De Pelé a Neymar, las felicitaciones al Santos por su 108 aniversario

14 abril, 2020 · Archivado en Deportes, Equipos, Futbol, Neymar, Pelé, Robinho, Santos FC · Comentarios desactivados en De Pelé a Neymar, las felicitaciones al Santos por su 108 aniversario 

El astro brasileño Edson Arantes do Nascimento, 'Pelé', considerado por muchos como el mejor jugador en la historia del fútbol, conmemoró este martes los 108 años del Santos, el club donde alcanzó fama mundial y el que "más promovió Brasil en todo el mundo". También su sumaron a las felicitaciones jugadores que dejaron huella en el equipo paulista más recientemente, Robinho y Neymar.

En el día en que el club brasileño celebra 108 años desde su nacimiento, Pele envío un mensaje de felicitación al equipo de su vida y del que siente orgullo de haber formado parte.

"Mis queridos amigos de todo el mundo, y digo de todo el mundo porque quiero que todos los deportistas del mundo sepan que Santos Fútbol Club está cumple 108 años. Yo formé parte de más de la mitad de eso. Me honra mucho haber sido uno de los vencedores", aseguró 'el Rey' en un video divulgado en las redes sociales de la escuadra albinegra.

El ex delantero, quien también militó en el Cosmos de Nueva York y en octubre próximo cumplirá 80 años, también resaltó la importancia de Santos como el equipo que más dio a conocer a Brasil en el exterior.

"Santos es el mayor promotor de nuestro país", aseguró el astro del fútbol.

Ensayar una chilena

23 marzo, 2020 · Archivado en Cine, Deportes, Futbol, Maradona, Pelé · Comentarios desactivados en Ensayar una chilena 

A medida que pasan los días de confinamiento, la falta de fútbol en directo se supera entre los aficionados de distinta forma. Hay quien se entrega a los videojuegos que imitan la competición liguera, y al parecer ese mundo paralelo y virtual les ofrece las dosis necesarias de emoción. Hay quien —como es mi caso— aplaca ocasionalmente el mono viendo en Youtube antiguas victorias de su equipo: una forma de nostalgia que se parece mucho a releer un buen libro, pues sin la intriga del resultado lo que atrapa al ojo es el estilo, la forma de jugar, el detalle. Luego existe también otro tercer subterfugio: el cine de fútbol.

Entre los eventos que la pandemia se ha llevado por delante, había dos festivales de cine documental: el Thinking Football, que organiza cada año la Fundación Athletic Club en Bilbao, y el Offside Fest, que se celebra en Barcelona. Ambos estaban previstos para el mes de marzo y la buena noticia es que no han sido cancelados, sino que se aplazan hasta junio. Entretanto, la oferta de películas de fútbol en plataformas como Filmin o Amazon Prime permite explorarlo desde muchos puntos de vista. Se puede optar por valores seguros, como 'Maradona', de Asif Kapadia, pero el carácter documental tiene aún más sentido y valor cuando el foco se pone en aspectos menos conocidos o incluso ninguneados, como el futbol femenino, la homosexualidad, la violencia de los hooligans o la épica de los equipos perdedores.

Gracias a la autenticidad que se consigue a menudo con el documental, uno entiende también lo difícil que es hacer buen cine de ficción sobre el fútbol. En realidad, sólo funciona cuando sirve como elemento para mostrar historias de superación, crueldad o injusticia, y los lances de juego quedan en un segundo plano. Pocas cosas tan irreales y falsas para el ojo del aficionado como un regate ensayado, un defensa torpe, una palomita de guardameta excesiva. Cada vez que veo la espléndida 'Evasión o victoria' me preguntó cuántas veces tuvo que intentar Pelé ese mítico gol de chilena.

Pelé: «Nunca imaginé que sería uno de los grandes»

18 marzo, 2020 · Archivado en Deportes, Futbol, Pelé, Selección brasileña, Selección brasileña fútbol, Selecciones deportivas · Comentarios desactivados en Pelé: «Nunca imaginé que sería uno de los grandes» 

Pelé ha sido elegido el atleta del siglo XX y es considerado por todos el mayor futbolista de toda la historia. Pero para usted, Edson Arantes do Nascimiento, en sus palabras, ¿quién es Pelé?

Encantado, soy yo (se ríe). Todo el mundo se olvidó de Edson, pero este soy yo, Pelé (se ríe). Nadie se acuerda de Edson, pero es Edson el que paga las cuentas, el que sufre, el que llora… Pelé es quien se lleva toda la fama y los homenajes. Pelé es un hijo de Dios que él puso en la Tierra y me pidió que le cuidara….

