Vuelta a España en directo: día de montaña en Javalambre

Sigue en directo la quinta etapa de la Vuelta a España

Previa de la quinta etapa de la Vuelta a España

El recorrido

Primera gran jornada de montaña de esta Vuelta a España con un recorrido de 170,7 kilómetros entre L'Eliana y la llegada en alto al Observatorio Astrofísico de Javalambre. De salida los corredores debe4rán afrontar la subida al Puerto de Alcublas (2ª, 5,9 km. al 4,7%) antes de rodar por un terreno repleto de repechos antes del Alto de Fuente de Rubielos (3ª, 4,8 km. al 5,7%). Desde aquí los corredores volverán a rodar por un terreno pestoso antes de llegar a Arcos de Salinas para iniciar la subida final al Observatorio Astrofísico de Javalambre, puerto inédito en la Vuelta y catalogado como primera categoría con sus 11,1 kilómetros de subida al 7,8% con rampas de hasta el 16%.

Los favoritos

La etapa de hoy es ideal para aquellos ciclistas que busquen el triunfo a través de la fuga o bien para los favoritos a la general si llegan agrupados. Primoz Roglic, Nairo Quintana, Miguel Ángel López, Fabio Aru, Pierre Latour, Rigoberto Urán o Rafal Majka son algunos de los favoritos a estrenar con victoria la cima de Javalambre.

Vuelta con sabor a Colombia

La Vuelta 2019 celebra los 10 años del maillot rojo con una edición que arranca hoy desde Torrevieja rodeada de incógnitas. Ni la participación ni el recorrido ayudan a hacer cábalas antes del inicio. Lo que sí está muy presente es, en el año del ciclismo latinoamericano, la posibilidad de que se complete un triplete después de que Egan Bernal ganara el Tour y el Giro fuera para un Richard Carapaz que en unos días ha pasado de aspirar al doblete en esta Vuelta a marcharse para casa tras una extraña caída en una prueba no oficial.

La baja del ecuatoriano hace que la responsabilidad de la triple corona latina recaiga en los representantes colombianos. Desde ciclistas contrastados con poco que demostrar como Nairo Quintana (una incógnita en su última gran cita con el Movistar), o Rigoberto Urán, a otros con la enorme oportunidad de dar un paso al frente en esta Vuelta. Es el caso de Superman López, líder de un Astana con segundos espadas de lujo como Fuglsang e Izagirre; o Esteban Chaves, al que en el Mitchelton le vuelven a poner entre los aspirantes tras unos años difíciles.

Menos se le puede pedir a jóvenes valores como Daniel Felipe Martínez (23 años) y Sergio Higuita (22), extraordinarios proyectos aún por hacer que tendrán la tranquilidad de correr bajo el ala de Urán en un Education First muy potente. Casos idénticos son los del más joven de esta Vuelta, el esloveno Pogacar (20 años), en el UAE de Aru o Tao Geoghegan, al cobijo de Poels y el invitado de última hora De la Cruz en un Ineos que, a priori, estará lejos del equipo tirano de otras ocasiones.

Ese papel parece reservado a un Jumbo-Visma holandés que con Roglic, tercero del Giro, y Kruijswijk, bronce del Tour, aparece como una escuadra con tantos recursos (Bennett es otro valor) que no hay dudas en señalarles como la gran amenaza para la fiesta latinoamericana, e incluso para esa carrera abierta que debería verse por la falta de muchos primeros espadas. La representación española liderada por Valverde junto a Marc Soler, Óscar Rodríguez, Jesús Herrada, los Astana, De la Cruz... intentarán pescar etapas y lo que se tercie.

El recorrido, salvo por Javalambre en la quinta etapa, parece que no querrá aclarar mucho hasta el circuito de alta montaña de Andorra (94 km con cinco puertos) y la crono francesa de Pau. La última semana, con jornadas que desprenden sabor añejo evocando jornadas épicas en Ávila o Guadarrama, espera seguir forjando esa imagen que quiere transmitir la Vuelta de ser la carrera de tres semanas más espectacular. Pues que empiece el espectáculo...

