Raúl Bravo ficha por el UE Gandía, de Primera Regional

La vida de Raúl Bravo ha dado un vuelco en los últimos meses. Su nombre volvió a sonar en primer plano por su presunta implicación en la Operación Oikos. Se le acusaba de extorsión, blanqueo de dinero de droga, amenazas, corrupción... Incluso entró en prisión preventiva y su abogado tuvo que abonar 100.000 euros de fianza para su libertad. El fútbol profesional, definitivamente, parecía haber acabado para él.

Sin embargo, entre todo el procedimiento legal relacionado con la trama de apuestas, el ex del Real Madrid ha querido regresar a los terrenos de juego para vivir una de sus últimas experiencias antes de la retirada definitiva. A sus 38 años, ha fichado por el CF Unió Esportiva Gandía, club que actualmente pelea en el Grupo VI de Primera Regional valenciana y que tiene como objetivo ascender a Preferente. Lejos de la élite, pero volviendo a disfrutar en el campo del deporte rey.

El central (o al menos lo era en un pasado) ha debutado en el partido ante La Font de este fin de semana, que se cerró con triunfo por dos goles a cinco. Para sorpresa de todos, Raúl Bravo no jugó ni de central ni de lateral, como sí hizo durante sus mejores años en el fútbol. Tal y como indica la prensa local, ocupó puestos de ataque, tanto en banda como de delantero centro. Por ahora, le va bien: en su primer partido, se estrenó con gol.

El UE Gandía, orgulloso de su llegada

En un comunicado emitido en su cuenta de Twitter, el UE Gandía anunció con entusiasmo la llegada de Raúl Bravo: "No podemos estar más orgullosos y agradecidos de que alguien con su palmarés nos ayude a conseguir nuestros objetivos". Además, el club presumió de la trayectoria del exmadridista, que también pasó por Olympiacos, Rayo, Aris o Córdoba. Fue internacional 14 veces con España y ahora... ahora vivirá la experiencia del fútbol modesto.

El Mundo: Raúl Bravo y Aranda tenían amenazado a Lasaosa por una deuda de 100.000 euros

4 junio, 2019 · Archivado en Carlos Aranda, Deportes, Equipos, Futbol, Raúl Bravo, SD Huesca · Comentarios desactivados en El Mundo: Raúl Bravo y Aranda tenían amenazado a Lasaosa por una deuda de 100.000 euros 

El Mundo vuelve a revelar hoy nuevo información sobre la Operación Oikos una vez que adelantó ayer en exclusiva una supuesta grabación telefónica de la Policía Judicial a Carlos Aranda en la que llega a decir que hay "siete jugadores del Valladolid comprados" antes de disputar el último partido de Liga ante el Valencia. El diario publica esta vez que el exdelantero y Raúl Bravo tenían amenazado al presidente del Huesca, Agustín Lasaosa, por una deuda que mantenía con ellos de 100.000 euros.

Según  El Mundo, el episodio aparece en la documentación que obra en poder del juez instructor, aunque no se puede determinar si esos 100.000 euros corresponden o no al pago de un amaño o una apuesta pendiente. En esta investigación aparece el nombre de Íñigo López, exjugador del Huesca y ahora en las filas del Depor. "Ha tenido un papel central en la trama, actuando como intermediario entre Carlos Aranda y Raúl Bravo, por un lado, y los jugadores de fútbol, por otro. Igualmente, es el encargado de reunir el dinero de los jugadores por el gasto generado a la organización cuando éstos no han cumplido su parte, dinero que entrega posteriormente a Aranda y Bravo. Por último, ha servido de enlace entre ellos y el Sr. Lasaosa", explica el juez instructor.

Íñigo López ya fue detenido y puesto en libertad bajo fianza. Según la investigación se ofreció a hablar con ellos y ayudar a Lasaosa. El jugador del Depor les llega a recriminar a Aranda y a Raúl Bravo que contacten directamente con Lasaosa, dado que es su cometido en la organización.

 

El Mundo: «Había 7 jugadores del Valladolid comprados»

3 junio, 2019 · Archivado en Amaños partidos, Apuestas Deportivas, Carlos Aranda, Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Justicia, Justicia deportiva, Raúl Bravo, Real Valladolid · Comentarios desactivados en El Mundo: «Había 7 jugadores del Valladolid comprados» 

Según ha desvelado El Mundo, la Operación Oikos contiene conversaciones telefónicas en las que algunos de los implicados llegan a decir "siete jugadores del Valladolid estaban comprados". Los pinchazos, siempre según El Mundo, destapan los planes para "determinar" el resultado del partido ante el Valencia que decidió la última plaza de Champions. Aranda y Raúl Bravo pactaron el resultado con parte de la plantilla del Valladolid para apostar, según el juez.

