Los Lakers se meten de lleno en la pelea por Kawhi y él pide que vaya a la reunión… ¡Magic!

29 junio, 2019 · Archivado en Anthony Davis, Baloncesto, Competiciones, Deportes, Deportistas, Equipos, Fichajes, Gente, Kawhi Leonard, Lebron James, Los Ángeles Lakers, Magic Johnson, Mercado fichajes, Mercado NBA, NBA, Sociedad, Toronto Raptors · Comentarios desactivados en Los Lakers se meten de lleno en la pelea por Kawhi y él pide que vaya a la reunión… ¡Magic! 

A menos de dos días para que dé inicio la agencia libre de la NBA el gran objeto de deseo sigue siendo Kawhi Leonard, quien no acaba de desojar la margarita. El MVP de las últimas finales no hizo efectiva su opción de jugador para renovar un año más con los Raptors por 21,3 millones y a partir de la medianoche del domingo a lunes será libre para negociar con cualquier franquicia. Desde hace meses sólo parecía haber dos en la partida: los propios Raptors, que con el anillo en la mano parecían haber ganado muchos puntos, y los Clippers, que le ofrecen al alero un proyecto competitivo y la opción de volver a casa. Algo que al inicio de la pasada temporada parecía una prioridad para Kawhi.

Pero en Los Angeles hay dos equipos. ¿Por qué el otro no estaba a la misma altura en cuanto a opciones de llevarse a la estrella? En verano de 2018, cuando Kawhi puso rumbo a Canadá desde San Antonio, LeBron acababa de aterrizar en los Lakers. Y según dijeron varias fuentes entonces, el ex de los Spurs no se planteaba ni por un momento acabar vistiendo de púrpura y oro por tres razones: no le atraía la idea de formar parte de un superequipo con varias estrellas en plantilla, el drama y la excesiva atención que rodea siempre a los Lakers tampoco le gustaba y, por último, jugar al lado de LeBron, con todo lo que ello conlleva dentro y fuera de la cancha, no era su escenario favorito.

Pero algo parece haber cambiado en la cabeza de Kawhi hasta el punto de que los Lakers han adelantado a los Clippers como la opción más real para que el jugador no firme un nuevo contrato con los Raptors. Los Lakers, que consiguieron el espacio salarial que les faltaba para una tercera estrella gracias a dos movimientos (incluyendo a los Wizards como tercer equipo en el traspaso de Davis a la vez que el jugador rechazó los 4 millones extra que se podía haber llevado por la operación) se van a reunir con Kawhi. Es algo seguro, ocurrirá la semana que viene y va a ser en Los Angeles. Así lo han confirmado varios de los periodistas más contrastados de Estados Unidos.

Pero lo más extraño de todo este tema es que el propio Kawhi Leonard habría hecho llegar una petición a Magic Johnson para que estuviese presente en dicha reunión. Algo que no va a pasar porque la NBA no permite que alguien externo a la franquicia esté presente en reuniones para fichar a agentes libres. Magic abandonó la franquicia angelina por voluntad propia en abril en una salida inesperada y que debilitó aún más la imagen del equipo. Por eso ahora sorprende que Kawhi le haya pedido ir a la reunión. Ramona Shelburne, de ESPN, lo confirmó en su cuenta de Twitter.

"Un amigo mío me llamó y me dijo que Kawhi quería reunirse conmigo. Le dije que no había ningún problema, que estaba disponible si era lo que él quería. Pero vivo bien, no estoy tratando de meterme en el trabajo de nadie", le explicaba Magic a la periodista, a la que también contó que nadie de los Lakers, incluida Jeanie Bush, propietaria y presidenta de la franquicia, se habían puesto en contacto con él. Los que sí que parece que estarán en dicha reunión según Sam Amick, de The Athletic, serán LeBron y Davis. Los Lakers parecen dispuestos a poner toda la carne en el asador y hacerse con los servicios del jugador y, por primera vez, puede que tengan opciones reales de conseguirlo.

