La caza de alta montaña

2 agosto, 2019 · Archivado en Caza, Caza furtiva, Caza mayor, Delitos, Delitos ecológicos, Deportes, Espacios naturales, Justicia, Medio ambiente, Montañas · Comentarios desactivados en La caza de alta montaña 

"Silencio, soledad, esfuerzo". Con estas tres grandes palabras, define la "Cofradía Culminum Magister", la caza de alta montaña. Una modalidad dura, donde la capacidad física del cazador, juega un papel protagonista. La caza en estado puro.

Una de las especies más características de la caza en alta montaña es el sarrio o rebeco (rupicapra rupicapra) es un herbívoro de hábitos diurnos, y muy ligado a la alta montaña, con un aspecto inconfundible gracias a esos cuernos en forma de gancho que presentan tanto machos como hembras.

Ambos se diferencian por el peso, en la separación y grosor de los cuernos. El crecimiento de éstos es de tipo secundario, pues está muy condicionado por la alimentación.

Ocupa un rango altitudinal que varía entre los 2.000 y los 2.900 m en verano, situándose en otoño entre los 1.700 y 2.000 m.

La caza del rebeco se realiza principalmente mediante recechos en alta montaña. Se dice que es la modalidad reina en la caza de alta montaña, debido a su dificultad y a los paisajes de salvaje belleza.

En cuanto a periodos hábiles varían en función de la especie y la Comunidad Autónoma a considerar, aunque suelen ir desde primeros de agosto hasta finales de otoño.

Los recechos a los rebecos son de los más duro que existen. Las condiciones físicas es el principal condicionante de esta caza para que le permita soportar, sin desfallecer, las largas caminatas a través de relieves escarpados.

Que se dan las circunstancias como que la falta de nieve no obligue a los sarrios a buscar cotas más bajas y toque subir a buscarlos, que la orografía obligue a disparos largos o entradas complicadas, u otras de las que suelen aparecer siempre en la caza.

Es por esto que el cazador de esta especie sea un fanático apasionado de la misma, apreciando esta caza y todo que la rodea.

La caza del sarrio o rebeco exige un conocimiento perfecto de la alta montaña y de sus costumbres. El cazador debe ser, ante todo, un montañero que sepa descubrir los peligros de este ambiente hostil. Los peligros a que puede enfrentarse son numerosos y, frecuentemente, imprevistos: tormentas, caídas de rocas, resbalones, etc.

Con las primeras luces del alba el cazador busca con los prismáticos a los rebecos, que ya se mueven en las primeras horas del día. Una vez percibida una pieza, empieza el rececho, la fase más delicada de la operación. Un cambio brusco del viento puede hacer fracasar todo el rececho, cuando ya estaba presto a disparar. Una distancia óptima de tiro es de 150 m. A partir de ésta aumenta el riego de herir al animal.

Allí arriba, el silencio se adueña de las montañas, la soledad es la mejor compañera de los recechos y la forma física del cazador, su mejor arma.

¡Feliz fin de semana!

Kilian Jornet y la masificación del Everest: «Es diferente subir una cima a estar en una cima»

3 junio, 2019 · Archivado en Alpinismo, Asia, Asia meridional, Asia oriental, Atletismo, China, Cordilleras, Deporte aventura, Deportes, Espacios naturales, España, Gipuzkoa, Himalaya, Kilian Jornet, Medio ambiente, Montañas, Monte Everest, Nepal, Ochomiles, País Vasco, Tibet, Trail running, Zegama · Comentarios desactivados en Kilian Jornet y la masificación del Everest: «Es diferente subir una cima a estar en una cima» 
Kilian Jornet atendió a AStv para hablar de Zegama, su reciente paternidad y sus desafíos. En este corte el atleta se moja sobre la saturación que sufre el Everest.

El adiós de Montjuïc cumple ya diez años

Kameni, Chica, Jarque, Pareja, David García, Rufete, Nené, De la Peña, Moisés Hurtado, Tamudo y Luis García. Esa fue la última alineación que pisó el césped de Montjuïc con la camiseta del Espanyol hace hoy justamente diez años, en la última jornada de la temporada 2008-09 ante el Málaga, recordada por la agónica, milagrosa y meritoria salvación del equipo dirigido por Mauricio Pochettino, con opciones mañana de ganar la Champions con su Tottenham.

Una salvación que el técnico de Murphy siempre ha recordado como el mejor éxito de su carrera. En una entrevista en La Nación ha declarado que "ganar la Champions no estaría por encima de salvar al Espanyol". Aquel encuentro del 31 de mayo de 2009 midió al Espanyol ante el Málaga y el resultado fue de 3-0, con un hat-trick de Raúl Tamudo, un final idílico para quien había sido el icono en los 12 años del Espanyol en el Estadio Olímpico. Él no lo sabía, pero aquellos goles fueron los últimos del capitán con la camiseta blanquiazul.

En Montjuïc el Espanyol vivió una de las épocas más doradas de su historia, con la consecución de dos Copas del Rey (2000 y 2006), un subcampeonato UEFA (2007) y una quinta plaza en la temporada 2004-05 con Miguel Ángel Lotina en el banquillo. También son recordadas las agónicas salvaciones, como la del 2004 ante el Murcia o la del 2006 ante la Real Sociedad, con el gol de Ferran Corominas en el último minuto del añadido, ese famoso minuto 93.

