Tommie Smith, Jordan, el Liverpool…

Estos días de revueltas en Estados Unidos me traen la imagen imponente de Tommie Smith, puño enguantado al aire, cabeza baja, en el podio de México. En el tercer escalón, John Carlos, bronce en la misma prueba, clonaba el gesto, solo que con el otro puño. Se la jugaron de verdad: sólo hacía unos meses que había caído asesinado Martin Luther King. En el segundo escalón del podio, Peter Norman, australiano blanco, lució escarapela de la misma causa. El COI les expulsó con ignominia de la Villa Olímpica. A su regreso fueron tratados como vendepatrias. Pudieron volver como héroes, volvieron como villanos.

Sus vidas quedaron marcadas. El comentario general, y no sólo en España, fue que el deporte debía ser salvaguardado de contaminaciones. Así ha seguido pensando mucha gente por mucho tiempo y así han actuado con pocas excepciones los deportistas. Política fuera. Entre tus seguidores, entre los socios de tu club, los habrá de cualquier tendencia. Mejor no tocar esas cosas, mejor el "haga usted como yo, no se meta en política", que le dijo Franco a Emilio Romero. Además, como dicen en Requena, el pueblo de Pablo Motos, "discutir de política es como lavar la cabeza a un burro, que pierdes el tiempo y pierdes el champú".

Ese pacto tácito mantenido tanto tiempo con pocas y conocidas excepciones ha saltado por los aires. Claro que no se trata de política, sino de decencia. No son los días de Tommie Smith, pero queda un rescoldo. Esa imagen del policía blanco solazándose con la rodilla en el cuello de un hombre negro esposado en la espalda remueve el espíritu de toda persona decente. Esta eclosión de quejas, desde Jordan, que deja a un lado lo de que los republicanos también compran zapatillas, al Liverpool, pasando por Thuram, Achraf y tantos otros, nos dice que el deporte asume su papel de agente social. Que Tommie Smith y John Carlos dejaron semilla.

Aspar: “Oculté a mis padres mi primera carrera hace 40 años”

15 noviembre, 2019 · Archivado en Cheste, Circuito Cheste, Circuitos velocidad, Competiciones, Comunidad Valenciana, Deportes, Deportes motor, España, GP Comunidad Valenciana, Instalaciones deportivas, Jorge Martínez "Aspar", Moto GP, Motociclismo, Mundial Motociclismo, Provincia Valencia · Comentarios desactivados en Aspar: “Oculté a mis padres mi primera carrera hace 40 años” 

A Jorge Martínez Salvadores, Aspar, le nombraron MotoGP Legend el jueves, el día de la noticia de la retirada de Jorge Lorenzo al acabar el GP de Valencia, lo que no quitó brilló al emocionante acto con el que ingresó en el Salón de la Fama, pero sí repercusión. Nos debía esta entrevista en la que cuenta, entre otras cosas, cómo ocultó a sus padres su primera carrera, hace ya 40 años de quello…

-¿Se amanece diferente siendo leyenda?

-(Risas). Muy bonita pregunta. La verdad es que estoy muy feliz. Hace 40 años desde que empecé a competir y llevo 20 días recordando mis inicios y mis cosas. Es muy emocionante llegar a casa, a Valencia, a un circuito en el que me dejé la piel para que se hiciese, y que te nombren leyenda para entrar a formar parte de un Salón de la Fama repleto de ídolos.

-¿Se ha dado cuenta de que están puestos por orden alfabético y usted aparece como Martínez, no como Aspar, justo al lado de su amigo Nieto?

-(Sonríe). Nada menos. Es acojonante. Cuando yo era un niño, para mí Ángel era Dios. Luego pude estar y convivir con él y su familia, lo que hizo que aún lo quisiera más. Es increíble estar ahí con él.

-¿Se pone como pero a su trayectoria el no haber intentado correr en las categorías grandes?

-Lo intenté en 250, pero… Te voy a contar un secreto. En el año 88, cuando gano mi cuarto título, Ángel Nieto, Don Ángel Nieto, tenía el equipo de 250 con Honda y Ducados y me hizo una oferta para irme a 250 con la Honda oficial. Don Andreu Rabasa, de Derbi, que tanto para Ángel como para mí era su familia, le llamó y le dijo: “Ni se te ocurra quitarme al piloto”. Así se truncó la posibilidad de ir a 250 con una moto oficial, una pata negra, que se decía entonces. Aguanté un año más en 125 y 80 pero, lamentablemente, ese año tuve lesiones y problemas técnicos. Y en el año 90 me fui de Derbi a JJ Cobas, pero esa JJ Cobas de 250 no estaba a la altura. Mirando hacia atrás, es fácil ver los errores que se han cometido, pero en mi época eran todas las categorías iguales y el balance, que es lo que importa, es maravilloso e increíble.

-¿Qué es lo que le dijeron sus dos hijas antes de irse a dormir, al acabar el día en el que a su padre le nombraron Leyenda de MotoGP?

-Ellas estaban sorprendidas. Mi mujer, Amparo, las tiene apartadas de mi mundo de las carreras y de qué he hecho yo aquí, así que estaban en una nube y como que se preguntaban qué estaba pasando aquí con su padre.

-¿Y qué es lo que le dijeron Inés y Carmen?

-Que estaban alucinando y les hacía gracia verse de pequeñas en el vídeo que MotoGP me había hecho.

-¿Sería posible destacar un momento de su carrera por encima de todos?

-Es muy difícil, porque cada uno tiene algo especial. Recuerdo sobre todo la primera carrera de mi vida.

-Cuente, cuente.

-Fue en Guadasuar, cerca de Alzira. Alquilo una moto en el año 79 por 1.800 pesetas, una Derbi de cuatro marchas, y acabé segundo.

