Iker Casillas: los hitos de una trayectoria irrepetible

4 agosto, 2020 · Archivado en Deportes, Deportistas, Equipos, Futbol, Gente, Iker Casillas, Oporto FC, Real Madrid, Retirada deportiva, Selección española, Selección española fútbol, Selecciones deportivas, Sociedad · Comentarios desactivados en Iker Casillas: los hitos de una trayectoria irrepetible 

Debut con 18 años. Casillas debutó en Primera División con 18 años. Era el 12 de septiembre de 1999 y, tras una lesión de Illgner, Iker le sustituye, jugando la tercera jornada de Liga en San Mamés ante el Athletic y dando muestras de su gran personalidad.

Primera Champions. El Real Madrid gana en París al Valencia su octava Copa de Europa con Iker en la portería y se convierte así en el portero más joven de la historia en ganar la Orejona.

A la Eurocopa 2000. Camacho sorprende citando a Casillas como tercer portero de la Selección para la Eurocopa de 2000, junto a Cañizares y Molina. Iniciaba así una impresionante carrera con la Selección, en la que llegó a jugar 167 encuentros en los que ganó un Mundial y dos Eurocopas.

Héroe de Glasgow. Pierde la titularidad en el Madrid en favor de César con Del Bosque como entrenador en la temporada 2001-02, pero el portero extremeño se lesiona en la final de la Champions e Iker amarra la Novena para el Madrid con paradas decisivas.

Penaltis a Irlanda. Iker empieza a engordar su leyenda con una gran actuación en los octavos de final del Mundial 2002. España empata con Irlanda el 22 de junio y va a la tanda de penaltis, donde el portero de Móstoles detiene dos lanzamientos y mete a España en cuartos.

Cambia la historia. España llega a los cuartos de final de la Eurocopa 2008 con el estigma de que siempre se caía en esa ronda en las competiciones importantes. Pero Iker cambió la historia aquel 22 de junio cuando tras un 0-0 final contra Italia, paró dos penaltis y metió a La Roja en semifinales. Dos partidos después levantaría la Eurocopa tras ganar a Alemania en la final. El primer gran éxito de esa generación.

Grandioso Mundial. Todo el mundo recuerda los goles de Puyol a Alemania en las semifinales del Mundial y el de Iniesta ante Holanda en la final, pero nada de esto hubiera sido posible sin el penalti que paró a Cardozo en los cuartos de final ante Paraguay, con 0-0 en el marcador y a falta de un cuarto de hora. En la final hizo dos milagros ante Robben para llegar a la prórroga y ganar la primera estrella mundialista para España.

Primera Copa. El 20 de abril de 2011 el Real Madrid conquista su primera Copa del Rey en 18 años. El equipo blanco, entonces entrenado por Mourinho, se impone al Barcelona de Guardiola por 1-0 y para ello Casillas vuelve a ser decisivo con grandes paradas que hacen bueno el gol de Cristiano.

Segunda Eurocopa. Iker completa un cuatrienio mágico al levantar también como capitán la Eurocopa 2012. España ganó en la final por 4-0 a Italia, e Iker pidió al árbitro que no añadiera mucho tiempo para evitar una mayor humillación a Italia. Este gesto fue muy elogiado por los jugadores transalpinos.

Suplente con Mou. Iker se ve relegado al banquillo en el Real Madrid tras un flojo comienzo de temporada y Mourinho pone por delante suyo a Adán, lo que genera un agrio debate en el madridismo, dividido por la decisión del entrenador portugués. En ese mercado invernal, el Madrid ficha a Diego López y su situación se complica aún más cuando Arbeloa se lesiona en un partido copero ante el Valencia y cuando este se recupera Iker sigue en el banquillo.

Llamada a Xavi. Tras la Tormenta de Clásicos, Iker ve que su amistad de muchos años con Xavi peligra y decide llamarle para intentar reconducir una situación que también estaba afectando al clima en la Selección. Iker, en calidad de capitán del Madrid, llamó a Xavi y Puyol para apaciguar los ánimos, decisión que sentó muy mal a Mourinho porque iba contra la escalada de tensión alentada por el propio técnico. Iker Casillas, 25 años de madridismo en 25 hitos, desveló: "Llamé a Xavi y Puyol para echarnos la bronca mutuamente y decirnos que la situación no era normal, era lamentable. Cuando jugábamos cada uno miraba por lo suyo. Ahí se nos fue de las manos, estábamos en una situación tensa. Estábamos defendiendo a nuestros clubes".

