Los Blazers no perdonan a los árbitros: «Se tragaron sus pitos»

8 febrero, 2020 · Archivado en Arbitraje deportivo, Árbitros, Baloncesto, C. J. McCollum, Competiciones, Damian Lillard, Deportes, Equipos, Gente, NBA, Portland Trail Blazers, Sociedad, Terry Stotts, Utah Jazz · Comentarios desactivados en Los Blazers no perdonan a los árbitros: «Se tragaron sus pitos» 

La derrota de los Blazers a causa de un error arbitral clamoroso no ha dejado indiferente a casi nadie en el mundillo de la NBA. Especialmente entre los integrantes de la comitiva de Portland, los grandes perjudicados por la decisión de no pitar el clarísimo tapón ilegal de Gobert a Lillard a 11 segundos del final del encuentro. Terry Sttots, entrenador de los Blazers, trató de no pasarse de la ralla pero no pudo evitar dejar una de las frases de la noche: "Es una pena que se haya decidido por una jugada mal pitada, no hay otra manera de explicarlo. Podrían haber pitado y tapón ilegal y haber ido a revisarla, pero se tragaron sus pitos en una jugada que era bastante obvia. Es muy decepcionante que el gran esfuerzo que hemos hecho haya acabado con una decisión así".

Los jugadores no fueron tan políticamente correctos, especialmente las dos estrellas del equipo. C.J. McCollum directamente pedía consecuencias en forma de sanción: "Me hace pensar que no eres capaz de hacer tu trabajo de la forma en que deberías hacerlo, lo que significa que deberías ser reprendido, deberías ser multado. Cuando nosotros nos equivocamos, nos multan". También Damian Lillard habló del tema y fue quien más dijo: "Estábamos en le partido hasta el final y no han pitado una jugada clara. Y nos dicen que claramente no había nada que pitar. Nos ha costado un jodido partido. Estamos en la carrera por los playoffs y una mala decisión nos ha costado el partido".

Los árbitros, que según los jugadores de los Blazers les dijeron en directo que no había sido tapón ilegal "ni de lejos", rectificaron después en palabras de uno de ellos, Josh Tiven: "Hemos visto la repetición después del partido y desafortunadamente nos hemos dado cuenta de nuestro error. El tapón ilegal debería haber sido señalado". Antes de eso Lillard ya comentó que no quería ver ni una sola declaración oficial diciendo que su canasta tendría que haber subido al marcador. Y, claro, al ver las palabras del árbitro no se pudo contener.

"Ahora querrán que salgamos aquí y no digamos nada, a pesar de que necesitamos todas las victorias posibles en nuestra lucha por los playoffs. Nos ha costado el partido y por supuesto que tenemos algo que decir al respecto", sentenciaba el base.

Otra lesión más en los Blazers: Rodney Hood se rompe el Aquiles

7 diciembre, 2019 · Archivado en Accidentes deportivos, Baloncesto, Competiciones, Deportes, Equipos, Lesiones deportivas, NBA, Portland Trail Blazers · Comentarios desactivados en Otra lesión más en los Blazers: Rodney Hood se rompe el Aquiles 

Los Trail Blazers suman otro jugador en la enfermería en vez de en la cancha. Rodney Hood se fue del partido de los Lakers con un desgarro en el tendón de Aquiles de la pierna izquierda, lo que le llevará a perderse una buena cantidad de meses, y pone un poco más difícil la remontada del equipo en la Conferencia Oeste. 

Y no porque no estuvieran avisados. Hood se perdió el anterior partido por unas molestias en esa zona y fue revisado por los servicios médicos, que le dieron el OK para poder jugar ante los angelinos. "Había pasado todos los protocolos", dijo un triste Terry Stotts en la rueda de prensa ofrecida al acabar el partido. 

Rodney Hood cayó al suelo en una jugada del primer cuarto. Cogió un rebote tras un mal tiro de LeBron James y en la pisada hizo un mal gesto que le hizo caer al suelo inmediatamante, echándose mano a la zona dañada y teniendo que aceptar la ayuda de los jugadores y oficiales de su equipo para poder salir de la cancha.

La de Hood es sólo otro de los problemas físicos de gravedad que han soportado los Blazers en este inicio de temporada. Para empezar, con un Pau Gasol al que ficharon y luego cortaron porque todavía no se ha repuesto de la operación en el pie realizada la pasada primavera. Luego, con Jusuf Nurkic todavía de baja por su dolorosa lesión en una pierna y con Zach Collins sobrellevando una dislocación de hombro. 

Carmelo Anthony fue el fichaje que se ordenó para intentar agitar la coctelera además de paliar esas bajas, pero va a hacer falta otro en el futuro inmediato. 

