L’Equipe desvela los salarios de Keylor Navas e Icardi

11 octubre, 2019 · Archivado en Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Liga francesa, Ligas fútbol, PSG · Comentarios desactivados en L’Equipe desvela los salarios de Keylor Navas e Icardi 

El diario L’Equipe ha desvelado hoy el salario de Keylor Navas y de Mauro Icardi. Los dos fueron fichados por el PSG en el último día de mercado y hasta la fecha no se sabían las cifras exactas de lo que percibían en la capital francesa.

Keylor Navas está situado entre los cinco jugadores que más cobran de la plantilla parisina. El triple campeón de la Copa de Europa con el Real Madrid gana alrededor de un millón de € brutos por mes, que se traduce en 600.000€ netos. El costarricense cobra alrededor de siete millones de € anuales, dos millones de € más que en el Real Madrid.

Por su parte, Mauro Icardi percibe al mes una cantidad que ronda los 500.000€ netos al mes. El delantero, cedido por el Inter de Milán y con una opción de compra de 70 millones de €, recibe alrededor de 5.8 millones de € anuales. No está en el primer escalón de la plantilla del PSG, pero sí que se encuentra en una posición privilegiada.

El día negro de los banquillos

Ser entrenador es una profesión de riesgo. Cuando las cosas van mal, siempre se mira al banquillo. Independientemente del juego, del calor del vestuario o de la mala fortuna inevitable sobre un terreno de juego, si los resultados no acompañan el primer candidato a abandonar el barco es el técnico. Incluso en los momentos de éxito, se atribuyen más méritos a los futbolistas que al que lleva el timonel. Parte del gremio, de forma inevitable. Pues bien, el día 7 de octubre de 2019 ha sido una buena muestra de ello. Hasta nueve entrenadores reconocidos han abandonado su cargo por los malos resultados. Un día negro para la profesión...

David Gallego (Espanyol)

El Espanyol firmó una temporada para el recuerdo con la clasificación para la Europa League. Aun así, no fue suficiente para convencer a Rubi, que apostó por el proyecto del Betis. Además, las bajas de Hermoso y Borja Iglesias fueron cruciales para David Gallego, que no ha sabido sacar el mejor rendimiento de Calero o Calleri. En definitiva, no ha dotado al equipo de un estilo claro y ni siquiera ha sacado resultados adelante. Los catalanes son penúltimos en la tabla, lo que ha sentenciado al técnico. Pablo Machín le sustituye.

Anquela (Deportivo de la Coruña)

El nombre del Deportivo de la Coruña siempre tiene que ser sinónimo de candidatura al ascenso. Sin embargo, con Anquela, el equipo no ha sacado los partidos adelante. Tras diez jornadas, solo ha ganado un partido y es antepenúltimo de la tabla. Aun así, la decisión no ha sido unánime, ya que poco a poco se estaba mejorando la imagen y porque los cinco fichajes del último día de mercado todavía necesitaban un tiempo de adaptación. Luis César Sampedro ha sido anunciado como su sustituto.

Víctor Valdés (Juvenil del Barcelona)

El que fuera portero del Barcelona regresó a casa para entrenar a las jóvenes promesas de la Masía. Sin embargo, la pasada semana tuvo un enfrentamiento a gritos con Kluivert, en el que mostraron su disconformidad en torno a sistemas y alineaciones. Tras ello, el club anunció que no viajaría con el equipo para medirse al Nástic de Tarragona y que esta misma semana se debatiría su continuidad. Dicho y hecho, hoy se ha anunciado su destitución tras un breve período de tres meses en el club.

Sylvinho (Lyon) 

La decepcionante derrota ante el Saint-Etienne en el último minuto del derbi ha sido el detonante para una marcha que ya era un secreto a voces. Sylvinho arrasó en sus dos primeros duelos con dos triunfos, nueve goles a favor y cero en contra. Sin embargo, todo se diluyó hasta el punto de sumar los mismos puntos que la zona de descenso y estar, por ejemplo, a diez puntos de la segunda plaza. Mismamente, en los últimos cinco partidos, suma dos empates y tres derrotas. Motivos más que suficientes para que la directiva del Lyon se haya planteado cambiar el rumbo. Le sustituye a Gerard Baticle, al menos como entrenador interino.

