Bubka: «El límite está lejos y Duplantis puede saltar más»

16 febrero, 2020 · Archivado en Alemania, Armand Duplantis, Atletismo, Berlín, Centroeuropa, Deportes, Europa, Eventos, Premios, Premios deportivos, Premios Laureus, Salto con pértiga, Serguéi Bubka, Sociedad · Comentarios desactivados en Bubka: «El límite está lejos y Duplantis puede saltar más» 

Serguei Bubka (Lugansk, Ucrania, 56 años) toma dos trozos de papel en sus manos y los separa un centímetro sobre una mesa. "Imagínese que está en una pista, que se coloca el listón a 6,18 metros y que usted se pone debajo y levanta su cabeza hacia arriba. ¡Impresiona! Para saltar ese listón hay que elevarse aún mucho más, ¡Increíble!", le dice al periodista en Berlín, antes de los Premios Laureus que se entregan este domingo (19:00, TDP). Habla Bubka, claro, sobre Armand Mondo Duplantis. Sobre el sueco que ha irrumpido como un relámpago para arrebatar a Renaud Lavillenie el récord mundial de pértiga, de una especialidad donde el ucraniano fue el señor del aire entre enero de 1984 y febrero de 1993 superando 35 veces la plusmarca mundial. Duplantis no está en la ceremonia de los Laureus que se entregarán hoy. Pero su gesta se votará, seguro, en los próximos.

Bubka, como todo gran campeón, es orgulloso. Por eso, cuando se le pide que analice cómo es el explosivo hombre de 20 años y 1,81 metros que saltó 6,17 en Torun (Polonia) y una semana después, el sábado, alcanzó los 6,18 en Glasgow, responde con una evasiva. "¿Sus puntos fuertes? No estoy listo para analizarlo, tendría que verlo más en un par de competiciones, en el estadio, sentir cómo compite y tener más información sobre él. ¡Ahora estoy en los despachos! Pero cuando un chaval hace esto es que es rápido, fuerte, técnico... Lo tiene todo", explica el ahora miembro del Comité Olímpico Internacional.

¿Cuándo supo Bubka de Duplantis? "La primera vez que le vi fue en unos Mundiales júnior... Cuando pasó de seis metros con esa edad me pareció extraordinario", relata. El sueco voló sobre esa barrera mítica con 18 años. "No me ha sorprendido lo que ha hecho, porque su progresión fue impresionante desde el principio. Pasar de seis metros tan joven indicaba ya que estábamos ante alguien único", apoya.

"No sé dónde está el límite de Duplantis, no soy un mago, pero el límite humano con la pértiga aún está muy lejos. Y Duplantis claramente puede saltar más", aventura Bubka aludiendo a la suficiencia con la que superó los 6,18 la nueva estrella.

Duplantis, que competirá el 19 de febrero en Lievin y el 23 en Clermont Ferrand, cuna de su amigo Lavillenie, hizo lo que Bubka en 1993, cuando en ocho días salvó 6,14 en Liévin (Francia) y 6,15 en Donetsk (Ucrania, donde se entrenaba). "Eso demuestra la fortaleza y el potencial de Duplantis, romper dos récords en tan corto espacio es muy fuerte". Palabra de Bubka.

Laureus en español: Nadal, Márquez, Messi, el basket…

Lentejuelas y esmoquin, pero no zapatos, sino zapatillas. Glamour y deporte se dan la mano este lunes (19:00, TDP) en los Premios Laureus que se otorgan en el Verti Music Hall de Berlín. En la Mercedes Platz, al lado del Mercedes Benz Arena, junto a uno de los edificios de la marca de la estrella de tres puntas donde se sitúa el centro de prensa. La fábrica alemana es patrocinadora principal de los Oscar del deporte… por si eso puede ser una pista con el piloto de F1 Lewis Hamilton nominado a mejor deportista masculino de 2019 (sexto título) y la escudería Mercedes a mejor equipo (sexto campeonato de constructores consecutivo).

Unos Laureus que están de aniversario en la capital alemana. Veinte años han pasado ya desde que las palabras de Nelson Mandela desencadenaran los premios: "El deporte tiene el poder de cambiar el mundo, de unir a las personas como pocas cosas lo pueden conseguir". Desde el año 2000, una academia de 68 leyendas del deporte elige a las estrellas más brillantes de la constelación, previa selección de un panel mundial de periodistas.

