España sufre entre el diseño y la realidad

Una alineación de ataque sufrió para defenderse más de la cuenta en Oslo, donde Noruega ofreció señales de sus progresos después de varios años decepcionantes. De esa contradicción entre el diseño y la realidad trató un partido que se le complicó a España hasta el último minuto –el penalti y el gol noruego se ajustaron a las características del duelo– y exigió del equipo recursos diferentes a los habituales. Aunque irregular en su desempeño, la Selección evitó que sus problemas fueran insuperables.

La ausencia de Diego Llorente, la escasa actividad como titular de Hermoso en el Atlético y la suplencia de Unai Núñez –integrante de la anterior convocatoria– en el Athletic impulsaron la titularidad del veterano Albiol, después de varios años de ausencia. Funcionó bien, con la experiencia y la autoridad necesarias para medirse, y ganar casi siempre, en los continuos duelos aéreos que propuso Noruega. La frecuencia en este tipo de jugadas señaló las dificultades de la Selección para sentirse cómoda y sobre todo para aprovechar las cualidades de sus laterales, Navas y Bernat.

Son dos jugadores con una clarísima vocación atacante. En gran parte, los últimos excelentes partidos de la Selección se han debido a la enorme incidencia de Navas por el costado derecho y de Jordi Alba, antes de su lesión. Las características de Bernat, que fue titular ante Noruega en Valencia, son muy parecidas. Todos ellos ejercen de termostato del equipo. La Selección eleva sus prestaciones cuando estos laterales son protagonistas por su profundidad. España sabe que tiene problemas cuando Navas, Jordi Alba, Bernat o Gayá son constantemente exigidos en el capítulo defensivo.

Fuera de la primera media hora, donde Navas y en menor medida Bernat jugaron más cerca del área rival que de la española, los laterales fueron piezas estrictamente defensivas. Tiraron de recursos –son jugadores curtidos, con una amplísima experiencia–, pero sufrieron frente a un equipo que se desplegó bien por los costados y buscó con insistencia los centros aéreos. Esta tendencia, que España contrarrestó en algunas fases del encuentro, se acentuó tras el gol de Saúl.

La Selección se sintió obligada a jugar el partido que no le gusta. Estuvo a punto de ganarlo y no lo perdió. Tampoco concedió buenas oportunidades a Noruega. Eso sí, se sintió rodeada más tiempo del conveniente. Se retrasó cada vez más y terminó encerrada. Ahí se le planteó un dilema que Robert Moreno pretendió resolver con el ingreso de Cazorla. Quería más posesión y menos imprecisiones.

Sin embargo, el partido había entrado en una dinámica que no ayudó a España. Prefirió la solución directa del contragolpe aparentemente sencillo a bajar la temperatura del partido. No ayudó el anonimato de sus delanteros. Rodrigo y Oyarzabal apenas ayudaron a generar dificultades a los noruegos. A esa carencia se añadió el alto número de pérdidas en el arranque de los contragolpes, con un efecto muy preocupante: Noruega siempre estuvo demasiado cerca del área de Arrizabalaga, sin generar ocasiones, pero advirtiendo en cada jugada de un peligro inminente. Se concretó en el último minuto del partido.

Las dudas y certezas de Robert Moreno de cara a la Eurocopa

13 octubre, 2019 · Archivado en Campeonato Europa, Competiciones, Deportes, Eurocopa, Futbol, Selección española, Selección española fútbol, Selecciones deportivas · Comentarios desactivados en Las dudas y certezas de Robert Moreno de cara a la Eurocopa 

Las dudas:

- España genera muchas jugadas a balón parado, sobre todo faltas frontales y laterales y también saques de esquina porque suele tener más posesión que los rivales, pero no aprovecha esa faceta del juego. Es comprensible. Por fata de tiempo, la estrategia en las selecciones se suele ceñir a la que los jugadores traen de sus propios clubes, y España jugó en Oslo con once jugadores de once equipos distintos. Esos automatismos se dejaron notar y faltó, aunque fuera única, una jugada ensayada.

- Robert Moreno repitió en Oslo el equipo con el que España ganó en Rumanía el mes pasado con tres únicas excepciones, dos obligadas por lesión (Bernat por Jordi Alba y Oyarzabal por Alcácer) y otra porque aún tiene incertidumbre con la pareja de Sergio Ramos. En esa posición, España ha probado ya en esta nueva etapa a Nacho, Albiol, Bartra, Diego Llorente, Íñigo Martínez y Mario Hermoso, además de Unai Núñez y Pau Torres. El que mejor ha funcionado hasta ahora ha sido Albiol, con 34 años.

