El Gobierno rectifica a Maroto: las fronteras no se abrirán hasta el 1 de julio

El Gobierno ha aclarado que las fronteras no se abrirán hasta el 1 de julio, tal y como estaba previsto, y rectifica así lo comunicado por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, quien este jueves había asegurado en un encuentro con la prensa internacional que las fronteras terrestres con Francia y Portugal se abrirían el próximo 22 de junio, una vez finalizado el estado de alarma. 

Sin embargo, desde el propio Ministerio de Industria, Comercio y Turismo han comunicado que la reactivación de la movilidad internacional y la eliminación de los controles en las fronteras terrestres siguen teniendo como fecha fijada el 1 de julio. "Con arreglo al principio de gradualidad, y teniendo en cuenta los compromisos anunciados de reapertura del turismo internacional, la movilidad internacional segura tendrá lugar a partir del 1 de julio", señala en un comunicado, en el que añaden que el Gobierno se mantiene en contacto "permanente" con la Unión Europea para coordinar la eliminación progresiva de las restricciones en los controles fronterizos entre los distintos países.

Malestar en Portugal

La rectificación del propio ministerio se ha producido después de la reacción que ha provocado en Portugal el anuncio de Maroto. El ministro de Negocios Extranjeros, Augusto Santos Silva, ha expresado su sorpresa y malestar y ha advertido que pedirá explicaciones porque la reapertura de la frontera es una cuestión que debe abordarse entre los dos países en el marco de cooperación que existe.

Reyes Maroto también había anunciado que se eliminaría la cuarentena de 14 días impuesta desde el pasado 15 de mayo a todas las personas que lleguen a España procedentes de Francia y Portugal, también antes de lo previsto. Maroto ha comentado en el encuentro con la prensa que se trata de trasladar al resto de países que España es un destino seguro para disfrutar de las vacaciones estivales.

Las fronteras terrestres con Francia y Portugal están cerradas desde el pasado 17 de marzo, tras un decreto amparado en el estado de alarma. En él, se impedía el acceso por carretera a cualquier ciudadano procedente de Francia o Portugal salvo que se tratara de una persona residente en España, trabajadores transfronterizos o miembros consulares o diplomáticos y cualquier persona que acreditara una situación de necesidad o fuerza mayor.

Reactivación turismo alemán

En el encuentro con la prensa internacional, Reyes Maroto ha abordado otras cuestiones con los corresponsales, todas ellas pensadas para reactivar el turismo en nuestro país, un aspecto clavo para la recuperación económica, puesto que es un sector que representa el 12% del PIB. En este sentido, la ministra ha explicado que trabaja junto a los ministerios de Transportes y Exteriores en un proyecto piloto para traer a 6.000 turistas alemanes, una experiencia que permitiría aplicar los protocolos de seguridad tanto en destino como de movilidad. Además, ayudaría para volver a atraer a los turistas procedentes de Alemania.

El Gobierno, en contacto con el Reino Unido

Por último, Maroto también ha detallado que España está en contacto con las autoridades del Reino Unido y con los operadores turísticos para reactivar el mercado británico, primer emisor de turistas hacia nuestro país. 

¿Puede el Gobierno impedir la movilidad entre comunidades tras el Estado de Alarma?

El estado de alarma ha permitido al Gobierno restringir la movilidad de los españoles. Desde el 14 de marzo, están restringido los movimientos entre provincias y comunidades autónomas y solo se pueden realizar por motivos profesionales, familiares, sanitarios o situación de causa mayor. Ahora, con la prórroga del estado de alarma, que se prolongará hasta el 21 de junio, la situación cambia y queda por ver qué sucederá a partir de esa fecha en los territorios que aún estén culminando su desescalada.

El 22 de junio se espera que Madrid, Barcelona y parte de Castilla y León inicien la fase 3 de la desescalada si todo va bien y otras provincias como Málaga o Granada y comunidades como la Valenciana aún podrán estar inmersos en esa última fase. En este sentido, la movilidad entre provincias y comunidades está restringida hasta que se llegue a la nueva normalidad, por lo que queda la duda de si este impedimento seguirá vigente ya sin el estado de alarma.

