Pochettino se quiere librar de Aurier pero él ya no se quiere ir

12 octubre, 2019 · Archivado en Competiciones, Danny Rose, Deportes, Deportistas, Equipos, Fichajes, Futbol, Kieran Trippier, Ligas fútbol, Mauricio Pochettino Trossero, Mercado fichajes, Premier League, Selección Fútbol Costa de Marfil, Selecciones deportivas, Tottenham Hotspur · Comentarios desactivados en Pochettino se quiere librar de Aurier pero él ya no se quiere ir 

El Tottenham quiere renovarse a raíz del inicio de temporada tan irregular por el que están pasando. Hace unos días, el Times filtró una lista de cinco jugadores que Mauricio Pochettino quería vender para hacer caja y así poder traer futbolistas nuevos. El más llamativo era Christian Eriksen, que termina contrato, pero entre esos nombres estaba también el de Serge Aurier.

Desde la salida de Kieran Trippier está repartiéndose los minutos con Danny Rose, y aunque está cumpliendo, el club londinense prefiere hacer caja con él, que en verano, antes de la salida de Trippier al Atlético de Madrid, quiso buscarse un nuevo destino. Pero según The Sun, el lateral ha decidido que ahora es feliz en Londres y que no tiene intención de moverse salvo que el técnico le diga que no va a jugar: "Quería irme, pero más allá de eso, es decisión del entrenador. Es el único que decide qué es lo mejor para el grupo. La temporada es larga e intentaremos mejorar para lo que pueda venir después".

Por otra parte, una de sus principales prioridades es seguir contando para la selección de Costa de Marfil y es consciente de que ya no es un niño, por lo que necesita minutos si quiere estar presente en el Mundial de 2022, al que llegaría con 29 años: "Creo que el deseo de salir es algo normal. Soy un jugador importante para mi selección. Ya no tengo veinte años y necesito jugar para ser feliz. Hay situaciones que provocan que tengas que tomar una decisión. Soy un chico grande y soy padre, así que tengo que tomar las decisiones que son buenas para mí y para mi familia".

Aurier salió hace dos años del PSG para jugar en el Tottenham por 25 millones de euros, pero ha ido perdiendo protagonismo con el tiempo, en parte por las buenas actuaciones en un primer momento de Rose y Trippier, que poco a poco también se fueron tornando irregulares. Esta temporada ha disputado tres partidos completos y uno como suplente en el que disfrutó de apenas media hora, dando una asistencia en la Premier League contra el Crystal Palace.

Eto’o y Cahill, estrellas en la gala del Aspire Global Summit de Doha

8 octubre, 2019 · Archivado en Asia, Deportes, Doha, Futbol, Luis Aragonés, Mauricio Pochettino Trossero, Oriente próximo, Pep Guardiola, Qatar, Ronaldinho, Samuel Eto'o, Tim Cahill · Comentarios desactivados en Eto’o y Cahill, estrellas en la gala del Aspire Global Summit de Doha 
La gala del Aspire Global Summit en Doha contó con la participación de Samuel Eto'o y Tim Cahill para hablar de sus carreras y el futuro.

¿Se ha acabado el ciclo del Tottenham de Pochettino?

2 octubre, 2019 · Archivado en Competiciones, Deportes, Equipos, Estadios fútbol, Futbol, Instalaciones deportivas, Ligas fútbol, Mauricio Pochettino Trossero, Premier League, Tottenham Hotspur, Tottenham Hotspur Stadium · Comentarios desactivados en ¿Se ha acabado el ciclo del Tottenham de Pochettino? 

El Tottenham vivió una de las peores derrotas de su historia el pasado martes tras sufrir un doloroso 2-7 contra el Bayern de Múnich en la segunda jornada de la Champions League 2019/20. El conjunto bávaro arrasó literalmente el coliseo Spur y firmó un partido de altos vuelos que les alza en sus aspiraciones de cara a la primera plaza y dejó un incendio deportivo en el Norte de Londres que a muchos ya preocupa.

A nivel deportivo, eso sí, no parece haber tenido las consecuencias graves que puede pensarse en un primer momento, ya que Olympiacos cayó derrotado contra el Estrella Roja por 3-1 y la segunda plaza para el Tottenham se encuentra a sólo dos puntos. De hecho, en la tercera jornada el equipo londinense se enfrentará a los de Belgrado en casa y todo podría normalizarse. Sin embargo, evidentemente, las dolorosas formas sufridas en la goleada ante el Bayern de Múnich han acentuado los irregulares primeros meses de campaña.