Di Francesco (Sampdoria)

A pesar de que llegó a Génova con un importante cartel, Di Francesco tan solo ha durado siete jornadas al mando. El técnico ha sumado tres puntos en sus siete primeros duelos y ha encajado un total de 16 goles en su breve estancia. A pesar de que firmó hasta 2022, la directiva no ha tenido paciencia en el proyecto y ha decidido sustituirle. Ha pasado de ser semifinalista de Champions en 2018 a solo durar cuatro meses en el cargo. Así es el fútbol. Gattuso podría ser su reemplazo.

Cuatro de golpe en Segunda División B

Fernando Estévez (Burgos), Santi Amaro (Mérida), Juanma Pons (Badalona) y Rubén Albés (UCAM Murcia) han dejado de pertenecer a sus respectivos equipos a lo largo del día de hoy. Todos ellos responden a un mismo perfil: no han conseguido los resultados esperados. En el caso de Estévez, su Burgos es 14º con siete puntos. Mismo número en el casillero, pero una posición por encima está el UCAM. Ocupan puestos de descenso el Badalona (colista con un punto) y el Mérida (18º con cinco). Tras siete jornadas en entredicho, las directivas han decidido poner punto y final a una etapa para buscar alcanzar los objetivos previstos.

El Saint-Étienne vence por 1-0 al Lyon en el último minuto

6 octubre, 2019 · Archivado en Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Grupos música, Liga francesa, Ligas fútbol, Música, Olympique Lyon, Saint-Étienne · Comentarios desactivados en El Saint-Étienne vence por 1-0 al Lyon en el último minuto 

El Saint-Étienne se llevó el derbi del Ródano en el último minuto gracias a un solitario gol de Berić. El debut de Claude Puel en el banquillo no pudo tener mejor desenlace, ya que el partido estaba encaminado al empate. La derrota deja contra las cuerdas a Sylvinho, que no arriesgó en todo el encuentro y buscó antes el no encajar gol que ir a por los tres puntos.

El partido más importante del fútbol francés tenía alicientes en todos los lados. Claude Puel, ex entrenador precisamente del Lyon, debutaba en el banquillo del Saint-Étienne contra un equipo al que llevó a semifinales de Champions en 2010. Por su parte, Sylvinho llegaba a la contienda con muchísima presión tras no ganar desde agosto en la Ligue 1, a pesar de haber ganado entre semana en el campo del Leipzig en la Champions League.

El Lyon repitió el sistema que tantos frutos le dio en Alemania. Defensa de cinco con Tousart y Thiago Mendes conteniendo en el medio y libertad total para contragolpear para Aouar, Terrier y Memphis Depay. Sylvinho sabía que aún sacrificando a dos de sus mejores jugadores como Dembelé y Adélaïde, el partido requería poco ritmo y tener oportunidad para contragolpear. Por su parte, Claude Puel sorprendió en su primer once con el Saint-Étienne. El técnico sentó a Wahbi Khazri y colocó en ataque a Diony, que solo había disputado 26 minutos en la Ligue 1 y a Charles Abi, canterano del club y que todavía no había disputado ningún derbi.

No fue un inicio brillante de partido, como viene siendo habitual en los últimos derbis. Los nervios, las imprecisiones y las segundas jugadas en el centro del campo se acumularon en los compases iniciales. Ambos equipos salieron con sistemas de tres centrales para protegerse y eso evitó que se vieran ocasiones. No obstante, el Saint-Étienne tuvo una gran oportunidad en el minuto 20. Boudebouz, que estaba inadvertido en el encuentro, remató con potencia un centro de Youssouf tras una jugada maradoniana y Lopes, con ayuda del poste, realizó la parada de la noche.

El Lyon siguió siendo un equipo plano, poco atrevido y con mucho miedo a encajar gol. Sylvinho, que ha sido discípulo de Guardiola o Tite, parece más encaminado a ser el segundo que el primero con su Olympique de Lyon. No arriesgó nada en la primera mitad y no generó casi una sola ocasión, salvo un disparo de Memphis de falta que salió lejos de la portería defendida por Jessy Moulin.

