La ‘doctrina Piqué’ ha hecho fortuna

7 julio, 2020 · Archivado en Arbitraje deportivo, Ciudad Real Madrid, Deportes, Equipos, Estadio Alfredo Di Stéfano, Estadios fútbol, FC Barcelona, Futbol, Gerard Piqué, Instalaciones deportivas, Maxi Gómez, Opinión, Real Madrid, Rodrigo, VAR, Varane · Comentarios desactivados en La ‘doctrina Piqué’ ha hecho fortuna 

Todo empezó con el gol anulado a Rodrigo en el Di Stéfano por la presencia de Maxi Gómez, adelantado y en posición que estorbaba a Varane. Eso dio pie a Piqué para una insinuación. No había que ser muy hábil leyendo entre líneas para entender su mensaje. Piqué ha asumido la posición de látigo del madridismo que otrora ostentó Gaspart y la ejerce con igual brío y más donaire. Puestos a echar la culpa al empedrado (el no a Neymar, el sí a Griezmann, la plantilla que nos debilitan, el Barçagate y todo lo demás), mejor acordarse del Madrid y los árbitros. Esa semilla tiende a germinar bien en España. Y esta vez, mejor que nunca.

Porque luego ha llovido a favor de ello. En San Sebastián, con tres jugadas de las que Iturralde llama grises y yo fronterizas. Ante el Getafe, con el penalti que sí y el que no, el de Carvajal. Y en San Mamés, con el pisotón que sí y el que no. Nada escandaloso, pero sí una concatenación de jugadas fronterizas en todas las cuales al Madrid le salió cara y nunca cruz. Eso ha inundado la red de memes en los que aparece Florentino como el Baal del VAR. No le pesará: cuanto más poder se le atribuya, más tendrá. Pero el Madrid no es líder por haber ganado siete partidos, que también, sino porque mientras tanto el Barça empató tres.

Eso es lo que disimuló Piqué con su semilla al aire. Si el Barça hubiera jugado los partidos anteriores como ante el Villarreal, hoy aún sería líder. Pero los jugó mal. Y, por cierto, también con suerte en la lotería del VAR. Sólo con la expulsión de Messi ante el Athletic hubiera sufrido tremendo quebranto ese día y los dos siguientes. Pero Piqué tuvo el tino de tirar al aire una semilla feraz en un suelo con eterno tempero y la lluvia lo hizo germinar. Este campeonato lo ganará irremisiblemente el Madrid, pero su victoria se explicará para los restos como designio del complot arbitral. Como tantas antes del VAR. Para este viaje...

Hugo Guillamón no da lugar a ninguna interpretación

18 junio, 2020 · Archivado en Deportes, Equipos, Futbol, Maxi Gómez, Primera División, Real Madrid, Rodrigo, Valencia CF · Comentarios desactivados en Hugo Guillamón no da lugar a ninguna interpretación 

Me pregunto qué hubiera pasado en el otro área si Hazard hubiera sido Rodrigo; Maxi, Benzema y Mangala, Varane. Quiero pensar que la interpretación hubiera sido la misma. Pero a esa duda el VAR no tiene respuesta. Y sí, de acuerdo, el reglamento le da argumentos a Sánchez Martínez para anular el gol de Rodrigo, como también para haberle mostrado amarilla a Casemiro antes del descanso. De esa vara de interpretar se habló en el vestuario del Valencia en el periodo de descanso, un equipo que a la vuelta al césped ya no fue el mismo y al que la derrota le deja claro que su pelea no es la Champions sino meterse en la Europa League, de la que hoy está fuera.

La visita al Di Stéfano, al menos, sirvió para corroborar las buenas maneras de Hugo Guillamón. Sorprende su templanza, pero más aún que esté a pocas semanas de acabar su contrato y la única oferta que ha recibido fuera más bien una invitación a buscarse equipo. Se han tenido que alinear los astros de los infortunios (Garay, Gabriel, Diakhaby...) para darse cuenta de lo que puede aportar un chaval que lleva toda la vida en Paterna.

