Abonos: Madrid y Barça despistan

El fútbol a puerta cerrada plantea una cuestión que en cualquier otro espacio del espectáculo estaría resuelto sin más devolviendo el precio de las entradas vendidas previamente para los espectáculos no ofrecidos. Así es de tiempo inmemorial en el mundo de los toros, y así era en los teatros de corralas de los tiempos de Lope de Vega que tan bien ha descrito Pérez Reverte desde los ojos de Alatriste. El fútbol hace meses que no abre sus puertas y tampoco las va a abrir ahora, que vuelve a jugarse. Los abonados pagaron esas entradas en casi todos los casos ya el verano pasado. Se quedan sin 5 ó 6 partidos. Ese dinero está en los clubes.

Lo suyo es que se les hubiera devuelto ya, pero el fútbol tiene algo de militancia, casi de religión pagana. Abonarse es en principio pagar asiento para un espectáculo. Si no hay espectáculo, usted me lo devuelve. Pero el fútbol da por sentado que ofrece algo más: la pertenencia a una tribu, el culto a una religión pagana, a una causa superior. Y así se entiende, por lo visto, porque no hay quejas. El Getafe ha sido generoso con su gente, ofreciendo gratis toda LaLiga del curso próximo, pero es una excepción que ha caído mal en el sector. Algunos ofrecen fórmulas de descuentos para el abono del curso próximo, vales para las tiendas o así.

La oferta más elaborada es la del Numancia, con seis posibilidades: renunciar directamente por amor al club; ceder esa cantidad para invitar a trabajadores sanitarios; cederla al fútbol base; compensarla en próximas temporadas; recuperarla en productos del club; exigir la devolución. En ese amplio espectro se mueven todos. El Atlético y el Sevilla compensarán el 20% por lo perdido este curso en la renovación del próximo, y por ahí se mueven otros. Los que aún despistan son los dos grandes, el Madrid y el Barça, para los que el apuro es mayor. En su caso, representa un serio porcentaje de sus ingresos. Por eso se hacen los suecos.

Sonidos de fútbol

31 mayo, 2020 · Archivado en Opinión, Primera División, Primera Plana · Comentarios desactivados en Sonidos de fútbol 
 Leer

El regreso de Tyson, sólo con casco y sin K.O.

30 mayo, 2020 · Archivado en Opinión · Comentarios desactivados en El regreso de Tyson, sólo con casco y sin K.O. 
Con todo el respeto y admiración que tengo a Mike Tyson , no quiero que suba a un ring en un combate oficial. Se pueden hacer mucho daño y es un riesgo real. A los 53 años ya no recibes los golpes igual y está demostrado que los daños a...

Rubiales coloca a Tebas a contrapié

El Mercantil número 2 de Madrid falló ayer sobre la cuestión de los lunes remitiendo el caso a un acuerdo entre las partes. En síntesis, da la razón a Rubiales, cuya tesis es que el calendario ha de aprobarlo la Federación. El caso se ha sustanciado en un juzgado Mercantil porque, con un argumento un poco forzado, LaLiga sostiene que la Federación es competidora en el mercado internacional de derechos y que pretende hacer competencia desleal. La Federación vende en el mercado internacional la Supercopa por una cantidad ridícula frente a la que obtiene LaLiga por sus derechos, pero Tebas eligió esa vía y se admitió.

Ahora, tras una cautelar que aceptaba los viernes y no los lunes, el juez, que retomó el asunto por vía de urgencia a cuenta de la nueva situación creada por la reanudación del campeonato, falla que ni viernes ni lunes. Con lo que hay sobre la mesa, Rubiales podría exigir que estas once jornadas se jugaran utilizando sólo sábados y domingos, lo que no hubiera sido posible, pues quedan 11 y no se puede invadir agosto. Obviamente, no lo ha hecho. Ha estado finísimo y ha hecho todo lo contrario: ningún problema hasta finalizar la temporada. Para las próximas tiene la sartén por el mango y el mango también.

Hoy se reúnen con Irene Lozano, un árbitro que pita a favor de Rubiales. No habrá problema, supongo, para encajar este calendario de urgencia, 110 partidos en la mitad de días. No hay tiempo para discusiones. Ya lo habrá luego, cuando a la vuelta de esta curva Rubiales espere a Tebas con la recortada y le exija una nueva cantidad por liberar el calendario. Este pleito sería un mero problema de dinero (y dinero hay) de no ser por la enemistad entre ambos. Cada cual considera un terco intratable al otro y a veces me da por pensar que los dos tienen razón. Hasta ahora, la mediación de Irene Lozano consistió en chutar a favor de Rubiales. Tebas lo tiene difícil.

El Bayern va por la octava consecutiva

El récord español de ligas consecutivas es de cinco y lo tiene el Madrid por repetido: al inicio de los sesenta, en el distefanismo tardío (en la quinta ya no estuvo él) y en los ochenta, con La Quinta del Buitre. El Barça empalmó cuatro con el 'Dream Team'. Marcas modestas frente a la que se apresura a establecer el Bayern, que con su victoria a domicilio (domicilio vacío) ante el Borussia se ha puesto a la ya inalcanzable distancia de siete puntos. Claro, que como siempre hay quien le gana a cualquiera a cualquier cosa, la Juve va hacia su novena consecutiva. Aquí hay quejas por la liga dual, pero lo de esos dos países es monopolio en regla.

Así que bendito sea tener dos aspirantes cada año, a los que de cuando en cuando consigue sumarse el Atlético. La Bundesliga, que estos días nos entretiene la espera, ya tiene otra vez el dueño de siempre. La última vez que se la quitó alguien fue justamente el Borussia de Dortmund. El Bayern lo arregló quitándoles a Lewandowski, Götze y Hummels (estos dos han regresado, ya un poco otoñales) y vuelta a empezar. Su poderío económico y su influencia en los despachos le ponen por encima de todos. Ayer el Borussia pudo entreabrir la puerta a la esperanza con algo que sonó a penalti de Boateng, pero árbitro y VAR se abstuvieron.

Ganó el Bayern porque fue mejor con su ritmo constante, al que el Borussia sólo opuso esporádicas llamaradas. El duelo entre Haaland, al que hemos adjudicado el papel de Príncipe Valiente, y Lewandowski, relegado al de antihéroe, quedó en tablas. Los dos rozaron el gol: Haaland en ese tiro que desvió el codo de Boateng, y Lewandowski en un escopetazo al palo que casi lo troncha. El partido lo resolvió el mejor sobre el campo, Kimmich, con una vaselina que firmaría el mismísimo Romario. Achraf, otro punto de interés del partido para nosotros, pinchó esta vez en hueso ante Davis, un canadiense que le discutió la banda.

Página Siguiente »