Cómo hemos cambiado, Espanyol

Tenía que ganar el Espanyol a la Real Sociedad, que se encontraba en idéntica situación, y esperar que el Athletic Club perdiera ante un Sevilla que no se jugaba nada. Tan lejana parecía la carambola que debía producirse en la última jornada de LaLiga que el retorno a Europa del Espanyol tras 12 temporadas de ausencia ese 18 de mayo de 2019 desató la euforia colectiva en un RCDE Stadium que no había vivido nada igual, invasión de campo incluida. La situación hoy, justo un año después, tampoco tiene precedentes en la era Cornellà-El Prat, pero en el polo opuesto.

La transformación del Espanyol en solo 366 días es asombrosa. Parece otro. Aquel equipo comandado por Joan Francesc Ferrer 'Rubi' cosechó un séptimo puesto, la segunda mejor clasificación perica en el siglo XXI, con 53 puntos. Es decir, un promedio de 1,44 puntos por partido, el doble que los cosechados la temporada actual, en que solo 20 puntos en 27 jornadas condenan al Espanyol a vagar en la cola de la clasificación. A situarse a seis de la permanencia. Y a pasar de aquel cielo a percibir las llamas del infierno.

Si bien es cierto que la directiva aguantó a Rubi pese a firmar la peor racha histórica del club (una victoria en diez partidos), en todo el curso sufrió 13 derrotas, dos menos de las que ya acumula esta temporada (y eso que a priori falta por disputarse casi un tercio del campeonato) un Espanyol desdibujado, perdido, apático, que ha tenido que recurrir ya a tres entrenadores distintos sin ni siquiera así recuperar el rumbo.

David Gallego, que procedía del filial, fue la apuesta tras la marcha de Rubi al Betis. Pablo Machín, su sucesor, por la experiencia continental del año anterior en el Sevilla. Y, finalmente, en Navidad aterrizó Abelardo Fernández, con el aval de salvaciones arriesgadas al mando de Sporting y Alavés.

Ni con la triple sacudida en el banquillo, ni con una inversión de 40 millones en fichajes en enero entre Raúl de Tomás, Adrián Embarba, Leandro Cabrera y Oier Olazabal, fue capaz el conjunto perico de levantar cabeza antes del parón obligado por la pandemia de COVID-19, en la que para colmo también han sido el club más afectado, con ocho positivos de jugadores.

La viva imagen del cambio es el RCDE Stadium, hace un año repleto, ensordecedor y fogoso para celebrar el retorno a Europa, una ilusión que fue convirtiéndose en un caramelo envenenado, y hoy desangelado, desierto, vacío. Como lo estará, si se reanuda LaLiga, para abordar el milagro de la permanencia.

De la venta histórica al fichaje récord

Una de las demostraciones del cambio experimentado por el Espanyol, o de la errática gestión de su buen resultado de hace un año, está en las cuentas. Se permitió el club en agosto el lujo de cerrar la venta más elevada de su historia, Borja Iglesias al Betis por 28 millones. Y en enero tuvo que afrontar con urgencias y de una tacada el mayor gasto de siempre: 20 por Raúl de Tomás (su fichaje más caro), 10 por Adri Embarba y 9,5 por Leandro Cabrera.

Abelardo toma ventaja

23 diciembre, 2019 · Archivado en Abelardo, Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Pablo Machín, Primera División, RCD Espanyol, Walter Pandiani · Comentarios desactivados en Abelardo toma ventaja 

Después de una racha de una victoria en diez partidos (el peor técnico de la historia perica), el Espanyol decidió el domingo por la noche que Pablo Machín no siguiera en el banquillo. Este lunes por la mañana se lo comunicaron al técnico soriano, que se despide dos meses y medio después sin haber sido capaz de resucitar a un equipo que sigue a la deriva. Rápidamente empezó el baile de sustitutos y este martes, día de Nochebuena, el club puede anunciar el tercer técnico, el definitivo, el que debe salvar al Espanyol o descenderlo a los infiernos de Segunda.