Premio Príncipe de Asturias. El 12 de octubre de 2012 recibe de manos de Don Felipe, junto a Xavi, el Premio Príncipe de Asturias del Deporte "por ser ejemplo de juego limpio y tener una actitud conciliadora en el conflicto entre el Real Madrid y el Barcelona". Era la segunda vez que recibía ese ilustre galardón, porque en 2010 lo había recibido como integrante de la Selección campeona del mundo.

Su tercera Champions. Con Carlo Ancelotti se calman los ánimos en el Madrid y Casillas recupera parcialmente la titularidad al jugar en la Champions y la Copa. En Lisboa, el 24 de mayo de 2014, levanta su tercera Copa de Europa y décima para el Real Madrid tras vencer 4-1 al Atlético. El triunfo tuvo un sabor agridulce para Iker porque el gol atlético vino precedido de un error suyo que enmendó Sergio Ramos con su ya histórico gol en el minuto 93.

Último partido de blanco. El 23 de mayo de 2015 Iker disputó su último partido como madridista. Fue ante el Getafe, con victoria por 7-3, pero recibiendo pitos de la afición por los goles encajados. Atrás quedaban dieciséis temporadas en el primer equipo en los que disputó un total de 725 encuentros, lo que le convierte en el segundo jugador de la historia del Real Madrid con más partidos y sólo por detrás de Raúl, que disputó 741.

Traspaso al Oporto. El 11 de julio de 2015 el Real Madrid hace oficial el traspaso de Casillas al Oporto después de unas tensas negociaciones.

La despedida más triste. El 12 de julio de 2015, Iker quiso despedirse del madridismo en una fría rueda de prensa en solitario, no hubo representación institucional del Real Madrid, en la que entre lágrimas afirmó: "No es un adiós es un hasta luego". Y confirmó su deseo de que la gente le recordara "por ser una buena persona con mis defectos". Cinco años después reconoció que "fue un error dar esa rueda de prensa en solitario". El Real Madrid, por boca de Florentino Pérez, también recordó que esa no era la mejor manera de despedir a una leyenda del madridismo.

Adiós a la Selección. El 20 de agosto de 2016 Julen Lopetegui da su primera lista como seleccionador y no está Casillas, que ya había sido suplente de De Gea en la Eurocopa de Francia 2016 con Del Bosque. El nuevo seleccionador se desplaza previamente a Oporto para comunicarle que no cuenta con él en la nueva etapa que se inicia. Se cierra así un gran ciclo que comenzó en el año 2000 y acabó con 167 encuentros vistiendo La Roja, con un balance de 121 partidos ganados, 27 empates y 19 derrotas.

El infarto. El 1 de mayo de 2019 Casillas sufrió un infarto mientras se entrenaba con el Oporto. Ingresado de urgencia se le practicó un cateterismo. Recibe el alta hospitalaria el día 5 y a las puertas del hospital afirma: “He tenido mucha suerte”. No vuelve a jugar al fútbol.

Candidatura a la presidencia de la RFEF. El 17 de febrero de 2020 Iker anuncia su intención de presentarse a las elecciones a la presidencia a la RFEF "cuando se convoquen". El 15 de junio anunció que renunciaba por "la excepcional situación" provocada por la crisis del COVID-19 al entender que no se podían celebrar así unas elecciones.

Homenaje del Oporto antes del adiós. El pasado sábado, los jugadores del Oporto quisieron que Casillas levantara la Copa de Portugal ganada al Benfica (2-1) como homenaje y reconocimiento por todo lo que había hecho por el club portista.

‘Pie de Oro’ para el Niño de Móstoles

Allí estábamos ateridos de frío (solo 2 grados pese a ser un 11 de julio) en las gradas del Soccer City de Johannesburgo. Seguramente, el partido más importante de nuestras futboleras vidas. Yo ya había visto a nuestro Iker levantar dos Champions con el Madrid como quien no quiere la cosa (2000 y 2002), pero una final de un Mundial con España eran palabras mayores. Seguramente no habría otra ocasión. Era un 'ahora o nunca'. Casillas, el Niño de Móstoles bendecido por los astros hasta que Mourinho se empeñó en reescribir la historia de nuestro héroe con guantes con los renglones torcidos, ni se inmutó. Quedaba media hora para acabar la final con los holandeses. Robben se queda solo y enfila directo hacia nuestra portería. Respiración contenida. Ejecución inminente. Era como un penalti. Es zurdo. Se la va a poner junto al palo derecho de Iker. Gol inevitable. Qué fastidio. Ilusiones al pozo del olvido. Y, de repente, apareció el Santo. Su pie derecho. Un toque sutil...

