El Olympique de Lyon machaca al Angers con una dura goleada

16 agosto, 2019 · Archivado en Angers SCO, Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Liga francesa, Ligas fútbol, Memphis Depay, Olympique Lyon · Comentarios desactivados en El Olympique de Lyon machaca al Angers con una dura goleada 

El Olympique Lyonnais de Sylvinho invita al optimismo. Tras dos victorias en dos encuentros de Ligue 1, el equipo ha mostrado una suficiencia espectacular para estar todavía en pleno mes de agosto. Hoy, tras golear al Angers por 6-0, el equipo confirmó las buenas sensaciones que había dejado hace una semana tras doblegar al Mónaco.

Volvía Juninho Pernambucano a Lyon, pero esta vez vestido de traje y no de corto. El brasileño, eminencia del equipo tras haber conseguido siete ligas consecutivas, ha sido un pilar clave para que el OL haya realizado el verano de más gasto de su historia. Como director deportivo, fue él quien convenció a Aulas de que Sylvinho era el ideal para ocupar el banquillo y sus presagios de momento se han confirmado.

El Angers no iba a ser un rival sencillo. Es curioso que el Olympique Lyonnais le quitara a su rival de hoy a su mejor futbolista, Adélaïde, siendo este el fichaje más importante de la historia del club. Adélaïde, que había realizado un partidazo en la victoria de los de Moulin el pasado sábado por 3-1 ante el Bordeaux, no pudo debutar con su nuevo equipo ya que tanto Lyon como Angers pactaron que éste no podría debutar en una especie de "pacto de no agresión".

Sylvinho de momento ha plasmado una idea muy clara: presión intensa en campo rival durante los diez primeros minutos. Ha tenido de maestro a Guardiola, y quizá eso le ha influenciado a emularle en este aspecto. Con la posesión de balón de por medio, el Olympique Lyonnais ocupó el campo del Angers durante 10 minutos ininterrumpidamente. El objetivo era robar lo más arriba posible para intentar una transición con espacios. En el minuto 11, precisamente en una indecisión del Angers, Aouar aprovechaba el robo de Thiago Mendes para realizar un gran disparo cruzado y adelantar a su equipo. A partir de entonces, Sylvinho volvió a tomar una decisión ganadora.

Si el gran problema del Lyon la temporada pasada fue el entrenador, parece que con Sylvinho ha ganado a alguien que prepara, y mucho, los encuentros. El Angers es un equipo cuyo fuerte es el de robar en la divisoria y salir a la contra por las bandas. El técnico, que lo sabía de primera mano, no permitió ni una subida a los laterales tras el 1-0 en el marcador. Así, su rival, no pudo transitar ni encontrar superioridades en las bandas. Como ante el Mónaco, se limitó a dormir el partido y llevarlo a su terreno hasta encontrar una situación de ventaja y castigar al rival. El Angers, poco a poco, fue cayendo en la trampa del OL, y se generaron espacios que finiquitaron el encuentro.

Dembelé en el minuto 36 tras otro robo provocado por la presión y Memphis en el 43, sentenciaron prácticamente el partido. El Olympique Lyonnais volvió a dominarlo desde la pizarra, algo que la temporada pasada no pudo hacer con Génésio y prueba de ello es la cantidad de puntos que se dejó ante rivales inferiores. Sylvinho, de momento, no está cometiendo los errores del pasado y ofrece unas variantes tácticas que ilusionan en Lyon.

La segunda mitad comenzó con la mejor jugada de la noche. Houssem Aouar, mediocentro de 21 años que tiene que dar un paso al frente tras las salidas de Fékir y Ndombelé, se inventó un pase imposible de cuchara para que Memphis Depay batiera a Butelle. Fue una obra de arte a la altura de la clase del futbolista, que tendrá mucha responsabilidad esta temporada para que el Olympique Lyonnais sueñe con arrebatarle la Ligue 1 al PSG.

