¿Cuántos años tendrían las estrellas olímpicas españolas en los Juegos de Tokio 2021?

25 marzo, 2020 · Archivado en Alejandro Valverde, Competiciones, Deportes, Javier Gomez Noya, Jesús Ángel García Bragado, Juegos Olímpicos, Lidia Valentín, Maialen Chourraut, Pau Gasol, Rafa Nadal, Raúl Entrerríos, Sandra Sánchez, Saúl Craviotto · Comentarios desactivados en ¿Cuántos años tendrían las estrellas olímpicas españolas en los Juegos de Tokio 2021? 

Los Juegos de Tokio 2020 pasarán a celebrarse en el verano de 2021, con fecha aún sin concretar. Para este año, estaba previsto que se celebrasen del 22 de julio al 9 de agosto. Con la crisis de coronavirus, y tras la presión de numerosas delegaciones olímpicas dejando claro que, dada la situación actual, no acudirían a la cita este verano, los Juegos se retrasan un año. Será la primera vez que se celebren (la edición de verano) en año impar. Para un alto número de deportistas españoles, Tokio 2020 era su úlltima ocasión, a priori, para conseguir (o añadir) una medalla olímpica. Incluso, algunos tenían fechada su retirada este verano después de la cita nipona. Repasamos diez casos:

Baloncesto. Pau Gasol (6 de julio de 1980)

El legendario pívot, que acumula más de un año sin jugar por su lesión en el pie izquierdo, tendría 41 años en Tokio 2021. Con los Juegos en el aire, antes de la confirmación del aplazamiento, reconoció que "era inevitable pensar en la retirada". Ahora, otra incógnita más para Pau, que fue el abanderado español en Londres 2012. Atesora dos platas y un bronce.

Tenis. Rafa Nadal (3 de junio de 1986)

Estaría en Tokio 2021 con 35 años, con los 38 a los que llegaría a París 2024. Aunque, eso sí, el balear dijo en 2019: "Actualmente no me veo jugando a los 37 años como Federer". También comentó que si le hubiesen preguntado con 25 años si hubiese llegado a los 32 en activo, posiblmente también hubiera dicho que no. Su estado físico será clave.

Atletismo. Chuso García Bragado (17 de octubre de 1969)

Tendría 51 años en la cita de 2021. Dejó claro que Tokio 2020 sería la última vez que se pusiera un dorsal, en los que serían sus octavos Juegos. Además, su especialidad, los 50 km marcha, desaparecen del calendario olímpico tras esta cita. Ya ha recalcado que quiere estar el próximo año.

Ciclismo. Alejandro Valverde (25 de abril de 1980)

Cerca de cambiar el prefijo para los 40, en Tokio 2021 Valverde tendría 41 años. Serían sus últimos Juegos y la bala definitiva para quitarse esa espina que le falta: una medalla olímpica. Con un recorrido que puede venir bien para sus caracteristicas, el murciano tenía enfocada la temporada de cara a esta cita, e incluso podría utilizar el Tour como preparación. Le toca cambiar de planes... en función de la crisis del coronavirus.

Balonmano. Raúl Entrerríos (12 de febrero de 1981)

Tokio era el punto y final de uno de los mejores jugadores de la historia de balonmano español. El asturiano, que tendría 40 años para los nuevos Juegos, sigue a un nivel de estrella mundial, como se pudo observar en la conquista de los Hispanos en el pasado mes de enero, que les dio el billete a Tokio, y siendo una pieza fundamental en el Barcelona. Tras Tokio 2020, iba a enrolarse en nuevas funciones dentro del Barcelona. "Es un orgullo poder elegir tu final deportivo", dijo Raúl recientemente para AS. Ahora le toca pensar de nuevo.

Piragüismo. Saúl Craviotto (3 de noviembre de 1984)

Cuatro metales olímpicos en su palmarés, y la opción más que clara de ser el abanderado (o uno de ellos) para Tokio 2020, hacen que el laureado piragüista pueda estar en la nueva fecha de los Juegos con 36 años. A priori, sus últimos, aunque nunca se sabe. La opción de abanderado junto a Mireia Belmonte (30 años en 2021) era más que probable tras la sugerencia del COI de fomentar un abanderado masculino y otro femenino.

Halterofilia. Lydia Valentín (10 de febrero de 1985)

Con tres medallas olímpicas en sus palmarés, y de todos los colores, los de Tokio 2021 podrían ser sus útlimos Juegos con 36 años. Ahora, también es cierto que, por ahora, París 2024 sigue en sus fechas... y los deportistas tendrían 3 años de margen 'solo' para la siguiente cita olímpica.

