¿Puedo trabajar si tengo el coronavirus?

El confinamiento decretado por el Gobierno de España debido al coronavirus ha empujado a las empresas a desarrollar un forma de trabajo que en nuestro país no estaba tan generalizada como en otros de nuestro entorno: el trabajo online o, como es más conocido, el teletrabajo. Las nuevas tecnologías han facilitado su desarrollo en muchos ámbitos de la industria, aunque, claro está, no todas la actividades laborales son aptas para la implantación de este modelo de trabajo a distancia.

Para los casos en los que sí se puede realizar, el Estatuto de los Trabajadores deja claro los derechos con los que cuenta el empleado, que no varían respecto a cuando actúan de manera presencial en la oficina: “Los trabajadores a distancia tendrán los mismos derechos que los que prestan sus servicios en el centro de trabajo de la empresa, salvo aquellos que sean inherentes a la realización de la prestación laboral en el mismo de manera presencial. En especial, el trabajador a distancia tendrá derecho a percibir, como mínimo, la retribución total establecida conforme a su grupo profesional y funciones”.

Derecho a una prestación económica

El Ejecutivo ya anunció que los trabajadores que se contagien con el Covid-19 se considerarán en situación de incapacidad temporal asimilada a un accidente de trabajo. Ello conlleva que tendrán derecho a recibir la prestación correspondiente a una baja de este tipo, en vez del que corresponde por una enfermedad común. Esto permite a los trabajadores en esta situación percibir el 75% de la base reguladora desde el día siguiente al de la baja laboral, corriendo su coste a cargo de la Administración.

Por tanto, los ciudadanos no tienen obligatoriedad de desempeñar su labor desde su hogar si padecen coronavirus y cuentan con el derecho a una prestación económica en caso de sufrir la enfermedad y no poder desarrollar con normalidad su actividad profesional. Según el Estatuto de los Trabajadores, se considera trabajo a distancia “aquel en que la prestación de la actividad laboral se realice de manera preponderante en el domicilio del trabajador o en el lugar libremente elegido por este, de modo alternativo a su desarrollo presencial en el centro de trabajo de la empresa”.

Un 97% de los futbolistas desconoce las sustancias prohibidas por Antidopaje

8 julio, 2019 · Archivado en AMA, Deportes, Justicia, Legislación, Legislación española, Ley Contra Dopaje, Organizaciones deportivas · Comentarios desactivados en Un 97% de los futbolistas desconoce las sustancias prohibidas por Antidopaje 

Un 97,4% de los futbolistas españoles desconoce la lista de sustancias prohibidas por la Agencia Mundial Antidopaje, según una investigación de un grupo de la Facultad de Ciencias del Deporte de Granada entre 1.324 jugadores de 88 equipos, entre ellos 304 de la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

El estudio, que acaba de publicarse en la revista internacional 'Journal of Science and Medicine in Sport', arroja también el dato de que el 95% de ellos ni siquiera sabe lo que es la Agencia Mundial Antidopaje, ha informado este lunes la Universidad de Granada.

Se trata, según los investigadores, del primer estudio de estas características en el ámbito internacional debido a "la dificultad de acceder a este tipo de muestra y al carácter tabú de la combinación del binomio 'fútbol-dopaje'".

El 5% de los futbolistas que participaron en el estudio reconocieron haber consumido sustancias prohibidas alguna vez en su carrera deportiva, y el 23,7% de los participantes conoce a compañeros que sí recurren a este tipo de sustancias.

A este fenómeno se le conoce en la literatura científica como "Efecto del falso consenso": El participante afirma no ser consumidor, pero curiosamente sí conoce consumidores en su entorno.

Los autores concluyen que "existe una importante falta de conocimiento en materia de dopaje entre los futbolistas evaluados".

Consideran que el dopaje como tal es un fenómeno complejo que implica factores médicos, éticos, farmacológicos y educacionales entre otros, y que, por tanto, se debe atajar con una estrategia multidisciplinar.

