Roland Garros se jugará con la presencia de público

La próxima edición de Roland Garros, retrasada a septiembre a causa de la pandemia de coronavirus, se jugará con público, aunque nunca más del 60 % del aforo total, indicó este jueves la Federación Francesa de Tenis (FFT).

"El número de espectadores admitidos en el estadio será de entre el 50 y el 60 % de la capacidad habitual", indicó la FFT, que señaló que con esa reducción se posibilitará que se respeten las medidas de seguridad sanitaria para evitar la propagación del virus.

Durante el torneo, programado entre el 21 de septiembre y el 11 de octubre próximos, se tomarán otras precauciones que irán adaptándose a la evolución de la pandemia, en coordinación con las autoridades sanitarias francesas. 

Los jugadores y sus equipos técnicos también serán sometidos a un protocolo sanitario específico que será comunicado después. La FFT pondrá a la venta las entradas a partir del próximo día 9
para los federados y una semana más tarde para el público en general.

Las entradas para las tres principales pistas del complejo, la Philippe Chatrier, la Suzanne Lenglen y la Simonne Mathieu, serán vendidas en función de varios factores, como la fase del torneo, y el emplazamiento definitivo en las gradas no se comunicará a los espectadores hasta mediados de septiembre.

Al igual que sucede en cines y teatros, en esas tres pistas se dejará una silla libre entre cada grupo de compradores, que no podrá superar las cuatro personas. En el resto de pistas, se condenará una plaza de cada dos para evitar que dos espectadores se sienten juntos, pero no se asignará un número de asiento a cada espectador, lo que limitará el aforo a entre el 50 y el 60 % del total y facilitará que se respeten las medidas de distancia recomendadas por las autoridades sanitarias.

Si la evolución de la situación sanitaria es favorable, saldrán a la venta más entradas a principios de septiembre, pero si fuera necesario adoptar medidas más restrictivas, la FFT se reserva el derecho de anular entradas y devolver el dinero.

Los organizadores situarán pasillos de ida y vuelta en las 12 hectáreas del recinto, donde la mascarilla será obligatoria, mientras que en las gradas será recomendable. "Los diferentes espacios se adaptarán a las consignas sanitarias para permitir el respeto de las normas de distancia", indicó la FFT, que señaló que se intensificará la limpieza y desinfección de las diferentes zonas y se instalarán distribuidores de gel hidroalcóhólico para la higiene de manos.

Con estas medidas, la organización pretende "conciliar la emoción compartida del mejor torneo del mundo sobre tierra batida y el respeto estricto de la responsabilidad de las reglas de protección sanitaria".

El Everest de Nadal

19 junio, 2020 · Archivado en ATP Tour, Clasificación deportiva, Competiciones, Deportes, Grand Slam, Novak Djokovic, Organizaciones deportivas, Rafa Nadal, Ránking ATP, Roger Federer, Roland Garros, Tenis, US Open · Comentarios desactivados en El Everest de Nadal 

La confirmación el pasado miércoles del nuevo calendario del circuito mundial de tenis, que arrancará en Washing­ton el 14 de agosto por lo que respecta a la ATP, hizo posible algo que se barruntaba desde hace tiempo, cuando se supo que Roland Garros pretendía aplazar su celebración hasta finales de septiembre. Rafa Nadal tendrá que afrontar un durísimo Everest entre el Citi Open y el Grand Slam de la arcilla, un periodo de 58 días en el que defenderá más puntos que nadie (5.360) en un ranking que lleva congelado desde el 8 de marzo, poco antes de que la actividad se suspendiera por la pandemia del coronavirus.

En 2019, Nadal fue el campeón del US Open y Roland Garros. Ahora deberá intentar revalidar ambos títulos en dos meses y en sentido inverso al habitual, primero en la pista dura de Nueva York y después sobre la tierra de París. Además, entre medias peleará por hacer lo mismo en Roma, donde levantó también el trofeo en una gran final contra Djokovic. El número uno cuenta con menos trabajo que el balear para mantener su posición de líder. Defiende 2.860 puntos y un entorchado, el que alcanzó en el Mutua Madrid Open.