LeBron ya le da la bienvenida a Davis: «¡Vamos a hacerlo hermano! Esto es solo el comienzo»

16 junio, 2019 · Archivado en Anthony Davis, Baloncesto, Brandon Ingram, Competiciones, Deportes, Equipos, Lebron James, Londa Schiebinger, Los Ángeles Lakers, Magic Johnson, NBA, New Orleans Pelicans · Comentarios desactivados en LeBron ya le da la bienvenida a Davis: «¡Vamos a hacerlo hermano! Esto es solo el comienzo» 

Aún no se ha abierto el mercado de traspasos en la NBA y ya se ha producido el primer maremoto. A falta de oficialidad y tras una continua lucha iniciada el pasado mes de enero, los Lakers por fin se van a hacer con Anthony Davis. El pívot pidió a través de su representante Rich Paul (y también el de LeBron) su salida de los Pelicans y la franquicia angelina se lanzó a por él en el mercado invernal. Sin embargo, las negociaciones con el entonces manager general de los Pelicans Dell Demps no llegaron a buen puerto, cosa que si ha sucedido tras la destitución de este y con la llegada de David Griffin como vicepresidente de operaciones.

El 'paquete' que los Lakers mandan a Nueva Orleans incluiría a Lonzo Ball, Brandon Ingram, Josh Hart, tras primeras rondas del draft (incluído el nº4 de este año) y un posible intercambio de rondas en 2023. Una operación tremendamente compleja y que hipoteca a los Lakers durante los seis próximos años. Y todo ello por uno de los mejores jugadores del momento en la NBA, al cual su futuro compañero de equipo ya le ha dado la bienvenida. "Anthony Davis en camino. ¡Vamos a hacerlo hermano! Esto es solo el comienzo...", citaba LeBron James en su cuenta de Instagram, en la cual publicó una foto en la que se veía a ambos jugadores con la camiseta de los Lakers.

A la vista de las reacciones, la operación es prácticamente un hecho y sobre ella se han pronunciado figuras como Magic Johnson, hasta hace dos meses presidente de operaciones de los Lakers. El que ha sido uno de los mejores jugadores de la historia se ha alegrado tras ver el final de una operación que dio sus primeros coletazos con él a los mandos del equipo. "Gran trabajo de la propietaria Jeanie Buss trayendo a Anthony Davis a los Lakers. Los Lakers están de vuelta en su persecución por el campeonato. Felicidades a toda la organización. Sé que LeBron James tiene una gran sonrisa en su cara. Me encanta eso", comentó el exjugador.

De Russell a LeBron: las luces y sombras de la gestión de Magic

10 abril, 2019 · Archivado en Baloncesto, Competiciones, Deportes, Equipos, Los Ángeles Lakers, Magic Johnson, NBA · Comentarios desactivados en De Russell a LeBron: las luces y sombras de la gestión de Magic 

Magic Johnson anunció su dimisión como presidente de operaciones de Los Angeles Lakers 778 días después de aceptar la oferta de Jeanie Buss para tomar las riendas de la gran franquicia de púrpura y oro. Su vuelta al Staples era la guinda que redondeaba el golpe de estado orquestado por la hija del Doctor Buss contra su hermano Jim en enero de 2017. Ambos movimientos junto al de Rob Pelinka como mánager general por Mitch Kupchack elevaron el optimismo de los seguidores laker. Era la hora del cambio. De la vuelta a la esencia del Show Time. Del regreso a glorias pasadas y peligrosamente cercanas al olvido. 

Una historia que ha durado dos años, un mes, dos semanas y seis días, y que se derrumbó después de certificarse otra trágica temporada de unos Lakers que aguantaron con nota hasta el día de Navidad, que se desplomaron con la lesión de LeBron y que se liaron con el intento de fichaje de Anthony Davis. Una corta narración en la que hubo tiempo para una laboriosa gestión deportiva llena de luces y sombras.

Lou Williams

Fue el primer movimiento de Magic a mediados de febrero de 2017 y Houston su destino. Un año después, Williams logró su segundo premio como mejor sexto hombre de la NBA con los Clippers. Un galardón que puede revalidar sin problemas esta temporada de nuevo con los angelinos.

