Haaland es descomunal por decidir bien: la diferencia entre él y otros es esta

El Borussia Dortmund volvió del parón internacional con un nuevo triunfo. Se impuso por la mínima al Hoffenheim (0-1), un rival siempre incómodo por su propuesta, aunque en esta ocasión su línea adelantada le jugó una mala pasada. Haaland volvió a acapar el protagonismo. El delantero noruego fue suplente, pero entró junto a Reus en el minuto 64. Entre los dos firmaron el gol del triunfo.

Bellingham peinó de cabeza y Halland encaró la portería. En vez de disparar, apostó por asistir a Reus. La elección fue la adecuada y demuestra la inteligencia en el juego del noruego. La estadística no mostró su importancia. Haaland selló 16 toques de balón, acertó en seis de los nueve pases que dio y perdió seis balones. La ocasión creada y la asistencia a Reus decretó el triunfo del equipo de Favre, segundo consecutivo tras la goleada al Friburgo (4-0). Otra vez Haaland resultó trascendental.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.