Los tres sudamericanos

La temporada 2018 deparó un hecho excepcional, con tres británicos diferentes, ganadores de las tres grandes rondas: Chris Froome (Giro), Geraint Thomas (Tour) y Simon Yates (Vuelta). En la actual no sería descabellado que se repitiera el suceso, pero con tres sudamericanos. El ecuatoriano Richard Carapaz y el colombiano Egan Bernal ya sellaron su parte en Italia y en Francia. El triángulo se completará con la carrera española, que moldea una participación que perfectamente podría cumplir ese requisito. Podemos situar como primer candidato a Superman López, que ya fue tercero el año pasado. Sin duda arrancará como uno de los favoritos, quizá en la pole. Su compatriota Nairo Quintana, campeón en 2016, que vendrá acompañado por Carapaz, también jugará muchos boletos si reencuentra su pedalada.

Hay más. El Education First traerá un tridente colombiano liderado por el veterano Rigoberto Urán, a quien escoltarán Felipe Martínez y el fenómeno Sergio Higuita, que apunta a crack. Y ojo a Esteban Chaves, de quien los cercanos ya dicen que ha superado el bache y puede volver a ser aquel ciclista que subió a los podios de la Vuelta y el Giro. ¿A quién tendrá enfrente la armada sudamericana? Roglic y Kruijswijk, que formarán un temible dúo en el Jumbo; Fulgsang, si se recupera de la mano, y Fabio Aru, si vuelve a ser Aru, sobresalen en la lista. ¿Y qué aportará España? Sin Landa, que ya ha hecho Giro y Tour, y sin Enric Mas, que se ha borrado de la carrera donde fue segundo el año pasado, los nombres más relevantes son Valverde, Soler, De la Cruz y Ion Izagirre. Faltan diez días. Y esto es lo que hay.

Un Tour abierto a la ilusión

Las ausencias de Chris Froome, el monarca de la época, y de Tom Dumoulin, el más señalado para destronarle, han abierto la puerta del Tour de Francia a una quincena de candidatos. Hace tiempo que la Grande Boucle no presentaba un pronóstico tan incierto en la salida. Lo más elegante sería situar en el top al vigente campeón, Geraint Thomas, aunque las casas de apuestas coinciden en poner por delante a su compañero Egan Bernal, ese colombiano que quiere engullir el futuro. En el siguiente peldaño aparece Jakob Fuglsang, un veterano de 34 años que nunca ha lucido en las Grandes. Ese sería el podio de los apostantes. Luego vendría Adam Yates, escoltado por su gemelo Simon. Y Richie Porte, que jamás ha subido al cajón, aunque siempre aflora en las quinielas. Y Nairo Quintana, que alguna vez tuvo un Tour en las piernas.

A una altura similar se asoma Thibaut Pinot, la mejor baza francesa, tercero en 2014, que centra las esperanzas caseras junto a Romain Bardet, segundo en 2016. El diario L’Équipe ya ha avisado a los suyos en una reciente portada: ‘Ahora o nunca’. Francia no gana su Tour desde 1985 con Bernard Hinault, y eso duele. A continuación llega Vicenzo Nibali, el único en activo que puede presumir de las tres Grandes, ya venido a menos. Y Steven Kruijswijk, un holandés sin suerte. Y Rigoberto Urán, el tercer colombiano. Y una vez llegado a este nivel del escalafón, alrededor del décimo favorito, surgen por fin los españoles: primero, Mikel Landa; luego, el debutante Enric Mas. En torno a la 15ª plaza se otea a Alejandro Valverde. ¡Ay si hubiera pillado este recorrido con diez años menos! La ilusión está muy repartida en esta 106ª edición del Tour de Francia. Como en la lotería.