Emery cambia su discurso y sube un punto su ambición

Unai Emery acabó el partido con la Real Sociedad reconociendo que el punto en el Reale Arena era bueno, por la dificultad y el rival, pero que no le dejaba satisfecho. Para el técnico vasco el objetivo del equipo era ganar, ya que para sus aspiraciones y la de su equipo, la victoria era lo que querían. Apuntando estar "contento pero no satisfecho por el punto", reiterando que era "insuficiente para los objetivos del equipo".

Una sensación que ya se dio con el Real Madrid con el Empate en el Estadio de la Cerámica, o con el empate en el Wanda con el Atlético, equipos con los que el Villarreal ha estado cerca de ganar, pero no lo ha logrado. Así, el equipo castellonense ha empatado con los tres equipos Champions, jugando dos partidos fuera de casa en el Reale y en el Wanda, algo que hace poco se valoraría como muy positivo. Pero el Villarreal de Emery no ve como buenos estos resultados, reconociendo que querían mucho más.

En esa línea se ha mostrado uno de los capitanes, como es Vicente Iborra, que aseguraba que "se suma un punto insuficiente para el equipo". Algo parecido decía Dani Parejo, que también reconocía que "era un partido ante un equipo que venía de una dinámica buena, pero el empate nos deja con la sensación de que acabamos mejor y el punto sabe a poco porque queríamos los tres", explicaba.

Un discurso que queda claro que lidera el técnico, que no se vuelve loco hablando a largo plazo y con objetivos mayores, pero que en el día a día tiene claro que su ambición es siempre ganar. Emery cambia el discurso de su equipo, con una ambición mayor, que también demuestra en el campo.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.