Ricky llega a unos Suns a la deriva: «Las cosas han cambiado»

2 octubre, 2019 · Archivado en Baloncesto, Competiciones, Deportes, Equipos, NBA, Phoenix Suns, Ricky Rubio · Comentarios desactivados en Ricky llega a unos Suns a la deriva: «Las cosas han cambiado» 

Los vientos del cambio no llegan a Phoenix. Al menos es lo que parece. La franquicia ha conseguido firmar a Ricky Rubio en verano, pero poco más. El crecimiento de los Suns a medio plazo dependerá de sus dos promesas, DeAndre Ayton y sobre todo Devin Booker. En su mano estará volver a unos playoffs que el equipo no pisa desde 2010, cuando fueron derrotados en las finales de la Conferencia Oeste por los Lakers.

Ha pasado mucho tiempo. En esa serie Kobe y Pau, con un Artest estelar, lideraban a los Lakers de Phil Jackson a las Finales de la NBA por tercer año consecutivo. Ganarían el anillo ante los Celtics. Los Suns por su parte lucharon por última vez por unas esquivas Finales a las que el proyecto construido en torno a Steve Nash nunca pudo llegar. Amar'e Stoudemire era el segundo de a borde de una plantilla que contaba con un prometedor Goran Dragic dando sus primeros pasos en la Liga y con Alvin Gentry de entrenador después de haber cogido el relevo de Mike D'Antoni.

Hoy, la historia es ligeramente distinta. Kobe, un Artest rebautizado como Metta World Peace o Steve Nash están retirados. Pau afronta su 19ª temporada en la NBA, Dragic se ha hecho un nombre en la competición norteamericana, Gentry está en los Pelicans y Stoudemire con tímidos intentos de volver a la NBA tras sufrir una desafortunada vorágine de lesiones. Tampoco hay noticias de Phil Jackson, retirado una temporada después de lograr su undécimo y último anillo. Y en Phoenix llevan 9 temporadas sin pisar los playoffs. 

No es un dato cualquiera. Los Suns nunca han estado tanto tiempo sin jugar la fase final y han sido una franquicia muy respetada desde finales de los 80 hasta la salida de Nash del equipo. Con Barkley se colaron en las Finales y luego con el base, uno de los mejores de la historia, fueron hacedores del seven seconds or less que les dejó a las puertas de las Finales hasta en tres ocasiones. Las dos primeras con D'Antoni, un creador ofensivo maravilloso que nunca ha sabido darle consistencia a sus plantillas en los partidos en los que se decide el título. Con los Rockets le está pasando algo parecido.

Un cúmulo de despropósitos, malas elecciones del draft, un dueño (Robert Sarver, que también posee el Mallorca de fútbol) perdido y unos movimientos veraniegos inexistentes han impedido que la franquicia remonte el vuelo. Han sido 9 años en los que solo han igualado o superado el 50% de victorias dos veces y se han quedado hasta en 5 ocasiones por debajo de 30 partidos ganados. Solo hubo una temporada, la 2013-14, donde de verdad compitieron: con Goran Dragic, Eric Bledsoe y Geral Green hicieron un equipo atractivo y se quedaron a las puertas de los playoffs (48-34, a una victoria de los Mavs). La venta paulatina del núcleo de bajitos en los cursos siguientes no dio continuidad a un proyecto que tuvo esa campaña su único rayo luz en nueve años.

"Las cosas han cambiado mucho" ha dicho Ricky en el Media Day que ha servido para presentar a los no tan nuevos Suns. La llegada de Saric junto a la del español y la evolución que se les presupone a Booker, Ayton, Bridges y Oubre mejorarán la plantilla, aunque es atrevido pensar en playoffs. Eso sí, ha habido cambios en la franquicia. "Hay un nuevo gerente general y un nuevo entrenador y habrá una nueva instalación de práctica el próximo año", comentaba el del Masnou.

El baloncestita es optimista con el nuevo rumbo que parece haber emprendido el equipo. "Creo que están empezando a cuidar cada detalle. En el pasado no hemos llegado a los playoffs, pero cada año, tienes que seguir cambiando eso. La gente no entiende que la línea es tan delgada que puede cambiar muy rápido. Pero al mismo tiempo, es muy difícil dar el paso por encima de esa línea. Así que debes cuidar cada detalle desde el primer día".

Entrenos con Raúl López

Ricky ha revelado que se ha entrenado con Raúl López en los últimos años. "Me ha estado ayudando. Jugó en la NBA durante tres años y luego jugó en Europa. Me ha estado ayudando los últimos dos o tres años, y realmente he mejorado con su ayuda".

