Mireia, otro año en blanco

5 junio, 2020 · Archivado en Competiciones, Deportes, Deportes acuáticos, Juegos Olímpicos, Juegos Olímpicos 2020, Mireia Belmonte, Natación, Tokio 2020 · Comentarios desactivados en Mireia, otro año en blanco 

La sonrisa de Mireia Belmonte lució por última vez en un podio internacional el 30 de julio de 2017 en Budapest. Fue la última tarde del Mundial, con el himno húngaro retumbando en el Duna Arena en honor a Katinka Hosszu, campeona del 400 estilos. A su lado, la española, brillante plata, mismo metal que consiguió en los 1.500 libre días antes de proclamarse oro en los 200 mariposa, la medalla que le faltaba para completar su colección. Desde aquella imagen, y ya con los Juegos de Tokio reprogramados para 2021, la badalonesa no ha podido volver a morder metal.

"Llevo diez años con Mireia. Tenemos 14 meses de preparación hasta Tokio. Nos gusta la idea de tener más tiempo. Debemos reinventarnos. Mireia no irá a los Juegos para pasearse, irá a por algo grande", advirtió su ténico, Fred Vergnoux, recientemente en un encuentro con los medios.

En 2018, Mireia preparó el Europeo de Glasgow que se debía celebrar en agosto. No obstante, unos problemas de salud y personales empezaron a cruzarse en su camino. Aparecieron después del Open, en abril, y se prolongaron hasta bien entrado 2019. Mireia se resintió en los Juegos Mediterráneos, renunció al Europeo y apenas compitió hasta el Open de Sabadell, donde sus marcas no fueron las mejores aunque le valieron para obtener las mínimas. Ella misma reconoció que llegaría al Mundial de Gwangju con dudas, sin saber exactamente de qué sería capaz: logró nadar dos finales, pero no colgarse medallas.

¿Cómo llegará la badalonesa a Tokio 2021? “Es la pregunta del millón. Me gustaría decirles que nos irá bien, pero nunca se sabe. Intentaremos estar preparados. Mireia salía de un verano difícil, con dos finales en el Mundial. No era lo que ella quería. Tener más tiempo es una suerte”, reflexiona el francés aunque el reloj corra en su contra. La nadadora de la UCAM cumplirá en octubre 30 años.

Desde que fuera doble campeona mundial júnior en 2006, Mireia ha ido a toda velocidad hasta 2017 (salvo la lesión en el hombro que le mantuvo inactiva en 2015) y ahora deberá afinar para los Juegos de Tokio 2021, lo que puede ser el epílogo olímpico de la mejor nadadora española de siempre. Las mejores marcas de su extenso programa las obtuvo hace ya tiempo: 200 mariposa (2013), 200 estilos (2013), 400 estilos (2013), 400 libre (2014), 800 libre (2016) y 1.500 libre (2017). Pese a ello y a la extensión de su programa, Mireia comentó esta semana en RTVE que no merma su ambición ni su plan: "El objetivo es ir a Tokio y estar en lo más alto. El futuro está cogido con pinzas, hay que ver la planificación, las competiciones y las concentraciones, porque el calendario se desconoce. Haré todas las pruebas posibles, que es lo que me identifica. Siempre he sido de nadar lo máximo porque mi plan de entrenamiento me lo permite".

Si la badalonesa recupera el nivel de 2017, sus marcas están totalmente vigentes para pelear por un podio histórico en los 200 mariposa, que le situaría con cinco medallas olímpicas como la deportista con más podios empatada con David Cal (cinco). Saúl Cravitto, que lleva cuatro, también aspira a ello. Curiosamente a ambos les une el deseo y la posibilidad de ser abanderados en la nueva modalidad mixta a la que ha dado luz verde el COI. "Me encantaría estar en la ceremonia y llevar la bandera. En Tokio las finales de natación serán por la mañana y eso ayuda", reiteró Mireia, que deberá pasar otro año en blanco.

Messi puede entrenarse y Mireia no

El entrenador de Mireia Belmonte se pregunta por qué Messi puede entrenarse y Mireia no. De nuevo el fútbol en lenguas. Habría dos respuestas posibles a eso. Una es que el fútbol tiene urgencia, competiciones a la vista, un calendario que completar. La natación, no. Otra, que el buen funcionamiento del fútbol permite que de sus beneficios se detraigan cantidades significativas para el resto de federaciones. Pero quizá no sean las respuestas oportunas, podría parecer grosero. La respuesta sería que la pregunta no está bien formulada. La pregunta es ¿por qué Mireia no puede entrenarse debidamente en su club?

