La ‘supernova’ de Usain Bolt: espectáculo, mente y físico

30 mayo, 2020 · Archivado en América, Atletismo, Deportes, Estados Unidos, Norteamérica, Nueva York, Usain Bolt · Comentarios desactivados en La ‘supernova’ de Usain Bolt: espectáculo, mente y físico 

Como un Relámpago en la capital del mundo. Así nació la leyenda de Usain Bolt. Fue el 31 de mayo de 2008 en Nueva York. Cayó una fuerte tormenta en el Icahn Stadium, entre Manhattan y Harlem. Después, con el suelo húmedo, salió el sol. Se dice que esa circunstancia, esa humedad soleada, es el mejor momento para correr velocidad, para que haya momentos mágicos. Y allí apareció Usain Bolt, un chaval de 21 años, que hizo los 100 en 9.72. Récord mundial, el primero de su vida. No el último.

Ese prometedor prodigio de Trelawny (Jamaica), de 1,96 y zancada gigante y veloz, había estallado por fin su potencial. Una historia fabulosa acababa de nacer... "Usain Bolt en Jamaica es más conocido que Bob Marley", asegura Howard Walker, periodista del Jamaican Observer. Y así debe ser, porque recientemente el primer ministro del país, Andrew Holness, anunció el nacimiento de la primera hija del Relámpago. ¿Y cómo empezó su leyenda?

Usain tenía 15 años y se presentó en el Mundial Sub-20 de Kingston. Allí ganó los 200, siendo el vencedor más joven de la distancia, pero hubo algo más. Comenzó su idilio con el público. "Recuerdo aquello como una locura, gradas llenas, tambores y se volvieron locos cuando corrió ese chaval tan alto y flaco", explica Arturo Casado, que compitió en los 1.500 de la cita. Tras aquello fue cuando le descubrió Ricky Simms, el mánager de Usain durante toda su carrera, que atendió a AS: "Era muy inusual que alguien tan joven, de 15 años, gane a chavales de 20. Desde entonces, todos en el mundo de atletismo sabía quién era Usain. La mayoría de los atletas jamaicanos jóvenes en ese momento fueron a la Universidad de los Estados Unidos cuando terminaron la secundaria, pero Usain ya era lo suficientemente bueno como para convertirse en profesional. Se unió a nuestra empresa de gestión en 2003". Y así comenzó la estrella.

Como a veces pasa con atletas muy prometedores, las expectativas que recaen sobre ellos se volvieron una losa en los comienzos. A Bolt se le exigían resultados inmediatos que no eran acordes a su desarrollo físico, de crecimiento excesivo y carencias en el trabajo de musculación. "Usain tenía un gran talento. Realmente no entrenaba mucho al principio, pero aún podía ganar carreras contra atletas que estaban mucho más entrenados. También le digo que hay muchos adolescentes muy buenos nunca llegan a la cima. Usain tuvo muchos problemas de lesiones en sus primeros años, especialmente 2004, 2005, 2006, pero con el buen consejo de su entrenador Glenn Mills, pudo fortalecer su cuerpo para permitirle correr rápido sin romperse", sigue Simms.

En Osaka 2007 ganó una plata mundial en 200 y en 2008 llegó esa gran explosión. Primero el récord de Nueva York, en mayo y en agosto se convirtió en el supericono del atletismo, en los Juegos de Pekín. Allí ganó el 100 y el 200 con dos récords mundiales pasmosos: 9.69 y 19.30. Y sobre todo sorprendió su fuerza tremenda y su estilo frenándose en los metros finales. Se dice que aquel 9.69 pudo ser 9.50 o así. "Es la carrera que más me ha impresionado nunca", dice Alberto Armas, mánager de Bruno Hortelano, que la vio en vivo.

Un año más tarde, en Berlín 2009, con 23 años vivió el clímax de su carrera. El gran Relámpago llegó en el Olympiastadion y rebajó más todavía sus topes universales. 9.58 en 100 y 19.19 en 200. La continuación de una revolución que llegaba acompañada de gestos simpáticos, sonrisas, buenas vibraciones y reggae jamaicano. "Más allá de un gran deportista, que lo fue, se destacó por su personalidad. Siempre se mostraba contento, atendía a todo el mundo, firmaba miles de autógrafos", seguía Howard Walker, que acompañó junto a un grandísimo grupo de prensa jamaicana a Bolt por todo el mundo.