El inicio de temporada del Tottenham está decepcionando, se encuentra muy lejos de las expectativas creadas hace unos meses cuando la pretemporada iniciaba y daba sus primeros pasos. Tras un año de limitaciones, barreras y control financiero para hacer frente a la importante tarea de tener uno de los estadios más imponentes del fútbol inglés y europeo, este verano todo cambiaba. Levy daba margen de inversión y Pochettino podría ver reforzado un proyecto que se había asentado de forma notable los últimos años con una base muy similar. El club no pudo fichar todos los objetivos deseados la temporada anterior y, así, el Tottenham consiguió una plantilla seria, sólida, con una base conocida, regular, que acabó convirtiéndose en un equipo muy difícil de batir.

Lo que a priori parecía un problema temporal acabaría siendo una nota positiva, ya que se consiguió solidificar de forma definitiva a jugadores como Heung-Min Son, Dele Alli, Lucas Moura, Danny Rose o Kieran Trippier, entre otros, y permitió adquirir muchos más galones a otros como Harry Kane, Hugo Lloris o Eriksen. Todo ello capitaneado por un Pochettino que ya es considerado uno de los mejores entrenadores en las islas británicas y allá por terreno que tenían debajo de ellos, el famoso viejo continente. Un equipo que convirtió un problema (no poder fichar) en un factor positivo. Su único hándicap, su único 'pero', los títulos. Títulos que no llegaron. Títulos como Champions League, FA Cup o EFL Cup que fueron rozados con la punta de los dedos, pero finalmente fueron a las vitrinas de los rivales. Pero por encima de ello una solidez que acabó tras la obligada implantación de la limitación económica.

Sin embargo, este pasado verano, con el nuevo White Hart Stadium finalizado, con su nuevo e imponente estadio, el Tottenham vivía de forma novedosa un mercado de fichajes en el que sí podían mover ficha y reforzarse. A priori, una buena noticia, ya que el buen proyecto mostrado podría verse complementado. Y las noticias no fueron negativas. Una inversión cercana a los 115 millones de euros con jugadores como Ndombélé (objetivo de muchos equipos en Europa), Ryan Sessegnon (considerado como una de las grandes perlas inglesas) o Lo Celso (una de las revelaciones la temporada anterior en España). Una inversión corta en lo deportivo, pero importante en lo económico. Tres refuerzos de calidad que supondrían complementos importantes en diferentes zonas del terreno de juego.

Así, nuevo escenario, contexto a priori más favorable. Pero no. Justo cuando a nivel económico tuvieron libertad para reforzar, para elegir y fichar, para satisfacer deseos tácticos y deportivos, es cuando peor rendimiento están teniendo. Sexto en Premier League a 10 puntos del líder, eliminados de la EFL Cup ante un equipo de la cuarta categoría (League Two) y una dolorosa derrota en casa ante el imponente Bayern de Múnich. Todo ello con sensaciones deportivas alejadas de la perfección sobre el terreno de juego. Victorias ajustadas, ventajas incluso de dos goles en varios partidos que acabaron en tropiezos.

Una suma de situaciones que de forma colectiva llaman a la preocupación en la zona Spur del Norte de Londres. Un cúmulo de argumentos que, incluso, han abierto el debate en Inglaterra sobre la fecha de caducidad de este proyecto que hace apenas unos meses era finalista de la siempre exigente Champions League en el Wanda Metropolitano contra el Liverpool.

¿Se ha acabado este ciclo en el Tottenham? Sea verídico o falso, derrotas como la vivida en esta segunda jornada de Champions League no ayudan en la necesaria llamada a la calma.

El The Best estará entre Messi, Cristiano y Van Dijk

Este lunes en Milán, la FIFA hizo públicas todas las nominaciones para el The Best, galardón que premia a los mejores del año en distintas categorías (jugadores, porteros, entrenadores, mejor gol y mejor afición) y que se entregará en esta misma ciudad italiana el 23 de septiembre.

Cristiano Ronaldo, Messi y Van Dijk fueron los elegidos por la FIFA para optar al premio a mejor jugador del año, coincidiendo con las elecciones realizadas por la UEFA para su premio. El neerlandés, que ya ganó este premio a nivel continental, parte como favorito por delante del delantero de la Juventus y del del Barcelona. 