Sin estado de alarma, el Gobierno no tiene mando único

A priori, una vez salido del estado de alarma, el Gobierno no puede imponer la restricción de la movilidad en los distintos territorios, ya que corresponde a los ejecutivos autonómicos esta potestad. En todo caso, el Gobierno central podría interceder, pero no podría hacerlo de forma unilateral. En este sentido, Carlos Vidal, catedrático de Derecho Constitucional de la UNED, afirma a 20 minutos que lo más conveniente de cara al proceso de desescalada es un acuerdo entre el Gobierno y las comunidades en el Consejo Interterritorial del Servicio Nacional de Salud.

En estas reuniones, que se celebran semanalmente desde que se proclamó el estado de alarma, las autonomías y el Ejecutivo central deberían tomar una medida general que aclarara de qué forma se va a producir la movilidad entre provincias y comunidades: “Es ahí donde debería tomarse una medida general, aprobar un acuerdo todas las comunidades, que se publique en el BOE y que así las comunidades tomen las medidas necesarias y tengan cobertura para restringir la movilidad interprovincial”, relata.

Solo de esta forma el Gobierno se aseguraría que la movilidad entre comunidades no se produce hasta que todas las provincias alcancen la nueva normalidad. Este martes, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, apuntó que no permitirá la movilidad entre comunidades hasta la nueva normalidad, pero la salida del estado de alarma el 21 de junio deja la duda en ese sentido. A partir de ese día, y sin estado de alarma, serían los gobiernos regionales los que decidirían en sus territorios. Sólo un acuerdo estatal en el Consejo Interterritorial del Servicio Nacional de Salud cambiaría la situación.

En Italia ya entrenan 11 contra 11

Un espejo. Para los profesionales tiene mucha importancia saber si se empieza el 12 o el 19 el campeonato liguero, pero casi tan importante como la competición es empezar cuanto antes los entrenamientos de calidad, con todos los jugadores a la vez. Los técnicos claman por la falta de amistosos, pero necesitan compensarlo trabajando las fases del juego y la realidad de los partidos. En Italia, tras el consiguiente debate político, se ha pasado de la fase individual, a poder entrenar 11 contra 11, con dos o tres días en grupos de 8, agarrándose al protocolo del resto de deportes. Hay donde mirarse.

Los criterios bailan. En España, al fútbol profesional se le ha permitido el entrenamiento en grupos de 10, independientemente de la fase en la que estuviese la región. Los equipos de Madrid, Barcelona o Castilla y León han trabajado igual que los andaluces o canarios, a pesar de estar en distinta fase esta semana. Este próximo lunes tocaría el salto al entrenamiento conjunto, pero el Ministro de Sanidad dice que está en estudio. Para cualquiera que se lea el protocolo de la Liga sabe que los riesgos están minimizados. Las fechas y las planificaciones saltan por los aires un día sí y otro también. Nadie dice que gestionar sea fácil en estos tiempos de incertidumbre, pero no dar tantos tumbos debería ser más sencillo.

Los cinco cambios, como debate. El pasado mes de octubre contamos lo que algunos entrenadores proponían entre las bambalinas del fútbol: duplicar el número de cambios por partido. Evidentemente, este tipo de transformaciones tienen un arduo proceso que se ha visto acelerado por la aparición del coronavirus y la necesidad de intentar minimizar el número de lesiones. Sergio González, técnico del Valladolid, abrió el debate argumentando que eso suponía una ventaja para los clubes grandes, con mayor profundidad y calidad en el banquillo.

La teoría contrapuesta. Si preguntas al técnico de un equipo grande lo ve completamente al revés, cree que las fuerzas se van a igualar muchísimo, porque se podrá minimizar la supuesta calidad de banquillo del equipo rival con una mayor intensidad durante los noventa minutos. La alegría de poder repartir minutos se contrapone a las temidas distracciones tácticas, cuando se modifican tantas piezas en el terreno de juego. Un debate futbolístico interesante mirando hacia el futuro, ahora que ya hasta se rearbitran los partidos del pasado, para los que ya solo entienden el fútbol en clave de polémica.

La API de Apple y Google para rastrear contagios empieza su expansión por 22 países

Apple y Google han lanzado su interfaz de programación de aplicaciones (API) para que los países puedan crear aplicaciones de rastreo de contagios. Por el momento, se ha comenzado a distribuir entre 22 autoridades sanitarias del mundo y ahora cada una deberá desarrollar un sistema de rastreo de las personas que han estado en contacto con infectados.

Para poder llevarlo a cabo, se utiliza la tecnología Bluetooth de baja energía, mediante la que los smartphones se pueden detectar entre sí en distancias cortas, de entre 0 y 2 metros, además de respetarse la privacidad de cada individuo. Por eso, se identificarán móviles en contacto con otros móviles y no se recurre a la geolocalización por GPS.