Rufete, director deportivo, lidera el cásting. Juan Antonio Pizzi, su entrenador cuando estaba en el Valencia, fue una de las primeras opciones pero se descartó. También se apuntó el nombre de Francisco Rodríguez, ex del Huesca que ya había sonado para sustituir a Rubi. Desde su entorno confirmaron que no han recibido llamadas del Espanyol. Lo mismo ocurre con Abelardo Fernández, con experiencia en Sporting y Alavés. Su entorno negó al principio contactos pero luego dejar claro que se habían iniciado las conversiones. "Se pondrán de acuerdo muy rápido", comentaron. A estas horas es el candidato número uno.

En el tintero surgen nombres de ex jugadores como el de Walter Pandiani (más un ofrecimiento del actual técnico del Lorca que una opción real), Luis García, de la Damm (tampoco habían contactado con él), y el propio Rufete, que ya vivió una etapa como entrenador en el Ibiza y podría asumir las riendas.

Por último, no se descarta que surja un nombre que no haya trascendido aún, aunque en las últimas campañas esto ha sido poco probable.

Despedida. A través de su cuenta de Twitter, Pablo Machín publicó un escrito después de que este lunes fuese despedido. El técnico reconoce que "a veces no es buen trabajo = resultados".

Machín considera que el Espanyol tiene tiempo para revertir la situación y apunta a que la actual plantilla necesita refuerzos. "Tenéis que seguir adelante. Hay tiempo para conseguir el objetivo y los refuerzos ayudarán", comentó, justo después de apuntar una consideración: "En todo momento he hecho lo que he considerado mejor para el equipo y para el club". 

"Despedirme de un club nunca es fácil, menos aún cuando confías en un proyecto y centras todo tu esfuerzo y trabajo en él. Llegué con la máxima implicación e ilusión de poder ayudar al Espanyol y agradezco la disposición de la plantilla y del resto de trabajadores desde el primer día", comentó en el comunicado. Machín ha agradecido a la gente que confió en él, a la afición por el "cariño y el respeto tanto dentro del campo como fuera".

Oficial: el Espanyol, hundido en la tabla, destituye a Machín

23 diciembre, 2019 · Archivado en Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Pablo Machín, Primera División, RCD Espanyol · Comentarios desactivados en Oficial: el Espanyol, hundido en la tabla, destituye a Machín 

El Espanyol empezará 2020 a cinco puntos de la salvación y con un nuevo entrenador. Después de la derrota ante el Leganés (2-0) y la triste imagen del equipo, y de sumar solo cinco puntos de los 30 posibles, el club perico ha comunicado este lunes la destitución de Pablo Machín. El técnico soriano apenas ha durado 75 días en los que no ha sido capaz de inculcar con éxito su sistema de juego ni de mejorar el rendimiento. La clasificación para la tercera fase de la Copa del Rey y para los dieciseisavos de final de la Europa League son sus únicos méritos.

Machín llegó como la solución después del nefasto arranque de David Gallego, con un Espanyol que solo había sumado cinco puntos en ocho partidos y cuyos jugadores decían públicamente que no acababan de entender lo que les pedía el técnico. El soriano vino con un método rígido, con un sistema inamovible y con la convicción de que debía realizar dos alineaciones totalmente distintas para LaLiga y el resto de competiciones. Pero fue peor el remedio que la enfermedad. El técnico se ha convertido en el peor de la historia y también es el peor Espanyol de siempre.

Ya en las últimas semanas, Machín había realizado algunas conferencias de prensa en las que cargaba contra los jugadores. Especialmente, después del duelo ante Osasuna (2-4) cuando los llamó "pipiolos" y puso encima de la mesa una falta de "actitud" y de "capacidad". Ya el domingo después del Leganés comentó que "estoy haciendo un buen trabajo" y se mostró con ganas de darle la vuelta e esto.

El Espanyol comunicará la decisión a lo largo del día de hoy y, posteriormente, proseguirá con las negociaciones para cerrar al nuevo entrenador. Francisco, ex del Huesca y del Almería, es una de las opciones junto con el argentino Juan Antonio Pizzi, quien ya coincidió con Rufete en el Valencia y con quien ya se intentó contactar después de la marcha de Rubi.