El transcurso de la segunda mitad fue un calco al de la primera. Sylvinho durmió el mismo con posesiones muy largas y sin ser agresivo, pero volvió a castigar cuando el Angers tuvo una indecisión cerca de su área. Dembelé, por segunda vez, perforaba la red con un zurdazo inapelable. La goleada no quedó ahí, pues Jean Lucas, que justo ha sido llamado por Tite para ir con la absoluta brasileña, aprovechó un gran aguante de Memphis Depay tras un pase en largo de Tousart y definió a las mil maravillas para hacer el 6-0. Fue el partido en el que a un equipo le sale todo y al otro nada. Son nueve goles a favor y cero en contra para el OL, motivos de momento suficientes para soñar en una posible lucha con el PSG por ganar la Ligue 1.

Las diez estrellas para seguir en la Ligue 1 esta temporada

5 agosto, 2019 · Archivado en Cavani, Cesc Fàbregas, Competiciones, Deportes, Florian Thauvin, Futbol, Kylian Mbappé, Liga francesa, Ligas fútbol, Marco Verratti, Memphis Depay, Yann M'Vila · Comentarios desactivados en Las diez estrellas para seguir en la Ligue 1 esta temporada 

Tras una larga espera, la Ligue 1 arranca en un abrir y cerrar de ojos. La máxima división del fútbol galo levantará el telón el próximo viernes 9 de agosto con nada más y nada menos que un espectacular AS Mónaco-Olympique Lyonnais. En el presente artículo, repasamos las diez estrellas a seguir esta temporada.

1. Kylian Mbappé

Con el futuro de Neymar sin resolverse, Kylian Mbappé afronta su tercera temporada en el PSG, consagrado como uno de los mejores jugadores del mundo. La temporada pasada, sin ir más lejos, finalizó como máximo goleador del campeonato, asumiendo un liderazgo impropio en un jugador de 20 años, acentuado tras la lesión de Neymar. Ya no es el PSG de Neymar, es
el PSG de Mbappé, un chico que está batiendo registros curso tras curso y que tiene una ambición inagotable. Por ello, esta temporada es la de la consagración de Mbappé como único líder del conjunto parisino, ya que, siendo campeón del mundo, semifinalista de Champions con el Mónaco, o máximo goleador actual de la Ligue 1, pocos pueden rebatirle la vitola de estrella en un equipo aspirante a ganar la máxima competición continental.

2. Memphis Depay

Si mencionábamos que Mbappé, sin Neymar, ha sido el líder del PSG, esta temporada Memphis Depay debe asumir ese rol tras la baja de Nabil Fékir. El Olympique Lyonnais queda huérfano de su mejor futbolista, pero posee a un Memphis que ha demostrado que en los días que está al máximo nivel es uno de los jugadores más diferenciales de la Ligue 1.

Si el holandés, con 10 goles y 9 asistencias la temporada pasada, se centra y deja atrás la irregularidad que le caracteriza, el Olympique Lyonnais puede incluso soñar con estar compitiendo la liga al PSG. Porque Memphis es uno de los mayores talentos que ha dado el fútbol holandés en los últimos años, tiene la calidad suficiente para decidir encuentros y no solo eso, sino que su capacidad asociativa en transición, unida a un potente tren inferior para arrancar con la pelota, permitirán al Olympique Lyonnais sacar adelante muchos partidos.

Pero su rendimiento no depende ni del contexto ni del sistema que utilice Sylvinho en Lyon, sino de él mismo, y ahí es donde más sufre, pues es un jugador poco constante en cuanto a rendimiento se refiere.

3. Marco Verratti.

Es difícil encontrar a un centrocampista que actualmente tenga el dominio de balón de Verratti. Uno de los fichajes menos mediáticos del PSG en los inicios del jeque se ha convertido en uno de los jugadores más importantes de la historia reciente del club. De hecho, el primer PSG de Thomas Tuchel giró en torno a su figura.

Su capacidad de aguantar con la pelota de espaldas, de filtrar pases verticales y de salir airoso de situaciones límite con balón, le han erigido como uno de los mejores centrocampistas organizadores del mundo. Queda la duda de saber si Verratti por fin despierta en la Champions League, una competición en la que
ha realizado verdaderas exhibiciones. contrarrestadas por su poca fortaleza mental en los momentos clave. Si lo corrige, el PSG tiene motivos para soñar con hacer cosas grandes esta temporada.