Aunque consideran necesarios los controles antidopaje, proponen la prevención a partir de la implantación de programas educativos desde edades tempranas como vía para erradicar esta práctica.

Los autores del estudio son los investigadores de la Facultad de Ciencias del Deporte de Granada Jaime Morente, Thomas Zandonai y Mikel Zabala.

El RCDE Stadium apunta a 2020 como espacio libre de humo

Fútbol y deporte. Conceptos que casan con una vida saludable, como difícilmente puede hacerlo el tabaco. Es por ello que cada vez son más los clubes que dan el paso hacia un estadio sin humo. Y el Espanyol, que iba en ese camino con tanta timidez como lentitud, muy probablemente se encontrará superado por la normativa pública, como ya le sucedió ante Barcelona y Girona, que le tomaron voluntariamente la delantera con medidas de este tipo en Catalunya.

El caso es que el Departament de Salut de la Generalitat trabaja ya en la elaboración de una nueva ley de adicciones, en la que se propondrá prohibir el consumo de tabaco (cigarros electrónicos incluidos), entre otros lugares, en instalaciones deportivas al aire libre. Y ello, claro está, afectaría al estadio del Espanyol. Medidas que, según la consellera del ramo, Alba Vergés, pretenden aplicarse en el periodo de un año y que tienen como objetivo “proteger a todo el mundo” del humo y sus nocivas consecuencias en la salud. No en vano, el consumo de tabaco registró en 2018 un repunte en Catalunya, del 24 al 25,6 por ciento de la población, según datos de la ESCA (Enquesta de Salut de Catalunya), lo que produce 26 muertes al día derivadas de esta adicción.

La prohibición no afectará al Espanyol en la Ciudad Deportiva Dani Jarque, que desde hace justo un año es ya un recinto libre de humo, y tampoco en espacios muy reducidos del RCDE Stadium, donde la temporada 2019-20 ya no se fumará. Se trata de la nueva grada familiar, anunciada en la reciente campaña de socios y abonados, y del palco presidencial, donde por primera vez en la historia tampoco se hará uso del tabaco.

Desde hace un año, el club tiene sobre la mesa una carta con la reivindicación de un estadio libre de humo firmada por la Generalitat, el Institut Català d’Oncologia, la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria o Farmapericos o la Societat Catalana d’Atenció i Tractament del Consum de Tabac, entre otros organismos y entidades.

Pase lo que pase, va el Espanyol a la zaga de Camp Nou y Montilivi, donde ya se prohibió fumar sin necesidad de que la legislación lo obligara, y también de otros estadios de LaLiga como Mestalla, La Rosaleda o el Nuevo Zorrilla, este último donde se implantará la temporada próxima. La nueva ley catalana secundará las que ya existen en el País Vasco (y que afecta, entre otros, a San Mamés, Anoeta, Mendizorroza e Ipurua), Inglaterra o la que se aplica en Mundiales y Eurocopas.

El RCDE Stadium apunta a 2020 como espacio libre de humo

Fútbol y deporte. Conceptos que casan con una vida saludable, como difícilmente puede hacerlo el tabaco. Es por ello que cada vez son más los clubes que dan el paso hacia un estadio sin humo. Y el Espanyol, que iba en ese camino con tanta timidez como lentitud, muy probablemente se encontrará superado por la normativa pública, como ya le sucedió ante Barcelona y Girona, que le tomaron voluntariamente la delantera con medidas de este tipo en Catalunya.

El caso es que el Departament de Salut de la Generalitat trabaja ya en la elaboración de una nueva ley de adicciones, en la que se propondrá prohibir el consumo de tabaco (cigarros electrónicos incluidos), entre otros lugares, en instalaciones deportivas al aire libre. Y ello, claro está, afectaría al estadio del Espanyol. Medidas que, según la consellera del ramo, Alba Vergés, pretenden aplicarse en el periodo de un año y que tienen como objetivo “proteger a todo el mundo” del humo y sus nocivas consecuencias en la salud. No en vano, el consumo de tabaco registró en 2018 un repunte en Catalunya, del 24 al 25,6 por ciento de la población, según datos de la ESCA (Enquesta de Salut de Catalunya), lo que produce 26 muertes al día derivadas de esta adicción.

