Competición aplaza el Clásico y las partes deben pactar fecha

El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol acordó el aplazamiento del Barcelona-Real Madrid de Liga, previsto para el próximo 26 de octubre a las 13:00, debido a la grave situación de violencia que vive Cataluña. Ahora insta a las partes a que se pongan de acuerdo antes del lunes a las 10:00 horas sobre la fecha en que se jugará, pero no resultará sencillo.

La Federación propuso el miércoles 18 de diciembre y los clubes están de acuerdo, pero la LaLiga presentó alegaciones y solicitó que se traslade al sábado 7 del mismo mes, por la repercusión internacional que tiene el evento y los perjuicios que podría causar a los operadores televisivos sacar el partido del fin de semana. LaLiga propone también que los partidos Real Madrid-Espanyol y Barcelona-Mallorca, previstos para ese día, se jueguen el miércoles 4 de diciembre. En caso de que las partes no alcancen un acuerdo, Competición decidirá la fecha.

El Comité respondió negativamente en la noche de este jueves a una petición de LaLiga, que consideraba inconveniente la celebración del encuentro en esa fecha en el Camp Nou y proponía un cambio en el orden de los Clásicos. Sin embargo, Competición optó por el aplazamiento en lugar de trasladar el choque de la primera vuelta al Santiago Bernabéu.

Esta opción fue rechazada en sus alegaciones por ambos clubes. El Real Madrid consideró que alteraría la competición, que podría dar lugar a reclamaciones de terceros y que el riesgo de desórdenes se trasladaría a la capital, porque ese mismo día se juega el Atlético-Athletic. El Barcelona tampoco deseaba la permuta porque recordaba que hace dos años LaLiga le negó el aplazamiento del Barcelona-Las Palmas, que se jugó el mismo día en que se convocó un referéndum ilegal sobre la independencia de Cataluña. Aquel partido se disputó a puerta cerrada por deseo del club catalán ya que los Mossos d'Esquadra sí garantizaban la seguridad del evento. Esta vez tampoco los Mossos elaboraron ningún informe que desaconsejara jugar el partido el 26-O, razón invocada por el Barça para no mover la fecha. El club azulgrana consideraba, además, que la permuta alteraba su plan de entrenamientos, porque tres días antes debe jugar en Praga ante el Slavia partido de Champions.

El Gobierno, a través del Consejo Superior de Deportes, también desaconsejó la celebración del partido en el Camp Nou el 26-O al considerarlo "no razonable" y amparándose en razones de falta de seguridad.

Piqué, «orgulloso» del Barça en la sentencia del ‘procés’

Gerard Piqué fue el primer futbolista del Barcelona en reaccionar a la sentencia del 'procés' que se ha hecho pública a primera hora de este lunes. "Orgulloso de ser parte de este Club", fue el mensaje, escrito en inglés, que lanzó el defensa azulgrana en sus redes sociales como respuesta al comunicado oficial del Barcelona.

También Sergi Roberto compartió en sus redes sociales el comunicado del club azulgrana y lo acompañó con el siguiente mensaje: "Tot el meu suport i solidaritat (Todo mi apoyo y solidaridad)".

A las 10:19 el club emitía un comunicado en el que asegura que "la prisión no es la solución" y rechaza las penas de cárcel impuestas a los acusados por parte del Tribunal Supremo como vía para solucionar el conflicto. 

Un Brexit duro haría tambalear los octavos de Champions

Queda menos de un mes para que el Brexit se consume. Reino Unido saldrá de la Unión Europea y dicha medida afectará directamente al fútbol, que podría verse resentido a la hora de traspasar jugadores, especialmente cuando se trate de los más jóvenes.

Pero los no tan jóvenes también pueden verse afectados por el Brexit, ya que la nueva ley podría impedir la entrada en el Reino Unido a más de un futbolista. Hasta ahora la norma decía que una persona de la Unión Europea con una condena penal puede viajar a Reino Unido siempre que no se considere que puede ser una amenaza a la seguridad nacional, pero cuando entre en vigor, una persona de la UE con una condena no podría viajar allí.

Teniendo en cuenta que hay una gran cantidad de futbolistas que han sido condenados en algún momento por fraude fiscal, estos jugadores no podrían entrar en Inglaterra desde el día de la desconexión y las consecuencias podrían verse ya en los octavos de final de la Champions League, así como las siguientes fases, ya que si antes se les permitía viajar por ser ciudadanos de la Unión Europea, ahora no les estaría permitido. Andrew Osbourne, abogado de inmigración de la firma Lewis Silkin, lo ha explicado en varios medios ingleses: "Si eres ciudadano de la UE y tienes una condena o una sentencia a prisión impuesta (incluso si se suspende) se te prohíbe la entrada a Reino Unido".