El serbio tiene entre ceja y ceja sorprender a Rafa en su casa, en el Bosque de Bolonia. Pero, aunque hay rumores de que podría saltarse el US Open para preparar bien Roland Garros, no puede permitirse ese lujo si quiere permanecer en el trono mundial y acercarse a las 286 semanas que lo ostentó Pete Sampras, segundo en la lista de siempre tras Roger Federer (310), que no jugará hasta 2021 para someterse a una segunda operación en la rodilla derecha.

Nadal no ha hecho público aún dónde competirá. Si aparece en Washington (un ATP 500) y en el Masters 1.000 de Cincinnati (que se traslada a Nueva York) sólo puede ganar, porque no estuvo en ninguno de estos eventos en 2019. Y podría recuperar incluso el número uno. Con 9.850 puntos, está a 370 de los 10.220 de Djokovic (ver tabla). También puede sumar en Madrid, donde cayó en cuartos hace un año. La gran incógnita es cómo se acoplará a un Roland Garros frío, con luz artificial y opciones de jugar en pista cubierta si aparece la lluvia o cae la noche. "No creo que le afecte mucho. Le va mejor un poquito más de calor, pero tengo la sensación de que se adaptará y lo hará bien". Lo dice su tío Toni, que le conoce mejor que nadie. A su sobrino le toca escalar.

Este sábado siguen el Adria Tour y la UTS

El Adria Tour vuelve este sábado (14:00, Eurosport 2) en Zadar con Djokovic, Thiem, Zverev, Dimitrov, Coric, Cilic, Troicki, Lajovic, Krajinovic y Dzumhur. En Niza (16:00, Eurosport 1) sigue la Liga UTS con Feliciano López, que se mide con Berrettini.

ESPN avanza que el US Open sigue adelante en sus fechas

"Estamos siguiendo cada paso del procedimiento (de reinicio), con la gran esperanza de anunciar que el US Open 2020 se jugará en su fecha programada", dijo Chris Widmaier, director de comunicaciones de la USTA, al periodista de la ESPN Peter Bodo. "Esperamos hacer un anuncio en un futuro muy cercano", avanzó.

Si finalmente se confirma, y pese a la oposición de un importante grupo de tenistas, entre ellos el número uno del mundo, Novak Djokovic, el Grand Slam estadounidense seguiría adelante del 31 de agosto al 13 de septiembre, sin público y una serie de medidas restrictivas que no han gustado nada a la mayoría de los jugadores, entre ellas la estancia en un hotel en el aeropuerto JFK de Nueva York y la obligación de acudir al Billie Jean King Tennis Center con solo un acompañante.

A lo largo de la tarde podría comunicarse la decisión y cómo quedaría el resto del calendario delo circuito mundial, con la celebración de una gira en Norteamérica y otra de tierra en Europa antes de Roland Garros, cuya fecha más probable es del 27 de septiembre al 11 de octubre, con pasos previos por Madrid y Roma.

El Día D

9 junio, 2020 · Archivado en ATP Tour, Competiciones, Deportes, Grand Slam, Novak Djokovic, Organizaciones deportivas, Pablo Carreño Busta, Rafa Nadal, Roland Garros, Tenis, US Open, WTA Tour · Comentarios desactivados en El Día D 

Este miércoles es el día previsto para que los órganos de gobierno del tenis mundial decidan si el circuito profesional se reanuda o no en agosto. Y, lo más importante, si US Open y Roland Garros aún pueden disputarse en 2020 y en qué condiciones. La ATP convocó a los jugadores top a una reunión telemática que se celebrará vía Zoom a las 16:00, hora española, en la que se explicará cómo está la situación y qué opciones existen de que los dos Grand Slam mencionados puedan desarrollarse con seguridad y en igualdad de condiciones para todos, los dos aspectos que más preocupan a los tenistas.

