Ona: «Volver siendo madre es también un reto bonito»

9 octubre, 2019 · Archivado en Anna Tarrés, Deportes, Deportes acuáticos, Gemma Mengual, Natación, Natación sincronizada, Ona Carbonell · Comentarios desactivados en Ona: «Volver siendo madre es también un reto bonito» 

¿Cuándo tomó la decisión de que era el momento de hacer un paréntesis?

Me costó, es la decisión más difícil que ha tomado. La sincro es mi vida y los Juegos son un sueño aunque haya ido a varios y haya ganado medallas. El esfuerzo es grande. Lloré, pero la familia es lo importante. Siempre prioricé el deporte.

Ya explicó los motivos en su comunicado, pero ¿puede concretar más?

Hay un familiar con unos problemas de salud y mi corazón sentía que había que cambiar las prioridades. Es incompatible preparar unos Juegos con ello. Tuve la sensación de que si seguía, me arrepentiría de no priorizar lo importante. También hay otro motivo. Hace dos años que me había planteado ser madre. Llevo 12 años con Pablo: yo tengo 29 y él 35. Pensé que era un buen momento y lo hablé con mi entrenadora. Lo dejaré un tiempo.

¿Y cómo se imagina esa vuelta?

No quiero anticiparme, pero hay muchos casos, como el de la rusa Romashina, que regresó y está mejor. También Serena Williams. Por nuestro cuerpo lo tenemos difícil, pero volver como madre es algo bonito. Mi prioridad ahora es la familia y en el futuro ya se verá.

En 2010, Mengual hizo un paréntesis para ser madre, pero Tarrés la dejó fuera del equipo de Londres 2012. ¿Usted lo tiene atado?

Siempre se corre el riesgo de que tu cabeza y tu cuerpo no respondan. Ahora estoy centrada en otras prioridades. He hablado con Mayu (seleccionador), he comido hasta 20 veces con ella estos meses. Quiero seguir vinculada. Me pasaré cada semana, les ayudaré... Es el mejor grupo humano en el que he estado.

¿Es la primera vez que se le ha pasado por la cabeza parar?

Muchas veces quise dejarlo, como todos los deportistas. Por el cansancio, por el frío, por no poder estudiar... Ahora estaba en mi mejor momento, en la madurez.

¿Cómo deja la sincro?

El legado se crea con los años. Cuando vas haciendo bien las cosas, vas escalando. Este grupo tiene el mejor equipo técnico. Mayu lo está haciendo bien. Hay futuro y talento. No es tan fácil ganar medallas. La sincro tiene ahora a Iris Tió, que es humilde, trabajadora y buena candidata a ser referente... Luego están Sara Saldaña, Paula Ramírez y Berta Ferreras. Están evolucionando.

¿Ha asimilado ya los éxitos del último Mundial?

Aún no me lo creo.

¿Cómo vive estos días sin la rutina de los entrenamientos?

Sigo asimilándolo. Pude ir al campo de golf con Pablo, que es un deporte que le gusta. Es un cambio precioso. Fui a la boda de mi primo, y nunca había estado en bodas de familiares. Viajé con la familia de Pablo. Luego tengo proyectos, como un segundo libro; estar con los patrocinadores, y una idea culinaria que no puedo adelantar aún... Y a ver si acabo con los estudios de Diseño.

Ya le toca...

Sí, llevo tiempo (sonríe).

Usted no estará en Tokio y serán los últimos Juegos de Mireia, Nadal, Pau Gasol, Craviotto... ¿Se acaba una gran generación?

El deporte español tiene mérito porque se consiguen muchos éxitos con menos deportistas que en otros países. Hay un factor generacional y nadie puede luchar contra ello. Ojalá que haya otros Nadal, Gasol, Carolina Marín o Lydia Valentín. Hay que fabricarlos.

Leyenda: así fue el regreso a casa de Ona Carbonell

22 julio, 2019 · Archivado en Campeonato mundial, Competiciones, Deportes, Deportes acuáticos, Mundial Natación, Natación, Ona Carbonell · Comentarios desactivados en Leyenda: así fue el regreso a casa de Ona Carbonell 
Con los tres metales conseguidos en los mundiales de Corea del Sur, la española amplía su leyenda y se pone a la altura de Phelps y Lochte.