La prohibición no afectará al Espanyol en la Ciudad Deportiva Dani Jarque, que desde hace justo un año es ya un recinto libre de humo, y tampoco en espacios muy reducidos del RCDE Stadium, donde la temporada 2019-20 ya no se fumará. Se trata de la nueva grada familiar, anunciada en la reciente campaña de socios y abonados, y del palco presidencial, donde por primera vez en la historia tampoco se hará uso del tabaco.

Desde hace un año, el club tiene sobre la mesa una carta con la reivindicación de un estadio libre de humo firmada por la Generalitat, el Institut Català d’Oncologia, la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria o Farmapericos o la Societat Catalana d’Atenció i Tractament del Consum de Tabac, entre otros organismos y entidades.

Pase lo que pase, va el Espanyol a la zaga de Camp Nou y Montilivi, donde ya se prohibió fumar sin necesidad de que la legislación lo obligara, y también de otros estadios de LaLiga como Mestalla, La Rosaleda o el Nuevo Zorrilla, este último donde se implantará la temporada próxima. La nueva ley catalana secundará las que ya existen en el País Vasco (y que afecta, entre otros, a San Mamés, Anoeta, Mendizorroza e Ipurua), Inglaterra o la que se aplica en Mundiales y Eurocopas.

El RCDE Stadium apunta a 2020 como espacio libre de humo

Fútbol y deporte. Conceptos que casan con una vida saludable, como difícilmente puede hacerlo el tabaco. Es por ello que cada vez son más los clubes que dan el paso hacia un estadio sin humo. Y el Espanyol, que iba en ese camino con tanta timidez como lentitud, muy probablemente se encontrará superado por la normativa pública, como ya le sucedió ante Barcelona y Girona, que le tomaron voluntariamente la delantera con medidas de este tipo en Catalunya.

El caso es que el Departament de Salut de la Generalitat trabaja ya en la elaboración de una nueva ley de adicciones, en la que se propondrá prohibir el consumo de tabaco (cigarros electrónicos incluidos), entre otros lugares, en instalaciones deportivas al aire libre. Y ello, claro está, afectaría al estadio del Espanyol. Medidas que, según la consellera del ramo, Alba Vergés, pretenden aplicarse en el periodo de un año y que tienen como objetivo “proteger a todo el mundo” del humo y sus nocivas consecuencias en la salud. No en vano, el consumo de tabaco registró en 2018 un repunte en Catalunya, del 24 al 25,6 por ciento de la población, según datos de la ESCA (Enquesta de Salut de Catalunya), lo que produce 26 muertes al día derivadas de esta adicción.

La prohibición no afectará al Espanyol en la Ciudad Deportiva Dani Jarque, que desde hace justo un año es ya un recinto libre de humo, y tampoco en espacios muy reducidos del RCDE Stadium, donde la temporada 2019-20 ya no se fumará. Se trata de la nueva grada familiar, anunciada en la reciente campaña de socios y abonados, y del palco presidencial, donde por primera vez en la historia tampoco se hará uso del tabaco.

Desde hace un año, el club tiene sobre la mesa una carta con la reivindicación de un estadio libre de humo firmada por la Generalitat, el Institut Català d’Oncologia, la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria o Farmapericos o la Societat Catalana d’Atenció i Tractament del Consum de Tabac, entre otros organismos y entidades.

Pase lo que pase, va el Espanyol a la zaga de Camp Nou y Montilivi, donde ya se prohibió fumar sin necesidad de que la legislación lo obligara, y también de otros estadios de LaLiga como Mestalla, La Rosaleda o el Nuevo Zorrilla, este último donde se implantará la temporada próxima. La nueva ley catalana secundará las que ya existen en el País Vasco (y que afecta, entre otros, a San Mamés, Anoeta, Mendizorroza e Ipurua), Inglaterra o la que se aplica en Mundiales y Eurocopas.

Página Siguiente »