Alargó su pierna por instinto. Y desvió lo justo el esférico. Robben se maldijo. Iker, al que conocía de sobra por haber compartido vestuario años antes en el Bernabéu, le había desterrado del reino de los elegidos. Lo que pasó después se lo saben de memoria. La jugada eléctrica de la prórroga, el golazo de Iniesta y la gloria eterna para 'esa España mía, esa España nuestra', que cantaría Cecilia. Pero no lo olviden. Todo fue por el Pie de Oro. Gracias por tanto, Iker.

Peter Pan entre palos

4 agosto, 2020 · Archivado en Deportes, Deportistas, Equipos, Futbol, Gente, Iker Casillas, Real Madrid, Retirada deportiva, Selección española, Selección española fútbol, Selecciones deportivas, Sociedad · Comentarios desactivados en Peter Pan entre palos 

Un año y medio después de sufrir una grave afección coronaria, Iker Casillas anunció su despedida oficial del fútbol. Fue una decisión protocolaria que cierra una trayectoria sin apenas parangón. Durante 20 años, Casillas alcanzó todas las cimas posibles, tanto en el Real Madrid como en la Selección española, en un periodo de esplendor que cada vez nos queda más lejano en el tiempo. Su recuerdo, no.

Casillas permanecerá en la memoria por todo lo que ganó, por su misteriosa capacidad para protagonizar paradas inolvidables y por su empatía con el hincha común. La gente adoraba a Casillas, le veía como uno de los suyos, un tipo normal con un punto de ingenuidad juvenil y su particular toque Lubitsch: ese algo indescifrable que se llama ángel.

Fue, sobre todo, el ídolo de los más jóvenes, de una generación que prefería ser Iker Casillas antes que cualquier otro jugador. Iker era uno de los suyos. Les gustaba porque no era el más alto, ni el más fuerte, ni el más ortodoxo de los porteros. Les gustaba porque en Casillas habitaba un atrevimiento juvenil y barrial, un Peter Pan del fútbol que se adueñó imprevistamente de la portería del Real Madrid.

Casillas era el sueño de cualquier chaval. Llegó al Madrid con nueve años y progresó por todos los equipos hasta alcanzar el primero. Con 17 años, le sacaron de una clase para incorporarse a la delegación profesional que viajaba a Noruega para disputar un partido de la Copa de Europa. Con 20, era titular indiscutible del Madrid, campeón del mundo juvenil y campeón de Europa. Más que jugador, Casillas representaba una fantasía envuelta en celofán dorado.

Transmitía felicidad, la clase de satisfacción de los futbolistas que no tienen duda alguna sobre su futuro: jugar toda la vida en el Real Madrid. Se trataba de una felicidad compartida por el pueblo llano. Fueron muchas las tardes y las noches donde su nombre se coreó solemnemente. ¡Iker, Iker, Iker! fue el estruendo más repetido durante 10 años en el Bernabéu. Había motivos para el reconocimiento de la hinchada. Iker Casillas salvaba partidos en acciones que parecían insalvables, a veces en partidos donde había cometido algún error grave. Ahí radicaba una de sus grandes virtudes como portero: archivaba inmediatamente el error y se olvidaba de él.

Zurdo, valiente y rápido, con un tren inferior poderoso que le ayudaba en la explosión, ágil y reactivo, Casillas no se homologaba con los porteros que empezaban a poblar el fútbol europeo. No era un armario, al estilo de Oblak, Courtois o Ter Stegen. Apenas llegaba al 1,80 y nunca fue un portento con los pies. Los más puntillosos, y no faltó gente puntillosa en su entorno profesional, le consideraban vulnerable en las salidas. Los más celosos, y tampoco faltaron los celos a su alrededor, envidiaban su popularidad, la mística que había establecido con los aficionados y la felicidad que irradiaba.

No le faltaron críticos, convenientemente desactivados por la sorprendente capacidad de Casillas para agrandar su mito con actuaciones memorables. Ninguna dejará tanta huella como su celebre intervención en el mano a mano con Robben, durante la final España-Holanda. Fue Casillas en estado puro, su definición canónica como portero: decisión, aguante, timing, astucia y un pie eléctrico. Aquella noche, España ganó el Mundial y Casillas levantó la Copa en Sudáfrica. El círculo virtuoso se había completado.

Su vida, que parecía instalada en una mullida felicidad, giró radicalmente ese mismo verano. La insidiosa campaña de José Mourinho, propagada por su corte de chupatintas y tolerada por el presidente Florentino Pérez, convirtió la vida de Casillas en un infierno. Pocas veces se ha visto una cacería tan asquerosa y destructiva. A falta de potentes argumentos profesionales, funcionó el chisme, el rumor, la descalificación y el insulto. Se le acusó de chivato y perezoso. Se utilizaron todos los recursos para degradarle. Lo consiguieron. Muchos de los que hoy elogian efusivamente a Casillas, Mourinho a la cabeza, hicieron todo lo posible por hundirle personal y profesionalmente.

