McDowell y Jiménez pusieron magia al 17 de Valderrama

17 junio, 2019 · Archivado en Competiciones, Deportes, Golf, Miguel Ángel Jiménez, Organizaciones deportivas, PGA European Tour · Comentarios desactivados en McDowell y Jiménez pusieron magia al 17 de Valderrama 

El estallido aún resuena entre los alcornoques atiborrados de corcho del Real Club Valderrama, sede del Estrella Damm N.A. Andalucía Masters que se jugará del 27 al 30 de junio. Fue un momento único que mereció una celebración única. “Se me pusieron todos los pelillos de punta”, recuerda aún emocionado Miguel Ángel Jiménez. Hablamos, claro, del albatros que consiguió el malagueño durante la segunda ronda del Volvo Masters de 1994. Uno de los golpes más famosos de la historia del European Tour. La magia del hoyo 17 del Real Club Valderrama, un icono que años antes había llegado a desesperar a Tiger Woods, en todo su esplendor.

Jiménez no venía precisamente en un gran momento en su vuelta. Había hecho doble bogey en el 13 y bogey en el 16. De hecho, en un visto y no visto había pasado de ser líder de la gran final del Circuito Europeo a perderse en la clasificación. Sin embargo, los genios no necesitan demasiado para destapar el tarro de las esencias. Pegó un buen drive desde el tee del 17 y se dejó 191 metros a la bandera, una distancia perfecta para su hierro 3.

Cualquier otro jugador habría dudado. Los últimos hoyos no habían sido buenos y el golpe conllevaba un riesgo altísimo, a un green perfectamente defendido por un lago central, un arroyo a la izquierda y varios búnkeres. Gloria o drama. Riesgo, recompensa o tragedia. Sólo un golpe perfecto podría evitar la ruina. Y Miguel lo pegó…

“La bola hizo la distancia exacta que necesitamos, botó en green, sólida, cinco metros antes de la bandera, comenzó a rodar y entró en el hoyo”, rememora Miguel. Escalofríos en el cuerpo. Golpe majestuoso. El público se volvió loco. Alegría y emoción desatada en Sotogrande. Todos sabían en ese momento que habían visto algo único. Jiménez bendecía así los importantes cambios que se había hecho en ese hoyo para la Ryder Cup de 1997 bajo la supervisión de Seve Ballesteros.

Jiménez peleó la victoria en aquel Volvo Masters hasta el último aliento, aunque finalmente se impuso Bernhard Langer. Aquel viernes 28 de octubre se produjo otro momento grandioso en Valderrama y precisamente lo protagonizó Langer. El teutón firmó una tarjeta de 62 golpes, un resultado que permanece como récord del campo 25 años después. No obstante, nada se recordará más que el albatros de Jiménez.

La M de Miguel no ha sido la única que ha hecho magia en este hoyo 17. Trece años después, en el mismo torneo, Volvo Masters, Graeme McDowell lograba el segundo albatros en este precioso rincón de la finca que antes se conoció como Las Aves. Ocurrió en la última ronda, con el norirlandés luchando por la victoria.

En su caso, GMac tiró un hierro 7 de dos, en un día donde el fiero viento de Valderrama ayudaba. Otro momento mágico. “Fue increíble. Jamás había sentido una emoción parecida en un campo de golf. Sé que es un golpe que guardaré para siempre en mi memoria. Cada vez que lo recuerdo me arranca una sonrisa”, recuerda con una sonrisa de oreja a oreja McDowell.

El albatros de Jiménez cumple sus bodas de plata, mientras que el de McDowell tiene ya doce años. Ambos, en cualquier caso, son eternos, y se les recuerda en el hoyo 17 de Valderrama con sendas placas. Dentro de apenas 15 días, otros 144 jugadores, los que componen el plantel del Estrella Damm N.A. Andalucía Masters, tendrán varias ocasiones para sumar sus nombres a los de Jiménez y McDowell en otras bodas de plata, ya que será la vigésimo quinta vez que el European Tour pase por el impecable recorrido de Sotogrande.