- El rendimiento de Busquets, al que Valverde ya va dando descanso en el Barça, está bajo lupa. La confianza de Robert Moreno en el medio centro azulgrana es total, pero va dando entrada a Rodrigo en previsión de que los partidos de la Eurocopa sean de más exigencia que los de la fase de clasificación. Esta duda no la despejará hasta los amistosos de marzo, cuando pruebe el 'once' frente a rivales como Holanda o Alemania y compruebe como está 'Busi' a mitad del curso.

- Moreno se puso como objetivo cerrar la fase de clasificación con pleno de victorias. El empate en Oslo lo hará imposible. En esta concentración todos los entrenamientos en Las Rozas han sido cerrados. Del Bosque hizo plenos de puntos y victorias en dos fases de clasificación (Mundial 2010 y Eurocopa 2012). El salmantino lo logró abriendo todos los entrenamientos en el ciclo de 2010 y más de la mitad de ellos en el siguiente.

-En los dos partidos a domicilio que lleva Robert Moreno como titular del cargo, en Rumanía y Oslo, los goles de España los han marcado un central (Sergio Ramos), un centrocampista (Saúl) y un delantero (Alcácer). Igual que el técnico está probando pareja para Ramos, debe encontrar un goleador. España jugó en Noruega con Oyarzabal y Rodrigo. No estaban Aspas, Morata, Diego Costa... Todo el mundo está deseando ver qué puede hacer Gerard Moreno en Estocolmo.

Las certezas:

- Igual que es una evidencia que la estrategia apenas se ha trabajado por falta de tiempo, también lo es que la táctica de España, su dibujo y su estilo es perfectamente reconocible. Esto es mérito de Robert Moreno (ex aequo con Luis Enrique, que inició el trabajo), que le ha dado a la Selección una personalidad que había perdido. La España que llegó de Rusia 2018 era un grupo desnortado y anárquico y ahora es un equipo con una idea común y con unidad de propósito.

- La convocatoria de Ansu Fati con la Sub-21 ha sido una gran noticia para De la Fuente. Pero Robert Moreno no pierde ocasión de mostrar su entusiasmo por la joven perla del Barça. No es una cuestión de colores, sino de convicción. El seleccionador, que tiene 41 años, ha cambiado el viejo estilo de hacer la lista de jugadores de la Selección por jerarquía o historial. Lo hace por rendimiento y corazonada. Ansu Fati le encanta y se le nota. No hay que descartale para la Eurocopa.

- Kepa es el titular. Ya se puede decir tajantemente. El meta del Chelsea le ha dado el sorpasso a De Gea, que lógicamente no está contento con la situación. Pero la competencia es tanta que Moreno está dispuesto a dar una nueva oportunidad al del Manchester, como también a Pau López, el portero del Roma. Ambos tendrán minutos en los partidos de clasificación de noviembre, contra Malta en Cádiz y frente a Rumanía en Madrid. Pero si la Eurocopa empezara hoy, el portero de España sería Kepa.

- Saúl es otra de las certezas, y buenas noticias, de Rober Moreno. El centrocampista del Atlético se cayó de las primeras listas de la Eurocopa tras ser fijo en la Europa League. Luis Enrique le perdió confianza. Pero fue respescado tras una gripe de Fabián y desde entonces no sólo es fijo para Moreno, sino también titular. Hizo un gran partido en Rumanía y en Oslo, junto con Albiol, destacó sobre el resto. Un jugador completo, de área a área, muy del gusto moderno del nuevo seleccionador.

- Jesús Navas lleva dos partidos como titular con Robert Moreno y esto ya marca tendencia. Se habla mucho de Kepa y De Gea, pero se olvidan otras situaciones como la del lateral derecho. Ahora mismo el titular de la plaza es el sevillano, y el lateral del Madrid, que jugará ante Suecia, deberá recuperar la posición dando lo mejor. Otra de las certezas de Robert Moreno es que para venir a la Selección no sólo hay que ser titular en tu equipo, sino también rendir a tope con España. Carvajal lo sabe, y el que no lo sepa aún sólo tiene que recordar a Isco, a quien le va a costar volver.

El lujazo + caño de Odegaard a Ramos, reacción TOP del capitán ante un final que era inevitable

13 octubre, 2019 · Archivado en Deportes, Futbol, Martin Odegaard, Selección española, Selección española fútbol, Selección noruega fútbol, Selecciones deportivas, Sergio Ramos · Comentarios desactivados en El lujazo + caño de Odegaard a Ramos, reacción TOP del capitán ante un final que era inevitable 
El '15' de España se vio obligado a hacer una falta al noruego después de que recibiese un caño de espaldas. El capitán le realizó un gesto cariñoso asumiendo que había sido una falta clara.