En esa constelación hay astros que giran sobre España. Rafa Nadal, Marc Márquez y Leo Messi compiten por la estatuilla de mejores del año. El tenista, que ya lo ganó en 2011, luce su 12º Roland Garros y su vuelta al número uno para obtener un galardón muy volcado con el tenis. "Ha sido un año increíble para él y no olvidamos que también inspiró a España para conquistar la Davis", advierte Boris Becker, uno de los mitos. Aunque, salvo sorpresa, al balear no se le espera por Berlín.

Messi, el faro del Barça, presenta su sexto balón de oro, pero ningún futbolista se ha coronado hasta ahora. El piloto de Moto GP también muestra seis títulos en la máxima categoría. "Marc es uno de esos deportistas únicos y es difícil darse cuenta de que sólo tiene 26 años", cuenta de él otro de los que vota, Giacomo Agostini. Pero se la juegan con Tiger Woods y, sobre todo, Lewis Hamilton y Eliud Kipchoge. El keniano, primer hombre en bajar de dos horas (marca no homologable) en la distancia de maratón, aterrizó ya en Berlín, donde logró su récord mundial (2:01.39) en 2018.

También sueña con redondear su gesta la Selección masculina de baloncesto, después de un segundo título mundial cuando no partía como favorita y sin Pau Gasol. "Somos un candidato muy digno", advierten en la Federación. Marc Gasol y Sergio Scariolo, si no es con España, podrían tener aún un cachito de premio con los Toronto Raptors, aspirantes junto a Mercedes, Sudáfrica (rugby), el Liverpool y la selección femenina de fútbol de EE UU.

También habla español la candidatura a revelación del año de Egan Bernal, primer colombiano en ganar el Tour. Y categoría femenina, la extraterrestre Simone Biles parece como candidata a repetir por tercera vez. And the winner is...

Una ‘Madre Coraje’ en la Gala de la FIFA

23 septiembre, 2019 · Archivado en Aston Villa, Clubes fútbol, Competiciones, Cristiano Ronaldo, Deportes, Equipos, Eventos, FIFA, Futbol, Leeds United, Ligas fútbol, Lionel Messi, Marcelo Bielsa, Organizaciones deportivas, Premier League, Premios, Premios deportivos, Premios Laureus, Sociedad · Comentarios desactivados en Una ‘Madre Coraje’ en la Gala de la FIFA 

El fútbol tiene una popularidad infinita, pero menos predicamento en determinadas capas de la sociedad del que merecería. Fue el primer deporte de masas, el primero en profesionalizarse, y eso le hizo ser mirado con desdén en tantos años en que siguió valorándose el concepto amateur como algo superior. Hoy todos los deportes están atrapados por el dinero, pero queda aquel impulso. Messi, tenido mayoritariamente como el mejor futbolista de esta época, no tiene ningún Laureus. Ni su antagonista Cristiano Ronaldo. El Laureus va al mejor del tenis, del atletismo, del golf, de la Fórmula 1... Deportes que suenan mejor.

Eso tiene un lado bueno: que la FIFA se esfuerza en mejorar la imagen de este deporte y lo hace a conciencia. Ya son años en los que vemos en su publicidad institucional magníficos llamamientos al juego limpio, al combate contra el racismo, a la integración de la mujer... La gala de ayer insistió en eso. El punto más emotivo se alcanzó con la intervención de esa ‘Madre Coraje’ brasileña, que le radia literalmente los partidos a su hijo invidente. Una mujer brava e inteligente, cuyo parlamento levantó al público de los asientos, conmovidos muchos hasta las lágrimas. Un bello momento que contribuyó a ensalzar al fútbol.

También fue premiado el bello gesto de Bielsa cuando ordenó a sus jugadores del Leeds devolverle al Aston Villa un gol conseguido mientras un rival se dolía en el suelo. Ese gol devuelto trazó el camino por el que el Aston Villa subió a la Premier en lugar del Leeds. Y esta gala 2019 la cerró el premio mayor femenino, no el masculino. La FIFA manda mensajes positivos, utilizando para bien el altavoz de su tremenda fuerza. Por supuesto que esa organización no es un coro de ángeles, hemos conocido serios casos de corrupción en ella, algo demasiado común en las oficinas de poder de toda laya. Pero envía mensajes edificantes que es bueno reconocer.