En un escenario post-Brexit, jugadores como Messi (condenado a 21 meses de prisión por fraude fiscal), Marcelo (cuatro meses), Diego Costa (recientemente declarado culpable) o Cristiano Ronaldo (23 meses) no podrían disputar ningún partido de Liga de Campeones (o Europa League en un hipotético futuro) como visitantes si Barcelona, Real Madrid, Atlético de Madrid o Juventus quedasen encuadrados con un equipo de Inglaterra, Escocia, Irlanda del Norte o Gales.

El mismo problema tendría cualquier jugador en estas condiciones de disputar una Eurocopa o Mundial. De hecho, algunas rondas, y en especial la final de la Eurocopa de 2020, se celebran en Inglaterra, por lo que el jugador que alcanzase dicha fase con su selección podría perderse la final de Wembley, algo que podría afectar a selecciones como España o Portugal.

Klopp es todavía más grande cuando se pone serio: lección sobre líderes, Trump y el Brexit

10 septiembre, 2019 · Archivado en Brexit, Deportes, Elecciones, Elecciones europeas, Equipos, Euroescepticismo, Europa, Futbol, Ideologías, Jurgen Klopp, Liverpool FC, Organizaciones internacionales, Política, Referéndum, Referéndum UE, Relaciones exteriores, Unión Europea, Unión política europea · Comentarios desactivados en Klopp es todavía más grande cuando se pone serio: lección sobre líderes, Trump y el Brexit 
El entrenador del Liverpool fue preguntado por la situación política del país y antes de dar su opinión quiso dejar claro que la gente no le debería tomar como referente en estos asuntos.

Cómo afectará el Brexit a la F1

El Reino Unido abandonará la Unión Europea, tal como votaron sus ciudadanos en referéndum, aunque las condiciones de su salida siguen debatiéndose en el parlamento británico y negociándose a través de la primera ministra, Theresa May, con el Consejo Europeo. Inicialmente esa desconexión debió producirse el 29 de marzo, aunque se solicitó una prórroga hasta el 12 de abril que aún podría ampliarse para evitar una salida sin acuerdo. Porque este hecho tendría enormes consecuencias para la ciudadanía que también afectan al deporte, y en cuanto al automovilismo, particularmente a la Fórmula 1: siete de las diez escuderías tienen su sede operativa en Gran Bretaña, y además se nutren de la industria local para la fabricación de los 20.000 componentes que conforman un monoplaza.

Y un cambio en la política de fronteras o los aranceles y aduanas puede afectar muy negativamente a la competitividad de lo que Toto Wolff, director de competición de Mercedes, describe como "el Silicon Valley de la Fórmula 1". Se refiere al núcleo de fábricas de los equipos: Brackley y Brixworth (la escudería Mercedes y sus unidades de potencia), Enstone (Renault), Woking (McLaren), Milton Keynes (Red Bull), Silverstone (Racing Point), Oxford (Williams) y Banbury (Haas). Y más: Honda fabrica sus motores en Sakura pero tiene un centro de operaciones en Milton Keynes para surtir también a Toro Rosso. Y Pirelli, que diseña sus neumáticos en Milán y los fabrica en Turquía o Rumanía, también opera en la ciudad de Slough. Se cifra en 6.500 los empleos directos del ‘Gran Circo’, de los cuales unos 4.200 están en Reino Unido, según ‘Racefans’.

En los fabricantes no ocultan la preocupación, y también el desconsuelo. Toto Wolff: "Es trágico cómo se ha convertido en un gran entretenimiento cada vez que leo 'BBC.com', ya no sabes si es obra de Monty Python. Me meteré en líos si hablo de política, pero nosotros tenemos 26 nacionalidades en nuestra escudería, la mayoría europeos, y es un asunto preocupante. Vivimos enviando material con efecto inmediato y enviando a la gente fuera, si este proceso se viera interrumpido tendríamos un problema. Aunque no creo que eso pueda pasar, la industria del automóvil se vería fuertemente afectada si no se alcanza un acuerdo. El sentido común debe prevalecer".

Christian Horner, británico y jefe de Red Bull, ve "vergonzoso" el proceso de votaciones en el parlamento, "hay una casi cada día y nadie está muy seguro de para qué". "No sabemos si lo estamos retrasando, si nos quedamos o dónde vamos, y sería muy útil que alguien me explicara qué significa el Brexit en realidad, porque hay mucha confusión. Como negocio, esperaremos a ver cómo y cuándo sucede mientras establecemos todos los posibles escenarios para proteger las operaciones", opina. Y desde Liberty, Chase Carey no oculta que tendrán "problemas logísticos".

En los próximos meses, en función del acuerdo que alcance Reino Unido con la Unión Europea, si es que eso se produce, habrá que comprobar las estrategias de los equipos y la industria para mantener su posición, lo que podría conllevar traslados a fábricas europeas. En ese sentido, Sauber y Ferrari siguen la situación con cierta tranquilidad desde Suiza y Maranello, respectivamente, aunque Toro Rosso, con sede en Faenza, depende directamente de Milton Keynes en cuanto a motor y muchos de sus componentes. La preocupación en el paddock existe. “Puede ser la madre de todos los desastres”, ha llegado a afirmar Toto Wolff.