Expediente Marcos Alonso

El Chelsea ha comenzado una nueva etapa con Frank Lampard y hay un jugador que lo está acusando demasiado. Se trata de Marcos Alonso. El español era un fijo en el lateral izquierdo con Maurizio Sarri y lo fue antes con Antonio Conte. Sin embargo, desde el comienzo de la temporada ha estado inédito, exceptuando el minuto testimonial que jugó ayer en la victoria ante el Norwich (2-3), cuando saltó al campo para sustituir al joven Mason Mount.

En su lugar está jugando Emerson. Por el internacional italiano de 25 años pagaron 20 millones de euros a la Roma. Esta campaña ha disputado todos los minutos (270), incluyendo la Supercopa de Europa, en la que fueron a la prórroga con el Liverpool.

Marcos Alonso tiene 28 años y hasta hace muy poco se le acumulaban las ofertas. Interesaba a una gran cantidad de clubes punteros a pesar de estar ya en uno. Entre ellos, el Real Madrid y el Atlético de Madrid, club en el que se formó y en el que jugó su abuelo. Que un equipo de su talla se haya interesado por él y que aún así no sea titular llama la atención. El español es quizá más necesario esta temporada que la anterior, puesto que las suplencias de Willian y la marcha de Hazard han dejado una vacante a la hora de lanzar las faltas y los saques de esquina, que de momento están cubriendo Mount y Barkley.

El Chelsea pagó en su día 23 millones de euros a la Fiorentina (más de lo que costó Emerson), pero parece extraño que no haya tenido todavía oportunidades teniendo en cuenta que no bajó su rendimiento en ningún tramo de la temporada anterior (incluso Luis Enrique le convocó para jugar en la Liga de Naciones con España). Todo apunta a una decisión del nuevo técnico.

No parecía probable que Emerson fuera a desplazar al futbolista (quizás sí parecía que podrían rotar), muy querido en Stamford Bridge, especialmente cuando se conoció la sanción de la FIFA y se supo que no se podría fichar para reforzar ninguna posición. En cualquier caso el Chelsea tampoco se plantea venderle incluso si los planes del entrenador inglés pasan por tenerlo en el banquillo.

A pesar de ser defensa, Marcos Alonso logró marcar cuatro goles y repartir siete asistencias en los 39 encuentros que disputó la temporada pasada, mientras que Emerson estuvo en 27 partidos, en los que firmó un tanto y asistió a sus compañeros en dos ocasiones. Queda mucha temporada y si en la anterior fue Emerson el que tuvo más protagonismo en la Europa League  que en la Premier, habrá que esperar a ver si Marcos Alonso goza de más oportunidades en la Champions.

Final entre ingleses con árbitra francesa

13 agosto, 2019 · Archivado en AFE, César Azpilicueta, Florentino Pérez, Frappart, Jurgen Klopp, Kepa Arrizabalaga, LNFS, Luis Rubiales, Marcos Alonso, Pedro, Serie A, Supercopa Europa · Comentarios desactivados en Final entre ingleses con árbitra francesa 

Llega la Supercopa Europea y esta vez no habrá ningún club español. Pena, nos estábamos malacostumbrando. De las últimas diez ediciones, sólo en una habíamos faltado. Incluso las hubo en que aportamos los dos finalistas. Esta vez nuestra presencia se reducirá a los cuatro españoles en los ‘blues’ de Londres, a saber Kepa, Azpilicueta, Marcos Alonso y Pedro, y al sorprendente Adrián San Miguel, meta de los ‘reds’ tras una peculiar peripecia que en una semana le ha llevado del paro, que sobrellevaba entrenándose con el UD Pilas, de la Primera Regional Andaluza, a jugar esta final a las órdenes del reputadísimo Klopp.

Esta Supercopa es símbolo del ascenso de la Premier. LaLiga aún domina el ránking UEFA por 103.569 a 85.462, pero en el último curso nos recortaron distancia en 9.286 puntos. Señal de peligro. Otra amenaza viene del Calcio, con sus ventajas fiscales. Estas cosas deberían servir para que Rubiales, que anda demasiado crecido porque se siente amparado por Florentino y también toca los costados a la AFE y a la Liga de Fútbol Sala, midiera más sus arreones contra LaLiga, sobre todo los que pueden costar dinero. Y también para que Tebas intentara sosegarle ahorrándole menosprecios y repartiendo más dinero con la Federación.

Pero la gran novedad de esta final no es inglesa ni española, sino francesa, porque francesa es la árbitra, Stéphanie Frappart, primera mujer que arbitra un partido de este nivelazo. Seguramente estará preparada, en lo técnico y en lo físico, aunque solo lleva nueve partidos en la élite del fútbol francés. A ella le va a tocar el estreno oficial de una batería de reglas nuevas, a mi juicio innecesarias, salvo la que recupera la tarjeta amarilla para los entrenadores, retirada hace unos años por esas ansias de toqueteo y quita y pon en el Reglamento que tienen los nuevos regidores, a los que el fútbol sobrevivirá. A esas novedades y a algunos prejuicios que quedan se enfrenta hoy Stéphanie Frappart. Suerte.