Ona Carbonell: la vida en el podio

20 julio, 2019 · Archivado en Campeonato mundial, Competiciones, Deportes, Deportes acuáticos, Mundial Natación, Natación, Natación sincronizada, Ona Carbonell · Comentarios desactivados en Ona Carbonell: la vida en el podio 

La sincronizada dio el relevo a la natación en los Mundiales de Gwangju (Corea), con una recolecta de tres medallas, ninguna en disciplinas olímpicas. Los tiempos en los que España contaba sus participaciones como podios pasaron a la historia. De aquella época gloriosa sólo sobrevive Ona Carbonell, que sigue sumando. Sus dos platas en el solo y el bronce en highlight, una nueva especialidad de equipo basada en acrobacias, la han convertido en la nadadora artística con más medallas mundiales: 23. Si ampliáramos el horizonte a toda la natación, sólo tendría por delante a los estadounidenses Michael Phelps (33) y Ryan Lochte (27). A Ona hay que ponerla muy arriba en el escalafón del deporte español, aunque sus últimos años no hayan coincidido con un buen desempeño de la sincro en general.

Ona Carbonell fue la heredera de otros dos mitos de la sincro, Gemma Mengual (20) y Andrea Fuentes (16). Tras la salida de Anna Tarrés como seleccionadora, tuvo que colocarse al frente en los Mundiales de Barcelona 2013, donde participó en la conquista de siete medallas, también récord para una nadadora. Después de aquella impresionante actuación, Carbonell se fue borrando del equipo para centrarse en el solo y en el dúo. Quizá sea el único pero que se puede poner a su brillante trayectoria, que brazada a brazada se acerca a su final. En 2020 estará en los Juegos de Tokio, donde la medalla se otea lejana: el dúo ha sido quinto. Y luego ya veremos si se anima a los Mundiales de Fukuoka 2021 o frena para ser madre. Pase lo que pase, ahí quedan sus 14 años en la élite, siempre subida los podios.

Supergirl aumenta sus poderes

19 julio, 2019 · Archivado en Atletismo, Campeonato Europa, Competiciones, Deporte femenino, Deportes, Heptatlón, María Vicente, Mireia Belmonte, Ona Carbonell · Comentarios desactivados en Supergirl aumenta sus poderes 

Entre las pedaladas del Tour, donde Enric Mas ya es cuarto, y los golpes del British, donde Jon Rahm está a cuatro del liderazgo, se nos van colando estos días varias heroínas del deporte español. Ona Carbonell ha batido esta semana el récord de medallas de una nadadora de sincronizada en los Mundiales, con 23. Su participación, que se cerrará este sábado, ha precedido al arranque de la natación, donde la siguiente madrugada ya debutará Mireia Belmonte, cuya condición física está envuelta de misterio, después de un largo periodo de inactividad en la pasada temporada. La cantera también rinde, y muy especialmente María Vicente, que este viernes se proclamó campeona de Europa sub-20, con récord de España absoluto en heptatlón. Como guinda, Jael Bestué se colgó el bronce en 100 metros.

Voy a centrarme en María Vicente, que continúa su imparable progresión, sin que todavía sepamos dónde se encuentran sus límites. En julio de la pasada campaña se proclamó campeona continental sub-18 de heptatlón, con récord mundial de su edad incluido, y remató con otro oro en triple salto. Ahora ha subido a la categoría sub-20, donde en el primer año ha vuelto a dominar a sus rivales. Además de la medalla, que obviamente es relevante, hay que valorar que Vicente va batiendo sus registros en cada curso. En esta jornada se ha convertido en la primera española que supera la barrera de los 6.000 puntos, después de mejorar sus marcas personales en 200 y 800 metros, y en jabalina. La combinera sigue en constante crecimiento. La Supergirl del atletismo español ha aumentado sus poderes. Y quiere más.

Ona Carbonell: «No me cambiaría por una rusa»

11 julio, 2019 · Archivado en Campeonato mundial, Competiciones, Deportes, Deportes acuáticos, Mundial Natación, Natación, Natación sincronizada, Ona Carbonell · Comentarios desactivados en Ona Carbonell: «No me cambiaría por una rusa» 

¿Qué importancia le dan a poder concentrarse en este ciclo olímpico en Yamaguchi (Japón)?

Nos tratan muy bien, son hospitalarios y es básico tener un lugar en el que aclimatarte pensando en Tokio 2020. Aquí nos cuidan la alimentación, nos adaptamos a los horarios y al clima. Es un gran acierto y nos sentimos como en casa.

