Neymar es de oro: gana más que toda la plantilla del Atalanta

10 agosto, 2020 · Archivado en Atalanta Bergamasca Calcio, Champions League, Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Liga francesa, Ligas fútbol, Neymar, PSG, Serie A · Comentarios desactivados en Neymar es de oro: gana más que toda la plantilla del Atalanta 

El duelo de cuartos de final de la Liga de Campeones de este miércoles entre el París Saint Germain y el sorprendente Atalanta italiano representa un fuerte choque de estilos, resumido por un dato: el brasileño Neymar Junior, número 10 del coloso parisino, con sus más de 36 millones de euros por año de sueldo -variables no incluidas-, gana como toda la plantilla italiana. A base de inversiones millonarias y récords de gasto, el PSG se ha convertido en el dominador absoluto del fútbol francés y sueña con serlo también en Europa, donde sin embargo, bajo la nueva gestión, nunca ha superado los cuartos, contra un Atalanta que hizo de la programación, organización táctica y un capilar trabajo de captación de talentos su principal punto de fuerza. Y es que si se comparan los sueldos de las dos plantillas, la diferencia es abismal. Neymar, por el que el PSG rompió todo récord de gasto en 2017 al ficharle por 222 millones de euros procedente del Barcelona, tiene un sueldo bruto que supera los 36 millones de euros por temporada, algo más que 30 millones netos, según datos facilitados por el diario francés "L'Equipe".

Los más pagados del Atalanta son los colombianos Duván Zapata y Luis Muriel y el argentino Alejandro Gómez, con una ficha base de 1,2 millones de euros netos por temporada, más variables que les permiten tocar el 1,8, en datos difundidos cada año por el diario "La Gazzetta dello Sport". Todos los jugadores que integran la plantilla del Atalanta acumulan entre los 33 y los 36 millones de euros por año, una cantidad parecida al salario que entra cada curso en las cajas de Neymar, sin contar las variables con las que cuenta el brasileño. Y es que el PSG también paga más de 16 millones netos por temporada al francés Kylian Mbappé, y casi 11 millones al defensa brasileño Thiago Silva, el tercer elemento mejor pagado de la plantilla entrenada por el alemán Thomas Tuchel. En total, el tridente del PSG, formado por Neymar, Icardi y Mbappé, a la espera de que se sepa si el último citado logrará recuperarse de su lesión en un tobillo, acumulan unos 55 millones de euros netos por temporada.

El trío de delanteros mejor pagados del Atalanta, Duván, Muriel y Gómez se queda en unos cinco millones. Y es que el décimo jugador con mejor ficha en Francia es el argentino Leandro Paredes, siempre del PSG, con siete millones de euros por temporada, uno más que el francés Wissam Ben Yedder, del Mónaco y exsevillista, que gana seis netos por año. Así, el Atalanta-PSG de este miércoles opone dos mundos y dos filosofías distintas, las del club más "glamur" de la capital francesa y el de Bérgamo, pequeña ciudad de 120.000 habitantes que se ha hecho un hueco entre los más grandes de Italia, al venir de una tercera y una cuarta plaza en las últimas dos Serie A. Unas diferencias que se anularán este miércoles a las 21.00 CET (19.00 GMT) en Lisboa, cuando el colegiado inglés Anthony Taylor dará comienzo a una cita histórica para ambos conjuntos.

Meunier critica duramente al PSG

10 agosto, 2020 · Archivado en Borussia Dortmund, Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Liga francesa, Ligas fútbol, PSG, Thomas Meunier · Comentarios desactivados en Meunier critica duramente al PSG 

La salida de Thomas Meunier del PSG ha supuesto un fuerte cruce de palabras entre ambas partes en los últimos días. El belga fichó por el Borussia de Dortmund hace un mes y, según informaron en Francia, ya había dado su palabra al conjunto alemán antes de la vuelta de los octavos de la Champions que enfrentó a los parisinos contra el equipo de Lucien Favre. De hecho, también se rumoreó que Meunier habría forzado la amarilla en Dortmund para no jugar la vuelta contra el que es su actual equipo.

