La persecución anotadora de Stuani a Baltazar, en el aire

25 marzo, 2020 · Archivado en Baltazar, Competiciones, Deportes, Equipos, Eventos, Futbol, Girona CF, La Liga, LaLiga SmartBank, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Pichichi, Premios, Premios deportivos, Segunda división, Sociedad, Stuani · Comentarios desactivados en La persecución anotadora de Stuani a Baltazar, en el aire 

A nadie se le escapa que desde que Cristhian Stuani llegó a Girona vive un idilio con el gol. El uruguayo es el máximo goleador del conjunto rojiblanco y este curso ha batido su récord anotador. Ya acumula 23 tantos y su mirada está puesta en Baltazar. Quiere ser el mejor pichichi de Segunda y para ello deberá superar los 34 goles que hizo el punta brasileño con el Celta la temporada 1986-87. Hasta el parón por culpa del coronavirus iba por el buen camino para intentar darle caza, pero ahora su persecución está en el aire. Todavía se desconoce si se acabarán disputando las últimas 11 jornadas de Liga que restan.

Stuani es un futbolista que está demostrando que Segunda se le queda pequeña porque al resto de goleadores de la categoría les está siendo imposible aguantar su ritmo anotador. En los 26 duelos que ha disputado con la camiseta rojiblanca esta campaña ha firmado 23 tantos y su media es de un gol cada 100 minutos. En Girona le alaban y no es para menos porque gracias a él han sumado más de la mitad de los puntos que acumulan. Su voracidad es para enmarcar y hay motivos para pensar que puede no solo alcanzar cualquier objetivo que se marque, sino que también puede llegar a firmar los 34 tantos de Baltazar. La proyección anotadora de Stuani esta temporada es muy buena e indica que podría llegar a esa cifra de goles si la mejora ligeramente porque si se disputan las últimas 11 jornadas (990 minutos) no sería raro que hiciera más de diez goles. Es más, su peor racha sin marcar este año han sido solo tres jornadas seguidas, que justo coincidió con tres derrotas del Girona (Numancia, Mirandés y Rayo Vallecano).

Ser el mejor pichichi de Segunda no le obsesiona tanto como ascender de categoría, para ello se quedó en verano pese a tener multitud de ofertas de Primera, y está remando con fuerza para lograrlo. Sus goles siempre se han traducido en puntos este curso para el Girona y es que los 23 tantos los ha firmado en 16 duelos. Y para el recuerdo están ya sus dos hat-tricks ante Rayo (3-1) y Lugo (3-1) y sus dobletes contra Fuenlabrada (2-0), Extremadura (3-1) y Depor (2-2).

Stuani es inconformista y del calendario que le espera al Girona tiene marcado en rojo los duelos ante Numancia, Elche, Sporting, Almería, Cádiz y Alcorcón porque en la primera vuelta no logró marcarles (el conjunto rojiblanco no pudo ganar a ninguno). Les tiene en su diana y ello provoca que haya optimismo entre la hinchada gerundense. Y hay más porque ante los alfareros tendrá aún más ganas de revancha porque en el duelo de la primera vuelta (0-0) falló un penalti en el añadido y en caso de materializarlo habría dado el triunfo. Ello le marcó porque no desaprovechaba una pena máxima desde hacía nueve años. Llegó a firmar 20 lanzamientos sin error (el último fue el 20 de marzo de 2010, con el Albacete ante el Elche). Hay multitud de motivos para confiar en que puede cazar a Baltazar. Siempre que vuelva la Liga, claro.

Las vacas flacas llegan al fútbol

Recuerdo que mi madre, que detestaba el fútbol, siempre decía que estaba desfasado, por los dineros que movía. Hablo de principios de los sesenta, cuando a Luis Suárez lo vendió el Barça al Inter por 25 millones de pesetas, cantidad que se consideró obscena. Aquello provocó más de una 'página tres' del ABC, espacio que en esos años estaba considerado como expresión del colectivo intelectual del país. Trasladado al valor del dinero de hoy, aquel dinero equivale (más o menos, según el conversor), a 3,3 millones de euros. Un futbolista así (Balón de Oro vigente y entrando en 26 años), no se compra hoy por menos de 200. Y ya no nos espanta.

Hace poco, con Roures, eché cuentas de lo que valían los derechos de televisión del fútbol español en 1990, cuando se hizo el contrato conjunto Autonómicas-Canal + y lo que vale ahora, y salió que es casi cincuenta veces más. Nada en treinta años ha multiplicado por tanto su precio. El fútbol ha ingresado dinero en una escalada creciente, y ni siquiera la crisis de 2008 le afectó. De ahí salieron los futbolistas cobrando más, y ganado más ellos a su vez. El reciente estreno 'Un juego de caballeros', sobre el origen del profesionalismo, bien construido aunque algo maniqueo, plantea bien el tema del valor del fútbol como evasión.