La Selección fue previsible

Robert Moreno desplegó su habitual 1-4-3-3 ante Noruega, con Oyarzabal jugando de nueve y Rodrigo y Ceballos de delanteros en las bandas, pero no posicionados de extremos sino situados en el carril del 8 y del 10, respectivamente, para dejar espacio a la incorporación de los laterales. Ceballos contaba con libertad del seleccionador para irse aún más al centro en busca del balón y de moverse entre la línea de medios y la línea de defensas de Noruega. En el minuto 15, Oyarzabal intercambió su posición con Rodrigo y pasó a la banda, pero jugando por dentro, sin ser extremo.

España aspiraba a romper el 1-4-4-1-1 de Noruega dándole velocidad a la circulación del balón, con cambios de orientación, de media y larga distancia, permanentes, buscando la progresión en el juego siempre y la incorporación de los laterales y la llegada desde atrás de Saúl y Fabián, dos interiores que daban el músculo que le falta a Busquets, pero que no son para realizar fútbol combinativo. Navas alcanzó la línea de fondo y centró bien en varias ocasiones sin encontrar rematador. Pero los noruegos controlaron el movimiento de Ceballos hacia dentro y su cambio de orientación a Navas y neutralizaron esa banda con vigilancias y ayudas permanentes defensivas, mientras por la izquierda Bernat no sumaba en ataque.

El primer tiempo acabo siendo de Noruega porque España fue cada vez más previsible. Faltaban desdoblamientos ofensivos, que son las acciones tácticas por las cuales dos o más jugadores del equipo que posee el balón intercambian sus posiciones y, por tanto, sus funciones dentro del sistema de juego. La Selección tampoco fue capaz de crear espacios libres. Noruega empezó a imponer su fútbol directo, a ganar los duelos y se llevó a los puntos ese primer tiempo. La Selección fue un equipo blando y sin juego interior y no tuvo éxito en el pressing en la zona de creación con el que pretendía hacer contraataques Robert Moreno.

Arrancó el segundo tiempo con un retoque en el sistema en el ataque posicional. Desplegó un 1-3-4-3 en el que los laterales alcanzaban la línea de medios y Saúl ayudaba a los centrales, como central zurdo a sacar el balón desde atrás, como hace también en el Atlético. En uno de esos primeros ataques, el propio Saúl se incorporó y probó el recurso del tiro desde fuera del área con éxito y marcó con derecha el 0-1.

Con ventaja en el marcador, España intentó imponer su juego combinativo, de posición y de posesión, pero no lo consiguió porque para hacerlo deben estar en el campo los Parejo, Thiago y Rodri. Noruega buscó el empate con ahínco con robos permanentes que propiciaban sus estudiados contraataques. El seleccionador buscó con los cambios ese control del juego, pero la posición de Cazorla no es en banda izquierda, como no lo es la de Ceballos. También dio entrada a Rodri por Oyarzábal y desplazó a Fabián de extremo derecho y el medio del City intentó contemporizar con la posesión, pero salió con instrucciones de ser vertical y lo fue. Y el último cambio fue para reforzar la defensa con Iñigo Martínez por Bernat. Realizar un cambio posición por posición de un defensa, no de acumulación, entraña la dificultad de que el defensor que sale le cuesta coger el sitio porque entra fuera de la dinámica defensiva y eso le sucedió a Iñigo y se vio en la acción del penalti. Una cosa es poner tres centrales y cambiar el sistema y otra sacar un central de lateral izquierdo y mantener el dibujo como sucedió.

La Selección no supo cerrar el partido y Noruega logró el merecido premio del empate e incluso pudo dar la vuelta al marcador por vigor e intensidad, porque ganó la mayoría de las disputas y porque impuso su fútbol directo que es un ataque organizado y preparado que también vale para conseguir marcar goles. Y porque cuando tuvo que contemporizar y realizar conservación de balón y control del juego, la Selección no lo hizo y llegó el empate. Robert Moreno tiene curro por delante en su ordenador y en el campo de cara a la Eurocopa para conseguir la Selección que desea y deseamos.

Iker Casillas felicita a Sergio Ramos tras convertirse en leyenda

13 octubre, 2019 · Archivado en Selección española · Comentarios desactivados en Iker Casillas felicita a Sergio Ramos tras convertirse en leyenda 
Sergio Ramos recibió ayer una catarata de felicitaciones, tras convertirse el sábado después de medirse a Noruega en el jugador con más participaciones (168) de la historia de La Roja. Uno de los jugadores que rápido felicitó al central...

Página Siguiente »