Como apunta Bobby Marks, de ESPN, los Blazers ya tienen activada la opción de jugadores incapacitados, por la que la NBA le permite fichar a un jugador en último año de contrato. Y lo más seguro es que la terminen utilizando.

Carmelo Anthony ha vuelto para quedarse

4 diciembre, 2019 · Archivado en Baloncesto, Carmelo Anthony, Competiciones, Deportes, Equipos, NBA, Portland Trail Blazers · Comentarios desactivados en Carmelo Anthony ha vuelto para quedarse 

Es posible que se haya mirado con ojos más críticos a Carmelo Anthony que a la mayoría de jugadores durante los últimos años. Esa impresión al menos podía sacarse en ocasiones buceando un poco por Internet. No había piedad con él. Era culpable de todo. Destacar más sus defectos que sus virtudes se convirtió en un deporte de moda, hasta el punto de etiquetar al alero como alguien difícil de encajar en cualquier vestuario debido a su incapacidad para aceptar, supuestamente, un rol secundario una vez pasada su época de máximo esplendor. Nada podía salir bien con Anthony en tus filas. Rompía la química y no elevaba el nivel competitivo de sus equipos. Y además estaba en claro declive. Esa fue la teoría que encajó como un guante en el imaginario colectivo tras los últimos batacazos del alero con los Oklahoma City Thunder y los Houston Rockets, un runrún que ya venía de antes tras unos últimos años decepcionantes a nivel colectivo en los habitualmente decepcionantes Knicks.


Muchos pensaban que un jugador del talento del diez veces All Star merecía todavía un sitio en la NBA, aunque fuera con un papel limitado, pero la mayoría de ellos preferían que fuese a otro equipo y no al suyo. Por si acaso. Al menos en los que a los aficionados respecta. Así, el máximo anotador de la liga norteamericana en 2013 pasó de estrella a estrellado y de ahí, al paro. Viendo los toros desde la barrera ha estado más de un año, trabajando y manteniéndose en forma en silencio a la espera de una oportunidad para reivindicarse que cada vez parecía más improbable. Sonó en ocasiones, por ejemplo, para Los Angeles Lakers de su amigo LeBron James. Pero nada. Sólo ruido. Nadie se lanzaba de verdad a por Melo…


Hasta que las circunstancias de unos Blazers que arrancaron mal la temporada y que no encontraban opciones sólidas para el puesto de cuatro tras la lesión de Zach Collins y la marcha en verano de Al-Farouq Aminu y Maurice Harkless llevaron a los de Portland a llamar a su puerta. Con él podían tapar ese agujero y conseguir además a un tercer anotador que ayudase a Damian Lillard y a C. J. McCollum, los dos jugadores principales del equipo de Oregón. El riesgo podía merecer la pena, tal y como estaba la situación, pese a los peligros que casi todos los analistas y seguidores de la competición barruntaban (su pobre defensa, la posibilidad de que exigiese un papel más importante del que debía asumir, sus 35 años de edad, la larga inactividad, las malas últimas experiencias que había tenido en la liga...).


Y lo cierto es que, a falta de conocer el desenlace de esta historia de redención, el experimento está saliendo mejor de lo previsto inicialmente por una gran mayoría de escépticos. Tras un inicio irregular, Carmelo Anthony está demostrando que no ha perdido su talento ofensivo, que puede seguir siendo una pieza útil en la NBA. Incluso se ha permitido el lujo de conseguir un galardón de Jugador de la Semana de la Conferencia Oeste (el primero que gana desde 2014). Muy cerca de entrar en 2020 y cuando todo el mundo le había enterrado para el baloncesto de élite, algo que no imaginaba ni su mayor fan.


Pero su mayor premio, no obstante, está siendo recuperar el respeto perdido a base de recordarnos con su estético juego que un día fue una estrella que vendía camisetas como churros y que deslumbraba en competiciones internacionales con Estados Unidos. El mismo jugador que fue incluido dos veces en el Segundo Mejor Quinteto de la liga (2010 y 2013) y cuatro en el Tercero (2006, 2007, 2009 y 2012), algo que demasiado gente parecía haber olvidado. Está demostrando, en definitiva, que la calidad no caduca y que su sitio sigue siendo la NBA. Y como él mismo espera y desea, aún por tiempo. Porque en sus planes estará seguir intentándolo si la temporada con los Blazers finalmente no termina bien y sus caminos se separan. No piensa en retirarse ni en rendirse, ya ha avisado. Hay Carmelo para rato.

