21 cracks que nunca ganaron el Balón de Oro

3 junio, 2020 · Archivado en Andrés Iniesta, Deportes, Eventos, Futbol, Premio Balón de Oro, Premios, Premios deportivos, Sociedad · Comentarios desactivados en 21 cracks que nunca ganaron el Balón de Oro 
Hay muchos jugadores fuera de serie que no han podido ganar el prestigioso Balón de Oro. Desde Puskas a Neymar, pasando por Raúl, Xavi o Del Piero.

La amenaza española a Oblak

2 junio, 2020 · Archivado en Atlético Madrid, Deportes, Diego López, Equipos, Eventos, Futbol, Jan Oblak, Jordi Masip, Premios, Premios deportivos, Real Madrid, Sociedad, Thibaut Courtois, Trofeo Zamora, Unai Simón · Comentarios desactivados en La amenaza española a Oblak 

Jan Oblak lidera la tabla del trofeo Zamora. El portero del Atlético de Madrid ha encajado 21 goles en 27 partidos, lo que le hace tener un coeficiente de 0,78 goles/partido. El esloveno va camino de su quinto Zamora consecutivo con el que igualaría a Ramallets y Víctor Valdés. Sin embargo, Oblak no debe confiarse ante los cuatro perseguidores que pelean por arrebatarle el trofeo en las 11 jornadas que faltan para el final de LaLiga.

David Soria, Jordi Masip, Aitor Fernández y Diego López son los perseguidores de Oblak por el trofeo. Los cuatro son porteros españoles y en los 27 partidos de Liga les han llevado a tener un coeficiente cercano al meta del Atlético. David Soria es el que más se le acerca con 25 goles recibidos en 27 encuentros y un coeficiente de 0,93 goles por partido. Le sigue el portero del Valladolid Jordi Masip con 33 goles en 27 encuentro, 1,22. Fuera del podio, pero no de la pelea están Aitor Fernández y Diego López, dos porteros con cifras significativas. El portero del Levante es una de las sensaciones de LaLiga al ser el portero con más paradas, 146. El granota ha recibido 40 goles en 27 encuentro, 1,48 por partido, mientras que el meta del Espanyol ha encajado 46, el que más de la categoría, en los mismos encuentros y tiene un coeficiente de 1,70 goles por encuentro. Para encontrar a Ter Stegen hay que bajar a la sexta plaza con 29 goles en 26 partidos, 1,12 y a Courtois hasta la 13ª con 16 goles en 24 encuentros, 0,67.

Los porteros de Getafe, Valladolid, Levante y Espanyol tienen la oportunidad de acabar con una sequía de Zamoras españoles que dura desde que lo consiguiera Víctor Valdés en 2012. Tras el meta del Barcelona, Courtois lo ganó en dos ocasiones como atlético y un año Claudio Bravo con el Barça. Después llegó el monopolio del guardameta balcánico.

Courtois, líder en porterías a cero

Jan Oblak lidera la tabla del trofeo Zamora, pero no es el portero que más porterías a cero suma en la competición. Thibaut Courtois y David Soria con 12 mejoran, en sólo una las porterías a cero del arquero rojiblanco. Courtois se ha quedado sin encajar en 12 partidos de 24, 50%, mientras que Soria en 12 de 27, 44%. Oblak está en 11 en 27 encuentros, 40,7% y Unai Simón con 10 en 24 partidos mejora al esloveno en con un 41,7%. Oblak tendrá que poner a punto sus guantes para evitar el sorpasso de los porteros españoles.

La persecución anotadora de Stuani a Baltazar, en el aire

25 marzo, 2020 · Archivado en Baltazar, Competiciones, Deportes, Equipos, Eventos, Futbol, Girona CF, La Liga, LaLiga SmartBank, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Pichichi, Premios, Premios deportivos, Segunda división, Sociedad, Stuani · Comentarios desactivados en La persecución anotadora de Stuani a Baltazar, en el aire 

A nadie se le escapa que desde que Cristhian Stuani llegó a Girona vive un idilio con el gol. El uruguayo es el máximo goleador del conjunto rojiblanco y este curso ha batido su récord anotador. Ya acumula 23 tantos y su mirada está puesta en Baltazar. Quiere ser el mejor pichichi de Segunda y para ello deberá superar los 34 goles que hizo el punta brasileño con el Celta la temporada 1986-87. Hasta el parón por culpa del coronavirus iba por el buen camino para intentar darle caza, pero ahora su persecución está en el aire. Todavía se desconoce si se acabarán disputando las últimas 11 jornadas de Liga que restan.

Stuani es un futbolista que está demostrando que Segunda se le queda pequeña porque al resto de goleadores de la categoría les está siendo imposible aguantar su ritmo anotador. En los 26 duelos que ha disputado con la camiseta rojiblanca esta campaña ha firmado 23 tantos y su media es de un gol cada 100 minutos. En Girona le alaban y no es para menos porque gracias a él han sumado más de la mitad de los puntos que acumulan. Su voracidad es para enmarcar y hay motivos para pensar que puede no solo alcanzar cualquier objetivo que se marque, sino que también puede llegar a firmar los 34 tantos de Baltazar. La proyección anotadora de Stuani esta temporada es muy buena e indica que podría llegar a esa cifra de goles si la mejora ligeramente porque si se disputan las últimas 11 jornadas (990 minutos) no sería raro que hiciera más de diez goles. Es más, su peor racha sin marcar este año han sido solo tres jornadas seguidas, que justo coincidió con tres derrotas del Girona (Numancia, Mirandés y Rayo Vallecano).