En una entrevista a RFTB, el lateral derecho ha confirmado que su intención era la de jugar la final a 8 de Lisboa con el PSG. "Me hubiera gustado jugar. Estaba con mi agente en Dortmund y casi pido de rodillas poder jugar la final de Lisboa. Leonardo nunca intentó llegar a un acuerdo con el Dortmund y mucho menos conmigo. Recibí una carta de mi abogado diciéndome que ya no era bienvenido en París"

Además, el internacional belga criticó las constantes fiestas que se producen dentro de la plantilla del PSG: "No había nada más que fiestas de cumpleaños. Cuando estaba en Brujas, celebrábamos los cumpleaños jugando a los dados, pero aquí era simplemente indignante. Eso es la filosofía del club. Alquilas un palacio, edificio y haces fiestas con cientos de personas. Más que jugadores son estrellas"

Mbappé, muy justo para el PSG-Atalanta

8 agosto, 2020 · Archivado en Champions League, Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Kylian Mbappé, Liga francesa, Ligas fútbol, PSG · Comentarios desactivados en Mbappé, muy justo para el PSG-Atalanta 

La presencia de Kylian Mbappé en el PSG-Atalanta del miércoles pende de un hilo. El internacional francés, lesionado de un esguince de tobillo en la final de la Copa de Francia del 24 de julio contra el Saint-Étienne, arrancaría el encuentro desde el banquillo en el mejor de los casos y su titularidad está prácticamente descartada.

A pesar de las buenas noticias de las últimas horas, en la que su tobillo ha progresado favorablemente, el de Bondy no llegará en plenas condiciones a la trascendental cita de cuartos de final de la Champions League. El PSG había anunciado tres semanas de recuperación y contra la Atalanta no se habrán cumplido ni dos. Los médicos advierten de que sería un riesgo verle jugar, pero la ambición del jugador podría llevarle a forzar en el que es el partido más importante para el delantero desde que aterrizara en 2017 en la capital francesa.

El campeón de la Ligue 1 partió ayer al Faro para preparar la final a 8 en Lisboa en una expedición en la que se encontraba Mbappé. El pasado miércoles, el astro francés volvió a los entrenamientos, aunque sin tocar balón. Ayer fue la primera vez que pudimos verle tocando la pelota, pero escatimando en los esfuerzos. Tuchel, que ya está preparando el partido sin su presencia en el once, podría volver al 4-3-3 que utilizó contra el Lyon con la inclusión de Sarabia por el sancionado Di María y con el retorno de Marquinhos al centro del campo, ya que Verratti ha sido descartado totalmente para el encuentro del miércoles tras lesionarse en la pantorrilla.

Vuelve la Champions: así ha cambiado en 149 días

La Champions vuelve. 149 días después de que el Atlético de Madrid derrotara épicamente al Liverpool en Anfield, con exhibición incluida de Marcos Llorente, la máxima competición se reanuda con el Juventus-Lyon y el Manchester City-Real Madrid. Será hoy, viernes 7 de agosto, en campos locales. Ya en cuartos de final la competición viajará hasta Lisboa para disputar una final a ocho en sede neutral, a partido único y sin público. Nada será lo que era e, incluso, muchos hablan de que no se puede tener tan en consideración como años atrás. El coronavirus ha cambiado el fútbol y todavía se desconocen las condiciones en las que se podrá jugar a partir de la próxima temporada. Pero en estas circunstancias únicas en la historia, el deporte rey no se ha dado por vencido y pondrá en juego la copa más deseada. Claro que desde aquel 11 de marzo, los equipos se han transformado por completo, han sufrido o disfrutado el frenético calendario de sus competiciones domésticas, han festejado títulos, han llorado fracasos o, incluso, han perdido jugadores capitales.

Un cuadro ya sorteado

Pese a que no se han terminado de disputar todas las eliminatorias de octavos de final, UEFA quiso dejar zanjados los cruces para no tener que ir celebrando sorteos sobre la marcha. Así pues, ya se conoce cuál es el camino hasta la final, con dos lados del cuadro diametralmente opuestos. El azar quiso que uno de ellos sumara un total de 26 trofeos continentales, mientras que en el otro, ninguno de los implicados ha conseguido levantar la 'Orejona'. Dicho de otra manera, está garantizada la presencia en la final de un equipo sin Champions, que tendrá ante sí la posibilidad de hacer historia.

El ganador del cruce entre Real Madrid y Manchester City se medirá al de la eliminatoria que mide a Lyon y Juventus. En semifinales, se enfrentarían a Nápoles, Barcelona, Bayern o Chelsea. Por el lado contrario, juegan en cuartos PSG y Atalanta y Atlético de Madrid y Leipzig. Pese a su cartel continental en los últimos años, ni los de Tuchel ni los de Simeone saben lo que es levantar la Liga de Campeones. Quizás la temporada del coronavirus sea su temporada.

Cambios en la normativa, un pichichi cantado, un favorito incierto...