 

Las dudas de Celades en la zona de ataque

5 junio, 2020 · Archivado en Albert Celades, Carlos Soler, Competiciones, Deportes, Ferrán Torres, Futbol, Gameiro, Gonçalo Guedes, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Maxi Gómez, Organizaciones deportivas, Primera División, Rodrigo · Comentarios desactivados en Las dudas de Celades en la zona de ataque 

A falta de amistosos antes de que se reanude LaLiga, Celades está poniendo en práctica los 'partidillos' de once contra once durante los entrenamientos, en ellos está predominando la seriedad e intensidad ya que se juegan como si de un encuentro real se tratara. Salvo algunos cambios, Celades siempre coloca a los mismos equipos uno de ellos con los teóricos titulares –Parejo, Paulista, Rodrigo etc.-, sin embargo en la delantera y en la banda todavía no lo tiene decidido y por ello en los últimos días ha alternado jugadores.

Comenzando por la punta de ataque, una posición muy cotizada y en la que Rodrigo Moreno parece tener un sitio fijo. Maxi Gómez y Gameiro se disputan el otro puesto de referente arriba y parece que Celades aún no tiene claro quién jugará, pues a lo largo de la semana cada día uno ha jugado con el equipo de titulares.

Lo cierto es que durante el curso el técnico no ha tenido dificultad para rotarlos ya que entre lesiones y sanciones solo han coincidido los tres en una convocatoria en once jornadas de las 27 jugadas y cuando lo han hecho el catalán ha sido equilibrado: Se ha decantado por Gameiro-Rodrigo en cuatro ocasiones, por Maxi-Rodrigo en seis y solo una por alinear a Maxi y Gameiro juntos. Hay que recordar que Gameiro ha atravesado por cuatro lesiones musculares por lo que parece lógico que Maxi haya ganado un poco de ventaja, en cualquier caso ahora que el uruguayo y el francés están en igualdad de condiciones, Celades tendrá que decidir.

Caso distinto son las bandas, donde a lo largo del curso los roles parecían haber quedado definidos, con Ferran y Soler titulares, pero la vuelta de Guedes ha dado un giro a la situación. Curiosamente Celades aún no ha tenido que elegir a quién dejar en el banquillo de entre esos tres jugadores estando todos ellos al 100%, pues justo cuando Soler volvió de su lesión de tobillo, Guedes cayó lesionado en la misma articulación y aunque antes del parón jugó un par de partidos, él mismo reconocía días atrás que aun sentía algo de dolor por aquel entonces.

Esta semana Ferran no ha podido entrenar por la herida que padece en la rodilla, por ello las bandas han sido para 'el chino' Soler y para Guedes, pero salvo sorpresa mayúscula el de Foios sí estará frente al Levante el próximo viernes y ahí Celades tendrá que elegir: el desborde de Ferran, la polivalencia de Soler o la potencia de Guedes. De momento sigue haciendo pruebas.

Las rachas que el Valencia necesita de sus delanteros

29 mayo, 2020 · Archivado en Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Gameiro, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Maxi Gómez, Organizaciones deportivas, Primera División, Rodrigo, Valencia CF · Comentarios desactivados en Las rachas que el Valencia necesita de sus delanteros 

El gol lleva años cotizado a la alza en el mercado y en una etapa final de LaLiga que va a ser breve pero importantísima, adquirirá mayor relevancia que los delanteros lleguen enchufados a esta 'nueva' competición. Qué duda cabe de que con Gameiro, Rodrigo y Maxi Gómez el Valencia cuenta con tres delanteros de prestigio internacional, todos ellos han marcado goles decisivos para sus equipos y este curso han sido importantes en la capital del Turia. Sin tiempo que perder, el equipo necesitará de los goles de sus tres referentes arriba, que consigan enchufarse y, sobre todo, que no entren en periodos de sequía, algo que ya han padecido anteriormente.

Kevin Gameiro especialista en arranques

El francés es un goleador nato que desde que llegó a LaLiga ha exhibido que se pone a tono antes que muchos compañeros. Este curso sin ir más lejos fue el mejor durante la pretemporada y 'mojó' en el primer partido de la competición, pero el equipo va a necesitar su mejor versión de ahora en adelante. Buenas referencias tiene, pues en todos los equipos que ha jugado ha enganchado rachas goleadoras en el torneo domésico.

Sus mejores rachas: 7 goles en ocho jornadas con el Atlético en 2016, 6 tantos en cuatro partidos con el Sevilla en 2014 o 8 goles en diez encuentros con el PSG en 2012.

Pese a todo, con el club de Mestalla aún no ha sido capaz de entrar en racha pues desde que llegó nunca ha sido capaz de ver puerta en dos partidos seguidos de LaLiga y esta misma temporada ha encadenado seis encuentros seguidos sin marcar.