Así vieron su imbatibilidad en ocho años, en tres Juegos Olímpicos (Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016) y cuatro Mundiales, con la excepción del 100 de Daegu 2011, donde hizo una inexplicable salida nula. No falló ni en Moscú 2013, ni en Pekín 2015. Mucho tiempo en lo más alto, con un genial episodio en el estadio olímpico de Londres, donde corrió en 9.63, tras un año de lesiones y en el que reapareció de manera milagrosa con un hectómetro en el que rozó el récord mundial bajo el clima frío de Londres, un lugar no tan propicio para la velocidad. Allí igualó a Carl Lewis como el único con dos títulos olímpicos en 100. En Río 2016 le rebasó, con el tercer oro.

Ricky Simms explica como funcionó esos años: "Creo que nació con un gran talento. No tenía que trabajar tan duro como los demás, pero cuando se lo proponía podía trabajar muy duro. No puedes ganar todo lo que ganó sin mucho trabajo duro y dedicación. Además, tenía una mentalidad única. Le encantaba actuar, cuanto más grande era el escenario, mejor para él, prosperaba con la presión y sacaba lo mejor de él". Y así, con ese manejo de la presión fulminaba a sus rivales, pese a no llegar siempre en las mejores condiciones. Eran frecuentes sus visitas al doctor Wolfart Muller en Múnich para sanar su maltrecha espalda.

¿Y por qué fue físicamente tan excepcional Bolt? "Hay unas incógnitas en torno a Bolt, como es el hecho de que tiene un 14% de asimetría en los tiempos de contacto. Los estudios biomecánicos que han analizado sus carreras más rápidas, fundamentalmente demostraron que tiene unos niveles de producción de fuerza enormes. Nueve newton por cada kilo de peso que es una barbaridad. Cualquier sprinter muy bueno no te pasa de siete newton y algo", explica Carlos Balsalobre, científico deportivo de la Universidad Autónoma.

El Relámpago hacía sobre 41 zancadas, de 2,38 metros aproximadamente en sus grandes carreras, lejos de sus rivales que hacían sobre 44 o 45. Y ahí está otra clave, que da Balsalobre: "Eso le hizo tener el pico de velocidad 12,5 m/s, nunca visto. Es paradójico que sus tiempos de contacto en el suelo eran significativamente más largos que los demás. Lo normal es querer buscar mucha frecuencia, pero él lo suplía con una longitud de zancada más larga y teniendo más tiempo los pies en el suelo. Así conseguía un mayor impulso, que es una variable biomecánica que es el tiempo multiplicado por la fuerza". Eso daba un velocista

Y como todo superhéroe, necesita un villano al que superar. Usain Bolt tenía el enemigo perfecto en Justin Gatlin. Estadounidense, dos veces sancionado por dopaje, y con una relación de anticlímax con el público del atletismo, conocedor de sus fechorías. Bolt no dejó nunca opción a Gatlin en las tres finales olímpicas en las que se enfrentaron. Usain admitió que antes de los Juegos de Río se sentía profundamente desmotivado: "Es duro ser siempre el rival a batir, pero vi unas declaraciones en las que Justin decía que quería ser campeón olímpico y me motivé". Y así fue, Bolt acudió a Río y ganó al villano del atletismo. Tenía 30 años, pero muchos años al pie del cañón.

Pese a representar la antítesis en el deporte, Bolt y Gatlin siempre se respetaron en la pista, y eso que el estadounidense en ocasiones dio motivos para no hacerlo. "Sobre Bolt sólo puedo tener palabras de elogio: es una leyenda, seguramente el mejor de la historia en velocidad", dijo Gatlin, al que Bolt mostraba su dominio en la pista, pero nunca con malos gestos. Siempre con sonrisas, distendido... Su sello. 