La segunda mitad comenzó como terminó la primera. Un Lyon sin apenas generar cuando tenía la posesión del balón y un Saint-Étienne ofensivo que buscaba superioridades en banda. Trauco tuvo nada más comenzar el segundo tiempo un centro lateral al que le faltaron centímetros a Charles Abi para conectar con el balón. No obstante, de la nada Aouar encontró la espalda de Saliba en un brutal pase de Andersen desde la línea defensiva y batió a Moulin, pero estaba en claro fuera de juego. Fue la primera gran ocasión de los de Sylvinho tras más de 60 minutos transcurridos.

Sylvinho no quiso arriesgar con los cambios. Ingresaron Dembelé por Terrier, Tete por Dubois y Jean Lucas por Thiago Mendes, es decir, hombre por hombre. El esfuerzo empezó a notarse en el Saint-Étienne, ya que Aouar generó dos ocasiones claras además del gol anulado. Una jugada personal que terminó sacando Moulin en el suelo y después generó el espacio para que Tete asistiera a Dembelé en un buen remate de cabeza que sacó el portero del Saint-Étienne. Sorprendió que Adélaïde, fichaje más caro de la historia del Lyon y uno de los mejores en el inicio de temporada, se quedara sin minutos.

La consecuencia del conservadurismo de Sylvinho llegó en el minuto 89. Boudebouz encontró un desierto en la banda derecha (Dubois no pudo terminar el partido por lesión) y sirvió un centro magnífico para Beric, que solo tuvo que amortiguar el envío. El Saint-Étienne se llevaba el derbi por la mínima y dejaba al Lyon en una situación inédita tras nueve jornadas. Estar más cerca del colista que de Europa evidencia que la primera experiencia de Sylvinho en los banquillos se le está quedando muy grande.

Sergi Palencia: «La exigencia en el Saint-Étienne es la de ganar en cada partido»

6 octubre, 2019 · Archivado en Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Liga francesa, Saint-Étienne · Comentarios desactivados en Sergi Palencia: «La exigencia en el Saint-Étienne es la de ganar en cada partido» 

 Sergi Palencia (1996, Badalona) llegó hace poco más de un año a la Ligue 1. El paso de Segunda B a la élite del fútbol mundial no supuso ningún problema para el lateral derecho. En apenas días, debutó en el derbi de la Garonne ante el Toulouse y su actuación tuvo tal impacto que se convirtió en uno de los jugadores más regulares de la primera vuelta en Francia. Le valió para formar parte de la España sub21 que después se proclamaría campeona en Italia y San Marino, pero las lesiones le impidieron estar en el torneo.

El gran rendimiento mostrado por el canterano del Barcelona le valieron un más que merecido fichaje por el Saint-Étienne, equipo con más campeonatos en Francia. Ahora se encuentra lesionado, pero no hay a nadie que más le moleste perderse el derbi del domingo ante el Lyon que a él.

1. Sergi, lo primero, ¿cómo están siendo sus primeros meses en Saint-Étienne? ¿El paso de Burdeos al club con más ligas de Francia se ha notado?

Sí, sí se ha notado. Aquí, en Saint-Étienne, prácticamente estás obligado a ganar y a mi, como jugador que soy ambicioso y me considero que quiero ganar siempre, nos viene bien. En Burdeos, la afición era menos pasional. Era exigente, pero no tan pasional como aquí.

Aquí, los aficionados te llevan esperando dos horas para que salgas de la ducha para únicamente hacerse una foto contigo. Además, con la Europa League, la exigencia aumenta y la verdad que no puedo estar más contento de estar aquí.

 

2. Llegó a la Ligue 1 como un novato y en apenas un año se convertido en un hombre. ¿Cuánto peso tuvo su rendimiento en Burdeos la temporada pasada para pasar en tan poco tiempo de una promesa a una realidad?

Yo llegué a Burdeos desde un filial, sí es cierto que jugué en Segunda, pero había dudas sobre cómo voy a rendir en una Liga de mayor exigencia. Si es cierto que aproveché el momento porque Sabaly estaba lesionado y no había más laterales. Bedouet, que era el interino, me puso a jugar y la cosa no pudo ir a mejor. Vas aprendiendo, vas creciendo, como en el Barcelona, que aprendes cosas, pero diferentes. Y el Saint-Étienne ya se interesa en mí en un proyecto a medio plazo. Y la verdad que estoy muy contento de que un club así se fijara en mí.

