Sandra Sánchez, Nadia Gómez y el kata masculino, a la final

14 febrero, 2020 · Archivado en Artes marciales, Deportes, Federaciones deportivas, Karate, Organizaciones deportivas, RFEK, Sandra Sánchez · Comentarios desactivados en Sandra Sánchez, Nadia Gómez y el kata masculino, a la final 

La karateca española Sandra Sánchez se clasificó este viernes para la final de kata de la Premier League de Dubai, donde también el equipo masculino logró la vitoria para pelear por el título de esta modalidad y Nadia Gómez optará al de kumite -50 kilos.

La talaverana, campeona del mundo, se enfrentará por el oro el próximo día 16 a la estadounidense Sakura Kokumai, después de acceder a la final tras liderar su grupo de clasificación con una puntuación inicial de 26,14 por el kata "kururunfa" y añadir posteriormente 26,80 con el "Suparinpei" y 27.94 con "Papueren".

Además de la medalla asegurada por Sánchez, España garantizó la del equipo masculino de kata, formado por Sergio Galán, José Manuel Carbonell y Alejandro Manzana, que se metió en la final al obtener 23,52 puntos con el kata "Chatanyara Kushanku". Su rival por el oro será Kuwait.

Este viernes también Nadia Gómez, en kumite -50 kilos, alcanzó su primera final en la Premier League, tras derrotar sucesivamente a la iraní Sara Bahmayar, la italiana Sara Agus, la alemana Shara Hubrich y la marroquí Aicha Sayah para luchar por el título contra la turca Seap Ozcelik.

Sandra Sánchez y Damián Quintero, reyes de Europa

30 marzo, 2019 · Archivado en Artes marciales, Damián Quintero, Deportes, Federaciones deportivas, Karate, Organizaciones deportivas, RFEK, Sandra Sánchez · Comentarios desactivados en Sandra Sánchez y Damián Quintero, reyes de Europa 

En veinte minutos España sumó dos oros más a su medallero, los que parecían fijos ante del Europeo por la superioridad que demuestran Sandra Sánchez y Damián Quintero en las katas individuales. En Guadalajara no había duda del triunfo de ambos, aunque para los puristas el turco Ali Sofuoglu podía poner en apuros a Quintero, porque ambos llevan peleando por dominar Europa en los últimos años.

Empezó Sandra, que ya tenía cara de velocidad antes de llegar su hora, casi cuando había oído la derrota de sus compañeros del kumite en la pelea por el bronce con Alemania, porque Cristina Vizcaíno, Cristina Ferrer y Laura Palacio no pudieron ganar a las teutonas (1-2). Sandra no perdió la concentración en ningún caso, salió seria, con ese rictus que da miedo, que mantiene a sus músculos en tensión, y ni quiera podía mantenerse inmóvil mientras Viviana Bottaro practicaba su ejercicio. Cuando le tocó a ella fue una revolución en el podio, a una velocidad de vértigo ejecutando su kata, y para ganar con el nuevo sistema de puntuación, sin banderas, con números: 28,2 para ella, y 27,0 para la italiana. Es el quinto oro consecutivo para la hija predilecta de Talavera de la Reina.

Sin descanso, Damián Quintero ante Ali Sofuoglu, y lo que se esperaba, mucha potencia del turco, mucha calidad, y un listón alto para Damián, que eligió el anan dai para su exhibición. Y ganó, porque ahora mismo es inabordable, 27,36 a 26,48, menos de un punto, pero en una clara demostración de que es el mejor, y consigue así su décimo título europeo, un diez por ciento de las cien medallas que se ha colgado en su historial como competidor.

La indignación del kárate

El kárate ha aumentado sus quejas tras el anuncio de París 2024 de su exclusión de los Juegos en sustitución del breakdance. Como España es un referente mundial, aquí se han escuchado más fuerte. Lo han hecho sus dirigentes (Espinós, Moreno…), sus líderes deportivos (Sandra Sánchez y Damián Quintero)… Y también los jóvenes (Sergio Galán, Lidia Rodríguez…), que son los más perjudicados con una decisión que les cierra las puertas olímpicas del futuro. Más que valorar la conveniencia de la disciplina entrante, el kárate está indignado, y con razón, porque su deporte ha sido condenado antes de debutar y, en consecuencia, antes de haber tenido la oportunidad de mostrar su potencial. También ha dolido que el cambio venga de Francia, donde tiene una implantación importante, mayor que el baile.

Tokio 2020 será su primera presencia olímpica y, posiblemente, la última. El motivo es la tendencia del COI a abrirse a los mercados jóvenes. El kárate también tuvo un auge en los años 80, pero entonces no pudo recoger los frutos, porque no existían estos vaivenes de deportes y porque el taekwondo le ganó la partida desde Seúl 1988. El caso obliga a una seria reflexión del Comité Olímpico. No hay que poner barreras a los nuevos deportes, eso está claro. Pero convendría hacer una redefinición de qué es deporte, como ya escribí ayer. Y, sobre todo, plantear una profunda revisión de todas las disciplinas olímpicas, que deberían corresponderse con la realidad social. Hay deportes desfasados. Pongo el pentatlón moderno el primero de la lista, pero son varios más. El COI los conoce. Si hay que hacer limpia, que sea justa.