¿Cómo surgió su apodo?

Mi padre jugaba en el Bauru Atlético y había un portero que se llamaba Bilé. Era rival de mi padre. Y los muchachos, para cabrearme, me llamaban Bilé, lo que luego derivó en Pelé, y yo me peleaba con ellos porque no me gustaba. Y ya sabes que, cuando a uno no le gusta un apodo, acaba quedándose. Si no fuera por aquellos chavales de Bauru, Edson nunca hubiera sido Pelé.

¿Cuándo se dio cuenta de que sería grande en el fútbol?

Nunca imaginé que sería uno de los grandes. Se lo juro. Me acuerdo cuando el presidente del Santos llamó a mi padre cuando yo era pequeño. Pensé que era una broma. Tenía 13 o 14 años y no era ni titular en el Bauru. Al final me llevaron a hacer la prueba en el Santos y fui aprobado. Pensé que estaba soñando. Hay cosas de aquel día que me acuerdo como si fuera hoy… Recuerdo a mi padre llevándome a la estación de autobuses. Parecía algo de otro planeta, pero hoy los jugadores van en jet privado. Cómo es la vida...

¿Cuál es el gol que recuerda todos los días sobre la almohada?

Sin duda, de los goles que no me olvido son los del Mundial de 1958. ¡Yo no había cumplido ni 18 años! Era el jugador más joven del Mundial y Brasil nunca había ganado el torneo. También me acuerdo mucho del milésimo gol. No era un Mundial, no valía nada, pero me hizo temblar las piernas aunque fuera ya un jugador veterano. No sé si me quedo con el primer gol de 1958 o si con el gol 1.000.

¿Después de Pelé, cuál es el futbolista que más le ha gustado ver jugar?

Sería injusto que dijera uno y me olvidara de los otros. Hubo jugadores que vi y dije: "Quiero aprender a hacerlo igual". Yo quería ser como mi padre, que tiene el récord de goles de cabeza en un solo partido: cinco. Este es el récord de Dondinho que Pelé no fue capaz de superar. Ante la portería, quebré todos los récords. Pero cinco goles de cabeza...

¿Si usted jugara hoy, como hubiera sido su carrera?

Creo que no cambiaría nada. Una de las mayores preocupaciones de toda mi carrera fue cuidar mi forma física más que nadie.

¿Ser futbolista hoy es más fácil o difícil que antes?

Bastante más difícil. En mis tiempos creo que teníamos más libertad. Nos daba tiempo a parar la pelota. Ahora ya no. Antes se jugaba con y por el balón, ahora sólo quieren destruir. Quien paga para ir al fútbol no paga para ver defensa. Nosotros dábamos más espectáculo que el fútbol actual. Pero es una diferencia muy grande.

Dicen que usted está deprimido por todos los problemas físicos y de salud que ha tenido en los últimos años...

Ahí creo que hay un gran malentendido. Porque tras las cirugías en la cadera y en el fémur, cuando iba a intentar entrenar o hacer algún anuncio, tenía que parar. La gente comenzó a preocuparse y lo agradezco. Pero han inventado que estoy deprimido. Yo llegué aquí en andador, pero lo único que no hago hoy es andar en bicicleta. Yo prefería estar caminando normalmente, sin andador, entrenándome de vez en cuando, jugando al fútbol. Pero, gracias a Dios, estoy mucho mejor, estoy recuperándome.

¿Qué le parecen los casos de racismo que están pasando en el fútbol?

La única cosa que ha cambiado es que ahora estos casos salen a la luz. Antes, un jugador te decía una burrada y quedaba ahí. Pasaba cuando íbamos a jugar en Europa. También contra Argentina, que nos llamaban monos y chimpancés. Pero antes nadie se enteraba y no se creaba un escándalo.

Maradona, Messi y la llaga de Piqué

24 febrero, 2020 · Archivado en Alfredo Di Stéfano, Carlo Ancelotti, Cristiano Ronaldo, FC Barcelona, Gattuso, Gerard Piqué, Lionel Messi, Maradona, Mundial fútbol, Pelé, Selección argentina fútbol, SSC Nápoles · Comentarios desactivados en Maradona, Messi y la llaga de Piqué 

Hay una clara similitud como futbolistas entre Maradona y Messi. Zurdos, pequeños, melenudos, con el 10 a la espalda y geniales ambos. Los otros grandes del fútbol, categoría en la que yo incluyo a Di Stéfano, Pelé y Cristiano, ni son parecidos entre sí ni a ellos dos, pero Maradona y Messi están emparentados por algo más que el país de nacimiento. De ahí tanta insistencia en cuál de ellos es mejor. De ahí también la curiosidad por ver a Messi oficiando esta noche en la iglesia de la que Maradona fue papa. Tengo cierta intriga por saber cómo le mirarán esta noche, si como el sucesor legítimo o como un suplantador plagiario.

