¿Cómo le fue a River en el historial contra Cerro Porteño?

20 agosto, 2019 · Archivado en Cerro Porteño, Competiciones, Copa Libertadores, Deportes, Equipos, Futbol, River Plate · Comentarios desactivados en ¿Cómo le fue a River en el historial contra Cerro Porteño? 

Tras la victoria de Cerro Porteño contra San Lorenzo, el conjunto paraguayo será el rival de River en los cuartos de final de la Copa Libertadores. La serie comenzará en el Monumental este 20 de agosto y se definirá en La Nueva Olla siete días más tarde.

Aunque ambos clubes tienen un largo recorrido en torneos continentales, no se han enfrentado anteriormente en tantas oportunidades: apenas fueron cuatro cruces, con dos victorias para el Millonario, una para el Ciclón y un empate.

Las dos primeras veces que se vieron las caras fueron en la Libertadores 1993, en el marco de la fase de grupos. Allí, los guaraníes se impusieron 2-1 en Asunción el 23 de febrero y rescataron una igualdad sin goles en Buenos Aires el 16 de marzo, para sentenciar la suerte de los argentinos que quedaron afuera en esa instancia.

Luego, volvieron a jugar entre sí recién en la Copa del año 2000, por los octavos de final. En esa edición, el equipo que dirigía Américo Rubén Gallego aplastó 4-0 a Cerro en la ida en Paraguay el 4 de mayo y también lo venció 1-0 el 10 de mayo en Núñez.

Casi 20 años más tarde, se reeditará un duelo entre dos importantes equipos de Sudamérica, que no registra tantos antecedentes, pero que genera gran expectativa en busca de un lugar en las semifinales.

El fichaje de Militao cerró la puerta a que viniera Palacios

23 marzo, 2019 · Archivado en Deportes, Deportistas, Éder Militao, Equipos, Exequiel Palacios, Fichajes, Futbol, Gente, Inter Milan, Mercado fichajes, River Plate, Sociedad · Comentarios desactivados en El fichaje de Militao cerró la puerta a que viniera Palacios 

El Madrid pisó el freno en su interés por Exequiel Palacios (River Plate) porque el argentino, de 20 años, no tiene pasaporte comunitario. Esa condición, la de no contar en el cupo de extracomunitarios, será importante en el mercado veraniego del Madrid. Que Palacios sea extracomunitario ha frenado el fichaje, según pudo saber As, que parecía encarrilado y que ahora se le allana al Inter de Milán.

De hecho, ahora mismo el Madrid depende de que el uruguayo Valverde pueda conseguir el pasaporte antes del inicio de la próxima temporada por ser iberoamericano y llevar dos años de residencia ininterrumpida en España. Con él en la mano, el cupo lo cubrirían Militao, Vinicius y Rodrygo, con el que se cuenta en el inicio de la pretemporada en julio y que tiene muchas posibilidades de quedarse en la primera plantilla después de la buena experiencia de esta temporada con el propio Vinicius. Pero la realidad es que la normativa indica que sólo puede haber tres extracomunitarios en plantilla (pueden jugar a la vez los tres). 

A Palacios también le ha perjudicado la fractura de peroné que sufrió en febrero (dijo adiós a esta temporada) y su discreto papel en la final de la Libertadores contra Boca Juniors, máxime siendo en el Bernabéu. Pero sobre todo su condición de extracomunitario. En su momento, Telemadrid habló de una oferta de 20 millones de euros del Madrid por el argentino que ahora se ha enfriado. El Inter está detrás de centrocampista. Zanetti, vicepresidente del club italiano, ha llamado en varias ocasiones para preguntar por él y quiere reclutar a su compatriota. La paradoja es que el delantero argentino Icardi, al que pretende por otro lado el Madrid, está en la puerta de salida del club nerazzurro y su sustituto, aunque es más centrocampista que delantero, podría ser un objetivo común de blancos e interistas: Palacios.