 

3. ¿Es Saint-Ètienne la mejor afición del fútbol francés? Imagino que a uno cuando entra en el césped del Guichard se le ponen los pelos de punta…

Sí. Pero más que tomarse salir al campo como una presión en el sentido negativo, hay que tomárselo como una presión positiva. Siempre que no salen las cosas, todos tenemos ganas de ir a nuestro estadio porque hay nos sentimos acogidos. Ya veréis mañana ante el Lyon, eso será una olla a presión. Nunca había tenido la suerte en el Barça B (Mini-Estadi) o con el Burdeos, de tener ese ambiente a pesar de que no dimos motivos para animar. Lo bueno del Guichard es que independientemente del resultado, la animación es la misma. El campo nos va a hacer ganar muchos partidos.

 

4. Comentó en su primera rueda de prensa como jugador del Saint-Étienne que llegaba al equipo para aprender de todo un veterano como Debuchy. Es cierto que Debuchy ha sido indiscutible en la banda derecha, pero en Marsella se vio que podéis ser compatibles. ¿Te dio mucha rabia salir lesionado de aquel encuentro cuando estabas siendo uno de los mejores del partido?

Sí, esto es como el año pasado con Sabaly, que se vio que podíamos jugar los dos. Aquí no hay una competencia feroz de que uno de los dos no quiere que le vaya bien al otro para poder jugar el fin de semana. De hecho, en el partido ante el Nîmes salté del sofá como el que más porque el vestuario es así. Él como compañero es impresionante, y al final no es casualidad las carreras de cada uno en el fútbol. Él si ha tenido 55 internacionalidades con Francia, ha jugado en el Arsenal… No es casualidad. Hasta los veteranos se tienen que fijar en él. Yo estoy aquí para aprender en todos los aspectos y él es una persona que te ayuda.

 

5. ¿Cómo se vive el derbi en la ciudad? Es el partido más importante de la temporada para ambos equipos. Precisamente, una victoria ante el eterno rival aliviaría todos los males que se están viviendo en el tramo inicial de temporada.

Si que es verdad que el pasado fin de semana todo se veía más dramático para ambos equipos, y ahora, con los compromisos europeos, parece que llegamos un poco mejor. Aquí creo que se vive mucho más el partido, porque a pesar de que también está “Le classique” entre PSG y Olympique de Marsella, al final la proximidad que hay entre Lyon y Saint-Étienne, lo convierte en un derbi social, como el Marsella-Burdeos. Aquí se vive diferente, y yo creo que será un partidazo y tenemos que ganar como sea para dar el golpe moral que necesitamos para levantar esto y estoy convencido de que daremos la cara.

 

6. ¿Qué le ha pasado al Saint-Étienne esta temporada? Porque solo ha perdido a Cabella con respecto al equipo que terminó 4º en la última Ligue 1. La baja de Gasset se ha notado mucho y a corto plazo es complicado olvidar a un entrenador que obtuvo unos números impresionantes.

Tenemos que quedarnos con los dos últimos partidos. Está claro que en Nîmes no dimos la imagen deseada (a pesar de que ganó 0-1), mejor hacer lo que hicimos y ganar que no empatar a pesar de tener sensaciones brutales. Tenemos que crecer tras estos dos partidos, el jueves encerramos a un Wolfsburgo que era el equipo menos goleado de la Bundesliga. Es complicado, son dinámicas, yo creo que nos hemos reforzado bastante bien pero suele pasar. Cuando vienes de hacer un año muy bueno, en el que has jugado muchos partidos, se junta todo y la cosa se desmorona un poco. Pero hemos encauzado el ritmo y estoy seguro de que veremos una mejor versión ahora.

 

7. Para los que no conozcan la Ligue 1, Sergi, ¿qué le hace ser un campeonato especial a pesar de que en España no se valora lo suficiente? ¿La cantidad de jóvenes que salen año tras año del campeonato, quizá? ¿Cómo lo ve usted?