A Messi le persigue el recuerdo de Maradona y sin duda le pesa con Argentina. Allí se le quiso tanto a este que se tolera mal que se discuta la primacía histórica. De ahí que Messi sea otro cuando juega con la selección de un país que es el suyo y lo quiere, pero del que no se siente recompensado. No paran de recordarle que Maradona ganó un Mundial para Argentina. Eso fue un año antes de que naciera Messi, pero ha seguido flotando en el ambiente del país, que no olvida aquellos prodigios. Tampoco Nápoles, que vivió con él la más feliz de sus peripecias futbolísticas. La ciudad abunda en recuerdos de Maradona, vayas por donde vayas.

El partido llega con un Nápoles a medio levantarse del mal arranque de temporada. Ancelotti tuvo la debilidad de dar demasiado poder a su hijo, segundo entrenador, y la plantilla se rebeló. Ahora está al frente Gattuso, aquel picapedrero del medio campo que como entrenador muestra inesperados afanes estéticos. En cuanto al Barça, ya sabemos cómo llega: colgado de Messi y con Piqué poniendo el dedo en una llaga, la distancia entre el vestuario y los despachos, en la que él no hace sino echar sal desde hace tiempo. Todo, pues, es Messi, y más esta noche en la que perseguirá el fantasma de Maradona por el viejo césped del San Paolo.

Equipos desaparecidos: New York Cosmos

1 febrero, 2020 · Archivado en AS Color, Competiciones, Comunicación, Deportes, Diario As, Equipos, Futbol, Grupo comunicación, Grupo Prisa, Ligas fútbol, Medios comunicación, MLS, NASL, NY Cosmos, Pelé, Prensa, Prensa deportiva, Prisa Noticias, Raúl · Comentarios desactivados en Equipos desaparecidos: New York Cosmos 

La MLS se ha convertido en un destino apetecible para alargar la carrera de grandes estrellas. El interés hacia el fútbol en un país que se fija en otros deportes ha crecido, así como la cantidad de dinero invertido en traer a jugadores como Ibrahimovic, Kaka, Pirlo, Nesta o Rooney a Estados Unidos. En las últimas dos décadas este tipo de camino se ha vuelto normal, como si fuera el natural atardecer de un deportista en busca de su último éxito. Pero, el primer ejemplo remonta a los años 70, con la fundación de los New York Cosmos, cuando se entendió que también un club podía ser rentable. 

Un año después del Mundial de 1966 nacieron en EE UU dos torneos: la United Soccer Association, con 12 equipos, y la National Professional Soccer League, con 10. Cuando se creó la North American Soccer League (NASL), a través de la fusión de las ligas anteriores en 1968, ya no quedaban equipos de la ciudad de Nueva York. Ahí entran en escena los hermanos Ertegun, turcos estadounidenses propietarios de la discográfica Atlantic Records. Una ciudad tan cosmopolita no podía no tener equipo y por ello se cuenta que los líderes de la NASL los animaron a invertir en el sector. Sin embargo, solo cuando Steve Ross, presidente de Time Warner, se sumó al proyecto, el NY Cosmos pudo introducir el espectáculo en el fútbol.

Por lo tanto, dos hermanos del sector musical querían que ese deporte conquistara un público siempre más amplio y que la gente se enamorara de los jugadores. Para ello, había que llevar a EE UU los mejores del mundo. Ya en 1972, los NY Cosmos ganaron la NASL tras superar el St. Louis Stars por 2-1. Gavin Newsham, en su libro sobre la historia del equipo, cuenta que el primer partido lo jugaron en Harlem y que “lo que parecía césped en realidad era solo un espray verde, había botellas en cualquier lado y no había agua en los vestuarios”. Un escenario que parecía más de fútbol amateur.

Cinco años después ya era un recuerdo lejano. En la Gran Manzana llegaba el mejor de todos, O Rei, Edson Arantes Do Nascimiento, conocido como Pelé. Y con él, otros héroes de esa época: Carlos Alberto, Chinaglia y sobre todo Beckenbauer. El brasileño se había retirado oficialmente en 1974 pero los Cosmos representaban una manera fácil de recaudar dinero y de alargar fácilmente su carrera, además siendo un héroe para todos. Algunos rumores afirman que el equipo fue fundado solo con la intención de ficharle y, aunque no haya prueba de eso, la camiseta recordaba claramente la del Brasil, en homenaje al mejor jugador de la tierra.