Boca y River, otra vez en busca de ganar la Copa Libertadores

4 marzo, 2019 · Archivado en Boca Juniors, Competiciones, Copa Libertadores, Deportes, Equipos, Futbol, River Plate · Comentarios desactivados en Boca y River, otra vez en busca de ganar la Copa Libertadores 

Sólo han pasado 85 días desde que River le ganara a Boca la final de las finales en el Bernabéu. Aquel desenlace inesperado de la Copa Libertadores trasladó a España de manera puntual la pasión por el fútbol sudamericano. Los incidentes del Monumental en el encuentro de vuelta aún se recuerdan con sonrojo, pero la CONMEBOL espera que las hinchadas hayan aprendido de cara a la edición de este año que arranca hoy.

Sudamérica se viste de gala de nuevo para recibir su trofeo, el más preciado que puedan tener en comparación con el fútbol de Europa. De nuevo Boca y River vuelven a asomar como los dos gigantes a batir, no podía ser de otra manera. River mantiene a Gallardo en el banquillo pero perdió a Pity Martínez, una de sus estrellas, que se marchó a la MLS. Igual rumbo tomó Guillermo Barros Schelotto, técnico de Boca estos últimos años. Su sustituto no levanta tanta ilusión, al menos de momento: Gustavo Alfaro. A cambio ha conseguido mantener a casi toda su plantilla, a excepción del medio centro Wilmar Barrios que se marchó al fútbol ruso.

Debut. Precisamente Boca debuta hoy en Bolivia ante Jorge Wilstermann, un equipo fundado por un aviador que a punto estuvo de darle un susto a River hace un par de ediciones. Atlético Paranaense, campeón de la última Copa Sudamericana, y Deportes Tolima de Colombia acompañarán a Boca en su grupo. El de River tampoco debería causarle problemas al Millonario con Internacional, Alianza Lima y Palestino de Chile como rivales.

Además de los dos gigantes argentinos, los conjuntos brasileños asoman con fuerza entre los candidatos. Palmeiras, con Scolari al frente, y Gremio son los dos principales favoritos a arrebatarle el cetro actual al fútbol argentino.

Esta será la primera edición de la Libertadores que se juegue a final única y en campo neutral. Ya se sabe que será en Santiago de Chile y que habrá hinchadas de los dos equipos que lleguen. Si son River y Boca, la CONMEBOL tiene trabajo para controlar a los barras. Madrid le sirvió como excelente prueba de ello.

«El de River es un Di Stéfano en estado puro, el primero»

22 febrero, 2019 · Archivado en Alfredo Di Stéfano, Deportes, Deportistas, Entrenadores, Equipos, Futbol, Futbolistas, Gente, Jugadores, Real Madrid, River Plate, Sociedad · Comentarios desactivados en «El de River es un Di Stéfano en estado puro, el primero» 

¿Qué encontrará el lector en sus libros?

De Di Stéfano hay muchos libros, pero todos eran más de lo mismo a excepción de Gracias Vieja, de Alfredo Relaño. Allí en Argentina suelen guardar hasta el último detalle, tienen mucha documentación, y viajé para indagar...

¿Fue hasta allí?

Toqué a la puerta de River y les comenté la idea. "Soy un historiador del fútbol y preparo un trabajo…".

¿Se lo pudieron fácil?

No tengo más que palabras de agradecimiento. Primero contacté con un periodista argentino, Diego Borinsky. Luego fui tirando del hilo y llegué hasta el presidente de River. D’Onofrio me abrió las puertas de la entidad de par en par. Tuve acceso a todo el archivo, y eso es lo que el lector va a encontrar, cosas que no habían salido de los sótanos del museo de River.

¿Es La Saeta ídolo allí?

Allí las figuras principales son Muñoz, Labruna, Pedernera, Loustau, Moreno… Di Stéfano estuvo poquito, pero a mí me ha dado para escribir dos libros.

¿Qué hizo de especial?

Lo primero que hay que decir es que Di Stéfano casi había desistido, de joven, de la idea de ser futbolista. Y que fue de una manera circunstancial como llegó a River. Fue la madre de Alfredo quien acudió a una finca, los Cardales, a solucionar un tema eléctrico que hubo en una vivienda que tenían ellos allí. Casualmente el problema se lo solucionó un tal Urrasi, que tenía relación con River, y la madre aprovechó para pedirle una prueba para Estopita, como le llamaba su abuelo a Di Stéfano.

¿Estopita?

Viene de las fregonas antiguas amarillas con las que antes se fregaban los barcos. Di Stéfano tenía un pelazo rubio.

¿Y qué pasó con la prueba?