Sí, está claro. Cada mercado de fichajes lo vemos. Está claro que aquí hay un talento brutal, y no solo técnico, ahora el fútbol es físico y hay que estar preparado, y el fútbol francés es una perfecta combinación de las dos cosas. En cada equipo hay varios jugadores de 18 o 19 años que dentro de cinco años los vamos a conocer todos.

8. El domingo llega a Saint-Étienne un entrenador que fue pionero en una de las etapas más exitosas de la historia del Barcelona. ¿Qué recuerdos guarda de Sylvinho? Porque por estilo de juego, él era un jugador que lo daba todo en el campo como usted.

Sí, de hecho, me decían que me parecía a Sylvinho porque tenía el pelo como un remolino. Yo le recuerdo grandes goles y siempre me ha gustado mucho. Me fijé en él, pero ahora me dejo ya de fijar en él porque es rival el domingo. Yo creo que es buen entrenador, pero la falta de experiencia de coger un club enorme como el Lyon te hace complicar las cosas. Espero que no le vaya bien el domingo pero sí le deseo en el futuro grandes cosas (risas).

9. ¿Se encuentra más cómodo jugando en Francia por tu estilo de juego que en España? En Francia, los laterales son primordiales en el aspecto defensivo ya que es la liga en la que más duelos se generan por fuera.

Sí, yo me considero un jugador con cosas a mejorar. Llegué a Francia con la etiqueta de defensivo, pero sí he ido probando más cosas con el paso del tiempo. Al final, estar en el Barcelona durante toda su vida te da conceptos ofensivos. Estoy creciendo en ese aspecto mucho.

Para mí, un lateral tiene que defender primero, luego ya elegir cuando tienes que subir, pero luego saber cuando tienes que ir. Si tienes que subir 50 veces en un partido, adelante, pero mejor elegir. El año pasado me vino bien para soltarme en ataque, vamos a seguir trabajando en eso.

 

10. Por último Sergi, ¿ves a la Ligue 1 actualmente más cerca de las grandes ligas o todavía le falta dar un paso adelante en cuanto a estructuras en los equipos? Porque cuando los franceses van a Europa últimamente no están cosechando grandes resultados.

 

Yo creo que sí, antes no te venía por ejemplo el Metz a competir. Yo creo que el nivel está subiendo y están llegando inversores. El del Burdeos, el del Niza, el Stade Rennais… Cada vez se suman más equipos a la zona europea, aunque ahora solo van cuatro. Es muy difícil retener a las estrellas pero el nivel está subiendo.

¿Por qué el derbi entre Saint-Étienne y Lyon es el partido más importante del fútbol francés?

5 octubre, 2019 · Archivado en Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Grupos música, Liga francesa, Ligas fútbol, Música, Olympique Lyon, Saint-Étienne · Comentarios desactivados en ¿Por qué el derbi entre Saint-Étienne y Lyon es el partido más importante del fútbol francés? 

Muchos son los que afirman que el PSG-Olympique de Marsella es el partido más importante del fútbol francés. 'Le Classique', como se conoce en Francia, es un partido que empezó a ser de gran rivalidad a partir de los años 90, cuando París comenzó a crecer geográficamente y luchó por el dominio territorial con Marsella. Tal como afirman todos los aficionados de Olympique de Lyon y Saint-Étienne, el PSG-OM es una moda que se forjó a partir del capitalismo moderno.
"Saint-Étienne y Lyon es el derbi que representa a las clases sociales en el mundo. Es la pobreza de Saint-Étienne contra la riqueza de Lyon. La ciudad obrera contra la ciudad industrial. Por eso, el derbi de Ródano es el partido más importante del fútbol francés", nos afirma Faustine, hincha de 'Les Verts', que ha vivido la rivalidad desde el día que nació.

Saint-Étienne es la ciudad que más perjudicada se ha visto por la crisis minera de Francia. En los años 80, su equipo tenía 10 ligas y había disputado en 1976 la final de la Copa de Europa ante el Bayern de Múnich. A pesar de que no se encuentra estrictamente dentro de Ródano (Rhone-Alpes), el derbi se llama "Derby du Rhone". Tras el receso económico que sufrió en la década de los 80, nada volvió a ser igual en la comarca. La emigración hacia Lyon, que ofrecía unas condiciones económicas muy superiores, acentuó aún más el odio por parte de los ciudadanos de Saint-Étienne. En el mundo del fútbol todavía no era una rivalidad feroz -el Lyon se encontraba en Ligue 2-, pero las burlas y la animadversión fue incrementándose.

