El Espanyol restringe el humo en Cornellà-El Prat

Aunque el Espanyol informa de las medidas, ya anunciadas cuando se presentó la campaña de renovación de abonos, bajo el título “El RCDE Stadium, sin humo”, lo cierto es que se trata solo de una restricción parcial, eso sí, encaminada hacia la prohibición total. Por primera vez desde su inauguración, este domingo con ocasión del Espanyol-Sevilla con el que abren LaLiga los pericos, ya no se podrá fumar en determinados sectores de Cornellà-El Prat.

Concretamente, la prohibición afectará al palco y a la Sala President, que se ubica detrás de este y que es donde las autoridades se citan especialmente en el descanso de los partidos, para departir y compartir algún aperitivo. Tampoco habrá humo en la recién estrenada Grada Familiar, ubicada en el sector 134, ya que es un espacio como su nombre indica que contará con decenas de niños y niñas. Además, el resto del estadio contará con carteles en los que se recomendará no fumar a los espectadores.

No da el paso el Espanyol aún hacia la prohibición total, a pesar de que como titular del recinto podría perfectamente hacerlo, como se demostró al tomar la medida de forma drástica el 31 de mayo de 2018 en la Ciudad Deportiva Dani Jarque. Y se resguarda el club tras la nueva ley de salud, que según las previsiones de la Generalitat de Catalunya entraría en vigor ya durante 2020.

El compromiso lo adquirió Chen Yansheng, fumador, cuando en la Junta de Accionistas de diciembre de 2018 fue requerido insistentemente al respecto. Sus palabras llegaron bastantes meses después de que desde el Espanyol diera largas a un documento que aglutinaba a una decena de entidades capitales en el sector sanitario, entre ellas la propia Generalitat y el Institut Català d’Oncologia (ICO) en que se demandaba un RCDE Stadium libre de humo. Están en camino.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.