El español se encuentra en el mejor momento de su carrera y llega a Phoenix después de haberse coronado campeón del mundo en el Mundial de China y de ser MVP del torneo, un bagaje muy positivo a la hora de llegar a una franquicia cuya afición añora a Steve Nash, otro base y su último ídolo. Nash lideró al equipo a tres finales del Oeste y fue uno de los pioneros, junto a D'Antoni, del juego rápido y atractivo que desarrollaron los Suns, lo que le valió dos MVPs de la temporada en 2005 y 2006.

A pesar de todo esto, no hay presión para Ricky, que llega como un jugador con experiencia en la Liga y después de estar en dos equipos que han obtenido resultados distintos. "Voy a tratar de aportar experiencia. En Minnesota no llegué a playoffs y en los Jazz sí. El primer año en Utah, mucha gente no contaba con nosotros porque Gordon Hayward se había ido y éramos un equipo joven. Pero los pequeños detalles nos hacen creer y al final, llegamos a los playoffs y ganamos una serie", rememora.

Durante los entrenos con la Selección y también junto a Raúl López, el MVP del Mundial ha trabajado diferentes aspectos este verano más allá del tiro de tres. “Quiero más consistente, Estoy tratando de tener la misma visión en cada tiro. Eso me ayudó en el equipo nacional. Pude sentir que me dio confianza para tener las mismas oportunidades todo el tiempo".

No sabemos si empieza una nueva etapa en Phoenix, pero sí que lo hace para Ricky. Tras una difícil salida de los Jazz, el base se ha resarcido siendo protagonista en el oro mundialista de la selección española. Ahora llega a un nuevo equipo en el que tendrá un rol protagonista dentro de una plantilla en la que tendrá más galones que nunca. 

Los grandes ganadores y perdedores de la lotería del draft

GANADORES

New Orleans Pelicans

Son los triunfadores obvios de la noche. Con un 6% de opciones de hacerse con el número 1, llevarse a Zion Williamson ahora sólo depende de ellos cuando antes habrían necesitado negociar con un tercero. La duda ahora es si utilizarán esa bala para construir un nuevo proyecto sobre el ex de la universidad de Duke o lo intentarán cambiar por una estrella para convencer a Davis de que no se vaya. Aunque el ala-pívot volvió a dejar claro tras el sorteo que su intención sigue siendo la de marcharse. En cualquier caso y pase lo que pase con Anthony Davis, los Pelicans están en una situación inmejorable.

Los Angeles Lakers

Comenzando desde el puesto 11, su 4 final es una de las mayores subidas en la historia del draft. Un arma con la que sin duda no contaban a estas alturas en las oficinas de los Lakers. Veremos si les sirve como último impulso para convencer a los Pelicans de hacer el traspaso por Davis. En caso negativo podrían utilizarlo para negociar con otra franquicia y otra estrella (¿Wizards y Beal?). Y en última instancia se pueden quedar con ese elección y sumar un talento joven más a su ya extensa lista. Teniendo en cuenta que siguen manteniendo el espacio salarial para fichar a una estrella en la agencia libre, ese número cuatro no puede más que sumar sea cual sea la decisión final de la franquicia.

Anthony Davis

Ya se ha hecho público que quiere marcharse, igual que pasaba antes de saberse que Nueva Orleans se llevaron el 1 del draft. Así que la llegada de Zion le beneficia, ya que para la franquicia va a resultar más fácil dejarle marchar teniendo en cuenta que tendrán a un referente claro sobre el que construir su futuro. Otra cosa es que se pueda ir a los Lakers, pero incluso en esto ha tenido suerte Davis, ya que los angelinos cuentan ahora y por sorpresa con el número 4 del draft para negociar.

Memphis Grizzlies

El otro gran subidón del la lotería. Los Girzzlies tenían un 19% de opciones de acabar en top-3 y se han hecho con el número 2. Antes del sorteo ya se apuntaba a que estarían muy interesados en el base de Murray St., Ja Morant, pero eran conscientes de la imposibilidad de quedarse con él, ya que todas las proyecciones ponían al jugador como segunda elección por detrás de Zion Williamson. El destino ha querido que los de Memphis vayan a escoger su pick justo en ese lugar, así que blanco y en botella.