4. Ismaïla Sarr.

En medio de un verano en el que se ha rumoreado su marcha a la Premier, Ismaïla Sarr afronta una temporada decisiva para explotar como realidad y no ser considerado una eterna promesa.

Segundo fichaje más caro de la historia del Stade Rennais a sus 18 años, la evolución del senegalés está yendo a revoluciones muy altas. Tiene quizá el cambio de ritmo más poderoso de toda la Ligue 1, y no solo eso, sino que su potencia para sacar un disparo peligroso desde cualquier zona del campo le hace aún más letal.

La temporada pasada, Sarr fue decisivo para que el Rennes realizara la mejor campaña de su historia, disputando octavos de Europa League y ganando la final de la Coupe de France. Si las lesiones le respetan, esta puede ser la temporada de la explosión definitiva de uno de los jugadores con más futuro de Europa.

5. Edinson Cavani

Pasan los años y Edinson Cavani sigue en el PSG. Verano tras verano, siguen los rumores sobre su posible marcha, pero el uruguayo aguanta con el objetivo de darle a los parisinos la primera Champions de su historia. Una historia que quizá no le recordará como uno de los mejores delanteros, pero el fútbol francés sí.

Máximo goleador de la historia del PSG en todas las competiciones, Cavani afronta una temporada más con la mente puesta en formar junto a Mbappé una de las mejores duplas de Europa. Es cierto que ha sucumbido ante los brutales números del francés, pero también es cierto que el sacrificio y la edad, a medida que han pasado las temporadas, le han transformado en un delantero de hacer el “trabajo sucio” y realizar aclarados a sus compañeros.

Su hiperactividad, transformada en desmarques constantes y situaciones de gol que facilitan mucho los ataques del PSG, unida a una lectura de la jugada brillante, siguen haciendo de Cavani uno de los mejores delanteros no solo de la
Ligue 1, sino de Europa.

6. Rony Lopes

Con tan solo 23 años, Rony Lopes posee una amplia experiencia en la Ligue 1. Tuvo que salir cedido para demostrar que tenía nivel para el Mónaco y, desde su vuelta, se ha convertido en el mejor jugador de los monegascos, incluso haciendo olvidar por momentos al venerado Bernardo Silva.

Extremo que puede jugar en cualquiera de las dos bandas, Lopes no ha tenido su
mejor año debido a las continuas lesiones que le han impedido rendir al máximo nivel. El Mónaco, que ha vivido una temporada muy dura, necesitará recuperar su mejor versión si quiere volver a disputar competición europea. Leonardo Jardim ha vuelto a hacer hincapié en las bandas para que el Mónaco recupere sensaciones antes de afrontar la temporada, y ahí Lopes es clave.

El técnico portugués aboga por extremos que partan en banda pero que tracen diagonales hacia dentro para que los laterales den amplitud. Y ahí es donde Lopes castiga, conduciendo por dentro con una agilidad y un desborde difíciles de frenar, además de armar el disparo en décimas de segundo. Si Jardim quiere al Mónaco en posiciones europeas, Lopes debe ser clave y asumir que es la estrella del equipo como lo fue hace dos temporadas, incluso por encima de Lemar.

7. Florian Thauvin

Florian Thauvin continúa siendo uno de los jugadores con mejor cartel en la Ligue 1. Sorprendente, pues sus números en las últimas temporadas han ido decayendo a tal punto de no estar entre los máximos goleadores del fútbol galo. El 'OM' vive actualmente uno de los momentos más críticos de los últimos años, tras no haber conseguido la clasificación para la Champions League por segundo año consecutivo con los nuevos propietarios.

A Thauvin se le critica principalmente que no aparece en las citas grandes. Es un jugador con grandes números ante clubes inferiores al Olympique de Marseille, pero cuando llegan los partidos importantes, se ausenta. Es un jugador que desaparece muy rápido de los partidos pero que, por el contrario,
tiene una calidad capaz de decidir encuentros incluso en los días en los que no está acertado.