-¿Qué pasó en casa?

-Yo tenía 16 años y no querían que corriera, así que no se lo dije. Oculté a mis padres mi primera carrera hace 40 años. Yo llevaba tiempo yendo a las carreras, pero sin correr. Iba con mi hermano Vicente, con los Calafat y con muchos pilotos de la zona. Eran carreras de pueblo, sin importancia y, al llegar a casa después de hacer segundo, mi padre me pregunta que cómo han ido las carreras. Le dije que muy bien, que mi hermano había ganado en 125. Y él me pregunta que había pasado en 80. Me encogí de hombros y le dije que no sabía, a lo que su respuesta fue darme un cachete. Y me vuelve a preguntar qué ha pasado en 80. Le digo que creo que ganó uno de Sueca. Y entonces me pregunta que quién hizo segundo. Y me dio otro cachete, porque él sabía que segundo había quedado yo. Me dio un rapapolvo importante y, aunque intentó a toda costa que no corriese, porque había mucho peligro y mi hermano ya corría y sabía lo que era romperse algún hueso, no pudo contener mi pasión.

-¿Cuál diría que fue el peor momento?

-En el año 89, porque mi objetivo era volver a ser campeón del mundo, pero la moto empieza a romperse y me caigo en Austria, rompiéndome por primera vez. Del 79 al 89 no me había roto ni una vez, ni un dedo siendo ya cuatro veces campeón del mundo, y en Austria 89 me caigo en el warm up de Salzburgring, en lluvia. Me destrocé el pulgar derecho por ocho sitios, poniéndome dos placas y ocho tornillos, y también me rompo la clavícula. Todo en esa caída. Ahí se truncó toda la temporada. Y luego hubo momentos duros y difíciles, pero miro atrás y quién diría como le ha ido en estos 40 años a un niño de pueblo, de padres agricultores que quería correr en moto y nada más. Es una historia muy bonita.

-Rercuerde para el que lo haya olvidado o no lo sepa de dónde viene el sobrenombre de Aspar que eclipsa su nombre de Jorge Martínez.

-Viene de mi abuelo y de mi padre, porque a mi familia se les llamaba alpargateros, que en valenciano es aspardeñers. Yo era el hijo del alpargatero, por el mote típico de pueblo, y ya en la primera carrera era Aspar de aspardeñer. Se me conoce más por Aspar que por Jorge Martínez Salvadores.

-Confiese para terminar que usted tenía la primicia de la retirada de Lorenzo…

-(Sonrisa). Yo lo intuía por el desayuno que tuvimos juntos en Tailandia. Admiro a Jorge porque tiene una personalidad muy fuerte y un talento como piloto increíble. Todos los que amamos este deporte le estábamos viendo sufrir, porque no era normal la carrera de Australia u otras, o que llegue un Zarco que estaba parado y vaya más rápido que él. Eso significaba que su cabeza no estaba encima de la moto. Yo desde aquí lo único que puedo hacer es felicitarle por la historia que ha creado y por su palmarés. En ese desayuno me hacía preguntas sobre mi retirada, si lo hice lesionado, en qué momento supe que tenía que hacerlo y más cosas. Se merece un gran homenaje por lo que ha hecho.

-Por lo pronto será el próximo en ser nombrado MotoGP Legend como usted. Yo se lo hubiera dado incluso antes, pero mejor tarde que nunca.

-Muchas gracias.

 

Campeonato de España de Vuelo Acrobático 2019: vuelve el show de los mejores pilotos

5 junio, 2019 · Archivado en Cástor Fantoba, Comunidad Valenciana, Deportes, Deportes aéreos, España, Juan Velarde, Provincia Valencia, Requena, Vuelo, Vuelo acrobático · Comentarios desactivados en Campeonato de España de Vuelo Acrobático 2019: vuelve el show de los mejores pilotos 

El Campeonato de España de Vuelo Acrobático se celebrará desde este viernes hasta el domingo en el aeródromo de Requena (Valencia). Todo el campeonato podrá seguirse en 'streaming' por As.com y As Acción. Los mejores vídeos y reportajes, en AStv y el canal de Youtube de As. 

Aquí, todas las claves por Cástor Fantoba, vigente campeón

El Campeonato de España de Vuelo Acrobático 2019 se verá en ‘streaming’ en As.com

5 junio, 2019 · Archivado en Cástor Fantoba, Comunidad Valenciana, Deportes, Deportes aéreos, España, Juan Velarde, Provincia Valencia, Requena, Vuelo, Vuelo acrobático · Comentarios desactivados en El Campeonato de España de Vuelo Acrobático 2019 se verá en ‘streaming’ en As.com 

El Campeonato de España de Vuelo Acrobático (CEVA), que reunirá en el aeródromo de Requena (Valencia) a unos cuarenta pilotos, podrá verse otro año más en directo a través de As.com y As Acción.

La gran cita de la temporada arrancará el viernes y terminará el domingo y se dividirá, como habitualmente, en las modalidades de Clásico y Freestyle. El broche llegará con la exhibición final con pilotos de la talla de Cástor Fantoba y Juan Velarde o Mikhail Mamistov, actual campeón del mundo, entre muchos otros.

Los mejores vídeos y reportajes podrán verse también en el canal de YouTube de As. Todo listo para el espectáculo de las mejores acrobacias aéreas de nuestro país.

Aquí, las claves del campeonato por Cástor Fantoba, vigente campeón. 

Horarios del CEVA 2019:

Viernes 7 de junio: 09:45-20:30

Sábado 8 de junio: 09:45-21:15

Domingo 9 de junio: 09:15-15:10