Robert Moreno pide tres victorias

14 octubre, 2019 · Archivado en Álvaro Morata, Campeonato Europa, Competiciones, Comunidad de Madrid, Deportes, Escandinavia, España, Estocolmo, Eurocopa, Europa, Futbol, Madrid, Noruega, Oslo, Paco Alcácer, Robert Moreno, Rodrigo, Sergio Ramos, Suecia · Comentarios desactivados en Robert Moreno pide tres victorias 

Un punto nos asegura la clasificación, un punto que tenemos esperanza de alcanzar en Estocolmo. Pero Robert Moreno mira más allá: quiere tres victorias en lo que queda de la fase de clasificación para ir a la Eurocopa con el rango de cabeza de grupo. Me gustan muchas cosas de Robert Moreno, un tipo sencillo, caído en el difícil puesto de seleccionador como resbalando, sin pretenderlo. Da continuas muestras de sensatez. Ayer mismo puso en duda su último cambio ante Noruega. “Me vi muy defensivo”, confiesa. No es frecuente que un entrenador cargue contra sí mismo. Lo usual es quejarse del campo, del árbitro o de algún despiste de los suyos.

Tres victorias, pues. A ver si hoy llega la primera. La que en Oslo pudo ser y no fue murió en aquel penalti que transformó King. Y, para ser sinceros, no podemos quejarnos mucho. Fue el primer partido de esta fase de grupo que nos dejo fríos, y no sólo por el empate. Cuando mandamos, llegamos poco. Tuve la sensación de que el ataque estaba mal diseñado. Y cuando atacaron ellos hubo momentos de desorden, como de cierto efecto desbandada. A veces pasa: un equipo mejor juega mal ante un equipo peor, por comodidad, confianza... Lo peor del fútbol es caer en rutina, y algo de eso me temo que pasó allí.

Ahora hay más rival y además faltará el Supercapi, Sergio Ramos, que no ha renunciado a acompañar al grupo y se entrenó ayer con todos. La ventaja es que vamos con el aviso del sábado y seguro que con un deseo de mejora en todos, empezando por Moreno, que anunció ayer algunos cambios, aunque sin precisar. Lo que más me interesa es ver cómo resuelve esta vez el ataque, en el que llueven los problemas. Con Alcácer fuera y Rodrigo tocado, me temo que vamos a echar en falta a Morata, que se quedó en Madrid. Una buena prueba para un seleccionador que ha ido superando dificultades, pero que en Oslo puso un borroncito.

Alcácer: «Estamos contentos con las ocasiones generadas»

5 septiembre, 2019 · Archivado en Balcanes, Campeonato Europa, Competiciones, Deportes, Eurocopa, Europa, Europa este, Europa sur, Futbol, Paco Alcácer, Rumanía, Selección española, Selección española fútbol, Selecciones deportivas · Comentarios desactivados en Alcácer: «Estamos contentos con las ocasiones generadas» 

Alcácer: "Estamos contentos con las ocasiones generadas"

Sensaciones: "Es una pena porque tuvimos muchas oportunidades y se nos ha resistido el gol. Estoy por contento por marcar y agradecido por esa confianza".

Táctico: "Se necesita más profundidad y eso nos ha pedido el míster en todo momento. Estamos muy contentos con el trabajo que hace el cuerpo técnico y con las ocasiones generadas". 


Saúl: "Afronto estos partidos como finales al igual en el Atleti"

Sensaciones: "Ha sido el partido más difícil. Rumanía en casa era muy complicado sabíamos que en los últimos minutos eran peligrosos".

Aspecto táctico: "A Fabián y a mí nos ha pedido trabajar y dar movimientos al equipo. Son cosas que son buenas para el equipo".


Jordi Alba: "Hemos sufrido bastante"


Sensaciones: "Hemos hecho un grandísimo partido. Hemos sufrido bastante. Es un campo difícil pero nos vamos contentos. Estamos en buenas manos con el cuerpo técnico".

Luis Enrique: "Hay que darle todo el ánimo del mundo a Luis Enrique. Es una desgracia enorme".

Próximo partido: "Habrá cambios. Los 23 que vienen tienen capacidad para ser titulares".

España tiene portero y un plan

Se dispara España en la rutinaria clasificación para la Eurocopa. La Selección rindió a una Rumanía desorientada, peor de lo que se esperaba por el vaivén táctico de Contra. Apareció con cinco defensas en un movimiento que sonó a improvisación y que únicamente la despersonalizó. España supo ver la fragilidad rumana y jugó con rapidez y verticalidad. La superioridad se sustentó en la medular, bien compenetrados Busquets, Fabián y Saúl, y se plasmó después bajo las constantes llegadas de Navas y Jordi Alba por fuera. Ceballos y Rodrigo se cerraron en el 1-4-3-3 que ordenó Robert Moreno y los laterales se desempeñaron como dos atacantes más. Los cambios de lado a lado, con un Fabián notable en este aspecto del juego, les permitieron ganar línea de fondo y producir jugadas peligrosas. Los carrileros rumanos Benzar y Tosca quedaron superados por este escenario, aunque a Navas y a Alba les faltó algún acompañamiento en forma de desmarque de ruptura de Fabián, Saúl o los mismos Ceballos y Rodrigo.

