, o cualquier otro objeto. En la tierra de las libertades recortadas, al que lo haga, igual lo pasan a cuchillo. Son del Madrid a rabiar. Cuando Kroos se acercaba al córner se caía el campo. O con las virguerías del abuelo Modric. Y lanzaban abucheos cuando el Athletic manejaba la bola. Menos mal que el presidente Elizegi aludía a la importancia de mostrar la filosofía del club fuera para que la admirasen. Han sido los partidos más alejados de Bilbao de la historia.

Más juego. El encuentro no tuvo nada que ver con la semi cerrada del jueves entre Atlético y Athletic. Fue menos táctico y hubo más fútbol. Los leones empezaron los dos partidos igual: perdiendo, pero esta vez no hubo remontada. El toro era mucho más bravo. Por cierto, para mí el árbitro estuvo bien en la señalización de los penaltis.

Sin opciones. El Athletic fue el de siempre en las finales de Copa. Un equipo poco competitivo, acomplejado ante el escenario y la altura del rival, y eso que Vinicius y Benzema no destaparon el tarro de sus esencias. La final del año pasado fue un bendito paréntesis en esa impotencia. Marcelino tiene que ser más valiente. Si Sancet es el mejor, no se le puede quitar para perpetuar el sistema inamovible del 4-4-2. ¿Por qué no intentarlo con dos mediaspuntas y Williams arriba? ¿Por qué no sacó antes a Serrano? ¿Qué jabría pasado si Raúl mete el penalti?

Vuelta amarga. El equipo regresó a la 1:30 y tomó tierra a las 6:30. El alcalde Aburto había aludido a que les esperaba para un gran recibimiento, como el año pasado. Ahora todo es desánimo, por la tercera derrota en las cuatro finales en un año. El jueves, nueva prueba de fuego, ante el Barça en Copa. Volverá a sonar la trompeta de Villalibre. ¡Viva el botxo y sus aldeanos!

Por Luka Modric no pasan los años

16 enero, 2022 · Archivado en Athletic, Champions League, Éder Militao, Francisco Gento, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Luka Modric, Marcelo, Nico Williams, Raúl García, Real Madrid, Rodrygo Goes, Supercopa, Supercopa España, Vinícius Júnior · Comentarios desactivados en Por Luka Modric no pasan los años 

La verdad es que esperaba más del Athletic. Sólo muy al final estuvo cerca de inquietar al Madrid, pero dejó escapar un penalti que al menos le hubiera dado una gran vibración al tiempo de descuento. Fue un Athletic temeroso, que no apretó arriba como suele, sino que jugó con la obsesión, razonable por otra parte, de no dejarle a Vinicius territorio para correr. El resultado fue un Athletic medroso hasta muy al final, cuando todo estaba decidido. El partido lo gobernó, como tantos otros, Luka Modric, eje abnegado y artístico del juego del Madrid y autor del primer gol, en disparo de una precisión envidiable. Los 36 años no se le notan.

Su gol llegó la única vez que el Madrid tuvo terreno para correr y fabricó una salida por la derecha, buscando a Rodrygo, que ayer estuvo mejor de lo que suele. El Athletic había replegado bien, pero el brasileño, tras despegarse ya en el área de su marcador, atrajo al de Modric, que así pudo trazar con facilidad su colosal pase a la red. A ese gol se uniría al poco de empezar la segunda mitad el de penalti, una mano del nuevo testamento, transformado por el implacable Benzema. Era su penalti número 16 con el Madrid, todos convertidos. Empieza a ser un registro imponente. No es poca cosa tener un especialista así. El Athletic no lo tiene y se notó.

Porque Raúl García, que salió tras el descanso (como Nico) y aportó insistencia y remate, falló el suyo, otra mano de nuevo testamento, esta de Militao con expulsión incluida. Para entonces el Madrid estaba confiado y engandulado tras los cambios, pero todo quedó en susto y no hubo apretón final. Entre los ingresados estaba Marcelo, que alzó el trofeo. Esos minutos le valen para empatar con Gento a 23 títulos. Un premio a su carrera legendaria, que está en su final. Pero ese empate merece ser contemplado más de cerca, con perdón. Cuando Gento no había supercopas. De sus 23 títulos, 12 son de Liga y 6 de Copa de Europa. Eso no tiene parangón.

Página Siguiente »