De repente se plantea por primera vez un recorte al fútbol y se les pide un esfuerzo a los futbolistas. Empezó el Barça, donde Bartomeu se ha metido en un callejón sin salida con las sucesivas renovaciones de Messi, que le han dejado exhausto, hasta el punto de reducir la plantilla. Se habla de un recorte del 30% que habrían de acordar todos, en el seno de LaLiga, para ir juntos hacia los jugadores. No hay más remedio, porque la interrupción de las competiciones ha frenado los ingresos. Por primera vez, que yo sepa, salvo en las guerras mundiales y según dónde, las vacas flacas alcanzan al fútbol. Y no aquí o allí, sino en todas partes.

Courtois: recuperación sin pausa

Thibaut Courtois (27 años) progresa adecuadamente de sus molestias en la zona del aductor izquierdo que, en un principio, le iban a impedir participar en el encuentro de vuelta de los octavos de final de la Champions ante el Manchester City. El guardameta madridista, enclaustrado como la mayoría de sus compañeros en Madrid, se retiró ante el Betis cojeando camino del vestuario en el último partido que disputaron los blancos el pasado 8 de marzo (2-1). El belga va poco a poco reintegrándose al plan de trabajo que le impusieron al decretar la cuarentena. Así, el meta madridista ha subido una instantánea de sus aparatos con los que se está recuperando poco a poco. Sin prisa pero sin pausa. Tiene tiempo para disfrutar de su pasión con los videojuegos, pero a la vez no pierde el tiempo en recuperar su tono físico.

Courtois estaba siendo uno de los jugadores más destacados de esta temporada. El portero sólo ha encajado 16 goles en el campeonato liguero (en 24 partidos: una media de 0,66 goles por encuentro) y era un firme candidato a ganar el Trofeo Zamora hasta que se detuvo la competición: sería su primer título de portero menos goleado con la camiseta blanca, tras haberlo logrado vistiendo la camiseta rojiblanca del Atleti, algo que ya hizo en las temporadas 12-13 y 13-14. De paso, el Madrid recuperaría otro título que no conquista desde la campaña 2007-08 cuando lo ganó Iker Casillas.

Se da la casualidad de que Courtois ha dejado su portería a cero los mismos partidos que ha encajado gol: 12, pero no ha encajado ni ante el Barcelona (en 180 minutos), ni ante el Atlético de Madrid (en otros 180 minutos), ni ante el Getafe (90 minutos: le queda por jugar el partido de la segunda vuelta en el Bernabéu). Ha encajado uno ante el Sevilla (en el Bernabéu en 180 minutos, y no debió subir al marcador: el balón tocó en la mano de Munir, debiendo anularse la jugada). Igual con la Real: sólo Willian José pudo marcarle tras un grosero error de Sergio Ramos al comienzo del encuentro. Unos datos llamativos para el portero que al principio de temporada fue objeto de críticas, pero que a base de trabajo, coraje y tesón ha dejado atrás.

 

 

Bubka: «El límite está lejos y Duplantis puede saltar más»

16 febrero, 2020 · Archivado en Alemania, Armand Duplantis, Atletismo, Berlín, Centroeuropa, Deportes, Europa, Eventos, Premios, Premios deportivos, Premios Laureus, Salto con pértiga, Serguéi Bubka, Sociedad · Comentarios desactivados en Bubka: «El límite está lejos y Duplantis puede saltar más» 

Serguei Bubka (Lugansk, Ucrania, 56 años) toma dos trozos de papel en sus manos y los separa un centímetro sobre una mesa. "Imagínese que está en una pista, que se coloca el listón a 6,18 metros y que usted se pone debajo y levanta su cabeza hacia arriba. ¡Impresiona! Para saltar ese listón hay que elevarse aún mucho más, ¡Increíble!", le dice al periodista en Berlín, antes de los Premios Laureus que se entregan este domingo (19:00, TDP). Habla Bubka, claro, sobre Armand Mondo Duplantis. Sobre el sueco que ha irrumpido como un relámpago para arrebatar a Renaud Lavillenie el récord mundial de pértiga, de una especialidad donde el ucraniano fue el señor del aire entre enero de 1984 y febrero de 1993 superando 35 veces la plusmarca mundial. Duplantis no está en la ceremonia de los Laureus que se entregarán hoy. Pero su gesta se votará, seguro, en los próximos.