"Mira, hermano, que gana primera y segunda parte el Valencia, ¿vale?", es una de las frases que pronuncia Carlos Aranda en una de las conversaciones intervenidas por la Policía, según refleja la transcripción de las mismas a la que ha tenido acceso El Mundo. Este medio asegura que el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Huesca tiene en su poder seis meses de intervenciones telefónicas a los principales implicados en la trama de amaños y apuestas ilegales.

El Mundo relata que los investigadores también tienen acreditada la existencia de una reunión mantenida por Borja Fernández "con varios jugadores de la plantilla del Valladolid en casa de uno de ellos, Sergio Gotán Gallardo, alias Keko", para coordinar el amaño del encuentro. "Por realizar estas gestiones, los cabecillas de la trama aluden en sus conversaciones a que el capitán del Valladolid debería cobrar al menos 50.000 euros", escriben los periodistas Esteban Urreiztieta y Orfeo Suárez en la página web de su diario. Y añaden una conversación de Aranda: "Mira, hermano» -le dice este ex futbolista a un amigo suyo- «el Valencia gana la primera parte y la segunda, ¿vale? Escúchame, que gana la primera parte y la segunda, ¿vale? O sea que gana la primera parte y el partido lo gana también; no que gana, que tiene que marcar dos goles en las dos partes, que gana primera y segunda (...). Mira, tú sabes lo que es, no se puede enterar nadie, pero sabes lo que es. Nadie. Nadie es nadie, nadie, ni tus amigos, ni nadie".

Aranda y Raúl Bravo se encuentran en libertad bajo fianza, después de abandonar la cárcel de Zuera, en Zaragoza. En la misma situación están el presidente del Huesca, Agustín Lasaosa, y el ex jugador del club oscense, Íñigo López, al que se considera intermediario entre jugadores y cabecillas de la trama. Este asunto parte de una denuncia de LaLiga por el Huesca-Nàstic de 2018.

‘El Mundo’: el juez atribuye a Lasaosa un pago de 125.000€ a los cabecillas de la trama

31 mayo, 2019 · Archivado en Amaños partidos, Apuestas Deportivas, Carlos Aranda, Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Justicia, Justicia deportiva, Primera División, Raúl Bravo, SD Huesca · Comentarios desactivados en ‘El Mundo’: el juez atribuye a Lasaosa un pago de 125.000€ a los cabecillas de la trama 

Según informa El Mundo, el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Huesca, Ángel Manuel de Pedro, ha intervenido un manuscrito en el despacho del presidente del club oscense que refleja operaciones por importe de al menos 125.000 euros entre Agustín Lasaosa y los ex futbolistas Carlos Aranda y Raúl Bravo, a los que considera los cabecillas de la trama de amaños. El juez pone en relación este manuscrito, que atribuye indiscutiblemente al ya ex dirigente del Huesca, con pagos vinculados a la compra de partidos. En dicho documento figuran varias columnas en las que Lasaosa diferencia entre "préstamos" y "costes". Junto a la primera escribió la cantidad referida junto a los nombres "Raúl y Carlos", en alusión a los presuntos cabecillas de la trama. El instructor y la Policía Judicial consideran muy relevante esta prueba, que ha sido utilizada como uno de los principales argumentos para decretar las prisiones eludibles bajo fianza contra los principales implicados en la denominada Operación Oikos.

Carlos Aranda y Raúl Bravo abandonaron esta tarde, sobre las 17.15 horas, la prisión de Zuera (Zaragoza) tras abonar sus abogados la fianza impuesta por el juez del Juzgado de Instrucción nº5 de Huesca que investiga la presunta red de amaños de partidos de fútbol de Primera y Segunda División. Tanto Aranda como Bravo, que han abandonado las instalaciones penitenciarias en un solo vehículo. De la Calle, que confía en la liberación de su cliente en las próximas horas, explicó que la orden de excarcelación corresponde ahora al titular del Juzgado de Instrucción nº 5 de Huesca, Angel de Pedro, encargado de las investigaciones abiertas en torno a la supuesta de red de amaños en partidos de fútbol para obtener beneficios económicos en apuestas on-line