Y tienen además a Mayu, la seleccionadora, de anfitriona...

Ella se siente en casa. Que Mayu sea de aquí es una ventaja. Conoce el idioma, se preocupa por todo, nos ayuda y todo nos lo hace más fácil.

¿Qué objetivos se plantea en Gwangju?

Mis objetivos son los de siempre. Darlo todo, vaciarme y buscar la excelencia. Debo tener mucha fuerza mental para aguantar porque nadaré más veces que en los anteriores Mundiales. Llevo ya seis participaciones y este será mi séptima. Tengo muchas ganas y voy a por todas a nivel individual y de equipo. En cada competiciones mejoramos. Los jueces nos dan sus feedbacks y son buenos.

¿La veremos en más pruebas que el solo y el dúo?

Nadaré el solo, el dúo libre, el equipo libre y el highlight, que es una especialidad que se probó en el pasado Europeo. Es espectacular.

En el solo técnico innovará con una coreografía con la voz de Nelson Mandela de fondo. ¿Qué importancia le da a esta rutina?

Es la rutina más especial que nadaré. Tiene un significado que va más allá del deporte, quiere innovar, evolucionar y hacer crecer la sincro. Quiero aportar una parte humana y social a nuestra disciplina. Mandela utilizó el deporte para unir a su país socialmente y ayudar a las personas. He utilizado su parlamento en los Laureus del año 2000 y coincido en su análisis. Me impactó el discurso. Nadar un Mundial, vaciarte a nivel técnico y físico, pero además poder dar un mensaje al mundo lo convierte en algo especial.

¿No genera a veces rechazo ser tan innovadora?

El feedback ha sido bueno. Casi todo el mundo lo ve positivo, aunque hay que entender que es trangresor, diferente, y siempre hay gente más tradicional. Es muy arriesgado porque interpretar en el agua guiándote por una voz, que además es áspera y dura, que no tiene una gran pronunciación en inglés, es complejo; pero Salvador Niebla me ha ayudado. Él me inspiró, la retocó y luego me ayudaron Virginie Dedieu y Mayu a crear la coreografía.

¿España es el país que más ha hecho porque este deporte evolucione?

España siempre ha sido clave en la innovación de la natación artística. Primero con Anna Tarrés y luego con el resto de entrenadoras. Es algo nuestro. Esta rutina es diferente y puede hacer reflexionar, ir más allá... Al ser un deporte olímpico hay unas reglas a cumplir, eso es evidente, pero puede abrir una puerta a introducir otro tipo de coreografías o músicas. Creo que el deporte es importante y el deporte crea esperanza y puede ayudar a cambiar el mundo. Y siempre es positivo lanzar este mensaje.

¿Qué rutinas innovadoras destaca en su carrera?

Somos pioneros. Hay muchos ejemplos. Desde la rutina inspirada en Salvador Dalí, hasta el combo basado en Queen, la rutina de África, la del Mar en la que nos vestimos de peces (incluso se cortaron el palo en Londres 2012), el dúo que hice con Andrea Fuentes llamado 'Tango' o incluso el Flamenco, ya que no se había nadado nunca con un zapateado. Y este año tenemos muchas rutinas innovadoras.

Si gana una medalla se convertirá en la nadadora con más preseas mundiales. ¿Cómo lo valora?

Tengo 20 medallas mundiales y me centro en darlo todo. Será duro física y mentalmente. Quiero dejarme la piel. Pocas nadadoras pueden decir que llevan siete Mundiales.

¿El séptimo Mundial será el último?

No lo sé, puede ser que sí porque tengo unos años. Pero me centro en este Mundial y luego en Tokio. Luego ya veremos.

¿Le hubiera gustado ser rusa?

No lo sé, algún día me gustaría saber qué es nadar con ellas. Todas son cracks y es bestia lo que hacen. Tengo la curiosidad. Tengo dos amigas del equipo nacional ruso que incluso a veces vienen a visitarme y se quedan en mi casa. Y, claro, les pregunto y algo me cuentan. Pero la selección española es muy buena, me encanta lo que he vivido, hemos hecho cosas grandes por este deporte y no lo cambiaría por nada del mundo, ni por ser rusa. Evidentemente tengo curiosidad, por ejemplo Mayu ha estado con China, Estados Unidos, Japón... Pero estoy orgullosa de cómo lo hacemos aquí.

Página Siguiente »