Al igual que ha sucedido en todas las competiciones a nivel continental, la Champions incluirá convocatoria de 23, la posibilidad de hacer cinco cambios en tres tandas diferentes y las pausas de hidratación para salvaguardar el calor. Por supuesto, habrá VAR, con la novedad de que se introduce la nueva reglamentación impulsada por el IFAB. Los principales cambios son la eliminación de las amarillas a los porteros si se adelantan en un penalti y que ver una segunda amarilla en la tanda de penaltis no supone la expulsión.

Ante los cambios, tanto a nivel reglamentario como en términos futbolísticos tras la pandemia, se antoja más complicado que nunca dilucidar quién podría coronarse como campeón. El lado fuerte, históricamente hablando, aún tiene que cerrar los octavos de final. El Real Madrid, que llega a gran nivel, pierde galones de favoritismo por el hecho de tener que remontar. El Barcelona, tras su final de Liga, pierde fuelle. El City de Guardiola y el Bayern, intratable en Alemania, son de los mejor colocados. Por el otro lado, hay dos claros favoritos: PSG y Atlético de Madrid. En lo que no hay duda es en lo que respecta al pichichi. Con Haaland eliminado, Lewandowski se ha quedado solo. El polaco suma ya once dianas y le siguen Gnabry y Mertens, con solo seis.

¿Cómo han cambiado los equipos?

Manchester City - Real Madrid (2-1 en la ida)

Luces y sombras en la vuelta del Manchester City, que defenderá un 1-2 favorable en el Etihad. Pese a no contar con opción alguna de llevarse la Premier, los de Guardiola han jugado partidos soberbios en los que han impuesto su fútbol con puño de hierro. Mismamente, el 4-0 al Liverpool o el 3-0 al Arsenal hablan de todo su potencial. Las derrotas ante el Chelsea o el Southampton parecían pequeños borrones simplemente. Eso sí, caer 2-0 ante el Arsenal en la semifinal de la FA Cup sí fue un golpe duro en lo que era la mejor oportunidad de enmendar el sobresaliente año del equipo de Klopp en competición doméstica. Ahora queda la Champions, en la que no podrá estar Agüero tras sufrir una lesión en la rodilla. Aun así, los citizens cuentan con recursos más que de sobra para mandar por Europa y llegan con más regularidad que la mostrada antes del parón por la pandemia.

El Madrid, por su parte, ha sacado provecho del confinamiento para volver lanzado a la conquista de los títulos. Los de Zidane, antes de frenar, daban la sensación de años atrás: capaces de lo mejor y de lo peor. Lo evidencia el brillante triunfo ante el Barcelona y la derrota posterior frente al Betis. Tras el regreso, nadie en LaLiga puso en jaque su regularidad. Diez triunfos decisivos y un único empate frente a un Leganés que se jugaba la vida y con el trofeo ya en las vitrinas. Además, Hazard está en plenitud y hombres como Benzema, Vinicius o Rodrygo pasan por el mejor momento de la temporada. Sí podrá estar Asensio, por haberle inscrito el club en la lista invernal pese a su lesión. No así Mariano, contagiado del Covid-19, ni Ramos, por sanción. Si el rey de Europa dejaba dudas, tras el parón, ha vuelto imparable. Eso sí, necesitará remontar ante un coloso continental...

Juventus - Olympique de Lyon (0-1 en la ida)

La Juve llega a la Champions como flamante campeona de la Serie A, pese a todas las dudas. Italia relanzó la competición con la Coppa. La 'Vecchia Signora' eliminó al Milán pese a empatar a cero, pero cayó en penaltis en la gran final contra el Nápoles. Malas sensaciones de inicio, solventadas con los cuatro triunfos consecutivos en liga. Después llegaron los problemas, que se consolidaron hasta la última jornada. El balance de dos victorias, dos empates y cuatro derrotas posterior al triunfo ante el Torino no es la mejor señal para los de Sarri. Pese a ello, les valió para coronarse en competición doméstica y Cristiano ha demostrado estar a un gran nivel. Indicios suficientes como para asustar al Lyon, que defenderá el 0-1 que logró en Francia.

El caso del Lyon es cuanto menos controvertido. Su rendimiento antes de la pandemia le situaba fuera de los puestos europeos. La Ligue 1 aprobó la suspensión de la competición, en una decisión muy polémica. El tiempo, visto lo visto en España, le ha dado algo de razón. Aun así supuso un duro varapalo para los equipos Champions, que llegan sin rodar a las eliminatorias decisivas. Por ello, jugaron cinco amistosos, con cuatro victorias y una derrota. También disputaron la final de la Copa de la Liga ante el PSG, en la que cayeron en la tanda de penaltis. Ahora, defenderán su orgullo y buscarán el milagro. Parten con ventaja ante la Juve y tienen hambre de demostrar sobre el césped el fútbol que no han podido enseñar durante meses.