¿Qué fue de Raúl Bravo?: de los Galácticos a la segunda griega

18 marzo, 2019 · Archivado en CD Numancia, Competiciones, Córdoba CF, Deportes, Equipos, Futbol, Ligas fútbol, Primera División, Raúl Bravo, Rayo Vallecano, Real Madrid, Segunda división, Superliga griega · Comentarios desactivados en ¿Qué fue de Raúl Bravo?: de los Galácticos a la segunda griega 

Ocurrió un 15 de diciembre de 2002 en el Santiago Bernabéu. Decimocuarta jornada de Liga, el Recreativo de Huelva visita al Real Madrid y dos goles tempraneros del por entonces colista amenazaban con dejar a los blancos a 8 puntos de una primera plaza que ocupaba la Real Sociedad. Entonces, a punto de cumplirse la media hora de juego, un habitual suplente de los de Del Bosque levantaba al Bernabéu con un gol de bandera: recepción a más de 20 metros de la portería espectacular vaselina para prender la chispa de la remontada. Aquel partido acabaría 4-2, el Madrid terminaría la jornada a 5 puntos de la cabeza de la que a la postre sería su 29ª Liga y Raúl Bravo habría anotado uno de los goles de más bella factura del campeonato, un tanto que ha vuelto a ser noticia gracias a la enésima obra de arte de Leo Messi.

Raúl Bravo Sanfélix (14 de abril de 1981, Gandía, Valencia), más conocido como Raúl Bravo, fue uno de los canteranos madridistas que formaron parte de la plantilla de los Galácticos, también conocida como la de los "Zidanes y Pavones". Su llegada a la capital se produjo en 1997 tras disputar 21 encuentros y anotar 4 goles con el Gandía en Segunda B, estableciendo el récord de precocidad anotadora de la categoría: 15 años y 280 días. El Madrid no dudó en fichar al joven Raúl, completar su formación en La Fábrica hasta debutar en la temporada 2001-02 de la mano de Vicente del Bosque. Con el conjunto blanco llegaría a disputar 132 partidos repartidos en dos etapas en las que anotó 4 goles y rellenó su palmarés con dos ligas, una Champions League, una Supercopa de Europa, una Supercopa de España y un Copa Intercontinental. Sus mejores momentos en Madrid los vivió con Carlos Queiroz en el banquillo y jugando como central. Su rendimiento llamó la atención de Iñaki Sáez, que no dudó en hacer del gandiense su lateral izquierdo titular en la Eurocopa 2004 celebrada en Portugal.

Éxito en Grecia

El verano de 2007 y tras una temporada sin contar para Fabio Capello, Raúl Bravo hacía las maletas y, previo pago de casi dos millones y medio de euros, ponía rumbo a Grecia para jugar en el Olympiacos. Su primera temporada en El Pireo no fue fácil y su relación con Ernesto Valverde, por entonces técnico de los griegos, facilitó su salida como cedido en enero al Numancia, donde tampoco jugó demasiado y vivió el descenso de los sorianos a Segunda División.

A su vuelta, disputaría de muchos más minutos, llegando a ser titular habitual en el curso 2009-10. Con la vuelta del 'Txingurri' al banquillo heleno en el verano de 2010, sus minutos descendieron y al final de la temporada abandonó definitivamente la disciplina de los griegos con dos Superligas griegas y una Copa en su palmarés.

Ascenso en Córdoba y regreso a Grecia

El Rayo Vallecano le ofreció formar parte de la plantilla que afrontaría la temporada 2011/2012, consiguiendo la permanencia 'in extremis' gracias a un gol de Raúl Tamudo frente al Granada y sin mucha participación de Bravo a lo largo de la campaña. El siguiente verano haría las maletas y sumaría una nueva experiencia internacional en el Beerschot Antwerpen belga, donde tampoco conseguiría hacerse un hueco y su equipo consumaría el descenso.

Con 32 añós y pocos minutos en las últimas campañas, la carrera del lateral valenciano parecía estar llegando a su fin, pero el destino le tenía preparada un último momento para el recuerdo: dar el gol que supuso el ascenso del Córdoba a Primera División en el play-off de ascenso. Los andaluces perdían por la mínima en Las Palmas, pero les valía un gol para conseguir un objetivo que parecía perdido: hasta los hinchas canarios comenzaron a invadir el campo. Entonces, en el último minuto de la prórroga, Bravo remataba un centro colgado al segundo palo cuyo rechace aprovechó Uli Dávila para devolver al Córdoba a Primera División 42 años después. En el verano de 2014 y tras varias desavenencias con la directiva cordobesa, regresaría a Grecia, su segundo hogar futbolístico, para dar sus últimos coletazos de fútbol en el Veria y Aris de Salónica, donde colgaría las botas en 2017.