El largo parón por la pandemia del coronavirus comenzó tras el pasado 8 de marzo, cuatro días antes del inicio previsto para el torneo de Indian Wells, suspendido junto con otros 31 (además de las Finales de la Copa Federación y los Juegos), entre ellos Wimbledon, que renunció a un aplazamiento al estar bien cubierto por un seguro antipandemias.

La ATP y la Federación Internacional (ITF) anunciaron el 15 de mayo que la actividad mundial (a nivel nacional ya volvió) permanecerá suspendida, como mínimo, hasta el 31 de julio; mientras que la WTA no descartó una posible reanudación el día 13 del mismo mes. Así, el Internacional de Palermo (que pasaría al 3 de agosto) y el 125K de ­Karlsruhe (28 de julio) aún podrían ver la luz, al margen de la exhibición de Charleston (23 de junio), ciudad que podría albergar el Volvo Car también desde el 3 de agosto. El retorno de la competición masculina quizá ocurra en Washington y continúe en Toronto, ­Cincinnati y Wiston-­Salem, antes del US Open, llave del reinicio y que no movió sus fechas (del 31 de agosto al 13 de septiembre). Después, el plan es que haya una minigira de tierra que pasa por rescatar Madrid y Roma antes de Roland Garros. París cambió su calendario de manera unilateral y ahora maneja la opción de su disputa entre el 27 de septiembre y el 11 de octubre. Sobre la mesa está la opción de que el Western & Southern de ­Cincinnati pase a Nueva York antes del US Open para evitar desplazamientos. Esta reprogramación afectaría a otros eventos de ese periodo, entre ellos la Laver Cup, que lo puso fácil al aplazarse hasta 2021.

Reticencias entre los jugadores

Lo cierto es que muchos tenistas no ven claro el proyecto. Novak Djokovic, presidente del sindicato, es uno de ellos. "Las reglas para celebrar el US Open son extremas. No tendremos acceso a ­Manhattan, deberemos dormir en hoteles del aeropuerto para ser controlados dos o tres veces por semana. No podremos ir al club con más de una persona...", adelantó el serbio sobre las medidas que prevé el Grand Slam estadounidense. Rafa Nadal tampoco es optimista: "No podemos jugar con miedo al virus. Si tuviera que viajar ahora a Nueva York, no lo haría". Pablo Carreño, que confirmó la reunión de hoy en un acto del COE, expresó sus dudas: "No sería justo que se pudiera empezar sin que todos puedan viajar y disputar esos torneos con seguridad".

¿Qué fue de Sánchez y Casal, la mejor pareja del tenis español?

9 junio, 2020 · Archivado en ATP Tour, Competiciones, Deportes, Emilio Sánchez Vicario, Grand Slam, Organizaciones deportivas, Roland Garros, Sergio Casal, Tenis, US Open, Wimbledon · Comentarios desactivados en ¿Qué fue de Sánchez y Casal, la mejor pareja del tenis español? 

Mediada la década de los 80, la del tecno, la Guerra Fría, el SIDA, Chernóbil, Reagan, Gorbachov, la ETA, la movida madrileña y el Felipismo, el tenis español languidecía, huérfano de grandes éxitos. En el ocaso de la era Orantes, José Higueras (fue número seis del mundo en 1983) era el más digno representante de la aún no denominada Armada. Ya asomaba la indómita Arantxa Sánchez Vicario y Rafa Nadal estaba a punto de nacer.