Bubka, como todo gran campeón, es orgulloso. Por eso, cuando se le pide que analice cómo es el explosivo hombre de 20 años y 1,81 metros que saltó 6,17 en Torun (Polonia) y una semana después, el sábado, alcanzó los 6,18 en Glasgow, responde con una evasiva. "¿Sus puntos fuertes? No estoy listo para analizarlo, tendría que verlo más en un par de competiciones, en el estadio, sentir cómo compite y tener más información sobre él. ¡Ahora estoy en los despachos! Pero cuando un chaval hace esto es que es rápido, fuerte, técnico... Lo tiene todo", explica el ahora miembro del Comité Olímpico Internacional.

¿Cuándo supo Bubka de Duplantis? "La primera vez que le vi fue en unos Mundiales júnior... Cuando pasó de seis metros con esa edad me pareció extraordinario", relata. El sueco voló sobre esa barrera mítica con 18 años. "No me ha sorprendido lo que ha hecho, porque su progresión fue impresionante desde el principio. Pasar de seis metros tan joven indicaba ya que estábamos ante alguien único", apoya.

"No sé dónde está el límite de Duplantis, no soy un mago, pero el límite humano con la pértiga aún está muy lejos. Y Duplantis claramente puede saltar más", aventura Bubka aludiendo a la suficiencia con la que superó los 6,18 la nueva estrella.

Duplantis, que competirá el 19 de febrero en Lievin y el 23 en Clermont Ferrand, cuna de su amigo Lavillenie, hizo lo que Bubka en 1993, cuando en ocho días salvó 6,14 en Liévin (Francia) y 6,15 en Donetsk (Ucrania, donde se entrenaba). "Eso demuestra la fortaleza y el potencial de Duplantis, romper dos récords en tan corto espacio es muy fuerte". Palabra de Bubka.

Laureus en español: Nadal, Márquez, Messi, el basket…

Lentejuelas y esmoquin, pero no zapatos, sino zapatillas. Glamour y deporte se dan la mano este lunes (19:00, TDP) en los Premios Laureus que se otorgan en el Verti Music Hall de Berlín. En la Mercedes Platz, al lado del Mercedes Benz Arena, junto a uno de los edificios de la marca de la estrella de tres puntas donde se sitúa el centro de prensa. La fábrica alemana es patrocinadora principal de los Oscar del deporte… por si eso puede ser una pista con el piloto de F1 Lewis Hamilton nominado a mejor deportista masculino de 2019 (sexto título) y la escudería Mercedes a mejor equipo (sexto campeonato de constructores consecutivo).

Unos Laureus que están de aniversario en la capital alemana. Veinte años han pasado ya desde que las palabras de Nelson Mandela desencadenaran los premios: "El deporte tiene el poder de cambiar el mundo, de unir a las personas como pocas cosas lo pueden conseguir". Desde el año 2000, una academia de 68 leyendas del deporte elige a las estrellas más brillantes de la constelación, previa selección de un panel mundial de periodistas.

En esa constelación hay astros que giran sobre España. Rafa Nadal, Marc Márquez y Leo Messi compiten por la estatuilla de mejores del año. El tenista, que ya lo ganó en 2011, luce su 12º Roland Garros y su vuelta al número uno para obtener un galardón muy volcado con el tenis. "Ha sido un año increíble para él y no olvidamos que también inspiró a España para conquistar la Davis", advierte Boris Becker, uno de los mitos. Aunque, salvo sorpresa, al balear no se le espera por Berlín.

Messi, el faro del Barça, presenta su sexto balón de oro, pero ningún futbolista se ha coronado hasta ahora. El piloto de Moto GP también muestra seis títulos en la máxima categoría. "Marc es uno de esos deportistas únicos y es difícil darse cuenta de que sólo tiene 26 años", cuenta de él otro de los que vota, Giacomo Agostini. Pero se la juegan con Tiger Woods y, sobre todo, Lewis Hamilton y Eliud Kipchoge. El keniano, primer hombre en bajar de dos horas (marca no homologable) en la distancia de maratón, aterrizó ya en Berlín, donde logró su récord mundial (2:01.39) en 2018.

También sueña con redondear su gesta la Selección masculina de baloncesto, después de un segundo título mundial cuando no partía como favorita y sin Pau Gasol. "Somos un candidato muy digno", advierten en la Federación. Marc Gasol y Sergio Scariolo, si no es con España, podrían tener aún un cachito de premio con los Toronto Raptors, aspirantes junto a Mercedes, Sudáfrica (rugby), el Liverpool y la selección femenina de fútbol de EE UU.

También habla español la candidatura a revelación del año de Egan Bernal, primer colombiano en ganar el Tour. Y categoría femenina, la extraterrestre Simone Biles parece como candidata a repetir por tercera vez. And the winner is...

Página Siguiente »