En abril de 1944 llegó una carta citándolo, y para allá que fue. Había más de 300 chavales y eligieron a dos. Uno era él.

¿Cuántos años tenía?

Dieciséis, y entró directamente a formar parte del equipo de 'Cuarta B' de River.

¿Qué pasó después?

Lo que viene después es fascinante. Compaginaba sus actuaciones con las que hacía en la Tercera de Oro, en la que había un equipo mágico. Y el 7 de agosto de 1944 le llamó el presidente Liberti y le dijo que estaba convocado con el primer equipo. Que el técnico Minella le había convocado. ¡Llevaba menos de cuatro meses en River!

Vaya…

Fue un partido ante San Lorenzo. El equipo era Soriano, Quelli, Ferreira, Giacomo, Rossi, Ramos, Di Stéfano, Gallo, Pedernera, Labruna, Di Ambrosio... Él nunca habría imaginado jugar en esa delantera. Sintió tanta presión que sólo pudo actuar 35 minutos… y se lesionó.

¿Fue héroe Di Stéfano en algún Clásico de Argentina?

Pues hay gente que piensa que nunca marcó a Boca y él se enfadaba mucho con eso. Sí que lo hizo. El 17 de agosto del 48, en un amistoso. Lo organizó Eva Perón, que tenía una Fundación. Fue en el Gasómetro de San Lorenzo. Marcó nada menos que tres goles Di Stéfano. Está en la página 139 del Volumen II.

¿Cuándo debutó en partido oficial?

En julio del 45, ante Huracán. Pero tenía gente muy buena por delante y él dijo que se quería ir a otro sitio para jugar más.

Y se fue a Huracán.

Y de las primeras cosas que hizo fue jugar contra River en el Monumental y meterle un gol… ¡A los 10 segundos de partido! Luego River remontó.

¿Qué tal le fue en Huracán?

Jugó 25 partidos y marcó diez goles. Y lo reclamó River para sus filas.

¿De qué año hablamos?

Del 47, él todavía no había cumplido los 21 años. Y se echa al equipo a la espalda y ganan el campeonato más importante de la historia de River. Él marca 27 goles, máximo anotador, y es figura consagrada.

¿Con quién jugaba?

Era la Nueva Máquina de River: Reyes, Moreno, Di Stéfano, Labruna y Loustau. Y fue ya cuando vino el tema de la huelga…

¿Ahí va a Millonarios?

En el primer trimestre del 49 se intenta llegar a un acuerdo con los futbolistas por la huelga. Comienza la Liga y los sueldos no subían, eran de 1.500 pesos, y paulatinamente, la liga colombiana, que se había creado recientemente, se fue nutriendo de estrellas argentinas. Salió mucha gente a muchos sitios. Pedernera se había ido a Millonarios y su presidente, Alfonso Senior, le pidió que volviera a Argentina y se trajera a lo mejor de lo mejor. Y llevó a Di Stéfano y al Pipo Rossi. River iba destacado en el campeonato y se cayó en el tramo final y no pudo revalidar el campeonato del año anterior.

¿Y después de Millonarios?

Eso es para el siguiente libro. Bernabéu se enamoró de él. A aquel equipo se le denominó el Ballet Azul, porque no jugaban, danzaban sobre el campo. Y Santiago Bernabéu trajo a ese equipo a las Bodas de Oro de la entidad blanca.

¿Qué tipo de cosas tienen de Di Stéfano en el archivo del museo de River?

Todo, realmente tienen todo… El primer contrato que firma, cuando hace el servicio militar, el fichaje por Huracán… El mismo River compró una máquina para escanear y facilitarme más de 50 documentos originales. Y dejo en el aire lo del fichaje por el Madrid y la historia que hubo con el Barcelona porque tengo documentación muy importante tanto de River como de Millonarios que va a gustar.

¿Qué más cosas tienen?

Las renovaciones, los documentos de cuando se declara en rebeldía, que queda todo escrito, cuando se incorpora otra vez al equipo, los problemas que tuvo con algunos compañeros… Y la marcha de River a Millonarios que fue traumática porque River manifestó su malestar y poco menos que dijo que él y Rossi habían huido de River. Todo esto está en los dos libros. Un Di Stéfano en estado puro, el primero que hubo...