Lyon fue una de las ciudades que más se benefició de la crisis minera en Saint-Étienne. Allá donde nació el cine gracias al dinero que recibieron los hermanos Lumière a principios del siglo pasado, lo convirtieron en uno de los lugares más importantes de Europa. Mientras Saint-Étienne sobrevivía a duras penas gracias a la minería y los obreros, Lyon fue un área metropolitana por la que paseaban grandes figuras del mundo del cine y de la construcción. Hoy en día, si uno pasea por Lyon, se encuentra una ciudad renovada, cuyos negocios van 'in crescendo' y en el que la palabra crisis no existe. Todo lo contrario ocurre con Saint-Étienne, una ciudad que poco a poco se ha convertido en una de las que menos aportan al PIB nacional y donde mucha gente emigra a Lyon para poder llegar a fin de mes.

El contraste Lyon-Saint-Étienne se extrapoló poco después de la crisis al mundo del fútbol. Jean-Michel Aulas compró el Olympique de Lyon y en el inicio de la presente década lo convirtió en uno de los mejores equipos de Europa. Jugó dos semifinales de Champions, ganó siete ligas seguidas -amenazando el récord del Saint-Étienne-, y puso en el punto de mira a jugadores de la talla de Juninho, Wiltord, Malouda, Abidal, Revèillere, Benzema, Tolisso, Lacazette o Ndombelé. Muchos de los aficionados franceses consideraron que lo que hacía Aulas en Lyon no era lícito, pues tal como afirma en el libro "Soccernomics" de Simon Kuper, se fijó en la MLB o en el balonmano como gestión económica para ser ejemplo en el mundo del fútbol de cómo convertir a un equipo de segunda en uno de los mejores equipos de Europa.

Para reflejar la rivalidad entre Saint-Étienne y Lyon, no hay más que atender a los últimos partidos entre ambos. Hace tres temporadas, los aficionados del Saint-Étienne saltaron a interrumpir el derbi tras Fékir enseñar a los ultras su camiseta en un doloroso 0-5. Es el encuentro con más expulsados de la historia reciente en la Ligue 1 y el que más faltas y goles promedia. Por ello, no es un partido cualquiera para ninguno de los dos equipos.

"El partido para mi es independiente de la Ligue 1. Da igual como estén los dos equipos en la clasificación. Solo me importa el partido. Si lo ganamos, la gente se olvidará que antes de este el Saint-Étienne es el colista de la Ligue 1", nos afirma Alyssa, simpatizante del Saint-Étienne, miembro de la Kop Nord, y una apasionada del club.

El partido viene con muchísima tensión tanto para Saint-Étienne como para el Lyon. 'Les Verts' acaban de anunciar la contratación de Claude Puel hasta 2022 tras un inicio de temporada en el que es colista antes del derbi. Printant no cumplió con las expectativas y el club se encomienda a un técnico que curiosamente entrenó al Lyon, haciéndolo llegar a semifinales de la Champions League en 2010.

Será un partido muy importante para Sylvinho, el cual lleva siete partidos sin ganar en la Ligue 1 y llega al derbi en un momento crítico. A pesar de la victoria el miércoles en Leipzig en la Champions League, la presión sobre él en máxima, pues son muchos los aficionados que se han quejado de la inexperiencia del brasileño en los banquillos y de su falta de ambición, pues el Lyon es de los pocos equipos de la Ligue 1 en el cual sus laterales no atacan nunca y que permiten a los rivales defender mucho más cómodo.

El de mañana no será un partido cualquiera. Saint-Étienne y Lyon serán dos ciudades con sus calles desiertas a partir de las 21:00 por uno de los partidos con más rivalidad e importancia del fútbol francés reciente. Quien gane olvidará durante varias semanas su lugar en la clasificación, pues ganar al eterno rival siempre deja una huella imborrable.

Página Siguiente »