Mike Conley

La llegada de un base top desde el draft tendrá que ir acompañada casi necesariamente de la salida de Conley. Un movimiento que traería más piezas a los Grizzlies para ayudar en su reconstrucción y que podría poner al jugador en disposición de volver a pelear por el anillo. Porque con el sueldo que tiene sólo un aspirante a grandes cosas querrá hacerse cargo de él, sacrificando espacio salarial a cambio de alguien con gran experiencia y talento que daría un plus indudable a cualquier plantilla. Ya se habla de Utah Jazz e Indiana Pacers como posibles destinos. Ambos equipos intentaron en mayor o menos medida un traspaso por Conley en febrero.

PERDEDORES

New York Knicks

El perdedor con mayúsculas de la noche. Se han llevado el 3, con el que pueden draftear a R.J. Barret por ejemplo. Un gran proyecto de jugador, pero que no es Zion. Y sin el número 1 la opción de convencer a los Pelicans para llevarse a Anthony Davis parece esfumarse. Con ese pick 3 quizá puedan tentar a otra franquicia en busca de una estrella no tan rutilante, como a los Cavs y Kevin Love, para juntarlo con los otros dos agentes libres que quieren fichar. Pero ya no habrá Davis y ya no habrá Zion. Y ahí es donde tenían puestas todas sus esperanzas. Y más después de que viesen como los Suns (pick 6) y los Cavs (pick 5), sus dos grandes rivales en la lucha por el número 1, se quedaban fuera de la pelea a las primeras de cambio.

Dallas Mavericks

Tenían un 26,6% de opciones de mantener su elección de draft, que en caso  de haberse producido habría sido top-4. Pero al no hacerse efectivo y acabar en el décimo puesto su pick vuela hacia Atlanta como parte del traspaso Doncic-Young del pasado draft. Un jugador entre el 1 y el 4 no le amarga a nadie y los Mavs lo podrían haber utilizado como moneda de cambio en su búsqueda de estrellas o para ponerle al lado de Doncic en lo que se habría convertido en una pareja de éxito durante años para los de Dallas. Ni una cosa ni la otra para los texanos.

Boston Celtics

En una lotería con mucho movimiento y en la que los Celtics tenían puestas muchas bolas en juego, se han quedado donde estaban antes de empezar (pick 14 vía Sacramento), que con el subidón de los Lakers ha sido como bajar posiciones. Porque en su pelea por hacerse con Anthony Davis, antes del sorteo parecían tener el mejor lote para ofrecerles a cambio a los Pelicans, pero con el pick 4 de los Lakers la cosa ya no está tan clara. Así que a la más que probable marcha de Kyrie Irving (tal como están las cosas quizá para bien) puede que se una la no llegada de Davis. Un futuro a corto plazo bastante sombría para una franquicia que se las prometía muy felices tras el trade deadline de febrero.

Cleveland Cavaliers y Phoenix Suns

Ambos tenían las máximas opciones de llevarse la primera elección (14%) y de ser top-3 (40%). Al final han acabado en los puestos 5 y 6, respectivamente. Todo un año de travesía por el desierto no se hace para acabar con esas elecciones, independientemente del resultado que den los jugadores elegidos. Ahora tendrán que pensar bien lo que hacen. Probablemente se lleven dos buenos jugadores, pero nada parecido a Zion Williamson, que es para lo que han estado perdiendo todo el año. Habrá que esperar alguna temporada más para comprobar si el nuevo reparto en la lotería del draft elimina realmente la supuesta ventaja de dejarse perder durante todo el curso. Si lo que ha pasado esta noche se convierte en tendencia quizá veamos cada vez menos temporadas como la de los Cavs y los Suns (y los Knicks).

Las opciones definitivas de llevarse a Zion: del 14% de los Knicks al 2% de los Lakers

12 abril, 2019 · Archivado en Baloncesto, Boston Celtics, Cleveland Cavaliers, Competiciones, Deportes, Equipos, Los Ángeles Lakers, NBA, New York Knicks, Phoenix Suns, Zion Williamson · Comentarios desactivados en Las opciones definitivas de llevarse a Zion: del 14% de los Knicks al 2% de los Lakers 

Acabó la Regular Season 2018-19 de la NBA. Como siempre, 16 equipos ya piensan en los playoffs que arrancan el sábado... y los otros 14 en las vacaciones (los jugadores) y en el draft (en los despachos). Antes de una elección que estará marcada por el cantado número 1 para Zion Williamson, un jugador con proyección de generacional, y que se celebrará el 20 de junio en el Barclays Center de Brooklyn, llegará la lotería. Un día tan decisivo o más, en el que las derrotas acumuladas durante la temporada se convierten en más o menos bolas dentro e un bombo que define el orden definitivo de las 14 primeras elecciones del draft (el resto, los equipos de playoffs, van del 15 al 30 con los Bucks, el líder de la Regular Season, eligiendo en último lugar).