Con estas aplicaciones, se buscará detectar si dos personas han estado cerca en las últimas durante durante el periodo de tiempo que determinen las autoridades sanitarias de cada territorio. Si una de ellas informa de haber dado positivo, se mandará un aviso a todos con los que ha mantenido contacto.

Para poder crear este sistema, se han tenido que superar varias barreras técnicas. Una de las más importantes quizá es que los móviles de Apple y los de Google no están preparados para detectarse entre sí. Otros retos importantes son conseguir que la población en general crea que la aplicación es útil, que respeta su privacidad y la adopte de forma masiva.

España usará esta tecnología

El Gobierno ha confirmado hoy que creará una aplicación para el próximo mes de junio. Por eso, ya ha solicitado el acceso a esta API creada por Apple y Google que pretende ayudar en la lucha contra la pandemia.

Así lo explicó Nadia Calviño, vicepresidenta y ministra de Economía: "Estamos trabajando con el Gobierno de Canarias para que allí se desarrolle el primer piloto para el establecimiento de esta app de apoyo al sistema sanitario que tiene que ser perfectamente respetuosa con los derechos de individuales y con la protección de la intimidad y de la privacidad de las personas".

Madrid planea pedir el cambio a la fase 2 por adelantado

El Gobierno de la Comunidad de Madrid presidido por Isabel Díaz Ayuso solicitó este lunes formalmente su paso a la fase 1 del plan de desescalada. El Ministerio de Sanidad volverá a valorar la documentación presentada y previsiblemente el viernes anunciará si esta vez sí la región avanza en la desescalada. En el mejor de los casos, Madrid pasaría a la fase 1 el próximo lunes, pero la Comunidad ya piensa en la fase 2 de la desescalada.

Según lo estipulado por el Gobierno central en su plan de desescalada, cada territorio debe esperar mínimo dos semanas para pasar de una fase a otra ya que los 14 días es el periodo medio de incubación del virus. En esas dos semanas, se analizan de qué forma han afectado el levantamiento de las restricciones contempladas en cada fase del desconfinamiento y si no hay indicios negativos se permite avanzar al siguiente escalón.

Madrid debería esperar hasta el 8 de junio

Sin embargo, la Comunidad de Madrid tiene intención de pedir el cambio a la fase 2 aunque no hayan pasado los 14 días predeterminados. “Si Madrid ve la oportunidad de pedir ese adelanto de fase en el caso de que las condiciones fuesen favorables, así lo haría el Gobierno regional”, ha asegurado este martes su consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. Por fechas, si la Comunidad inicia la fase 1 este lunes 25 de mayo, teóricamente la fase 2 no empezaría hasta el 8 de junio como mínimo, pero desde el Gobierno regional tienen otros planes.

El titular de Sanidad ha manifestado que en el Consejo Interterritorial del Servicio Nacional de Salud se comentó que “se podría pedir de manera adelantada este paso siempre que vaya avalado por la capacidad de estrategia y por los datos, indicadores y seguimiento de casos nuevos”. “Fue una petición expresa de la Comunidad”, ha dicho Ruiz Escudero.

“Teníamos que haber entrado el lunes de la semana anterior”, ha añadido, a la vez que ha vuelto a reprochar al Gobierno central su decisión, que según él se debe a “criterios políticos”. El consejero ha insistido en que la Comunidad de Madrid cumple con los marcadores impuestos para pasar a la fase 1 y se ha mostrado convencido de que el próximo lunes, esta vez sí, logrará avanzar en la desescalada. Sanidad, sin embargo, en su informe, especificó que la atención primaria no estaba aún lista el pasado lunes.

Alivios en la fase 0

La Comunidad de Madrid se encuentra en una fase intermedia entre la 0 y la 1. Después de que Sanidad rechazara por dos veces la petición del Gobierno regional de pasar a la fase 1, concedió ciertos alivios en las restricciones impuestas en la fase 0. Así, desde el pasado lunes, se permite la reapertura de los comercios sin cita previa y con limitaciones de aforo o se puede acudir a lugares de culto también con limitación de aforo, medidas contempladas en la fase 1. Sin embargo, no autoriza abrir las terrazas de bares y restaurantes ni tampoco permite celebrar reuniones familiares o de amigos de máximo 10 personas, como sí se puede hacer en la fase 1.

Página Siguiente »