El peculiar baile de Rapinoe y el mensaje que lanzó al mundo

La jugadora de fútbol estadounidense, Megan Rapinoe, está en boca de todo el mundo. Por su forma de jugar y su manera de expresar sus ideales.

Una final histórica: récord de asistencia en el siglo XXI

Un total de 57.900 espectadores colmaron las gradas del Stade de Lyon para la final entre Estados Unidos y Países Bajos, en la que las estadounidenses se coronaron como reinas del fútbol femenino. Con el récord de la selección norteamericana, que es la que más títulos suma en la historia de los Mundiales femeninos, le acompañó el de asistencia. Y es que el partido en entre estadounidenses y holandesas ha cumplido con todas las expectativas, registrando la entrada más alta en una final del Mundial del presente siglo y la tercera de la historia. Sólo le supera la del Mundial de 1999 entre Estados Unidos y China (90.185 espectadores) y la del 1991 entre Noruega y Estados Unidos (63.000).

Este dato evidencia que esta categoría no deja de crecer. Francia 2019 ha protagonizado una cita en la que el despliegue no tiene precedentes. En el Mundial con más medios de comunicación y más cobertura mediática, el público no ha fallado. La final no ha sido el único partido con grandes cifras en cuanto a asistencia. En esta línea hay que destacar que Estados Unidos ha sido el gran atractivo de esta edición, a la que llegaba como vigente campeona y gran favorita al título. 

El Francia-Estados Unidos de cuartos de final registró 45.595 espectadores. Mientras, para el duelo de semifinales entre estadounidenses e inglesas asistieron 53.512 personas frente a los 48.452 aficionados de la otra semifinal entre Países Bajos y Suecia. Otros partidos con grandes registros de asistencia fueron el Estados Unidos-Chile, con 45.261 espectadores o el partido inaugural entre Francia y Corea del Sur, que alcanzó las 45.261 localidades. Por su parte, el encuentro de octavos entre EE UU y España congregó a 19.633 personas, un número menor al del Alemania-España (20.761).

Alex Morgan: «Alyssa Naeher nos salvó el culo»

La estadounidense Alex Morgan, elegida la mejor jugadora de la semifinal del Mundial femenino de fútbol ante la selección de Inglaterra, atribuyó ese reconocimiento a su compatriota Alyssa Naeher, quien les "salvó el culo" al detener un penalti a Steph Houghton en el minuto 84.

"Alyssa Naeher debería ser la jugadora del partido. Ella nos salvó el culo hoy", indicó Alex Morgan en declaraciones a Fox.

La atacante del Orlando Pride, quien este martes anotó el gol de la victoria (1-2) ante las Lionesses, se mostró "muy orgullosa" de cada jugadora de la selección estadounidense tras obrar una gesta inédita en la historia del fútbol al alcanzar su tercera final consecutiva en un Mundial femenino.

Estados Unidos buscará este domingo su cuarto título, tras los conseguidos en 1991, 1999 y 2015. Disputó también la final de 2011, que perdió ante el combinado de Japón.