El Lugo pone a prueba el dulce momento del Girona

El de esta mañana en Montilivi es de esos partidos que el Girona debe ganar si quiere ascender a Primera. No concretamente este, ante el Lugo, pero sí este tipo de partidos: en casa y ante equipos de la parte baja de la tabla. Sumar tres puntos hoy sería apuntalar los cimientos del proyecto de Martí, que ha convertido en fiable a un equipo irregular. Con él en el banquillo no conocen la derrota.

El Girona saltará hoy al campo con una alineación propia de otra época, pues muchos de los aficionados podrían recitarla de memoria. Por supuesto podría Martí introducir algún cambio, pero se antoja poco probable y en cualquier caso sería pequeño. Los Juan Carlos, Maffeo, Alcalá, Granell, Borja o Stuani estarán sobre el césped. Y son garantía de éxito. Con el delantero uruguayo en el campo, que va camino de romper todos sus registros, la victoria siempre está un paso más cerca.

El Lugo llega a Girona con la enfermería a tope, lo cual deja poco margen de maniobra a Eloy Jiménez. Aún así, no se descartan rotaciones motivadas por los apercibidos de sanción. Lo que parece claro es que el técnico del Lugo apostará por una línea de cinco en defensa, donde la principal duda es quien ocupará el lateral zurdo, con ligera ventaja para Leuko a pierna cambiada. Con Borja Domínguez recuperado pero tras inactividad, la tríada del mediocampo estaría compuesta por Pita, Seoane y Álex López y el ataque por Manu Barreiro acompañando a Cristian Herrera. Con buenos números lejos del Ánxo Carro, donde el Lugo solo ha perdido dos partidos de ocho, la aspiración es sumar para mantener la distancia con los puestos de descenso. Un punto a sabría a gloria en tierras lucenses.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.