Extremo derecho que juega a pierna cambiada, su estilo recuerda por
momentos a Robben. Hace siempre la clásica diagonal que caracterizó al holandés durante muchos años, con la premisa de cambiar de ritmo tras infinitos amagues, armar su pierna izquierda para disparar, o incluso trazar una pared para llegar al área. Thauvin, que es campeón del mundo, tiene que aparecer en los momentos clave de la temporada para que el 'OM' pueda aspirar a disputar la próxima Champions League.

8. Cesc Fàbregas

Cesc Fàbregas aterrizó en Mónaco el pasado mes de enero con el objetivo de sacar al equipo de los puestos de descenso. El ex del Arsenal o Chelsea tuvo un rendimiento inmediato en el Principado, siendo el eje del centro del campo de Leonardo Jardim y demostrando que todavía conserva mucha clase en sus botas.

Sin embargo, tras un gran inicio, el de Arenys de Mar acumuló varias lesiones que le privaron de disputar partidos con regularidad. Fàbregas será el timón sobre el que girará el Mónaco de Jardim. El técnico portugués siempre ha sido un técnico vertical, de posesiones cortas y con el objetivo de llegar a la portería rival
con la máxima rapidez. Cesc, en este contexto, es ideal, ya que es un jugador que lanza muy bien las transiciones y puede conectar con Gelson Martins, Rony Lopes o Golovin, generándoles situaciones de ventaja con su talento para filtrar pases verticales.

Muchos piensan que se fue al Mónaco como retiro, pero ni mucho menos, ya que el objetivo del club esta temporada es pelear por la segunda plaza de la Ligue 1. La experiencia y la jerarquía de un jugador como Cesc es un lujo para los monegascos.

9. Yann M’Vila

Yann M’Vila realizó una temporada difícil de imaginar en el AS Saint-Étienne. El medio, pretendido en 2012 por media Europa tras una brillante campaña en el Stade Rennais, y convocado para la disputa de la EURO de 2012 con Francia, volvió a la Ligue 1 hace año y medio para recuperar sensaciones tras varios pasos frustrados por Rusia, Inglaterra e Italia.

Eran pocos los que confiaban en un retorno a su máximo nivel, pero M’Vila sorprendió con un rendimiento que recordó a aquel centrocampista que explotó en Rennes muy joven. El Saint-Étienne terminó en cuarta posición la Ligue 1. Todo ello por un sistema muy trabajado con la pelota del ya ex técnico Jean-Louis Gasset, que colocó en la salida de balón a M’Vila de tercer central para potenciar su preciso cambio de orientación. Sus pases en largo fueron una de las claves de 'Les Verts' a la hora de superar líneas. Tal como afirmó su entrenador en el Rennes, Fréderic Antonetti, el pase en largo de M’Vila se puede comparar al de Xabi Alonso, salvando las distancias.

M’Vila aglutinó, con más de 10 pases en largo por partido, una media
del 80% de acierto. Una cifra espectacular que evidencia la importancia de haber dado con un sistema que lo potenciara. A sus 29 años, seguirá una temporada más en la Ligue 1, aun habiendo amenazado con marcharse si Gasset no seguía. Una noticia fantástica para un Saint-Étienne que disputa competición europea.

10. Kenny Lala

Kenny Lala fue la temporada pasada el lateral con mayor participación en los goles de su equipo, superando a un campeón de la Champions como Trent Alexander-Arnold. A sus 27 años, el lateral encontró en el Strasbourg un sistema que lo potenciara y que permitió a Lala ser una pieza clave en la consecución del título de la Coupe de la Ligue.

El Strasbourg disputó la campaña anterior con un sistema de tres centrales. Lala,
acostumbrado a ser lateral izquierdo, pasó a la banda derecha en lo que fue un movimiento ganador. Siendo carrilero, todos los ataques del club alsacio pasaban por sus botas. Hacía las labores de medio centro, de volante y de carrilero, pues aprovechaba su espectacular pase largo para dar asistencias desde la derecha. A Lala le podíamos ver en un partido sacar la pelota como medio centro, conducir por carriles interiores, o hacer una internada por banda.

Su plenitud futbolística llegó en uno de los momentos más importantes del último lustro para el Strasbourg. Se ha rumoreado que podría salir, pero él, de momento, sigue en un histórico del fútbol galo y siendo el jugador más diferencial partiendo desde la banda.