La lotería decide los cuatro primeros puestos del draft y el resto, los diez equipos restantes, se ordenan en función de las derrotas (de más a menos). Tendrá lugar el 15 de mayo y dejará sellado el número 1 y por lo tanto y salvo sorpresa histórica, el destino de Zion Williamson. Y estrenará además formato después de los cambios establecidos por la NBA, que ha rebajado las opciones del peor equipo de la Regular Season de elegir al número 1 con la intención de poner coto a un tanking que cada vez era más generalizado... o simplemente más público.

Hasta la pasada temporada, el peor equipo tenía un 25% de llevarse al 1 y ahora esa cifra ha bajado al 14, idéntica a la de los dos siguientes con más derrotas, que antes estaban en el 19,9 y el 15,6%. Estos cambios no han influido mucho, al menos en este primer ensayo, en los movimientos de quienes han pensado desde octubre en el draft (Knicks, Bulls...) y quienes, esto un asunto menos grave pero también habitual, se han visto abocados a la lotería aunque tenían otros planes: Wizards, Pelicans, Lakers...

Así que la lucha por el número 1 es la lucha, esta vez, por Zion Williamson, sin tapujos. Y ha terminado con una clasificación que deja a Knicks, Cavaliers y Suns como los grandes favoritos para hacerse con el fenómeno de Duke y este ránking de opciones sobre el que solo falta que la NBA (debería hacerlo en los próximos días) decida las posiciones finales en los posibles casos de empate por balances idénticos. Los 14 equipos que estarán en la lotería tienen estas opciones de llevarse el número y, por otro lado, de no caer más abajo del top 4:

1 NEW YORK KNICKS (17-65): 14% de opciones de tener el número 1, 52,1% de tener un top 4

2 CLEVELAND CAVALIERS (19-63): 14% de número 1 y 52,1% de top 4

3 PHOENIX SUNS (19-63): 14% y 52,1%

4 CHICAGO BULLS (22-60): 12,5% y 48%

5 ATLANTA HAWKS (29-53): 10,5% y 42,1%

6 WASHINGTON WIZARDS (32-40): 9% y 37,2%

7 NEW ORLEANS PELICANS (33-49): 6% y 26,3%

8 DALLAS MAVERICKS (33-49): 6% y 26,3%*

9 MEMPHIS GRIZZLIES (33-49): 6% y 26,3%**

10 MINNESOTA TIMBERWOLVES (36-46): 3% y 13,9%

11 LOS ANGELES LAKERS (37-45): 2% y 9,4%

12 SACRAMENTO KINGS (39-43): 1% y 4,8%***

13 MIAMI HEAT (39-43): 1% y 4,8%

14 CHARLOTTE HORNETS (39-43): 1% Y 4,8%

*Los Mavericks solo se quedaran su pick si es top 5, ya que lo traspasaron a Atlanta Hawk en la operación Doncic con esa protección. Si cae en el seis o más abajo, será de los Hawks. Sería lo más probable: los Mavs tienen un 26% de opciones de conservar una elección de draft que será muy jugosa (top 4, no puede ser 5) o se irá a Atlanta en el rango 8-11.

**Los Celtics tienen el pick de los Grizzlies... aunque con protección top 8. Si acaba en el rango 1-8 se lo quedarán los Grizzlies, que preferirían dárselo ya unos Celtics que, al contrario, verían mejor esperar: la protección es top 6 en 2020 y desaparece en 2021. Los Grizzlies han acabado novenos, pero empatados con séptimo y octavo. La NBA decidirá el orden y a partir de ahí, si entran equipos del rango 9-14 en el top 4, el pick se irá a Boston con seguridad.

***Los Celtics también tienen el pick de los Kings, pero con un matiz muy importante: si es número 1, sería de los Sixers. Aunque solo hay un 1% de posibilidades de que sea así. Los Celtics tienen derecho al mejor pick entre el de los Sixers y el de los Kings, ambos con protección si es número 1. Así que el de los Kings será para los verdes, salvo que ese 1% ponga a Zion Williamson a tiro de los Sixers.