Bolt aún era joven con 31 años, pero cada vez le costaba más mover su gran cuerpo y someterse a duros entrenamientos. Quiso despedirse del mundo del atletismo en los Mundiales de Londres 2017, en el estadio olímpico en el que había agigantado su leyenda en 2012. Pero había contratiempos, un parón tras un fallecimiento de un amigo (el saltador de altura Germaine Mason) y malas sensaciones bajo las órdenes de coach Glen Mills. Se alistó en los 100. Y corrió, con una grada repleta de gente sólo para él, aunque el físico falló.

Se rumoreaba que Usain había comprado todas las entradas de tribuna para los días que él competía. Llegó a la final y cayó con Gatlin, el enemigo que le ganó por primera vez y fue abucheado.. Fue bronce tras el joven Coleman. En el 4x100 se lesionó, roto en la recta de meta. "No fue una sorpresa, porque sabíamos que él ya estaba cansado", dice Howard Walker. En su adiós, esa recta del estadio olímpico inundada de colores amarillo y verde de Jamaica gritaba y ovacionaba hasta la media noche al Relámpago.

Con 31 años, ¿se retiró Bolt demasiado pronto? Ricky Simms considera que no: "Después de ganar todo entre 2008 y 2016, le resultó difícil estar motivado para entrenar día a día. Si alguna vez has visto su película "I AM BOLT", verá que tuvimos que trabajar muy duro con él para mantener su motivación incluso antes de los Juegos Olímpicos de 2016 en Río, donde iba para el "Triple Triple" oro en 100, 200 y 4x100 en tres Juegos seguidos). La temporada 2017 fue solo su forma de despedirse de sus fans".

Usain Bolt, leyenda en Jamaica, siempre sonriente. Generó miles de millones de euros para su patrocinador Puma y se convirtió en la cara única del atletismo mundial, un deportista que trascendió fronteras. Que paraba el mundo cuando él corría. ¿Cuándo hace Bolt el 100?, era una pregunta habitual en una redacción de periódico. Cuando eso sucedía todos callaban menos de 10 segundos. "Su presencia ayudó mucho al atletismo, porque a raíz de que compitiera él la gente nos veía mucho más. Tiraba mucho del deporte", considera Arturo Casado, que ve en él y en David Rudisha a dos "figuras únicas".

Durante un tiempo se alimentaron rumores sobre un posible regreso en unos Juegos y se convirtió incluso en futbolista. Jugó partidos en la Liga Australiana con el Central Coast Mariners e incluso marcó un gol. También se le vio de DJ, en eventos, un chico hiperactivo que llevaba su carácter y buen rollo por el mundo. Este 2020 ha sido padre de una hija y habitualmente hace apariciones públicas, incluso con algún pique con Noah Lyles, la nueva estrella de la velocidad.

Ahora el atletismo tiene nuevos nombres como Lyles, Mondo Duplantis, Yulimar Rojas, Karsten Warholm, pero, ¿habrá alguien como Bolt? Simms, que gestiona la carrera de más figuras como Dina Asher-Smith, Mo Farah, Matt Centrowitz, lo ve difícil: "No creo que vea en mi vida a un atleta que tenga la combinación de talento, mentalidad ganadora y personalidad como Usain. Se convirtió en uno de los deportistas más famosos del mundo. Ha sido, y sigue siendo, un placer ayudarlo en su viaje". Así se gestó la leyenda de Usain Bolt, una 'supernova' de las que sólo pasan una sola vez en el deporte.

Italia aísla una variante del coronavirus menos potente

Arnaldo Caruso, presidente de la Sociedad Italiana de Virología (SIV), ha revelado que el coronavirus se está volviendo menos agresivo y que con la llegada del verano, podría ir mejor. Por ello, desveló que "se ha aislado una variante del virus SARS-CoV-2, muchísimo menos potente".

"Mientras las cepas virales a las que estamos acostumbrados a ver en los últimos meses, que hemos aislado y secuenciado, son bombas biológicas capaces de exterminar las células objetivo en 2-3 días, este para comenzar a atacarlas necesita un mínimo de 6 días", explicó Caruso.