Mozgov y D'Angelo Russell

En la noche del draft, Johnson dibujó los primeros esbozos de una hoja de ruta que apuntaba a LeBron James. Y para adquirir a la estrella de Akron en 2018 había que aligerar carga salarial. Mozgov, sobrepagado (64 millones por cuatro años), fue el primer señalado. Pero para que alguien se tragara el caramelo debía ponerse algo suculento como cebo: D'Angelo Russell. El base bendecido por Kobe y protagonista del vídeo-confesión de Nick Young se marchó junto al ruso a Brookyln en la noche del draft de 2017.

El pívot ya no está (solo disputó 31 partidos y desde el pasado verano su contrato solo da vueltas), pero Russell brilla: 21,1 puntos, 7,0 asistencias y su primer All Star Game en el milagro que son los Nets, que han regresado a los Playoffs tras pagar con creces la soberbia de los primeros años del Mijail Projorov. Es candidato a jugador más mejorado en la NBA.

Kuzma y Brook Lopez; Lonzo Ball y Josh Hart

La operación Mozgov-Russell le reportó a los Lakers al pívot Brook Lopez (ahora de triplista en Milwaukee Bucks) y los derechos de Kyle Kuzma. El ala-pívot es una de las pocas buenas noticias en el Staples Center: atrevido y con calidad, ha aportado mucho a los proyectos de Luke Walton. La duda sobre su límite es su principal lastre.

Lonzo Ball fue seleccionado con el número dos a pesar de las constantes bravuconadas de su padre. Es un líder de futuro. Con inteligencia y rigor defensivo, es un base sobresaliente con mucho baloncesto en sus manos. Junto a Ball, Josh Hart, uno de esos jugadores en los que no reparas, pero muy aprovechable. Bueno desde el perímetro y como defensor en el uno contra uno.

Kentavious Caldwell-Pope y Andrew Bogut

El alero llegó libre desde Detroit Pistons en junio y fue titular en los 74 partidos que disputó la temporada pasada. El australiano, sin equipo después de la grave lesión con los Cavaliers (su primer encuentro con Cleveland duró apenas unos segundos), estuvo, pero no estuvo: 24 duelos desde septiembre.

El movimiento de febrero de 2018

Fue el movimiento más audaz del cierre de mercado de 2018. Los Cavaliers de LeBron navegaban sin alma y lanzaron un órdago con múltiples operaciones entrelazas como con los Lakers. Los angelinos mandaron a Ohio a Jordan Clarkson y Larry Nance Júnior por Channing Frye, Isaiah Thomas y una primera ronda. Todos acabaron felices: Magic se quitaban el contrato de Clarkson por dos jugadores de último año (siempre pensando en LeBron) y los Cavs aumentaban aparentemente (luego todo fue un fiasco) el físico de su rotación. 

Mo Wagner y Svi Mykhailiuk

El alemán y el ucraniano fueron las selecciones en el draft 2018 de los Lakers. Ninguno de los dos ha tenido grandes oportunidades. Mykhailiuk, incluso, ha cerrado la temporada en Detroit Pistons tras ser traspasado por Reggie Bullock.

El gran desembarco

El pasado mercado veraniego se abrió con la gran ballena blanca entre ceja y ceja... Y LeBron cayó en las redes. Junto al Rey aterrizaron jugador veteranos (muchos con cartel de conflictivos) como Rajon Rondo, Lance Stephenson, Michael Beasley y Tyson Chandler (noviembre). James cuajó un gran curso hasta su lesión en diciembre. La peor de toda su carrera en la NBA: nunca se había perdido tantos partidos seguidos. 

Para que el alero cambiase su ciudad natal por Hollywood, los Lakers quitaron más lastre: Lopez, Ennis, Thomas... y Julius Randle. El ala-pívot ha firmado su mejor curso desde que debutó en la Liga norteamericana: 21,4 puntos de media con New Orleans Pelicans. Pinta a carrera larga y muy provechosa.

Anthony Davis

Fue una puñalada directa en el corazón de Magic. Davis acaba su contrato obligatoria con Nueva Orleans en el verano de 2020 (tiene opción de equipo) y nadie apuesta por una futura renovación. Tras siete temporadas con los Pelicans, solo ha disputado 13 partidos de los playoffs en dos temporadas. No hay continuidad en un proyecto que siempre es sí, pero no. Y eso ha acabado con su paciencia. El ala-pívot cambió de agente (amigo de LeBron) y se plantó: manifestó su deseo de salir de la Luisiana.