La historia de Montjuïc se resume en dos protagonistas. Uno de ellos es Tamudo, máximo goleador histórico del club y jugador con más partidos. Y el otro es Dani Sánchez Llibre, presidente durante todo el periodo con sus luces y sombras.

Baqueira, lista para la Copa del Mundo con Regino y Eguibar

La pista 'Boardercross' del Blanhiblar, en Baqueira Beret, será sede este viernes del retorno a pistas españolas de la Copa del Mundo de snowboardcross. Una competición que ya desembarcó en el Valle de Arán en 2016 y vuelve ahora gracias a los esfuerzos de la RFEDI, el CSD, la Diputación de Lérida y otros estamentos. 

Y lo hace con patrocinador potente, Movistar, y con un cartel en el que destacan dos nombres: Lucas Eguibar y Regino Hernández. Los dos riders españoles, plata mundial en 2017 el primero y bronce olímpico en 2018 el segundo, serán los protagonistas de una cita que ocupará el viernes y el sábado en la estación de la Val d'Aran y Valls d'Aneu. El primer día se dedicará a las clasificatorias y el segundo a las finales. 

“Ya hemos competido en Baqueira Beret en Copa del Mundo y fue uno de los mejores circuitos que ha habido nunca, así que estamos con muchas ganas de poder demostrar de lo que somos capaces, tanto yo como Lucas Eguibar”, afirma Regino Hernández, que cree que el trazado les beneficia a él y a Eguibar: "La salida, que es muy técnica, nos favorece mucho a Lucas y a mí. Hay zonas en las que prima el deslizamiento con la tabla plana. Es un circuito muy divertido y en el que voy a ir a muerte para las clasificatorias de mañana".

Por su parte Eguibar afirma que llega en buen momento: “Estoy compitiendo muy bien y me encuentro realmente bien físicamente, estoy en la línea correcta. El circuito es muy parecido al de la otra vez, así que con muchas ganas”. El vasco viene de disputar este febrero los Mundiales de la disciplina en Park City, Utah, en los que fue cuarto, y quedó séptimo en la última prueba de la Copa del Mundo, disputada en Fedlberg el 9 de febrero. 

El circuito, muy técnico, contará con saltos, dubbies y peraltes a lo largo de 1 km de longitud. La carrera tendrá un desnivel de 115 m entre las cotas 1.857 de salida y la 1.972 de llegada. Obstáculos que pondrán a prueba a los mejores del mundo, entre ellos el alemán Martin Noerl, líder de la general de la Copa del Mundo, y los italianos Emanuel Perathoner y Omar Visintin, los siguientes en la clasificación. Lucas Eguibar es ahora mismo 16º y Regino Hernández, 38º.

Baqueira, lista para la Copa del Mundo con Regino y Eguibar

La pista 'Boardercross' del Blanhiblar, en Baqueira Beret, será sede este viernes del retorno a pistas españolas de la Copa del Mundo de snowboardcross. Una competición que ya desembarcó en el Valle de Arán en 2016 y vuelve ahora gracias a los esfuerzos de la RFEDI, el CSD, la Diputación de Lérida y otros estamentos. 

Y lo hace con patrocinador potente, Movistar, y con un cartel en el que destacan dos nombres: Lucas Eguibar y Regino Hernández. Los dos riders españoles, plata mundial en 2017 el primero y bronce olímpico en 2018 el segundo, serán los protagonistas de una cita que ocupará el viernes y el sábado en la estación de la Val d'Aran y Valls d'Aneu. El primer día se dedicará a las clasificatorias y el segundo a las finales. 

“Ya hemos competido en Baqueira Beret en Copa del Mundo y fue uno de los mejores circuitos que ha habido nunca, así que estamos con muchas ganas de poder demostrar de lo que somos capaces, tanto yo como Lucas Eguibar”, afirma Regino Hernández, que cree que el trazado les beneficia a él y a Eguibar: "La salida, que es muy técnica, nos favorece mucho a Lucas y a mí. Hay zonas en las que prima el deslizamiento con la tabla plana. Es un circuito muy divertido y en el que voy a ir a muerte para las clasificatorias de mañana".

Por su parte Eguibar afirma que llega en buen momento: “Estoy compitiendo muy bien y me encuentro realmente bien físicamente, estoy en la línea correcta. El circuito es muy parecido al de la otra vez, así que con muchas ganas”. El vasco viene de disputar este febrero los Mundiales de la disciplina en Park City, Utah, en los que fue cuarto, y quedó séptimo en la última prueba de la Copa del Mundo, disputada en Fedlberg el 9 de febrero. 

El circuito, muy técnico, contará con saltos, dubbies y peraltes a lo largo de 1 km de longitud. La carrera tendrá un desnivel de 115 m entre las cotas 1.857 de salida y la 1.972 de llegada. Obstáculos que pondrán a prueba a los mejores del mundo, entre ellos el alemán Martin Noerl, líder de la general de la Copa del Mundo, y los italianos Emanuel Perathoner y Omar Visintin, los siguientes en la clasificación. Lucas Eguibar es ahora mismo 16º y Regino Hernández, 38º.

Página Siguiente »