Alcácer sí practicó este tipo de movimientos y sacó a la luz los pecados de los tres centrales de Rumanía. El delantero se lanzó entre uno y otro y acaparó el protagonismo en el área pese a las intervenciones salvadoras de Tatarusanu. España acomodó el partido a sus intereses, sosteniendo la posesión pero siempre con colmillo ofensivo. Igual de diligente fue su actitud para recuperar en fase de salida de Rumanía -18 robos en campo contrario- y asumir el dominio total del encuentro. Con el combinado de Contra aprisionado, pese al amago de ajustar a defensa de cuatro en los primeros diez minutos del segundo tiempo, Ceballos ganó sitio por dentro y puso la puntilla en apariencia con su pase a Jordi Alba en el gol de Alcácer. España fue mucho más que Rumanía, aunque el sufrimiento final pudiera variar esa impresión. Sólo Puscas alteró la tranquilidad española y tanteó un posible empate que no llegó gracias a Kepa. Robert Moreno tiene portero y un plan sobre el que crecer.

La conexión Fabián-Alcácer

Fabián se ofrece para poder recibir de Sergio Ramos. Nadie de Rumanía le aprieta. El desmarque de Alcácer entre Chiriches y Grigore abre la puerta al ataque español. Un recurso que se añade al juego de posesión característico de España.

España, del recital al barullo

Del recital al barullo. Esa es más o menos la partitura que nos dejó el Rumanía-España, un partido que apuntaba a goleada en su primera media hora y que murió con La Roja durmiendo el balón para volar a Asturias con los tres puntos en el bolsillo. Nos acercan a la Eurocopa, sí, pero la orquesta desafinó al final. Suerte que Kepa salvó los muebles con un paradón en el 91'. De Bucarest nos volvemos además de la victoria con un portero de diez. Un porterazo.

El estilo no se negocia. Y así ocurre que, seleccionador tras seleccionador, España apuesta por el buen fútbol y el embrujo con el balón. Bastaron cinco minutos para darse cuenta de ello ayer en Bucarest, donde La Roja ganó por primera vez en su historia. Dos cara a cara de Alcácer con Tatarusanu, bien resueltos por el meta rumano, fueron el prólogo a un partido que sirvió para cerrar medio pase a la Eurocopa. El pleno de victorias y el inminente duelo con Islas Feroe nos permite adivinar el torneo casi a la vuelta de la esquina.

Moreno dibujó un 4-4-2 en la pizarra. Sirve para dar pistas de por dónde irá el fútbol del técnico barcelonés, que poco a poco abandonará el cuaderno de Luis Enrique para mostrarnos el suyo propio. Robert tenía claro que los dos laterales, Navas y Jordi Alba, debían incorporarse al ataque para quebrar el orden defensivo de Rumanía, que descansaba en la experiencia de Vlad Chiriches. El central del Sassuolo se siente cómodo con un nueve al uso enfrente, pero le falta el aire si debe seguir al delantero rival cada vez que cae a la banda. Y por eso Alcácer y Rodrigo no dejaron de jugar al despiste, al ahora voy pero me quedo, para hacer que esa línea de cinco, casi de futbolín, permitiera filtrar los balones.

Pero poco pudo hacer Rumanía frente a ese ataque a borbotones de España. Lo fue con las citadas ocasiones de Alcácer en los primeros cinco minutos, también con un cabezazo de Ramos en un córner o un zurdazo de Jordi Alba que volvió a rechazar Tatarusanu, que salvó a la selección rumana de la goleada.

Eso sí, fue un penalti que casi nadie vio (pisotón de Deac a Ceballos) el que sirvió para poner el partido pendiente abajo. Lo señaló Aytekin, el del Barça-PSG, y lo transformó Ramos en un nuevo engaño al meta rival que sumar a su larga carrera de rey desde los once metros. El mismo Ramos que al galope se cuela en todos los libros de historia de nuestro fútbol. Con el tanto de ayer ya alcanza los 21 de Míchel con La Roja y con su nueva internacionalidad ya toca a la puerta de Casillas, el hombre récord de la selección con 167 partidos. A uno solo está ahora el de Camas.

El gol animó a Rumanía a estirarse. Había que desmelenarse como no había querido hacerlo de inicio Contra, que formó con cinco en la zaga y prefirió no alinear a una de las joyas del fútbol de allí: Ianis Hagi, hijo del mítico Gica y fruto de esa Sub-21 que tan buen papel hizo en la Eurocopa del pasado junio.

En la Roja ya no se abuchea a Piqué (de viaje empresario/tenístico a Nueva York para promocionar su Davis y disfrutar de Nadal...), ahora le toca a Ramos aguantar los silbidos de la grada. La del Arena Nationala cargó contra él tras marcar y ver una incomprensible amarilla en la celebración que sólo Aytekin sabrá explicar. Luego le pidió disculpas.

Contra reaccionó y las incorporaciones de Hagi (por Stanciu) y Andone (por Keseru) agitaron la coctelera. El ahora delantero del Galatasaray y ex del Depor se coló entre los centrales y su cabezazo en el 59' firmó el 1-2 que despertó las gargantas del estadio. Tiempo de ruido, de presión rumana en la salida de balón y de una contra frenética que acabó con roja a Diego Llorente tras zancadillear a Puscas. El partido arrancó con España en plan orquesta y acabó con cada uno tocando por su cuenta. El redoble final pudo llegar con un gol de Puscas que Kepa evitó con un paradón en el 91’. Hay que ir buscando nuevos santos como aquel Iker que regalaba milagros por las esquinas.

Tuvo que reírse: la traductora pecó de inocente e insistió en la pregunta que Alcácer esquivó

4 septiembre, 2019 · Archivado en Deportes, Futbol, Paco Alcácer, Selección española, Selección española fútbol, Selección Fútbol Rumania, Selección rumana, Selecciones deportivas · Comentarios desactivados en Tuvo que reírse: la traductora pecó de inocente e insistió en la pregunta que Alcácer esquivó 
La traductora rumana insistió en aclararle a Paco el adjetivo de la pregunta pese a que el valenciano lo entendió y trató de dar una respuesta políticamente correcta.

Página Siguiente »