Los Lakers eran su destino manifiesto. Y tanto el jugador como los angelinos tiraron fuerte de la cuerda para cerrar un fichaje que puso de los nerviosos a todo el mundo con el paso de los días. El vestuario de los Lakers estalló ante las mareantes ofertas de Magic con todos los jóvenes en venta. Nueva Orleans se enrocó y todo se fue a pique: los Pelicans quedaron débiles para futuras negociaciones y a merced de Danny Ainge y Boston Celtics; los Lakers dieron de nuevo una imagen preocupante de incapacidad para cerrar una operación de calado; LeBron, de autoritarismo y lejanía con unos compañeros que completaron la campaña con la moral muy tocado y sin confiar en nadie.

Los restos tras Davis

Reggie Bullock y Mike Muscala llegaron por la puerta de atrás debido al ruido Anthony Davis desde Detroit y Clippers, respectivamente. No eran muy necesarios en unos Lakers que ya estaban cerrados, otra vez, por obras. Ambos fueron los últimos movimientos llamativos que realizó Magic, que ahora pasa la pesada pelota al siguiente. Difícil papeleta.

Crisis total en los Lakers: Magic dimite «cansado de puñaladas»

10 abril, 2019 · Archivado en Baloncesto, Competiciones, Deportes, Equipos, Lebron James, Los Ángeles Lakers, Luke Walton, Magic Johnson, NBA · Comentarios desactivados en Crisis total en los Lakers: Magic dimite «cansado de puñaladas» 

¿Podía pasar algo más en la que está siendo, ya en sus últimos coletazos, una de las peores temporadas en toda la historia últimamente marchita de Los Angeles Lakers? Sí, y el último giro ha sido sorprendente hasta lo escandaloso y desde luego muy significativo: Magic Johnson ha renunciado a su cargo de presidente de la franqucia.

Magic, que en agosto cumplirá 60 años, es una de las grandes leyendas de los Lakers (y del baloncesto mundial) y el gran responsable de que la franquicia se convirtiera en lo que fue durante dos décadas y lo que le está costando volver a ser ahora: una encarnación de Hollywood, una imponente marca global y un perenne competidor por títulos de campeón. Su regreso a los Lakers se gestó en febrero de 2017. El día 21 de ese mes sustituyó oficialmente a Jim Buss, hijo del mítico propietario Jerry Buss (fallecido en 2013) y que fue casi una figura paterna para él. La hermana de Jim e íntima amiga de Magic, Jeanie Buss, dio un golpe de estado en los equilibrios de poder de la franquicia y se puso al frente con la idea de que los Lakers volvieran definitivamente por su fueros, lo que consideró "un mandato" que le había dejado su padre. Su solución fue poner en los despachos a Magic como presidente y a Rob Pelinka, exagente entre otros de Kobe Bryant, como general manager.

Ahora Magic se va después de convocar por sorpresa a la prensa y hacer un anuncio que cogió desprevenidos prácticamente a todos en los Lakers, también a Jeanie Buss. Su etapa se cierra con un decepcionante 79-108, un 42% de victorias que suponen la quinta peor marca del Oeste en ese tiempo, y sin haber devuelto al equipo a playoffs ni siquiera con la llegada de LeBron James. Ese fue su gran logro, y lo que se supo es que jugó un papel fundamental como "finalizador" en una reunión privada con LeBron justo antes de que este tomara su decisión, pero todo lo demás ha salido extraordinariamente mal en un annus horribilis que comenzó con una mala planificación de la plantilla, siguió con una plaga de lesiones y el sainete en torno al futuro de Anthony Davis y se supone que iba a acabar con el despido de Luke Walton, un técnico que no gusta a Magic, que le presionó casi desde el inicio de la temporada, y con una búsqueda de otro gran agente libre en el mercado que ha ido pareciendo cada vez más complicada.