Y eso tiene más difícil respuesta. Abrir determinadas instalaciones para la vanguardia de nuestros deportistas, hablo de los CAR, de ciertas pistas de atletismo, de algunos gimnasios, es algo que ya se podría haber hecho. Eso sí: con los mismos intensos test y protocolos de seguridad con que se han abierto los espacios de entrenamiento para los futbolistas. Como está Mireia están muchos. Deportistas DAN hay casi 5.000, pero a los últimos JJ OO enviamos 306 deportistas. De ese orden o algo más es la vanguardia que habría que cuidar. Son menos que los futbolistas que ya pisan instalaciones, unos mil, entre Primera y Segunda.

Esto refuerza los injustos clichés antifutbolísticos que tanta rabia me dan. Sólo hay que ver la frase de Vergnoux. Y además produce en el conjunto del deporte federado la impresión de que a este nuevo CSD sólo le importa lo visible, el fútbol, a cuyo rebufo vive el baloncesto. Una exclusión de la que no se ha salvado, por más que la presidenta del organismo sea mujer, ni el fútbol femenino, que se ha visto ignorado en el que se esperaba que fuera el año de su consolidación. Urge remediar esto. Urge que el CSD cambie la mentalidad y se adentre en un trabajo arduo y sordo pero necesario, armonizando la vuelta al trabajo con garantías sanitarias.

La enésima reivención de Mireia

12 mayo, 2020 · Archivado en Deportes, Deportes acuáticos, Instalaciones deportivas, Mireia Belmonte, Natación, Polideportivos · Comentarios desactivados en La enésima reivención de Mireia 

Mireia Belmonte lleva 14 años al pie del cañón, desde que con 16 se proclamó en Río de Janeiro doble medallista mundial en el campeonato júnior. Desde entonces, y a punto de cumplir 30 (en octubre), recorre aguas desconocidas. Primero, el COVID-19 y las nueve semanas sin tocar agua. “En eso, somos los campeones”, se arranca Fred Vergnoux, su técnico, que repasó la actualidad acuática en una conferencia online organizada por Banco Santander. “No sabemos qué pasará. El impacto será bastante grande”, sintetizó el francés.

¿Cómo llegará la badalonesa a Tokio 2021? “Es la pregunta del millón. Me gustaría decirte que nos irá bien, pero nunca se sabe. Intentaremos estar preparados. Mireia salía de un verano difícil, con dos finales en el Mundial. No era lo que ella quería. Tener más tiempo es una suerte”, reflexiona, aunque el reloj le corra en su contra. “Hemos ido minimizar la frustración y nadar de forma visual. Mireia intentó nadar en el mar, en Badalona, pero el agua está a 17 grados. Le enviamos un traje de neopreno que debe recibir. Probará de nadar”, comentó Vergnoux, quien sigue sin entender la no apertura de las piscinas. “Aguanto hasta el día 1 de junio, luego ya me tiro a una piscina”, bromeó.

“Llevo diez años con Mireia. No sabía que haría después de los Juegos. Ahora tenemos 14 meses de preparación hasta Tokio. Nos gusta la idea de tener más tiempo. Tenemos que reinventarnos. Mireia no irá a los Juegos para pasearse, irá a por algo grande. Si mañana vamos a la piscina, ganaremos medalla. Si vamos el jueves, ya no”, volvió a bromear: una protesta justificada por la ciencia. “Todo es una locura. Una semana sin agua es un mes perdido. Nueve semanas, nueve meses perdidos. En verano los nadadores están en el agua cada día. Ducharse y bañarse no ayudan...”, dijo el francés.

A la espera de que puedan volver a las piscinas, algo que se antoja para el próximo lunes cuando reabra el CAR de Sant Cugat, Vergnoux afronta 14 semanas de vuelta a la actividad para después afrontar la preparación olímpica. El técnico aboga por mantener los criterios de esta año, con tres opciones para que los nadadores obtengan las mínimas olímpicas, y ve en el Mundial de piscina corta de diciembre una buena prueba para Mireia. “Nunca vi a los nadadores con tantas ganas de entrenar”. El técnico también comentó que muchos de ellos, entre ellos Mireia, ya se han sometido a tests y han dado negativo.