Un asado contra la depresión para el Espanyol de Machín

Vive el Espanyol uno de los peores momentos deportivos de la era Cornellà-El Prat. De hecho, atraviesa por la peor racha de su historia como local, indistintamente del estadio, con seis derrotas consecutivas en casa. Los ocho puntos en 12 jornadas, con solo seis goles a favor, anclan a los pericos en una preocupante zona de descenso que enciende todas las alarmas. Por eso, se proponen desde el vestuario buscar motivos para alimentar la esperanza.

Más allá del argumento futbolístico, a nivel psicológico la plantilla necesita empezar a creérselo. Y una buena manera de hacer piña es la que se ha buscado este martes, el día del retorno a los entrenamientos tras digerir la dolorosa derrota en LaLiga ante el Valencia (1-2). El primer equipo ha contratado los servicios de un conocido restaurante argentino, propiedad entre otros del experico Martín Posse, para reunirse alrededor de un asado en la zona común situada frente a los vestuarios una vez haya concluido la sesión dirigida en el campo 2 por Pablo Machín.

No en vano, y pese a que no lleva ni un mes en el cargo, este es el segundo almuerzo que los jugadores disfrutan junto a su actual técnico, tras el que discurrió el pasado 11 de octubre, en aquella ocasión sin los internacionales (Wu Lei, Matías Vargas, Gonzalo Ávila 'Pipa', Pol Lozano y Adrià Pedrosa), ya que coincidió justamente con el parón liguero.

El otro estímulo para alimentar el optimismo lo afronta el Espanyol este jueves, cuando recibe al Ludogorets en la cuarta jornada de la fase de grupos de la Europa League. A diferencia de LaLiga, donde el panorama es desolador, los blanquiazules todavía no han perdido en competición continental. No en vano, ostentan el récord absoluto de encuentros invictos, con la friolera de 24, tres más de los que sumó a mediados de los años 90 el Ajax de Louis van Gaal.

La delantera se seca y es la peor de la década

1 noviembre, 2019 · Archivado en Deportes, Equipos, Estadios fútbol, Ferreyra, Futbol, Instalaciones deportivas, Pablo Machín, Power8 Stadium, RCD Espanyol · Comentarios desactivados en La delantera se seca y es la peor de la década 

El ataque del Espanyol de la presente temporada es el más seco de la última década. Los números son tan reveladores como preocupantes. Solamente Facundo Ferreyra suma un tanto en LaLiga de los cinco que acumula el conjunto perico, una cifra ostensiblemente inferior a la de campañas anteriores. Ni Jonathan Calleri (que ha estrellado dos palos), ni Wu Lei, ni Víctor Campuzano, ni Javi Puado ni tampoco Pablo Piatti, lesionado los dos primeros meses de curso y ahora de nuevo, han logrado anotar.

La falta de una referencia ha mermado la producción ofensiva. El curso pasado se habían marcado 10 goles en 11 jornadas, con seis tantos de Borja Iglesias y otros de Sergio García, Leo Baptistao, Hernán Pérez y Pablo Piatti.

La peor producción se produjo en el curso 2012-13, justamente cuando el equipo no funcionó con Mauricio Pochettino y fue sustituido por Javier Aguirre. Los cambios de técnico suelen ir acompañados (o provocados) por déficits en el aspecto goleador. En aquel curso se llevaban cuatro tantos, obra de Álvaro Vázquez, Samuele Longo (2) y Cristhian Stuani. También en la campaña 2015-16 hubo cambio de técnico en diciembre, y a estas alturas se llevaban siete tantos: Felipe Caicedo sumaba cuatro, Gerard Moreno y Hernán solamente uno cada uno.

En el otro lado de la balanza se sitúa la primera campaña de Quique Sánchez Flores, con 11 tantos. Es curiosa la estadística pese al talento defensivo del madrileño. Gerard Moreno sumaba cuatro tantos, tres Piatti, dos Hernán y también Leo Baptistao.

Por el momento, y a la espera de que Calleri se recupere y Ferreyra coja continuidad, el Espanyol no está encontrando a sus delanteros. Incluso Pablo Machín expresó la preocupación por el gol aunque luego matizó. Los números le dan la razón y son preocupantes.

Página Siguiente »