Riqui Puig desaparece del entrenamiento del primer equipo y desciende al filial

17 julio, 2019 · Archivado en Competiciones, Deportes, Equipos, FC Barcelona, Futbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Pretemporada, Primera División, Riqui Puig · Comentarios desactivados en Riqui Puig desaparece del entrenamiento del primer equipo y desciende al filial 

Ernesto Valverde organizó su cuarto entrenamiento de la pretemporada con la presencia de todos los jugadores del primer equipo, un total de 17, y cinco del filial. De hecho, en la sesión matinal faltaba un jugador: el centrocampista Riqui Puig. Pero su baja no era debida a una inoportuna lesión o a un contratiempo de última hora sino que la promesa del fútbol blaugrana se había incorporado a los entrenamientos con el filial que dirige García Pimienta.

Una decisión extraña, en cualquier caso, ya que Riqui Puig es para muchos la estrella más fulgurante que cuenta el fútbol base del FC Barcelona y el jugador que está llamado a hacerse un hueco en el primer equipo. Veremos si esta decisión de ausentarse en el entrenamiento matinal tiene continuidad de cara a los próximos días o se trata simplemente de un hecho puntual. Y es que no hay que olvidar que el equipo afronta a partir de este sábado una gira por Japón en la que en principio se cuenta con la presencia de Riqui Puig entre los expedicionarios.

Otro canterano que no participó en la sesión matinal fue Oriol Busquets. El resto de jugadores del filial sí que participaron este miércoles con normalidad en la sesión del primer equipo. Estamos hablando de Iñaki Peña, Collado y Carles Pérez. Se incorporaron a los entrenaminetos con el primer equipo en esta ocasión los jugadores Araujo y Monchu.

Quien todavía no ha hecho acto de presencia, pese a que el club pagó este martes los 4 millones de su recompra al Eibar, es el canterano Marc Cucurella, al que se le espera que se incorpore en los entrenamientos el primer equipo en las próximas horas.

El complejo papel de La Masia en el Barça 2019-20

29 mayo, 2019 · Archivado en Carles Aleñá, Deportes, Equipos, FC Barcelona, Riqui Puig · Comentarios desactivados en El complejo papel de La Masia en el Barça 2019-20 

El rol de los nuevos valores de La Masia en el Barça 2019-20 apunta a residual. Exceptuando a Aleñá, consolidado ya al fin sus 21 años en el primer equipo y con necesidad de dar ya un paso adelante (habrá que prestar atención a su papel en el Europeo Sub-21), no se divisa un papel protagonista de los chicos pese a que el Barça viene de ganar la Youth League en 2018 y llegar a la Final Four en 2019.

El personaje de la cantera es Riqui Puig. Considerado la gran esperanza del barcelonismo, en agosto cumplirá 20 años y fue el líder del Barça que conquistó la Youth League el año pasado. El jugador, que ha realizado un trabajo físico específico durante el año, ha mostrado su deseo de seguir en el Barça y no ser cedido. Pero la realidad para Riqui Puig es cruda. El Barça puede tener en su puesto el año que viene a Rakitic, Arthur, Vidal, De Jong y el mismo Aleñá. En el mejor de los casos, y sin contar con el croata, podría ser el quinto interior del equipo. Eso si Sergi Roberto no pasa al puesto de interior si Wague, que no es canterano pero sí jugador del filial, pasa el primer equipo para competir con Semedo en el lateral derecho. Hay que saber qué planes tiene el Barça para el chico de Matadepera que ya ha debutado con la primera plantilla en LaLiga y Copa del Rey. En la misma posición que Riqui Puig está Álex Collado, un zurdo finísimo que debutó en Balaídos y que a la sombra de Riqui Puig tiene también un gran talento. Si hablamos de centro del campo, Oriol Busquets, del que se habló durante un tiempo como probable sucesor de Sergio en el centro del campo, aún no ha dado el paso adelante y

La esperanza está en la portería. Iñaki Peña es un portero que ha gustado a Valverde en los entrenamientos este curso y en el club se plantean que quede como recambio de Ter Stegen en la portería después de la venta de Cillessen. Pep Segura sabe, no obstante, que corre el riesgo de que una lesión grave del alemán dejase la portería en una situación delicada. Ejemplos como el de Miranda este año, incapaz de representar competencia seria para Jordi Alba, obligan a una reflexión. El lateral izquierdo sevillano, que dejó de contar para Valverde después del partido de Copa ante el Levante, tiene muy complicado seguir en el Barça pese a que era una apuesta de futuro. En principio podría salir traspasado aunque el Barça se guardaría una opción de recompra.

Queda por resolver también el asunto de Marc Cucurella. El Eibar ha ejercido oficialmente la opción de compra por el lateral (dos millones de euros) para obligar al Barça a recomprarlo por cuatro millones. El club podría hacer negocio con él o apostar por el canterano para ser recambio de Alba. La duda, que con Mendilibar ha ocupado la posición de interior y no la de lateral y el Barça busca un perfil más físico para sustituir a Alba.

El más difícil todavía es para los delanteros. Abel Ruiz, otro de los debuts el Barça esta temporada en el partido ante el Getafe, no tiene claro su futuro pese a ser una apuesta de futuro de la entidad azulgrana y estar renovado con una cláusula, como la mayoría de cien millones de euros. Valverde ni lo convocó para la final pese a la ausencia de delanteros y es probable que el jugador haga por moverse este verano, al menos para probarse un año en algún club de Primera. Otro año en el filial podría ser excesivo. Es un caso parecido al de Carles Pérez, que también ha hecho ya su estreno con el primer equipo pero sobre el que existen también reservas sobre su nivel para codearse con los Dembélé, Messi, Suárez y compañía.