Mireia: «Aplazar los Juegos es la decisión más acertada»

23 marzo, 2020 · Archivado en Competiciones, Deportes, Deportes acuáticos, Juegos Olímpicos, Juegos Olímpicos 2020, Mireia Belmonte, Natación · Comentarios desactivados en Mireia: «Aplazar los Juegos es la decisión más acertada» 

Cuando se decretó el Estado de Alarma y los deportistas se quedaron sin instalaciones para poder preparar los Juegos Olímpicos de Tokio, Mireia Belmonte fue una de las voces que reclamó una cierta normalidad para los deportistas, que se habían quedado sin la opción de seguir con su rutina. Ella simbolizó el estrés que han sufrido esta semana, sobre todo los nadadores, por la rigurosidad al comienzo del Comité Olímpico Internacional (COI) de no mover los Juegos de fecha. Pero ahora parece que sí habrá cambios.

Por eso mismo, la propia nadadora, desde su casa de Badalona, ha lanzado un vídeo por sus redes sociales en el que explica que no celebrar los Juegos en julio es un acierto. "Esto es la más acertado. Poner a todos en la villa olímpica sería irresponsable, podríamos contagiarnos si algún atleta tiene el cirus. Todos los deportistas debemos estar en igualdad de condiciones, además. Cuando todos podamos entrenarnos, se podrán hacer unos Juegos de calidad", comentó.

Mireia tuvo que interrumpir su concentración en el CAR de Sierra Nevada. Esta temporada la nadadora de la UCAM se ha centrado más en el entrenamiento y no ha competido en exceso después de conseguir la mínima para Tokio en el Open de Amsterdam en diciembre. No obstante, debía ratificar la marca en un Nacional que se pospuso. Como haría ocurrirá en cuatro semanas con los Juegos.

La campeona olímpica finalizó su vídeo agradeciendo a todos los profesionales que ayudan a la población en este confinamiento. "Quiero dar mi apoyo a todas las familias y a las personas que tengan a alguien infectado por el Vocid-19. Y también a la gente que nos ayuda a pasar el día a día en el confinamiento, ya sean sanitarios, transportistas y las personas que trabajan en los supermercados", finalizó.

Héroes sin final feliz

En estos días de encierro, teletrabajo y pesadilla, me he transportado varias veces al 1 de enero, a esa fecha en la que todos nos trasmitimos nuestros mejores deseos para el curso entrante. Qué poco podíamos imaginar entonces la tristeza que nos iba a deparar este 2020. Ese día, como de costumbre desde hace tiempo, lo empecé trabajando en la redacción de AS y me recuerdo escribiendo una columna que titulé: Feliz Año Olímpico. Ni el guion más retorcido nos hacía pensar entonces que la llama no iba a lucir el 24 de julio en Tokio. La cruel realidad que avasalla todo ha trastocado la hoja de ruta. Y ha derrumbado vidas. Los Juegos se van a posponer, no se divisa otro escenario lógico. Ya hay voces críticas que no quieren ni oír hablar de 2020. Todo apunta a que habrá que ir a 2021 o 2022.

En esa misma columna de Año Nuevo recogí que estos Juegos Olímpicos eran especialmente importantes para el deporte español, porque muchos de los héroes que han abarcado éxitos en los últimos tres lustros se encuentran al límite de la edad competitiva. Todos ellos se hallan expectantes, porque prorrogar Tokio a 2021 les pillará un año más viejos, y a 2022, merodeando el retiro. Se trata de nombres ilustres, de algunos de los mejores de la historia: Rafa Nadal, los hermanos Gasol, Mireia Belmonte, Lydia Valentín, Saúl Craviotto, Alejandro Valverde, Gómez Noya… A estos laureados deportistas hay que añadir otros casos especiales. En el atletismo brilla el abuelo Chuso García Bragado, cuyas gestas ya no miran a los podios, sino a los récords: con 50 años se ha clasificado para sus octavos Juegos. Y luego está el ejemplo de los Hispanos, que tienen clavada la espina de la eliminación para Río 2016 y se habían conjurado para completar la Triple Corona, varios en avanzada edad treintañera: Raúl Entrerríos, Julen Aguinagalde, Viran Morros, Gedeón Guardiola, Dani Sarmiento… Todos merecen un final feliz.

Página Siguiente »