Rodrigo un delantero de rachas

Rodrigo no es un delantero goleador, de hecho su evolución a mediapunta cada vez es más visible (prueba son sus nueve asistencias este curso), sin embargo sus dos goles en LaLiga están muy lejos de lo que se espera de él. En los once duelos restantes tiene tiempo para resarcirse y no sería la primera vez que enlaza altas cifras goleadoras en un breve espacio de tiempo. Sin ir más lejos en el curso 2017/2018, cuando logró 16 tantos en LaLiga, logró la mayoría de ellos de forma consecutiva.

Su mejor racha: Hace dos temporadas anotó 16 goles, ocho entre la jornada cuatro y trece, y siete entre las jornadas 27 y 33.

El problema de ser un atacante de rachas es que ha vivido largas etapas de sequía, esta temporada ha llegado a estar ocho encuentros seguidos sin ver puerta y el año pasado llegó a no marcar en doce jornadas seguidas.

Maxi Gómez un goleador regular

El potro de Paysandú, rematador innato, no ha conseguido largas rachas goleadoras desde que aterrizó en España, pero tampoco ha vivido episodios de excesiva sequía, más bien ha sido regular en el gol toda su carrera. Esta temporada es un claro ejemplo del tipo de punta que es, sus ocho tantos han estado distribuidos en los 22 encuentros que ha jugado y solo ha enlazado cuatro jornadas seguidas sin ver portería. Su puesta a punto durante la cuarentena le permitirá poder aumentar esa cifra goleadora cuando se reinicie la competición.

Su mejor racha: El curso pasado arrancó con seis tantos en las primeras once jornadas.

Los tres delanteros mencionados son los más recurrentes por Celades pero no los únicos utilizados. Así, si Manu Vallejo cobrara protagonismo, el gaditano ya demostró el año pasado que es capaz de enchufarse, pues anotó cinco tantos en cinco jornadas. Sobrino nunca ha tenido un perfil goleador pero esta temporada ya vio puerta frente al Sevilla. E incluso si el técnico tuviera que echar mano del joven Pablo Gozálbez, el canterano ya sabe lo que es marcar mucho en poco tiempo, pues ha sido máximo goleador en varios torneos nacionales en las categorías inferiores.

La Copa del punto y aparte

Tal día como hoy, el Valencia rompía una sequía de 11 años sin tocar metal y tras algún que otro coqueteo con el infierno de por medio. Fue en Sevilla, la misma ciudad en la que en 1999 inició su lustro soñado (Copa, dos finales de Champions, dos Ligas, Uefa, Supercopa de Europa y de España), donde sus futbolistas hicieron honor al año de su Centenario. En el Benito Villamarín, estadio que estaba a rebosar aquella tarde primaveral, en cuya grada golearon los blanquinegros, conquistó el Valencia su octava Copa del Rey, dándole mayor empaque a su éxito habérsela ganado al Barcelona de Messi, porque a las victorias las dignifica el rival que uno tiene enfrente.

El Valencia de Marcelino se hacía así eterno, gracias a los goles de Gameiro y Rodrigo y al pundonor del resto que actuaron en aquella final. El Valencia hizo caso en Sevilla a lo que tanto repetía a sus futbolistas Don Alfredo Di Stéfano cuando fue inquilino del banquillo de Mestalla: "Ningún jugador es tan bueno como todos juntos". Fue así como aguantaron y se impusieron al asedio de Messi, porque el argentino se afanó hasta el final por aliviar el dolor que arrastraban los suyos tras el palo de Liverpool con su quinto Doblete.

Aquella Copa del Rey se veía por Valencia como la de 1999, el principio de algo. Sin embargo fue el principio del fin de un proyecto, el que diseñó Mateu Alemany y dirigió Marcelino. El tiempo hizo que gestos que parecían entonces extraños tuvieran rango de concluyentes, como que Peter Lim, de quien se dice que fue a Sevilla casi más por petición de su amigo Beckham que por voluntad propia, no bajara al vestuario a felicitar al equipo como sí había hecho una semana antes en Valladolid tras asegurarse plaza en la Champions, o que por la fiesta oficial del equipo en Sevilla, entre la amplia comitiva llegada desde Singapur para ver in situ la primera final de la era Lim, solo se dejara ver la ex presidenta Layhoon Chan. Apenas tres meses después de la final de Sevilla y de la fiesta que se vivió al día siguiente en Valencia, Lim decidió que el proyecto tenía que cambiar de formato y de manos.

 

Página Siguiente »