Esa temporada la ganaron frente a 80.000 espectadores en el desaparecido Giants Stadium de New Jersey bajo los ojos de nuevos hinchas de la estatura de Henry Kissinger, Mick Jagger, Robert Redford y Steven Spielberg. Los hermanos Ertegun habían logrado que Pelé se convirtiera en un cantante rock que todos querían tocar después de un concierto. Su retirada, en 1977, fue un momento memorable para la historia del fútbol. Los NY Cosmos se enfrentaron al Santos, su equipo de siempre, y Pelé jugó con ambos equipos por una parte. Ese día llovió y no faltó gente que pensó que Dios estaba llorando porque O Rei ya no iba a tocar más el balón.

En esa década, el club ganó cinco NASL y en la del 1977 jugaron contemporaneamente Pelé, Carlos Alberto, Chinaglia y Beckenbauer. Hasta 1982, con la llegada del holandés Neeskens y del belga Vander Elst, los Cosmos siguieron triunfando. Pero el negocio ya no era lo mismo y seguramente no alcanzó las expectativas de sus dueños. En 1983, se interrumpió la negociación con el millonario australiano Rupert Murdoch para vender el club. El golpe decisivo lo dio la Warner que, tras convertir la película Tron en un videojuego, registró una pérdida económica considerable. Entonces, decidió deshacerse de algunos sectores estrategicos como la Atari, la productora de los videojuegos, y la Global Soccer, la compañía que controlaba los Cosmos.

Chinaglia relevó al expresidente y prometió: “Lograremos grandes cosas”. Al italiano pasó el 60% de las acciones del equipo que valían como un cuarto de la Lazio, el otro equipo que gestionaba y que acababa de ascender a la Serie A. Los altos cargos de los Cosmos habían dejado al exdelantero un club en ruina, pero él no lo sabía. Y con ellos también la NASL terminó, en 1984, cuando los de New York no consiguieron clasificarse por los playoff por primera vez en ocho años. La Warner dejó una deuda de 30 millones de dólares y despidió a 2.300 trabajadores. Pese a esto, Pelé criticó a Chinaglia por el declive del proyecto: “Que la situación es irrecuperable lo demuestra el actual presidente, que es también presidente de la Lazio, que ocupa los últimos puestos de la liga italiana”. Durante la crisis el The Guardian escribió: “Como muchos proyectos en el espectáculo, los Cosmos iban muy rápidos. Pero no iban hacia ningún lado”.

El renacimiento

En 2009, la MLS ya llevaba 13 temporadas y el Real Salt Lake ganaba sorpresivamente la liga en los penaltis contra el LA Galaxy de David Beckham. El NY Cosmos no existía y nunca había tenido ningún papel en el nuevo campeonato de Estados Unidos. Sin embargo, Paul Kemsley, exvicepresidente del Tottenham, decidió devolver al fútbol estadounidense su antiguo dominador. Tras hacerse con la marca de los Cosmos, el nuevo presidente prometió inscribir el equipo a la MLS antes de 2013 y para este ambicioso proyecto contrató a las viejas estrellas de los 70. Pelé se convirtió en el presidente honorífico, Giorgio Chinaglia en embajador del club en el mundo, Eric Cantona en director técnico y en abril de 2011 también Robert De Niro y Carlos Alberto entraron en la directiva.

Los NY Cosmos volvieron en el año prometido aunque no en la MLS, sino en las NASL, que en ese entonces representaba la segunda división. Con la llegada de Raúl González Blanco, la afición soñó con el regreso a los antiguos éxitos. Sin embargo, una vez más los problemas económicos llevaron el equipo casi a la bancarrota. Rocco Commisso, fundador de Mediacom y actual presidente de la Fiorentina, salvó el NY Cosmos en 2017 y anunció que el objetivo iba a ser diferente: ya no se trataba de fichar a superestrellas sino de restituir el trabajo a todos los jugadores y al personal afectado por la anterior gestión.

La escalada sigue hoy en día. Lentamente el célebre New York Cosmos pasa de un campeonato a otro intentando llegar lo antes posible a la MLS. En 2018, la NASL dejó de existir y el equipo compitió en la NPSL, la cuarta división. Desde este año participa en la NISA, la tercera división. Ningún gran nombre, de momento, forma parte de su plantilla y tampoco el otro equipo de Commisso, la Fiorentina, está viviendo una buena temporada en Italia, pese al fichaje de una de las estrellas que bien encajaría en un proyecto como el de los Cosmos: Franck Ribery.

Página Siguiente »