Haaland vuelve a ser decisivo

Volvió a ser decisivo Erling Haaland y esta vez, incluso, saliendo desde el banquillo. Lucien Favre optó por dar algo de descanso a su estrella tras un largo parón de selecciones, pero tuvo que tirar del crack en la segunda mitad para que le resolviera la papeleta en un partido que se le había puesto complicado a los suyos ante el Hoffenheim a domicilio. Fue entrar el noruego y asistir a Reus para que el capitán anotara el único tanto del choque y colocara a las abejas en la segunda posición de la tabla, a falta de lo que haga el Frankfurt y Bayern.

El Dortmund, con el ex madridista Meunier y Reyna en el once, fue el equipo que llevó el peso del choque en el PreZero Arena, pero las aproximaciones más peligrosas las protagonizaron los locales. A los cuatro minutos de partido, el meta visitante Hitz tuvo suerte que un envío del gran Gacinovic se marchó alto. Reyna y el propio Meunier, cuyo cabezazo se estrelló en el larguero, también pudieron adelantar a un conjunto borusser que, eso sí, echó en falta la efectividad en los últimos metros.

La cosa no cambió en el segundo período, lo que obligó a Favre a echar toda la carne en el asador. El técnico suizo mandó a calentar a Haaland y le dio entrada a falta de 25 minutos para el final. Se notó. Fue, entonces, cuando el Dortmund comenzó a embotellar al conjunto dirigido por Sebastian Hoeness, llegó con mucha más claridad y, finalmente, marcó el tanto que le dio la tercera victoria del curso: Haaland encaró al meta Baumann y, en vez de ejecutar él mismo, se la puso en bandeja a Reus para que el capitán la achuchara a placer.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.