Piragüismo. Maialen Chourraut (8 de marzo de 1983)

Vigente campeona olímpica en K1, la piragüista vasca es una de las estrellas del eslalon español. En 2021 tendrá 38 años. En su palmarés luce dos medallas olímpicas: el mencionado oro de 2016 y el bronce de 2012.

Kárate. Sandra Sánchez (16 de septiembre de 1981)

La talaverana era una de las deportistas españolas con una probabilidad más alta de medalla olímpica este verano en la vuelta del kárate al calendario olímpico. Es la gran dominadora de la kata a nivel mundial. Sin embargo, su estreno en unos Juegos tendrán que esperar. Llegaría a Tokio 2021 con 39 años.

Triatlón. Javier Gómez Noya (25 de marzo de 1983)

Una caída en bicicleta mientras entrenaba le dejó sin poder ir a los Juegos Olímpicos de Río en 2016, cita era en la que era uno de los grandes favoritos al oro. En Londres 2012 ya fue plata y el próximo año, en Tokio 2021, estaría con 38 años.

Héroes sin final feliz

En estos días de encierro, teletrabajo y pesadilla, me he transportado varias veces al 1 de enero, a esa fecha en la que todos nos trasmitimos nuestros mejores deseos para el curso entrante. Qué poco podíamos imaginar entonces la tristeza que nos iba a deparar este 2020. Ese día, como de costumbre desde hace tiempo, lo empecé trabajando en la redacción de AS y me recuerdo escribiendo una columna que titulé: Feliz Año Olímpico. Ni el guion más retorcido nos hacía pensar entonces que la llama no iba a lucir el 24 de julio en Tokio. La cruel realidad que avasalla todo ha trastocado la hoja de ruta. Y ha derrumbado vidas. Los Juegos se van a posponer, no se divisa otro escenario lógico. Ya hay voces críticas que no quieren ni oír hablar de 2020. Todo apunta a que habrá que ir a 2021 o 2022.

En esa misma columna de Año Nuevo recogí que estos Juegos Olímpicos eran especialmente importantes para el deporte español, porque muchos de los héroes que han abarcado éxitos en los últimos tres lustros se encuentran al límite de la edad competitiva. Todos ellos se hallan expectantes, porque prorrogar Tokio a 2021 les pillará un año más viejos, y a 2022, merodeando el retiro. Se trata de nombres ilustres, de algunos de los mejores de la historia: Rafa Nadal, los hermanos Gasol, Mireia Belmonte, Lydia Valentín, Saúl Craviotto, Alejandro Valverde, Gómez Noya… A estos laureados deportistas hay que añadir otros casos especiales. En el atletismo brilla el abuelo Chuso García Bragado, cuyas gestas ya no miran a los podios, sino a los récords: con 50 años se ha clasificado para sus octavos Juegos. Y luego está el ejemplo de los Hispanos, que tienen clavada la espina de la eliminación para Río 2016 y se habían conjurado para completar la Triple Corona, varios en avanzada edad treintañera: Raúl Entrerríos, Julen Aguinagalde, Viran Morros, Gedeón Guardiola, Dani Sarmiento… Todos merecen un final feliz.

El brillo en los ojos de aquella niña

El brillo que había en los ojos de aquella niña me recordó a los ojos infantiles que descubren los regalos debajo del árbol o encima del sofá en las mañanas de Navidad o de Reyes Magos. La pequeña Alicia, sobrina de unos buenos amigos, se preparaba aquel sábado para desplazarse a Guadalajara, donde está apuntada a natación sincronizada, ahora renombrada como artística. Entonces le revelé mi oficio, “soy periodista de deportes”, y le conté que unos días antes, en la Gala de AS, una de las premiadas había sido Ona Carbonell. Sus ojos se abrieron como platos y lucieron tanto como sus sueños, mientras preguntaba incrédula: “¿De verdad conoces a Ona?”. Hace unos días, durante la Gala del Hockey en Tarrasa, le conté esta misma anécdota a Alba Cabello, otra sirena de la Edad de Oro de la sincro. “Qué bueno es que las niñas de ahora tengan referentes así”, me dijo Alba, que vive a diario esa misma experiencia como actual seleccionadora catalana. Ellas dos también pudieron mirarse en una pionera, Gemma Mengual. Y pare usted de contar. No había más espejos.

