El dilema de Bardet

El francés Romain Bardet (Brioude, 29 años), segundo en el Tour 2016 y tercero en 2017, duda entre seguir llevando los galones en el Ag2r en 2021 o cambiar de aires, decisión que está en el aire mientras prepara la Grande Boucle, donde asegura que llegará "sin presión". "La reflexión está en marcha. Me estoy centrando primero en este año. Reanudaré las negociaciones una vez que la temporada comience. Por el momento, nada está cerrado", asegura el subcampeón mundial 2018 en el diario La Montagne de su región.

Bardet, la principal esperanza del ciclismo galo para el Tour junto a Thibaut Pinot, se encuentra en un momento de duda, "observando todos los detalles", convencido de que se encuentra en un momento clave de su carrera, en el que cuenta con un buen caudal de experiencia. "Me quedan algunos buenos años en los que puedo aprovechar al máximo mis habilidades. Estamos pensando activamente en encontrar la mejor manera en AG2R u otro equipo para lograr esto. Estoy en un punto de mi carrera en el que es legítimo hacerse estos planteamientos" señala Bardet.

Sobre sus ambiciones respecto al próximo Tour de Francia, el rey de la montaña 2019 prefiere mostrarse cauto "y no planear, sino ver cómo van yendo las cosas". "El año pasado, tenía muchas expectativas. Aunque ganar el jersey de lunares fue una satisfacción, yo no me divertí mucho. Realmente quiero volver al Tour para ser protagonista, para levantar los brazos, pero no voy a ponerme una presión excesiva sobre este evento".

Bardet, el derrotado del día: «Queda mucho por hacer»

11 julio, 2019 · Archivado en Ciclismo, Competiciones, Deportes, Romain Bardet, Tour Francia, Vueltas ciclistas · Comentarios desactivados en Bardet, el derrotado del día: «Queda mucho por hacer» 

Romain Bardet (Ag2r) fue el más perjudicado entre los favoritos en la primera etapa de montaña del Tour, en la que cedió más de un minuto respecto a sus rivales directos y está en la general a 2.08 minutos del galés Geraint Thomas, primero de los grandes candidatos al maillot amarillo en París.

"Hoy no he estado al nivel esperado para mi ha sido duro y amargo. Vamos a tratar de entender qué ha pasado, pero es complicado. Estoy muy motivado para este Tour y todavía queda mucho por hacer. Trataré de sacar conclusiones de lo sucedido", afirmó.

Romain Bardet, principal baza del ciclismo francés junto a Thibaut Pinot, fue segundo en el Tour 2016 y tercero en 2017. En la presente edición, figura en el puesto 26 a 2.57 del líder, el italiano Giulio Ciccone.

Un Tour abierto a la ilusión

Las ausencias de Chris Froome, el monarca de la época, y de Tom Dumoulin, el más señalado para destronarle, han abierto la puerta del Tour de Francia a una quincena de candidatos. Hace tiempo que la Grande Boucle no presentaba un pronóstico tan incierto en la salida. Lo más elegante sería situar en el top al vigente campeón, Geraint Thomas, aunque las casas de apuestas coinciden en poner por delante a su compañero Egan Bernal, ese colombiano que quiere engullir el futuro. En el siguiente peldaño aparece Jakob Fuglsang, un veterano de 34 años que nunca ha lucido en las Grandes. Ese sería el podio de los apostantes. Luego vendría Adam Yates, escoltado por su gemelo Simon. Y Richie Porte, que jamás ha subido al cajón, aunque siempre aflora en las quinielas. Y Nairo Quintana, que alguna vez tuvo un Tour en las piernas.

A una altura similar se asoma Thibaut Pinot, la mejor baza francesa, tercero en 2014, que centra las esperanzas caseras junto a Romain Bardet, segundo en 2016. El diario L’Équipe ya ha avisado a los suyos en una reciente portada: ‘Ahora o nunca’. Francia no gana su Tour desde 1985 con Bernard Hinault, y eso duele. A continuación llega Vicenzo Nibali, el único en activo que puede presumir de las tres Grandes, ya venido a menos. Y Steven Kruijswijk, un holandés sin suerte. Y Rigoberto Urán, el tercer colombiano. Y una vez llegado a este nivel del escalafón, alrededor del décimo favorito, surgen por fin los españoles: primero, Mikel Landa; luego, el debutante Enric Mas. En torno a la 15ª plaza se otea a Alejandro Valverde. ¡Ay si hubiera pillado este recorrido con diez años menos! La ilusión está muy repartida en esta 106ª edición del Tour de Francia. Como en la lotería.