Montoro, el pequeño Toledo y Ramón Mendoza

Montoro es un precioso pueblo cordobés al que se le conoce como 'El Toledo andaluz' o el 'Pequeño Toledo', al estar emplazado el casco urbano sobre un promontorio en el interior del meandro que forma el río Guadalquivir. La espectacular curvatura del mismo en el paso por Montoro constituye la entrada por el sur al Parque Natural de la Sierra de Cardeña. De hecho, desde 2013 el meandro tiene la categoría de Monumento Natural.

Desde 1969 Montoro está declarado Conjunto Histórico Artístico, destacando el puente sobre el Guadalquivir (construido en el siglo XV), la Casa de las Tercias, la iglesia de San Bartolomé o la Torre de Villaverde. Los montoreños también presumen por la defensa feroz que hicieron de su territorio ante la llegada de las tropas napoleónicas, lo que les valió el título de 'Ciudad de Montoro: Muy Noble, Leal y Patriótica'. Su táctica consistía en hacer creer a las tropas de Napoleón que iban a ser agasajados y bien recibidos. Una vez dentro del pueblo, mermaron a los franceses con escaramuzas de hostigamiento y ataques por sorpresa.

Lógicamente y como en toda la comarca, Montoro vive mucho del cultivo de olivos que producen un aceite de primer nivel. Pero también destaca la fabricación de mazapanes, la artesanía del cuero y la forja artística.

Por esa artesanía los madridistas de Montoro presumen de una anécdota que no olvidan. A principios de los años 90, con Ramón Mendoza en la Presidencia del club, su homónimo de la peña de Montoro (Pepe Onieva) recibió una llamada telefónica: "Soy Ramón Mendoza. Quiero pasarme por el pueblo para comprar algunos productos en cuero que tenéis allí. De paso visitaré el pueblo y tu peña". Pepe le dijo que no estaba para bromas y le colgó. Sólo tras una segunda llamada supo que era el verdadero Mendoza, que cumplió su palabra y apareció por allí apenas una hora después. De aquí también es Javi Lara, centrocampista de clase que ahora triunfa en el Ibiza, en Segunda B, y que fue el autor del primer gol del Eibar en Primera (sin ángulo y ante la Real Sociedad). También recuerdan el golazo que metió al Madrid en una eliminatoria de Copa con el Alcoyano. El montoreño pertenece a los Raulistas y Ramistas, una activa sección de la Peña Madridista 'El Caldererillo'. Les une la pasión por Raúl y Sergio Ramos, capitanes con galones. La peña, que nació en el año 1992, cuenta con 70 socios y sigue creciendo. El 2 de noviembre estarán 31 de sus miembros en el Bernabéu para ver el Real Madrid-Betis. Ellos no pierden la fe. Cibeles, calienta.

Miranda de Ebro: histórico enclave ferroviario y una peña llamada ‘Hala Madrid’

28 febrero, 2019 · Archivado en Afición deportiva, AVE, Bilbao, Bizkaia, Castilla y León, Empresas transporte, Equipos, Futbol, Gipuzkoa, Irún, Madrid, Miranda de Ebro, Pablo Infante, País Vasco, Peñas deportivas, Peñas madridistas, Provincia Burgos, Racing de Santander, RCD Espanyol, Real Madrid, Renfe, Tomás Roncero, Tren alta velocidad, Trenes · Comentarios desactivados en Miranda de Ebro: histórico enclave ferroviario y una peña llamada ‘Hala Madrid’ 

No es pueblo, es ciudad. Miranda de Ebro y su gente es lo primero que te dejan claro nada más poner el pie en sus modernizadas calles. “Roncero, Miranda es ciudad, no es pueblo”. Lo confirma su población actual (35.477 habitantes censados) y una infraestructura industrial que ha logrado en los tres últimos años, gracias a un ambicioso plan llamado ‘Miranda Empresas’, reducir el paro en un 28%. La ubicación geográfica de Miranda de Ebro lo convierte en un punto de paso estratégico. Está en la provincia de Burgos (la capital queda a 84 kilómetros), pero se ubica casi en la frontera con Álava (Vitoria se encuentra a sólo 37), a 83 de Bilbao y a 66 de Logroño. Ello explica que haya sido desde hace más de siglo y medio un nudo ferroviario estratégico. El tren llegó en 1862, al confluir las líneas Madrid-Irún y Castejón-Bilbao. La revolución industrial hizo crecer a Miranda tanto que en 1907 el Rey Alfonso XIII les concedió el título de ciudad. A partir de 2023 se espera que del Alvia actual se pase a la llegada del AVE al País Vasco. En sólo dos horas se llegaría desde Madrid. El nombre de Miranda viene del latín y significa “la que hay que admirar”. Háganlo, amigos.

El Mirandés. El orgullo de la ciudad. Fundado en 1927, ha competido cinco veces en Segunda (la última vez en la temporada 2016-17). Juega sus partidos en Anduva, que tocó su techo histórico en 2012 al lograr meterse en las semifinales de la Copa. La marea rojilla no olvidará nunca aquellas eliminatorias triunfales ante Villarreal, Racing y Espanyol. Y Pablo Infante fue el pichichi del torneo con 7 goles. Imposible olvidarlo. Ahora marchan segundos en su grupo de Segunda B. El ascenso es el sueño, para orgullo de mirandeses ilustres como son los periodistas Pedro García Cuartango y Ernesto Sáenz de Buruaga, así como la soprano María Lasarte.

La peña. Se inauguró el 19 de febrero de 1982, fecha en la que el Madrid ha ganado dos derbis al Atleti (en 1928, 0-1, y en 1994, 1-0). En una ciudad con mucha afición al Athletic de Bilbao y al ‘Glorioso’ Alavés, los merengues mirandeses decidieron unir sus fuerzas y qué mejor manera que formando una peña bautizada como su himno histórico: ‘Hala Madrid’. Pablo Cuevas es el actual presidente y todos echan en falta ahora a Pepe Encinas, fallecido hace poco. Se le recordó el viernes pasado, en la cena por el 37º aniversario. La alcaldesa Aitana, presente. También Herrero, titular con el histórico Castilla que jugó la final de Copa de 1980. Y Toñín ‘El Torero’, nombrado socio de honor. Olé.