Barcelona - Nápoles (1-1 en la ida)

El Barça ha sido un terremoto en la reanudación. No tanto por los resultados, que también, sino por todos los problemas internos. Desde las dudas que deja la figura de Quique Setién, hasta las palabras de capitán de Leo Messi pidiendo un plus de esfuerzo y fútbol a sus compañeros para poder pelear la 'Orejona'. Pasando, por medio, la participación testimonial de Antoine Griezmann en partidos clave o el intercambio Pjanic-Arthur, que ha provocado que el brasileño se declare en rebeldía y se niegue a jugar la Liga de Campeones. Más allá de los mencionaos contratiempos, el equipo blaugrana no pasó del empate ni ante Sevilla, ni frente al Celta ni en el duelo contra el Atlético de Madrid, lo que le costó la Liga en favor del Real Madrid. La puntilla fue la derrota ante Osasuna, en el Camp Nou y con todavía alguna opción de ganar el título. El 1-1 de San Paolo es un resultado peligroso.

Pese a todo, el Nápoles llega a la vuelta de los octavos de final de la Champions con los deberes hechos. No jugará la competición, salvo sorpresa mayúscula, la próxima temporada, si bien se ha coronado como campeón de la Coppa. Su año en la Serie A es, más bien, pobre, acabando en la séptima posición. Tras el confinamiento, en campeonato regular ha firmado un balance de siete victorias, dos empates y tres derrotas. Pese a que De Laurentiis ya ha recalcado que temen jugar en Barcelona y ha solicitado disputar la eliminatoria en Lisboa, los suyos saldrán a morder en busca de estar entre los ocho mejores de la antigua Copa de Europa.

Bayern Múnich - Chelsea (0-3 en la ida)

La eliminatoria viaja hasta Stamford Bridge para servir de preparación para el Bayern y de último día de clase para los hombres de Frank Lampard. El Chelsea puede darse por satisfecho en la primera campaña de su leyenda al frente del banquillo. Mostraron, eso sí, regularidad durante todo el año pese a la marcha de su gran estrella Eden Hazard. Tras la reanudación, una de cal y una de arena. Sumaron triunfos importantes como ante el City o el Leicester; derrotas dolorosas como el 5-3 frente al Liverpool; y sellaron el pase a la final de la FA Cup, recién ganada por el Arsenal de Mikel Arteta. Se puede decir que no hay variaciones importantes del equipo que se fue con respecto al que volvió. Independientemente de eso, y a la espera de un muy ambicioso proyecto de cara a la próxima temporada, la remontada se antoja inviable.

La Bundesliga fue la primera competición que se atrevió a volver, lo que ahora genera inquietud en el Bayern. No por el nivel mostrado tras la reanudación, siendo posiblemente el mejor de todos aquellos que sobreviven a la Champions. Los de Flick sumaron once de once victorias en competición oficial y dos títulos: la Bundesliga y la Pokal. De eso hace ya más de un mes, ya que la final de la Copa se disputó el pasado 4 de julio. Desde entonces, un respiro vacacional y una preparación severa para conquistar Lisboa. Para ello, sin el recién fichado Sané, los alemanes tendrán que lidiar con cuidado con el trámite del Allianz Arena. Por si acaso, para no correr riesgos, están compitiendo en pequeños amistosos. Por ejemplo, el triunfo 1-0 ante el Marsella.

Atalanta - PSG (cuartos de final)

La DEA se ha mantenido firme en su condición de equipo alocado, de precursor de festivales ofensivos y de duelos apasionantes de cara al espectador. Ya lo había demostrado en decenas de ocasiones. De hecho sus tres últimos partidos antes del parón eran la mayor evidencia: 4-1 al Valencia, 2-7 al Lecce y 3-4 en Mestalla. No iba a cambiar su modus operandi en la reanudación. Una derrota frente al Inter, tres empates y nueve victorias es un gran registro que incluso hizo temblar a la Juventus en lo más alto de la tabla. Además, su rival llega poco rodado y la clasificación para cuartos de la Champions es para el club una oportunidad histórica de redimirse y pasear su nombre y valores por el viejo continente.