Ser el mejor pichichi de Segunda no le obsesiona tanto como ascender de categoría, para ello se quedó en verano pese a tener multitud de ofertas de Primera, y está remando con fuerza para lograrlo. Sus goles siempre se han traducido en puntos este curso para el Girona y es que los 23 tantos los ha firmado en 16 duelos. Y para el recuerdo están ya sus dos hat-tricks ante Rayo (3-1) y Lugo (3-1) y sus dobletes contra Fuenlabrada (2-0), Extremadura (3-1) y Depor (2-2).

Stuani es inconformista y del calendario que le espera al Girona tiene marcado en rojo los duelos ante Numancia, Elche, Sporting, Almería, Cádiz y Alcorcón porque en la primera vuelta no logró marcarles (el conjunto rojiblanco no pudo ganar a ninguno). Les tiene en su diana y ello provoca que haya optimismo entre la hinchada gerundense. Y hay más porque ante los alfareros tendrá aún más ganas de revancha porque en el duelo de la primera vuelta (0-0) falló un penalti en el añadido y en caso de materializarlo habría dado el triunfo. Ello le marcó porque no desaprovechaba una pena máxima desde hacía nueve años. Llegó a firmar 20 lanzamientos sin error (el último fue el 20 de marzo de 2010, con el Albacete ante el Elche). Hay multitud de motivos para confiar en que puede cazar a Baltazar. Siempre que vuelva la Liga, claro.

Las vacas flacas llegan al fútbol

Recuerdo que mi madre, que detestaba el fútbol, siempre decía que estaba desfasado, por los dineros que movía. Hablo de principios de los sesenta, cuando a Luis Suárez lo vendió el Barça al Inter por 25 millones de pesetas, cantidad que se consideró obscena. Aquello provocó más de una 'página tres' del ABC, espacio que en esos años estaba considerado como expresión del colectivo intelectual del país. Trasladado al valor del dinero de hoy, aquel dinero equivale (más o menos, según el conversor), a 3,3 millones de euros. Un futbolista así (Balón de Oro vigente y entrando en 26 años), no se compra hoy por menos de 200. Y ya no nos espanta.

Hace poco, con Roures, eché cuentas de lo que valían los derechos de televisión del fútbol español en 1990, cuando se hizo el contrato conjunto Autonómicas-Canal + y lo que vale ahora, y salió que es casi cincuenta veces más. Nada en treinta años ha multiplicado por tanto su precio. El fútbol ha ingresado dinero en una escalada creciente, y ni siquiera la crisis de 2008 le afectó. De ahí salieron los futbolistas cobrando más, y ganado más ellos a su vez. El reciente estreno 'Un juego de caballeros', sobre el origen del profesionalismo, bien construido aunque algo maniqueo, plantea bien el tema del valor del fútbol como evasión.

De repente se plantea por primera vez un recorte al fútbol y se les pide un esfuerzo a los futbolistas. Empezó el Barça, donde Bartomeu se ha metido en un callejón sin salida con las sucesivas renovaciones de Messi, que le han dejado exhausto, hasta el punto de reducir la plantilla. Se habla de un recorte del 30% que habrían de acordar todos, en el seno de LaLiga, para ir juntos hacia los jugadores. No hay más remedio, porque la interrupción de las competiciones ha frenado los ingresos. Por primera vez, que yo sepa, salvo en las guerras mundiales y según dónde, las vacas flacas alcanzan al fútbol. Y no aquí o allí, sino en todas partes.

Courtois: recuperación sin pausa

Thibaut Courtois (27 años) progresa adecuadamente de sus molestias en la zona del aductor izquierdo que, en un principio, le iban a impedir participar en el encuentro de vuelta de los octavos de final de la Champions ante el Manchester City. El guardameta madridista, enclaustrado como la mayoría de sus compañeros en Madrid, se retiró ante el Betis cojeando camino del vestuario en el último partido que disputaron los blancos el pasado 8 de marzo (2-1). El belga va poco a poco reintegrándose al plan de trabajo que le impusieron al decretar la cuarentena. Así, el meta madridista ha subido una instantánea de sus aparatos con los que se está recuperando poco a poco. Sin prisa pero sin pausa. Tiene tiempo para disfrutar de su pasión con los videojuegos, pero a la vez no pierde el tiempo en recuperar su tono físico.

Courtois estaba siendo uno de los jugadores más destacados de esta temporada. El portero sólo ha encajado 16 goles en el campeonato liguero (en 24 partidos: una media de 0,66 goles por encuentro) y era un firme candidato a ganar el Trofeo Zamora hasta que se detuvo la competición: sería su primer título de portero menos goleado con la camiseta blanca, tras haberlo logrado vistiendo la camiseta rojiblanca del Atleti, algo que ya hizo en las temporadas 12-13 y 13-14. De paso, el Madrid recuperaría otro título que no conquista desde la campaña 2007-08 cuando lo ganó Iker Casillas.

Se da la casualidad de que Courtois ha dejado su portería a cero los mismos partidos que ha encajado gol: 12, pero no ha encajado ni ante el Barcelona (en 180 minutos), ni ante el Atlético de Madrid (en otros 180 minutos), ni ante el Getafe (90 minutos: le queda por jugar el partido de la segunda vuelta en el Bernabéu). Ha encajado uno ante el Sevilla (en el Bernabéu en 180 minutos, y no debió subir al marcador: el balón tocó en la mano de Munir, debiendo anularse la jugada). Igual con la Real: sólo Willian José pudo marcarle tras un grosero error de Sergio Ramos al comienzo del encuentro. Unos datos llamativos para el portero que al principio de temporada fue objeto de críticas, pero que a base de trabajo, coraje y tesón ha dejado atrás.

 

 

Página Siguiente »