Y en estos últimos días, como postre, un sinfín de informaciones en las que se han ido filtrando detalles, muchos de ellos duros, sobre lo mal que se ha gestionado en los últimos tiempos una franquicia con tanta historia. Magic, del que se acababa de decir que se le veía como "un presidente ausente, que solía estar alejado del equipo", dice de repente que se va "canasado de puñaladas por la espalda y cuchicheos", porque no quería decirle a Jeanie Buss que iba a despedir a Walton y, finalmente, porque no era "feliz" en este encargo que asumió por su relación con la familia Buss y del que se baja en marcha, sin completar ni mucho menos aquello que prometió junto a un Rob Pelinka que seguramente sea el siguiente en abandonar ya que queda ahora en una situación insostenible, también muy tocado por todo lo que se ha ido filtrando sobre su trabajo en los despachos. La situación cambia radicalmete, sin embargo, para Luke Walton, al que ahora se le abre la posibilidad de seguir ya que Jeanie Buss fue siempre su gran defensora y Magic, su azote. En las últimas horas incluso se ha filtrado que desde el entorno de Anthony Davis, el gran deseado, se veía con muy buenos ojos la figura del todavía técnico de los Lakers. Otro posible obstáculo a su despido, que algunos veían fulminante en cuanto acabe oficialmente la temporada para los angelinos.

Esto ha sido lo más destacado de la sorprendente comparecencia, literalmente entre risas y lágrimas, de Magic Johnson:

"Quiero a Jeanie Buss como a una hermana pero hoy, después de pensar en las reuniones que he tenido con ella en los últimos días, voy a renunciar a mi cargo como presidente de los Lakers. Tengo una relación maravillosa con ella, me dio el poder para hacer las cosas como yo quería hacerlas. Pero creo que siempre voy a priorizar nuestra relación, y la quiero mucho, así que para mí todo era mucho más divertido como ejercía de hermano mayor y de consejero, de embajador de todo el mundo. Pienso en el último partido de Dwyane Wade en Miami, hoy... y ni siquiera he podido poner un tuit al respecto. Cuando Ben Simmons quiso hablar conmigo para pedirme consejo, hicimos todo de la forma correcta pero incluso en ese caso se pintó como si yo fuera el malo. Pero ya no podía hacer cosas que siempre había hecho, ya no podía formar parte de la vida de personas que acudían a mí en busca de consejo. Todo era mejor para mí antes y lo pensaba ahora, antes de tener mañana que tomar una decisión drástica sobre la vida de una pesona (en referencia al despido de Luke Walton). Eso no es divertido para mí, no es quién soy. No quería poner todo en mitad de mi relación con Jeanie. Sé que ella quiere mucho a esa persona, aunque me había dado libertad para hacer lo que considerara mejor. Solo quiero volver a divertirme, ser la persona que era antes de aceptar este trabajo. Vino LeBron y estábamos en la mitad del camino... creo que este verano con la otra estrella que llegue, la que traigan finalmente, este equipo estará en posición de competir por un título con los jugadores jóvenes que están creciento tanto también. Jeanie no sabe que estoy aquí diciendo esto, porque sé que si no yo estaría llorando como un niño delante de ella... de hecho estoy a punto de llorar ahora. Esta es la decisión correcta. Así esa persona puede seguir al frente del equipo, entrenarlo de la forma correcta. Yo me he cansado de las puñaladas por la espalda y los cuchicheos. Todo eso no va conmigo, no me gusta nada todo lo que está pasando. Solo espero que los Lakers a partir de mañana puedan seguir por el camino correcto, en el que creo que están. Las lesiones nos han hecho mucho daño. Pero he disfrutado mucho trabajando al lado de Jeanie, codo con codo con ella. Pero algunas veces tienes que pensar en lo que es mejor para tu vida. Ahora con todo lo del tampering y todo eso no puedo ni poner un tuit, no pude felicitar el otro día a Russell Westbrook cuando hizo su 20+20+20. He tenido una gran vida. Tengo una gran vida más allá de este trabajo. Así que voy a volver a esa vida tan bonita que tenía. Alguien se lo tendrá que decir a mi jefa... porque sé que le va a poner enferma esto. Pero no podía decírselo a la cara, y eso que ayer mismo estuve con ella".