El PSG también sufre el mismo síndrome que el Olympique de Lyon. Eso sí, llega con una bocanada de oxígeno extra tras ser coronado como campeón de la Ligue 1 sin necesidad de reanudación y ganar las finales de la Copa de Francia y la Copa de la Liga ante Saint-Etienne y el propio Lyon respectivamente. No obstante llega poco rodado como para disputar los cuartos de final de la Champions. Superada la maldición de octavos de años anteriores, en París hay ilusión con proclamarse campeones de Europa. Neymar ya ha demostrado en los títulos logrados que está a un nivel superlativo. Mbappé, quizás mejor durante la temporada, es duda hasta última hora por una lesión sufrida durante estos meses. El club juega al despiste con él y su presencia no está descartada. Sea como fuere, el potente proyecto comandado por Tuchel tiene armas de sobra como para meterse entre los cuatro mejores.

Leipzig - Atlético de Madrid (cuartos de final)

Hay unanimidad en torno al equipo más castigado por el impredecible fútbol que ha dejado el coronavirus. Sin duda, el Leipzig se ha transformado profundamente desde que se reanudó la competición y todo gira en torno a un nombre: Timo Werner. El equipo patrocinado por Red Bull volvió a lograr la clasificación para la Champions, gran objetivo de la temporada. Pero a su paso pierde a su gran estrella y segundo máximo goleador de la Bundesliga con 28 goles y 8 asistencias en su cuenta particular. El delantero ha firmado ya por el Chelsea y tomó la determinación de no jugar la competición continental para centrarse en estar en plenitud de condiciones con su nuevo equipo de cara al arranque de la próxima campaña. Incluso ha habido tiranteces entre ambas partes, como se vio en el ingenioso tuit publicado por la cuenta oficial del Leipzig cuando los de Lampard perdieron la FA Cup. En él se bromeó con el hecho de que el ariete eche de menos ya su antiguo hogar.

El Atlético llega lanzado a la cita. El éxito rotundo frente al Liverpool había sido el salvoconducto a meses bastante irregulares, en los que el equipo del Cholo había sido incapaz de asentarse en puestos de Champions. Llegar otra vez a los cuartos de final era una de las ilusiones colchoneras, que aún recuerdan las dos finales perdidas frente al Real Madrid. La vuelta a la competición también les fue favorable, consagrándose como uno de los mejores tras la reanudación. Siete victorias y cuatro empates le auparon a la tercera plaza, incluso cuando estaba en entredicho su clasificación para competiciones europeas. Además, en este tiempo se han terminado de asentar futbolistas como Marcos Llorente o Yannick Ferreira Carrasco, ya imprescindibles para Simeone. El Atleti vuelve a Lisboa con intención de olvidar fantasmas del pasado.

El PSG vuelve a los fantasmas del pasado con las lesiones

5 agosto, 2020 · Archivado en Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Kylian Mbappé, Liga francesa, Ligas fútbol, Marco Verratti, PSG, Thomas Tüchel · Comentarios desactivados en El PSG vuelve a los fantasmas del pasado con las lesiones 

La cara de Thomas Tuchel al terminar el Sochaux-PSG (0-1) de ayer lo dijo todo. El técnico del PSG fue preguntado por la lesión de Verratti, al que considera que tiene casi imposible llegar al partido contra la Atalanta y también por Mbappé, por el que espera que como mucho se siente en el banquillo del trascendental encuentro de cuartos de Champions.

Otro año más, los parisinos se ha encontrado con lesiones importantes a las puertas de jugar una eliminatoria de Copa de Europa. Si el denominador común de los últimos dos años era Neymar, ahora se ha convertido en Kylian Mbappé. El francés, lesionado en el tobillo durante la final de Copa de Francia contra el Saint-Étienne, arrancará en el banquillo el partido frente a la Atalanta en el mejor de los casos, aunque su evolución es favorable, tal como confirmó el PSG en un comunicado ayer por la noche.

Por otra parte, la lesión de Verratti es "fuerte", en palabras de Tuchel. El italiano sufrió un duro golpe en el tobillo tras chocar con Choupo-Moting en el entrenamiento del martes y su presencia en el partido de Champions está casi descartada, aunque se someterá a nuevas pruebas en las próximas 72 horas para determinar el alcance de la lesión. A las de Verratti y Mbappé se les unen Di María (sancionado) y Kurzawa (lesionado), que estará dos semanas de baja tras una lesión muscular contra el Lyon el viernes. Por suerte, Tuchel recupera a Bernat, que fue titular ayer contra el Sochaux y se le vio en buena forma a pesar de la inactividad.

Página Siguiente »