Y en esas aparecieron un par de guaperas, con su media melena ochentera, uno moreno y el otro rubio, como Starsky y Hutch, aquellos famosos policías de la serie que se emitía por el canal VHF de TVE. Eran Emilio Sánchez Vicario (Madrid, 55 años), el hermano mayor de Arantxa, y Sergio Casal (Barcelona, 57), y juntos devolvieron la ilusión en una especialidad, el dobles, que había tenido campeones como Manolo Santana (con el australiano Emerson en Roland Garros 1963) y el propio Emilio (junto al ecuatoriano Gómez también en Roland Garros 1988), pero nunca un dúo nacional en lo más alto. Se habían quedado a las puertas en Wimbledon Eduardo Flaquar y el Marqués de Gomar (1920) y en París Arilla y Gimeno (1960) y Orantes e Higueras (1978). De hecho, Sánchez y Casal perdieron la final en Londres, en 1987, tras una preciosa batalla a cinco sets contra los especialistas Flach y Seguso, la famosa dupla que les privó del oro olímpico en Seúl al año siguiente. En 1988 se habían llevado el US Open, aunque fue por abandono de otros dos estadounidenses, Leach y Pugh, que se vengaron poco después en la final del Masters. Les quedó la espinita de ganarles compitiendo, aunque llegaron hasta allí con brillantez y por méritos propios.

En España se convirtieron en fenómenos deportivos y sociales, con un gran seguimiento. Sus triunfos habían comenzado en 1985, cuando ganaron el torneo de Kitzbuhel, sobre tierra. Fueron número uno en 1987. Juntos levantaron 44 trofeos a lo largo de su carrera. En 1989 no jugaron mucho. Sergio se recuperaba de una lesión en la muñeca y Emilio se centró en individuales, donde despuntaba cada vez más cerca del top-10 (fue 7º en el curso siguiente). Además, acusaban el desgaste de compartir tantas horas en pista, con algunas discusiones. Pero la reconciliación y la gloria les esperaban en el Bosque de Bolonia.

El triunfo en Roma, poco antes, llenó de confianza a Sánchez y Casal. En Roland Garros apearon con algunas dificultades a Menezes-Pimek, Cihak-Suk, Connell-Michibata, Aldrich-Visser (terceros del mundo) y Haarhuis-Koevermans antes de alcanzar la final en la que se enfrentaría a Goran Ivanisevic y Petr Korda. El croata y el checo sorprendieron, porque no eran cabezas de serie, y en el partido se notó la superioridad de los españoles como especialistas. Vencieron 7-5 y 6-3. Ese 9 de junio de 1990 pasó a la historia del tenis español en París. Era la pica que le quedaba por poner a la incipiente Armada, que ya había ganado allí varios títulos individuales (el último, el de Arantxa en 1989). Vicente Jiménez, director de AS, fue el enviado especial y cronista de El País en aquel torneo.

Sánchez y Casal siguieron jugando juntos hasta 1995. Su último partido fue en Buenos Aires, con derrota en octavos ante Spadea y Van Rensburg. Levantaron dos títulos más ese año. En Copa Davis habían disputado 22 encuentros entre 1994 y 1995, con 14 victorias y 8 derrotas. Y aunque su relación deportiva finalizó (al margen de algún duelo de veteranos), su amistad perduró y encontraron otra forma de unir sus vidas como profesionales: la creación de su propia Academia, a la que aún dedica casi todo su tiempo. La Sánchez-Casal, creada en 1998 y con sedes en España, Estados Unidos y China, aúna tenis y educación, y es un referente mundial por su sistema de entrenamiento, que aprovecharon, entre otros, Andy Murray, Kuznetsova, Dimitrov, Hantuchova y Mónaco. Emilio está casado, tiene cuatro hijos y vive y trabaja en Naples, Florida, donde dirige una de las sucursales americanas (la otra está en Atlanta) y Sergio, también casado y con dos hijas, se encarga de la de Barcelona. En 2017, Roland Garros y la ITF reconocieron su labor con como tenistas y entrenadores con el premio Philippe Chatrier. Tras ellos hubo más campeones españoles, como los López, Feliciano y Marc, en Roland Garros 2016, donde antes triunfaron dos veces Anabel Medina y Vivi Ruano (2008 y 2009), y Arantxa hizo una gran carrera con parejas internacionales (6 títulos de Grand Slam), pero nadie brilló tanto en común como Sánchez y Casal.

Página Siguiente »