Hace una semana, las Guerreras visitaron AS con la plata mundial al cuello y con un discurso similar. En el aeropuerto habían tenido un entrañable recibimiento, que incluía a niños que jaleaban a sus ídolos… Hay que inventar la palabra ídolas. El deporte femenino español se ha abierto paso con trabajo y calidad, pero sin referentes a los que imitar, salvo masculinos. Ahora ya existen. Son ellas. Las niñas como Alicia emulan a Ona, la nadadora con más medallas mundiales (23). Y a las subcampeonas de balonmano. Y a tantas otras: Carolina Marín, Lydia Valentín, Sandra Sánchez, Alba Torrens, Garbiñe Muguruza… Antes que ellas hubo otras: Miriam Blasco, Blanca Fernández Ochoa, Arantxa Sánchez Vicario, Theresa Zabell… Y entre todas han construido un camino infinito.

Los triunfos de los españoles en 2019 mes a mes: febrero

20 diciembre, 2019 · Archivado en Alejandro Valverde, Álvaro Bautista, Deportes, Lidia Valentín, Queralt Castellet, Sandra Sánchez · Comentarios desactivados en Los triunfos de los españoles en 2019 mes a mes: febrero 

Si Javier Fernández o Fernando Alonso, entre otros, dieron el pistoletazo de salida en enero a los éxitos españoles de este año, la continuidad en esa tendencia fue cosa de Lydia Valentín, Queralt Castellet o la Selección femenina de fútbol sala. Lydia fue nombrada ese mes mejor halterófila del mundo por segundo año seguido y recibió el oro olímpico de Londres 2012, en diferido por la descalificación por dopaje de quienes le precedían en el podio, y las chicas del fútbol sala hicieron historia por partida doble ganando la Eurocopa porque además era la primera que se disputaba. Castellet con su oro en la Copa del Mundo de halfpipe en Canadá, puso el broche.   

Triunfos españoles en enero de 2019

-LYDIA VALENTÍN. Elegida mejor halterófila del mundo por segundo año consecutivo. Este mismo mes recibió el oro olímpico de Londres 2012.

-SELECCIÓN FEMENINA FÚTBOL SALA. Campeonas de la primera Eurocopa.

-ÁLVARO BAUTISTA. Debut con tres victorias en el Mundial de Superbike en Australia.

-SANDRA SÁNCHEZ. Oro en la Premier League de Dubai.

-ALEJANDRO VALVERDE. Una etapa en el UAE Tour y segundo puesto en la general.

-JORGE PRADO. Gana las dos pruebas de MX2 en Argentina.

-QUERALT CASTELLET. Oro en la Copa del Mundo de halfpipe de Calgary.

Lydia Valentín, subcampeona de Europa: no pudo con Naumava

11 abril, 2019 · Archivado en Deportes, Federación Internacional Halterofilia, Federaciones deportivas, Halterofilia, Lidia Valentín, Organizaciones deportivas · Comentarios desactivados en Lydia Valentín, subcampeona de Europa: no pudo con Naumava 

Lydia Valentín no pudo revalidar su título europeo en los continentales de Batumi (Georgia) en una apretada y tensa competición donde la berciana inició su participación con oro en arrancada, pero no pudo certificar su victoria en los dos tiempos. Su fallo en 136 kilos le dejó a las puertas del campeonato, tanto en esa modalidad como en el total olímpico que decide a la vencedora y se tuvo que conformar con la plata. La bielorrusa Darya Naumava sí logró alzar esos 136 y se coronó como reina de la nueva categoría de 76 kilos (la que también se disputará en Tokio), después de que su selección haya sido readmitida en las competiciones tras la sanción que se puso al país por los repetidos casos de dopaje.

Lydia sonreía en el podio con cierta tristeza, pero con el gesto de quien había dado todo. En arrancada fue muy superior, con su mejor marca en 108 kilos. Lo intentó con 110, pero falló. A pesar de ello, le valió para colgarse el oro en esta modalidad con dos kilos más que la que ya apuntaba a gran rival, Naumava. Otra aspirante, la francesa Gaelle Nayo Kenchatke, era bronce pero dejaba una de las imágenes de la jornada ya que en su tercer intento, 107 kilos, se fracturaba el codo y tenía que ser retirada en camilla entre gritos de dolor.

En dos tiempos, el duelo era entre Naumava y Lydia, a pesar de que la sueca Patricia Strenius (otro fenómeno de este deporte en su país) intentaba poner emoción aunque sólo para lograr el bronce. Naumava, que empezó asegurando 126 kilos, no falló ni en 131 ni en 136, marca que le trasladaba toda la presión a Lydia. La española había cumplido con 130 en el primer intento y 133 en el segundo, que celebró con rabia. Sin embargo, en un campeonato donde había avisado que llegaba corta de preparación, no pudo con 136, dejándose ahí la posibilidad de revalidar el título. 

Página Siguiente »