Pese al esfuerzo del club en blindar a sus talentos (Collado tiene una cláusula de 50 millones; Riqui Puig, Wague o Abel Ruiz de cien millones de euros; Miranda y Oriol Busquets, de 200 y hasta el joven Ilaix Moriba ha firmado una cláusula millonaria), el futuro no es sencillo para los canteranos.

Jugadores como Jandro (18 años), Konrad de la Fuente (17), Nils (17 años), Arnau Tenas (17) y Nico González (17), de la generación que ha llegado a la Final a Cuatro de Nyon este año, ya han debutado en el Barça B pero su debut en el primer equipo aún suena a lejano. Podría decirse que el papel de La Masia en el Barça 19-20 apunta a muy limitado si bien tampoco se puede olvidar que la cantera sigue estando bien representada en el primer equipo con Piqué, Alba, Sergi Roberto, Busquets, Aleñá, Messi.

 

Riqui Puig, la foto del día en la prensa de Barcelona

14 abril, 2019 · Archivado en Competiciones, Deportes, Equipos, Ernesto Valverde, FC Barcelona, Futbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Malcom Filipe Silva, Organizaciones deportivas, Ousmane Dembélé, Primera División, Riqui Puig, SD Huesca, Todibo · Comentarios desactivados en Riqui Puig, la foto del día en la prensa de Barcelona 

Riqui Puig es la ilusión de La Masia. No puede extrañar, por tanto, que todos los periódicos deportivos de Barcelona dediquen su portada al futbolista de Matadepera, que hizo su debut en LaLiga con el Barça liderando al once más joven del Barça en los últimos 24 años, con una media precisamente de 24 años y 133 días.

"Baby Barça", es la portada de Mundo Deportivo. La de Sport, "divina juventud". L'Esportiu, mientras, habla de "uno más" jugando con las palabras: el punto que acerca un poco más al título a los azulgrana y la presencia de un nuevo futbolista de La Masia en el primer equipo. También se destacan los estrenos de Todibo y Wague y, en general, se aprueba al Barça experimental de Huesca que no perdió y pudo llevarse incluso el triunfo en las acciones de Dembélé en la primera parte que salvó Santamaría y el palo de Malcom.

Riqui Puig, el eterno dilema entre la paciencia y el talento

27 marzo, 2019 · Archivado en Andrés Iniesta, Deportes, Equipos, Ernesto Valverde, FC Barcelona, Riqui Puig · Comentarios desactivados en Riqui Puig, el eterno dilema entre la paciencia y el talento 

Renovado hasta 2021 con una cláusula de estrella, 100 millones de euros, el Barça y todos los socios que de vez en cuando se asoman a ese Miniestadi que tiene los días contados y que dará paso al Estadi Johan Cruyff tienen muchas esperanzas depositadas en Riqui Puig, 19 años, un jugador de esos que transmite algo especial cuando se le ve pero con unas características muy particulares que exigen unos cuidados igual de especiales.

El lunes, en el partido ante Venezuela, Riqui Puig dio argumentos a sus defensores para que le den más oportunidades en el primer equipo. Salió al terreno de juego por Gerard Piqué y necesitó un minuto para dar un pase de gol. Con su físico volátil, sorteó a los defensores venezolanos y fue el que asumió el mando de Catalunya cuando los supuestos mejores jugadores estaban ya en el banquillo.

Ya fue la sensación de la última gira del Barça en Estados Unidos, donde dejó unos minutos excepcionales ante el Milán que le valieron los elogios de dos mitos rossoneri como Daniele Massaro (intercambiaron sus camisetas y el verdugo del Barça en la final de Atenas) y Gennaro Gatusso, el futbolista sabía que su realidad sería otra temporada. 

Bien aconsejado por su entorno, y tal vez siguiendo el ejemplo de Aleñá que ha sabido quemar bien las etapas, el futbolista, que hasta este verano no cumplirá 20 años, va despacio. También los técnicos. Valverde sólo le ha dado 35 minutos oficiales ante la Cultural Leonesa. Pero no sólo los entrenadores del primer equipo. En el filial, García Pimienta lo considera básico en los partidos del Mini. Fuera, sin embargo, el de Matadepera sólo ha jugado tres partidos completos. En Ontinyent jugó 17 minutos; en Teruel, 14; ante el Espanyol B; 28; en Cornellà, 16; y ante el Ejea, 25. 

Demasiado liviano aún, el jugador está haciendo un trabajo físico específico esta temporada. Su figura recuerda muchísimo a la del primer Iniesta, pero el de Fuentealbilla estaba ya algo más hecho. Riqui es casi como una hoja de papel. Sus virtudes son otras y es fácil observarla cuando tiene el balón entre los pies. Siempre elige bien y ve lo que otros no pueden. Sin duda, tiene un talento especial. El club no quiere echar a perder esa figura ligera y descarada, pero es consciente de que debe endurecerla. 

Ahí es donde aparece el siguiente debate. La Segunda B, una categoría de supervivencia, no parece el mejor escenario para desarrollarse. Con el Barça B lejísimos de liguilla, es difícil pensar que el Barça se acercará al ascenso a Segunda División. Pep Segura, los hombres de cantera y la secretaría técnica del primer equipo deberán decidir junto a García Pimienta y Valverde cuál es el mejor paso para no frenar la progresión de un jugador que tiene un talento indiscutible. Cualquiera que viese cómo lideró al Barça en la Final Four de la pasada Youth League y cómo piensa el fútbol entiende rápido que es un jugador que no debe perderse. Habrá más capítulos.