 

Crawford, histórico en la noche de Nowitzki: 51 puntos de récord

10 abril, 2019 · Archivado en América, Baloncesto, Competiciones, Dallas, Dallas Mavericks, Deportes, Equipos, Estados Unidos, Jamal Crawford, NBA, Norteamérica, Phoenix Suns, Texas · Comentarios desactivados en Crawford, histórico en la noche de Nowitzki: 51 puntos de récord 

Dirk Nowitzki anunció su retirada, lo que supuso una catarata de reacciones en la esfera de la NBA, pero no fue el único protagonista de la noche en Dallas. Otro gran veterano, Jamal Crawford, estuvo a punto de amargarle la fiesta al alemán. 

Crawford metió 51 puntos ante los Mavericks, aunque eso no garantizó la victoria a los Suns en el American Airlines Center. El escolta de Washington logró todo un récord de la NBA al convertirse en el jugador de más edad (39 años y 20 días) en superar la centena durante un partido de la liga norteamericana. El récord anterior pertenecía a Michael Jordan, con 38 años y 315 días en diciembre de 2001. 

Crawford también se convierte, como resalta ESPN, en el primer jugador de la historia de la NBA en conseguir partidos de 50 puntos con hasta 4 equipos diferentes

Crawford lo hizo con 18/30 en tiros (7 triples) en 38 minutos como suplente.

Los Suns terminaron perdiendo por 120-109 pese a esta gran actuación.

Nowitzki (30) dice adiós a Dallas a lo grande y anuncia su retirada

10 abril, 2019 · Archivado en Baloncesto, Competiciones, Dallas Mavericks, Deportes, Dirk Nowitzki, Equipos, NBA, Phoenix Suns · Comentarios desactivados en Nowitzki (30) dice adiós a Dallas a lo grande y anuncia su retirada 

Todo parecía preparado para la despedida. El recibimiento de los empleados de la franquicia a su llegada al pabellón, su presentación antes del partido, su exhibición durante el mismo, la asistencia de varias leyendas (Pippen, Bird, Nash...), el ambiente festivo que dominaba el ambiente. Al final del encuentro, Nowitzki se fue al centro de la cancha, cogió el micrófono e hizo oficial lo que todo el mundo esperaba: "Quiero anunciar que éste ha sido mi último partido aquí", y la grada estalló en un aplauso tremendo que parecía nunca acabar. A falta de un partido, era el punto final oficioso a una historia nunca vista en la NBA. La del primer jugador que ha disputado 21 temporadas con la misma camiseta. ¡Y qué jugador!

Y como pasa tantas veces en las retiradas de las estrellas, el alemán dedicó a su hinchada un partido de los de antaño. Las ganas de agradar y de firmar un último encuentro a la altura de las circunstancias le hizo lanzar más tiros que nunca en la primera parte. 18 para 19 puntos, su máxima puntuación al descanso desde el 11 de marzo de 2017. Al final acabó con 30, 8 rebotes y 3 asistencias. Y como guinda, los 5 triples que metió le aúpan al 11º puesto en la clasificación histórica de triplistas.

Como si el momento hubiese encendido al resto de jugadores, varios de ellos lucieron sus mejores galas. Luka Doncic, esta vez en segundo plano, a provechó para firmar su octavo triple-doble de la temporada (21+16+11+3). El otro gran protagonista fue Jamal Crawford, que a sus 39 años metió 51 puntos, con 5 rebotes y 5 asistencias. Nadie tan mayor había alcanzado los 50 puntos. Él fue quien tiró del carro de los Suns en una segunda mitad (52-71) que les llevó a pelear el partido en el último cuarto. 

Después de dominar todo el partido sin problema alguno, los Mavericks se vieron con menos de cinco minutos por jugarse y menos de cinco puntos de ventaja. Entrábamos en el clutch time y, ¿quién apareció? Efectivamente, Doncic con un triple para poner tierra de por medio. Y poco después Nowitzki para sentenciar, para algarabía de todos. 

Es el final de una época en Dallas. Cuando Dirk Nowitzki llegó en 1998 nadie podía pensar lo que ese espigado alemán iba a significar para la franquicia texana y para la historia de la Liga y de este deporte. El relevo lo tiene que tomar un chaval esloveno y la empresa es tan complicada como emocionante. Porque el legado que deja el 41 es de una magnitud a la altura de los más grandes de siempre. Dallas siempre le estará agradecida y los que amamos el baloncesto, seamos de donde seamos, también. Esta noche en San Antonio brindaremos todos por última vez a la salud de Dirk.

Página Siguiente »