Los grandes ganadores y perdedores de la lotería del draft

GANADORES

New Orleans Pelicans

Son los triunfadores obvios de la noche. Con un 6% de opciones de hacerse con el número 1, llevarse a Zion Williamson ahora sólo depende de ellos cuando antes habrían necesitado negociar con un tercero. La duda ahora es si utilizarán esa bala para construir un nuevo proyecto sobre el ex de la universidad de Duke o lo intentarán cambiar por una estrella para convencer a Davis de que no se vaya. Aunque el ala-pívot volvió a dejar claro tras el sorteo que su intención sigue siendo la de marcharse. En cualquier caso y pase lo que pase con Anthony Davis, los Pelicans están en una situación inmejorable.

Los Angeles Lakers

Comenzando desde el puesto 11, su 4 final es una de las mayores subidas en la historia del draft. Un arma con la que sin duda no contaban a estas alturas en las oficinas de los Lakers. Veremos si les sirve como último impulso para convencer a los Pelicans de hacer el traspaso por Davis. En caso negativo podrían utilizarlo para negociar con otra franquicia y otra estrella (¿Wizards y Beal?). Y en última instancia se pueden quedar con ese elección y sumar un talento joven más a su ya extensa lista. Teniendo en cuenta que siguen manteniendo el espacio salarial para fichar a una estrella en la agencia libre, ese número cuatro no puede más que sumar sea cual sea la decisión final de la franquicia.

Anthony Davis

Ya se ha hecho público que quiere marcharse, igual que pasaba antes de saberse que Nueva Orleans se llevaron el 1 del draft. Así que la llegada de Zion le beneficia, ya que para la franquicia va a resultar más fácil dejarle marchar teniendo en cuenta que tendrán a un referente claro sobre el que construir su futuro. Otra cosa es que se pueda ir a los Lakers, pero incluso en esto ha tenido suerte Davis, ya que los angelinos cuentan ahora y por sorpresa con el número 4 del draft para negociar.

Memphis Grizzlies

El otro gran subidón del la lotería. Los Girzzlies tenían un 19% de opciones de acabar en top-3 y se han hecho con el número 2. Antes del sorteo ya se apuntaba a que estarían muy interesados en el base de Murray St., Ja Morant, pero eran conscientes de la imposibilidad de quedarse con él, ya que todas las proyecciones ponían al jugador como segunda elección por detrás de Zion Williamson. El destino ha querido que los de Memphis vayan a escoger su pick justo en ese lugar, así que blanco y en botella.

Mike Conley

La llegada de un base top desde el draft tendrá que ir acompañada casi necesariamente de la salida de Conley. Un movimiento que traería más piezas a los Grizzlies para ayudar en su reconstrucción y que podría poner al jugador en disposición de volver a pelear por el anillo. Porque con el sueldo que tiene sólo un aspirante a grandes cosas querrá hacerse cargo de él, sacrificando espacio salarial a cambio de alguien con gran experiencia y talento que daría un plus indudable a cualquier plantilla. Ya se habla de Utah Jazz e Indiana Pacers como posibles destinos. Ambos equipos intentaron en mayor o menos medida un traspaso por Conley en febrero.

PERDEDORES

New York Knicks

El perdedor con mayúsculas de la noche. Se han llevado el 3, con el que pueden draftear a R.J. Barret por ejemplo. Un gran proyecto de jugador, pero que no es Zion. Y sin el número 1 la opción de convencer a los Pelicans para llevarse a Anthony Davis parece esfumarse. Con ese pick 3 quizá puedan tentar a otra franquicia en busca de una estrella no tan rutilante, como a los Cavs y Kevin Love, para juntarlo con los otros dos agentes libres que quieren fichar. Pero ya no habrá Davis y ya no habrá Zion. Y ahí es donde tenían puestas todas sus esperanzas. Y más después de que viesen como los Suns (pick 6) y los Cavs (pick 5), sus dos grandes rivales en la lucha por el número 1, se quedaban fuera de la pelea a las primeras de cambio.

Dallas Mavericks

Tenían un 26,6% de opciones de mantener su elección de draft, que en caso  de haberse producido habría sido top-4. Pero al no hacerse efectivo y acabar en el décimo puesto su pick vuela hacia Atlanta como parte del traspaso Doncic-Young del pasado draft. Un jugador entre el 1 y el 4 no le amarga a nadie y los Mavs lo podrían haber utilizado como moneda de cambio en su búsqueda de estrellas o para ponerle al lado de Doncic en lo que se habría convertido en una pareja de éxito durante años para los de Dallas. Ni una cosa ni la otra para los texanos.

Boston Celtics

En una lotería con mucho movimiento y en la que los Celtics tenían puestas muchas bolas en juego, se han quedado donde estaban antes de empezar (pick 14 vía Sacramento), que con el subidón de los Lakers ha sido como bajar posiciones. Porque en su pelea por hacerse con Anthony Davis, antes del sorteo parecían tener el mejor lote para ofrecerles a cambio a los Pelicans, pero con el pick 4 de los Lakers la cosa ya no está tan clara. Así que a la más que probable marcha de Kyrie Irving (tal como están las cosas quizá para bien) puede que se una la no llegada de Davis. Un futuro a corto plazo bastante sombría para una franquicia que se las prometía muy felices tras el trade deadline de febrero.

Cleveland Cavaliers y Phoenix Suns

Ambos tenían las máximas opciones de llevarse la primera elección (14%) y de ser top-3 (40%). Al final han acabado en los puestos 5 y 6, respectivamente. Todo un año de travesía por el desierto no se hace para acabar con esas elecciones, independientemente del resultado que den los jugadores elegidos. Ahora tendrán que pensar bien lo que hacen. Probablemente se lleven dos buenos jugadores, pero nada parecido a Zion Williamson, que es para lo que han estado perdiendo todo el año. Habrá que esperar alguna temporada más para comprobar si el nuevo reparto en la lotería del draft elimina realmente la supuesta ventaja de dejarse perder durante todo el curso. Si lo que ha pasado esta noche se convierte en tendencia quizá veamos cada vez menos temporadas como la de los Cavs y los Suns (y los Knicks).