La revancha soñada por el Atleti

El Atlético salió hace unas semanas vapuleado de Múnich y sufrió una derrota demasiado abultada, un 4-0 que escoció. El equipo de Simeone afronta este choque con cuentas pendientes. La primera, y la más importante, con la propia competición. El 0-0 frente al Lokomotiv casi obliga al Atlético a ganar al vigente campeón europeo. El conjunto madrileño necesita cuatro puntos para ser segundo, aunque habrá que ver también qué sucede en el Lokomotiv-Salzburgo. La mejor manera de olvidarse de los cálculos es vencer al Bayern, rival que motiva mucho a los del Cholo (sigue el partido en directo en AS.com). Esta temporada es el único que ha derrotado a los rojiblancos, que apelan al Wanda Metropolitano para derrotar al todopoderoso conjunto alemán. Quedarse fuera de la Champions no entra en los planes de nadie en el club. Sería un mazazo para todos.

El Atlético perdió su último encuentro en casa hace un año, el 1 de diciembre de 2019, un 0-1 ante el Barça con gol de Messi. Veinte partidos oficiales en el Metropolitano sin conocer la derrota. Incluso el Liverpool cayó por la mínima. Esa fortaleza debe ser clave ante un Bayern que se fue de vacío en sus dos anteriores visitas al Atlético de Simeone. En ambas perdió 1-0. El Bayern no olvida la eliminación en las semifinales de Champions de 2016. El Cholo aplicará el refrán de que no hay dos sin tres.

El Bayern, pendiente de la Bundesliga

El choque se muestra diferente para ambos equipos. Para el Atlético es determinante. El Bayern, por su parte, se lo toma con calma, pues ya es primero y mira más a la Bundesliga. Flick reservará jugadores, lo que en teoría debe aprovechar el Atlético. No estarán por unos u otros motivos Neuer, Goretzka, Tolisso, Lewandowski, Kimmich y Davies. Piezas básicas. Sí estará, y como titular, Lucas Hernández, que dejó el Atlético para seguir su carrera en Múnich.

Simeone tiene bajas también. En LaLiga se las ha ido componiendo para no acusar las ausencias en ataque de Luis Suárez y Diego Costa. La duda es si el argentino continuará apostando por el sistema que puso ante el Valencia (con tres centrales y dos carrileros) o el 4-4-2 clásico. Podría jugar Carrasco de carrilero zurdo, con Koke y Saúl llevando la manija y con Llorente, Correa y João Félix como principales referentes en ataque. El portugués se ha tomado un respiro en su gran inicio de año pero el choque también es especial para él. Ganar supondría el triunfo perfecto.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.