El monstruoso partido de Giannis contra Melo: 24 puntos, 19 rebotes y 15 asistencias

22 noviembre, 2019 · Archivado en Antetokounmpo, Baloncesto, Carmelo Anthony, Competiciones, Deportes, Equipos, NBA, Portland Trail Blazers · Comentarios desactivados en El monstruoso partido de Giannis contra Melo: 24 puntos, 19 rebotes y 15 asistencias 
El griego no tuvo piedad de los Blazers y desplegó todo su juego. Firmó unos números espectaculares con su récord personal de asistencias.

Carmelo, lesiones y derrotas: así quedan los Trail Blazers después de la ruptura con Pau Gasol

21 noviembre, 2019 · Archivado en Baloncesto, Competiciones, Deportes, Equipos, NBA, Pau Gasol, Portland Trail Blazers · Comentarios desactivados en Carmelo, lesiones y derrotas: así quedan los Trail Blazers después de la ruptura con Pau Gasol 

A los Trail Blazers les están entrando los siete males. La mala racha en la que están sumidos y la inestabilidad en la plantilla se acrecentan y la posición de poder en la que estaban tras lo hecho en la temporada pasada les hace todavía más vulnerables. Los finalistas de la Conferencia Oeste el pasado mes de mayo son una caricatura en el inicio de la 2019/20 y su Dúo Dinámico de estrellas, Damian Lillard y C.J. McCollum, se está viendo imposibilitado para revertirlo. 

La baja de Pau Gasol es el último fallo de planificación al que se están enfrentando. El español se ha intentado recuperar de una fractura navicular por estrés en el pie izquierdo, pero la recuperación se va a alargar y la franquicia ha preferido utilizar su puesto para rellenarlo con otros jugador que sí pueda aportar en estos momentos. El jugador confirmó que ya había hablado de esta posibilidad con el equipo, lo que puede hacérsele un tanto incomprensible a los aficionados que se le firmara viendo que eran uno de los candidatos más fiables por el lado del Oeste. 

Muy mal inicio, mucho que cambiar

A los de Oregón les ha mirado un tuerto en este inicio de temporada, como a muchos otros equipos. Y en esa posición, la interior. Llegaron a jugar un partido en el que el único pívot sano que tenían era el haitiano Skal Labissiere. Hassan Whiteside es la referencia y no convence para nada, en verano perdieron a Meyers Leonard y Jusuf Nurkic continúa recuperándose de su grave lesión, Zach Collins también se ha lesionado y ya no tienen a Moe Harkless y Al-Farouq Aminu, que podían pasar al '4' si era necesario.

Ahora es Carmelo Anthony el que ha agitado la plantilla. Su llegada, también para poder jugar de ala-pívot si tomamos de referencia su debut con el equipo, hará que cambien las dinámicas y que algunos aspectos del juego de Stotts se tengan que adaptar a él y no al revés. Melo ha estado sin jugar en la NBA y está falto tanto de ritmo de competición como de adaptación a un equipo que mantiene una estructura más o menos fija desde hace unos años. Con él será cuestión de esperar, pero están en Portland para poco inmovilismo: 5-10 de balance y antepenúltimos de la Conferencia Oeste

Las dos estrellas también tienen su parte de responsabilidad. Lillard está jugando más minutos que nunca, más de 38, y le está pasando factura: en la última mala de racha (tres partidos perdidos de cuatro disputados) ha bajado la puntuación (promedia 28,6 pero sólo 17,8 en éstos) y se ha colocado en un 28% de acierto en tiros además de atravesar problemas en la espalda. McCollum está también sus mejores medias de puntos (21,3), pero lanza más y falla más que nunca desde fuera del arco además de empeorar en el total de sus lanzamientos. En resumen, tiran del carro pero no son tan fiables como en los últimos años... Y no tienen mucha ayuda. Anfernee Simons es la sorpresa positiva del equipo actuando como suplente, aporta lo que otros jugadores de corte ofensivo como Rodney Hood, Mario Hezonja o Kent Bazemore no alcanzar a ofrecer. 

Aspectos que dominaban han pasado a ser un engorro. Son un equipo individualista, el peor de la NBA en asistencias (ratio de 13,6, comparación con pérdidas de 1,2 y porcentaje de 45,9%), que pelea mal por los rebotes (deja 49,2 por partido a su rival, el peor dato) y deja segundas oportunidades (16,3 puntos, el peor dato), el que menos aprovecha los errores del rival (14,1 puntos tras pérdida del contrario) y el que más tiene que tirar de aclarados (54,1 tantos sin pase de canasta). Son sólo algunos datos que respaldan fallas en la estructura a lo que se tienen que poner ya si no quieren que se les escape el tren. Y Pau Gasol, a esperar.

Página Siguiente »