El Espanyol visita Hillsborough 30 años después de la tragedia

Si Cornellà-El Prat cumple en unos días su primera década de existencia, el estadio donde jugará este domingo el Espanyol, Hillsborough, celebra este año su 120º aniversario, desde que se fundó en 1899 bajo el nombre de Owlerton, y ha sobrepasado también la cifra de 30 años desde que, el 15 de abril de 1989, acogiera una de las tragedias más terribles en la historia del fútbol europeo.

Con la Tragedia de Heysel todavía muy reciente, Hillsborough albergaba la semifinal de la FA Cup entre el Liverpool (damnificado ya en Bélgica) y el Nottingham Forest. Una enorme avalancha acabó con la vida de 96 personas y dejó más de 800 heridos. Y lo peor de todo es que, durante años, buena parte de la opinión pública atribuyó las culpas a los propios seguidores. No fue hasta 2012 cuando todo se esclareció.

El 12 de septiembre, el primer ministro David Cameron comparecía ante la Cámara de los Comunes para pedir públicamente perdón. “Las familias han creído, durante mucho tiempo, que hubo un intento de las autoridades por tergiversar lo que pasó. Tenían razón”, proclamó, asumiendo que el ejecutivo de Margaret Thatcher había archivado más de 450.000 páginas de documentación en las que se demostraba que se había tratado de una negligencia de seguridad. Los familiares aún esperan su compensación.