Respecto a la llegada de las altas temperaturas, el virólogo confirmó que "es cierto que está perdiendo fuerza porque todos los días vemos test naso-faríngeos positivos en los que no aparece de una manera fuerte, sino débil. La prueba molecular da infecciones muy leves, casi no apreciables. El virus se ve en dosis muy, muy pequeñas".

Inicio del estudio

El presidente del SIV explicó cómo comenzó la investigación en su laboratorio: "Sucedió que, si bien últimamente llegan todos los test con baja carga viral, nos llegó uno con una carga muy alta y esto nos sorprendió, porque correspondía a una persona que era completamente asintomática. Por lo tanto, fuimos a aislar el virus, descubriendo que en cultivo era extremadamente más débil que los anteriores".

"Es decir, al ponerlo en contacto in vitro con buenas células para agredir, ni siquiera podía matarlas a todas. Sólo para comenzar a atacarlos necesitó al menos 6 días en contra de las 48-72 horas para que las cepas clásicas terminaran todas las células disponibles".

Con ilusión

Pese a ser optimista, Caruso quiso advertir que "todavía no sabemos si esta variante circula y en qué medida, ni si es genéticamente diferente de las demás. Sin embargo, podemos decir que algo está sucediendo en el SARS-CoV-2. Así lo han puesto también de relieve colegas de Hong Kong en la revista Emerging Microbes & Infections. Se trata de un estudio muy bien hecho en el que documentaron la menor agresividad de estos virus in vitro y en vivo, en animales".

"Los autores han observado que estas variantes presentan grandes alteraciones genéticas y nosotros, que estamos realizando pruebas genéticas, esperamos ver lo mismo. Nos llegan voces de la comunidad científica que están surgiendo pruebas en los Estados Unidos en línea con las chinas de Hong Kong y con nuestro descubrimiento de Brescia".

Sin confianzas

Pese a que estos estudios son positivos al presentar una mayor debilidad del coronavirus, Caruso confía en que no se baje la guardia: "El hecho de que los nuevos casos de infección por SARS-CoV-2 estén disminuyendo y se caractericen por síntomas menos graves, me hace ser moderadamente positivo para el verano. Sin embargo, no debemos bajar la guardia".

Por ello, "hay que seguir usando mascarillas y manteniendo nuestra distancia. No olvidemos que si el virus llega a personas débiles, aún puede causar daños graves. Será diferente en otoño e invierno: allí debemos estar preparados para comprender a tiempo cuándo y qué tipo de SARS-CoV-2 circulará para tomar las medidas necesarias con el fin de prevenir y contrastar la infección, a fin de evitar lo que ya hemos experimentado", subrayó el virólogo.

Nueva York contempla reabrir a comienzos de junio

Nueva York podría volver a su actividad habitual a partir del mes de junio. Así lo afirmó Bill de Blasio, alcalde de la ciudad, tras las buenas cifras que está registrando: "Todo está apuntado a la primera mitad de junio, de acuerdo con las cifras que se tienen a día de hoy".

Pese a que en un primer momento se había hablado de mediados de junio, ahora se plantean adelantar la fecha al comienzo de mes: "Daremos más información en los últimos días de mayo", quiso señalar el regidor. Aunque también advirtió que las fechas podrían cambiar si se dan situaciones imprevistas: "No nos vamos a dormir en los laureles ni asumir que tenemos una bola de cristal".

Andrew Cuomo, gobernador del estado, ha anunciado hoy 105 nuevas víctimas mortales, la cifra más baja desde el pasado 20 de marzo. El mandatario también ha informado de un descenso en las hospitalizaciones diarias y también en el número de intubaciones realizadas en los hospitales.

Casos en niños

Lo que también ha decidido Cuomo es no abrir las puertas de los centros escolares este verano. Uno de los motivos principales se debe a los 157 casos registrados de inflamación múltiple en niños, que se ha relacionado con las infecciones provocadas por la COVID-19

"Los hechos siguen cambiando con esta enfermedad. Yo no enviaría a mis hijos a un campamento de día, y si yo no lo hiciera, no puedo pedir a ningún padre que lo haga", añadió Cuomo. Tampoco quiso adelantar una decisión sobre la reapertura de los colegios "hasta que se tengan todos los hechos más recientes".

