Rahm y Sergio sacan músculo en el British: ya están arriba

18 julio, 2019 · Archivado en Competiciones, Deportes, Golf, Jon Rahm, Open británico, Sergio García · Comentarios desactivados en Rahm y Sergio sacan músculo en el British: ya están arriba 

Jon Rahm jugó con jersey, en manga corta, con lluvia, con viento, con sol, abrió el paraguas, lo cerró…  "Fue divertido, tuve que ponerme la chamarra, quitarmela. Creo que tantos cambios y cosas hicieron que jugase bien", contaba el vizcaíno, acostumbrado a ese clima desde niño en Barrika. Así abrió el British Open en el links Royal Portrush, al norte de Irlanda, donde comenzó en posición perfecta para pelear por un primer major en su carrera. Firmó una vuelta de 68 golpes y está en -3, tercero del torneo por detrás del inesperado estadounidense J.B. Holmes (-5) y del local Shane Lowry (-4). También presenta candidatura a la Jarra de Clarete Sergio García, que va como Rahm (-3): “Estoy feliz con el arranque”.

Rahm comenzó en las nubes. Sin fisuras en Irlanda, esa tierra en la que como profesional ha jugado tres torneos y tiene dos victorias y un cuarto puesto. “Estoy como en casa”, dice el vasco de Barrika, de 24 años. Y lo ratificó en los primeros nueve hoyos. Cinco birdies, juego coral e incluso algunos golpes mágicos como la llegada a green del 8 en la que la bola hizo un backspin y quedó dada. Llegó al 10 en -5, con su abrigado jersey con refuerzo en el pecho.

Comenzó a salir el sol, aquello se parecía menos al País Vasco y su juego se oscureció. Rahm, con su camiseta de manga corta roja, hacía su primer bogey en el 11. Lo enmendaba en el 12, pero quedaba el tramo más duro del recorrido (del 14 al 18) y el viento comenzaba a soplar. Los golpes se tornaron menos precisos, las oportunidades de ganar terreno a los hoyos desaparecían y acabó con gesto contrariado en el 18 tras otro bogey (el tercero de la tarde). La renta de los primeros nueve dejó el marcador en -3. El rostro de enfado era porque sabía que la caza podría haber sido mayor.

"Sigue siendo mi mejor vuelta en un Open, es mi primer día. Siempre se puede perder el torneo. Los primeros nueve hoyos los disfruté mucho. Vino mucha gente de España y también los irlandeses tiran por mí. El ambiente ha sido increíble", decía Rahm y añadía: "Siendo sincero, si me dices si firmo un -3 para abrir el British Open lo hago. Claro que me gusta empezar de menos a más, pero así también está bien".

Más lineal fue el recorrido de Sergio García, con menos alardes (cuatro birdies), pero muy estable. Royal Portrush se ajusta a la perfección a su juego de hierros, que cuando funciona es de los mejores del mundo. También estuvo certero en el green (1,61 de media en los putts). De ahí el buen resultado y las “sensaciones”: “En este campo si le pegas bien a la bola puedes hacer un buen resultado. Hacía una brisa importante, le daría un 8 de dificultad”. Jugó de mañana. Rahm de tarde.

 Los que difícilmente llegarán al domingo son Rory McIlroy y Tiger Woods. El irlandés del norte era el favoritísimo en las apuestas hasta que se puso en el tee del 1. Una mala bola y ¡pum! Cuádruple bogey. Cerró con triple bogey y +8. El Tigre después se mostró incómodo con su juego, con líos colosales en algunos hoyos, algo impropios de él y terminó en +7. Cabrera Bello está en +2, igual que Otaegui, Arnaus, en +4, Campillo, en +5, Jiménez, en +11… pero Sergio y Rahm se apuntan en la parte alta a luchar por la victoria y acompañar a Seve en el palmarés.

Resultados completos.