El Mundial de Francia tuvo mucho peso a la hora de elegir las mejores jugadoras del mundo de este año. Las estadounidenses Alex Morgan y Megan Rapinoe entraron como principales estrellas de la campeona del mundo junto a  Lucy Bronze, defensa inglesa que milita en el Olympique de Lyon y que ya fue nombrada jugadora del año por la UEFA.

Mejor entrenador

Para los nominados al mejor entrenador de fútbol masculino, el balompié inglés fue el gran protagonista con un pleno de nominaciones. Pep Guardiola (Manchester City) Jurgen Klopp (Liverpool)  y Mauricio Pochettino (Tottenham) fueron los nominados. El catalán fue campeón de todos los trofeos nacionales que se jugaron en Inglaterra, el alemán compitió la Premier hasta el final con el Liverpool y ganó la sexta Orejona mientras Pochettino llevó a los Spurs hasta su primera final de la Copa de Europa pero cayó ante los reds. "Es difícil decidir entre ellos" aseguró Santiago Solari, exentrenador del Real Madrid, presente en el acto en Milán.

En la categoría de mejor entrenador/a en el fútbol femenino, lo sucedido en Francia volvió a tener mucho peso. La campeona del mundo con EE. UU, Jill Ellis, el seleccionador inglés Phil Neville y la neerlandesa Sarina Weigman, subcampeona del mundo, fueron los nominados.

Brasil copa el premio al mejor portero

Alisson, Ederson, Ter Stegen fueron los elegidos por la FIFA para el premio a mejor portero. Los guardametas de Liverpool y City, que comparten equipo en la selección brasileña, aparecen junto al germano, campeón de LaLiga con el Barcelona. En la categoría femenina, las nominadas fueron la chilena Endler, la sueca Lindahl y la neerlandesa Van Veenendaal.

Messi y Quintero, favoritos al Puskas

El aperitivo con el que abrió la gala fueron las nominaciones al Premio Puskas, que elige el mejor gol de la temporada. Los escogidos fueron Messi, por su gol de vaselina al Real Betis, el espectacular gol de falta de Quintero contra Racing de Avellaneda y una chilena de Zsori en un Debrecen-Ferencvaros.

"De Quintero me gustó más el de la Libertadores. Me quedo con el gol de Messi, me parece el más bonito", explicó Solari. 

Premio al mejor aficionado

El premio al mejor aficionado también contó con sus tres nominaciones: Silvia Grecco, madre de un chico invidente del Palmeiras al que le narra los partidos en el estadio, la afición de Holanda por su animación en el Mundial femenino y Justo Sánchez, un aficionado que anima al Rampla Juniors para homenajear a su nieto.

El Gamper fue seguido por 2.045.000 espectadores

LaSexta y TV3 reunieron a un total de 2.045.000 espectadores en el Trofeo Joan Gamper. La cadena de Atresmedia cerró la jornada del domingo líder de audiencia. El partido entre el Barcelona y el Arsenal en laSexta tuvo un total de 1.560.000 espectadores y un 15,5% de share.

El minuto de oro se firmó a las 21:58 y reunió a 1.977.000 espectadores. TV3 y Barça TV también lo emitieron. La autonómica recogió 485.000 espectadores y un 28,6% de cuota en pantalla. Las palabras de Messi pisando por primera vez esta temporada el Camp Nou se pudieron ver en Barça TV.

Otros partidos destacados de esta pretemporada también registraron datos de audiencia a tener en cuenta. El primer derbi entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid de la temporada sentó a un total de 653.000 espectadores delante del televisor en GOL (18,6% de share) y Real Madrid TV. Dos días después, el 30 de julio, vimos al Tottenham de Pochettino enfrentarse al Real Madrid en la Audi Cup reuniendo a 566.000 televidentes y un 6,6% de cuota.

El choque se pudo ver a través de Real Madrid TV y alrededor de 1.098.000 personas vieron al menos un minuto del partido. Otro partido protagonista fue el Atlético de Madrid-Atlético San Luis. El encuentro se siguió en directo en GOL, que registró un share de 3,1% y un total de 244.000 espectadores. Estos dos últimos partidos también fueron televisados por Telemadrid pero no se conocen las audiencias.

Página Siguiente »