Casillas no volvió a ser el mismo. Cambió su gesto, que se volvió sombrío, adusto, víctima de aquella campaña devastadora. Siguió, jugó y ganó, pero era otro Casillas, no el chico feliz que parecía destinado a cerrar en el Real Madrid una carrera colosal. No lo consiguió. Se fue a Oporto y no hubo manera de evitar la desagradable impresión que produce los exilios forzosos.

Conor McGregor anuncia su retirada de la UFC

7 junio, 2020 · Archivado en AMM, Artes marciales, Conor McGregor, Deportes, Deportes combate, Deportistas, Gente, Organizaciones deportivas, Retirada deportiva, Sociedad, UFC · Comentarios desactivados en Conor McGregor anuncia su retirada de la UFC 
Conor McGregor publicó un tuit una vez finalizado el UFC 250 en el que anunciaba su retirada de la "lucha" y daba las gracias a los fans por el apoyo.

La ‘perla Aduriz’ estaba ahí, sólo había que pulirla

3 junio, 2020 · Archivado en Accidentes, Accidentes deportivos, Aritz Aduriz, Athletic, Deportes, Deportistas, Equipos, Futbol, Gente, Lesiones deportivas, Retirada deportiva, Sociedad, Sucesos · Comentarios desactivados en La ‘perla Aduriz’ estaba ahí, sólo había que pulirla 

Las muletas sustituirán al balón las próximas semanas como compañeras de viaje en el caso de Aduriz. Tras operarse en la cadera, el delantero donostiarra valoró que "todo está bien". "Paso a paso", apuntó tras recibir el alta en el Hospital Universitario Dexeus de Barcelona. Ahora le espera la rehabilitación en Lezama.

A sus 39 años, el fútbol ya es historia para él. Pero podemos echar un vistazo al otro extremo, el del origen, en la larga carrera del máximo goleador del Athletic en el siglo XXI y el sexto de toda su historia, con 172 dianas. Por ejemplo, tras crecer de crío en el Antiguoko, pasó, a los 18 años, al Aurrera vitoriano, donde le pulió Koldo Segurola. "Era callado, como una esponja... había días que le veías con ganas de comerse el mundo. Compartió grupo con los Uribarrena, Del Val y Kortina. Al principio estaba un poco impactado. Compañeros del Antiguoko se habían ido al Barcelona y él se había quedado y estaba algo tristón. El tiempo poco a poco le fue colocando en su sitio, y dio lo que quería ser. Así ha llegado tan lejos", profundiza el preparador que le fue dirigiendo en el campo de Olaranbe.

En 25 partidos metió ocho goles, dos de ellos al Bilbao Athletic en la última jornada de liga. Luego se fue al filial rojiblanco, pero sufrió porque el técnico, Murua, le puso en la banda. "Habló conmigo y pensaba que podría dejar el fútbol. Por fortuna, no lo hizo", concluye Segurola, "porque se habría perdido un referente en Bilbao, un grandísimo rematador".

Más tarde pasó por las manos de Carlos Terrazas, que catapultó a Aritz en el Burgos CF tras su primera salida obligada de Lezama. Ya antes le había dirigido en el Bilbao Athletic, de donde fue cortado contra pronóstico. "Fue difícil de entender que se tomara esa decisión en aquel momento, pero él, en vez de desanimarse, dejar de luchar en el fútbol, peleó y llegó al Burgos con gran ilusión e hizo una gran temporada. Tuvo una explosión y el Valladolid se fijó y le firmó", recuerda a AS el técnico bilbaíno, ahora en el Hogar Alcarreño de Guadalajara.

En el Bilbao Athletic se había unido a los Iraola, Murillo, Gurpegui, Bordas y Jonan García. "Había muy buenos jugadores y no era fácil pensar que Aduriz iba a llegar tan alto, aunque sí que creía que podía jugar en el primer equipo perfectamente". Heynckes apostó por varios de ellos. Marcó 16 goles en 36 partidos en la campaña 03-04 en suelo burgalés. Contaba con 22 años cuando protagonizaba el desembarco en El Plantío. Terrazas sostiene sobre la evolución de Aduriz, que volvió al Athletic para después pasar por Mallorca y Valencia, que "fue ajustando la velocidad a su enorme precisión".

Página Siguiente »