Muy afectados por la COVID-19

Nueva York se ha convertido sin duda en la ciudad más golpeada por la pandemia. En todo el estado se han registrado más de 356.000 contagiados, mientras que el número de muertes ha superado las 28.000.

Por su parte, en todo el país hay más de 1.600.000 casos de infectados y se rozan ya los 100.000 fallecimientos. La parte positiva es que el número de curados continúa elevándose y supera los 300.000 pacientes recuperados.

Nueva York consolida la caída de su curva: 481 muertos

21 abril, 2020 · Archivado en América, Andrew M. Cuomo, Biología, Ciencia, Ciencias naturales, Coronavirus, Coronavirus Covid-19, Donald Trump, Enfermedades, Enfermedades infecciosas, Estados Unidos, Medicina, Microbiología, Norteamérica, Nueva York, Salud, Virología · Comentarios desactivados en Nueva York consolida la caída de su curva: 481 muertos 

Nueva York empieza a dar síntomas de controlar poco a poco la pandemia. El pasado 13 de abril el gobernador del Estado, Andrew Cuomo, anunció 778 muertes y poco más de una semana después, la Gran Manzana ha registrado 481 nuevas víctimas mortales. Una reducción notable que hace pensar que lo peor ya ha pasado.

Respecto al caso total de contagiados, en las últimas 24 horas se han incrementado en 4.178, que eleva la cifra total a 251.690. Este incremento de infectados es el más bajo desde el 20 de marzo, pese a que actualmente se realizan más test de detección que en aquel momento.

Positividad

Pero la ciudad también tiene razones para el optimismo. La primera está relacionada con la cifra de hospitalizaciones, que ha bajado en 27 personas y es el dato más bajo desde el pasado 4 de abril y es el octavo día que se produce un descenso en esta estadística.

Situación global

En total, en el país ya se han superado los 800.000 contagios y las muertes se sitúan en 44.752. Pese a estos datos, el presidente norteamericano, Donald Trump, continúa con su idea de reabrir cuanto antes el país para evitar un colapso de la economía más importante del mundo.

Unión Knicks-Nets para donar un millón de máscaras a Nueva York

4 abril, 2020 · Archivado en América, Baloncesto, Brooklyn Nets, Competiciones, Coronavirus, Deportes, Equipos, Estados Unidos, NBA, New York Knicks, Norteamérica, Nueva York · Comentarios desactivados en Unión Knicks-Nets para donar un millón de máscaras a Nueva York 

La NBA no esquiva la ayuda que se debe prestar a los más necesitados en esta crisis del coronavirus, como son los que luchan en primera línea por frenar la pandemia. Los dos equipos de Nueva York, los Knicks (Manhattan) y los Nets (Brooklyn), han unido sus fuerzas para donar un millón de mascarillas al personal sanitario que trabaja allí, gesto que ha hecho público junto con un mensaje de agradecimiento el gobernador Andrew Cuomo en su cuenta oficial de Twitter: "Nueva York os da las gracias. La necesidad era crítica y estamos agradecidos por este regalo"

Días atrás uno de los famosos ex-jugadores de la ciudad, que además tiene conexión con China, Stephon Marbury, aseguraba que estaba tratando cerrar un acuerdo para surtir a su población natal de hasta 10 millones de mascarillas. Finalmente ha sido uno, por ahora, y gracias a la intermediación de Huang Ping, cónsul chino.

Ayuda también lo concienciado que está Joe Tsai, accionista mayoritario de los Nets y de origen taiwanés, con este problema al ver cómo surgió en Asia y cómo se ha ido expandiendo. El dueño de los Knicks, James Dolan, anunció hace días su contagio.

Nueva York es la ciudad más golpeada por el COVID-19. En estos momentos, a 4 de abril, se han diagnosticado más de 113.700 casos. Es el foco principal en EE.UU.

Página Siguiente »