El ‘sí’ de LeBron y Davis y el papel de Kidd: así se ganó a Howard el puesto en los Lakers

24 agosto, 2019 · Archivado en Anthony Davis, Baloncesto, Competiciones, Deportes, Dwight Howard, Equipos, Jason Kidd, Lebron James, Los Ángeles Lakers, NBA · Comentarios desactivados en El ‘sí’ de LeBron y Davis y el papel de Kidd: así se ganó a Howard el puesto en los Lakers 

El fichaje de Dwight Howard por los Lakers ha sido el último gran movimiento de la agencia libre. Si bien es cierto que hace unos años la llegada del pívot a la franquicia de púrpura y oro causó un auténtico terremoto, hoy en día su llegada no supone lo mismo. En los últimos años, el que fuera el hombre más dominante de la Liga ha perdido su estrella, y su retorno al equipo de Hollywood de rebote y tras la lesión de Cousins se ve con cierta cautela.

No es para menos. Su primera etapa con los angelinos estuvo marcada por los altercados con Kobe Bryant, sus choques con Mike D'Antoni y el alejamiento del aro de Pau Gasol, que vio como su compañero de por aquel entonces ocupaba en la zona un papel mucho mayor que él. Además, el jugador firmó con los Rockets tras tan solo una temporada en la histórica franquicia, saliendo por la puerta de atrás y sin dejar grandes recuerdos entre los aficionados angelinos.

Parece que las cosas han cambiado en los últimos tiempos. Howard, siempre dueño de un carácter ligeramente infantil y sin tener la ética de trabajo necesaria en un equipo campeón, ha dejado atrás, al menos aparentemente, el ego que le caracterizaba. Eso decía hace unos meses, y parece haberlo demostrado en los entrenamientos con los que se ha ganado un puesto en los Lakers.

Así lo ha revelado Shams Charania. El periodista ha dicho que cuando Cousins se lesionó, Howard y su agente Charles Briscoe, intentaron contactar rápidamente con alguien de confianza de dentro de la franquicia. Después de que los Lakers recibieran el permiso por parte de los Grizzlies para contactar con su jugador, hablaron con Rob Pelinka, General Manager del equipo. Tras esto, encontraron a su persona de confianza en Jason Kidd, una figura clave en la operación.

El ex jugador y hoy asistente de los Lakers tiene una estrecha relación con el pívot desde que ambos compartieran equipo en la selección de Estados Unidos que se hizo con la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Según Charania, ambos hombres se reunieron para recordar su época de jugadores en una charla en la que Howard trasladó a su antiguo compañero lo mismo que ha venido diciendo en los últimos meses: que ha aprendido de las últimas temporadas y ha comprendido que es uno más dentro de la Liga. Que debe centrarse en la defensa y jugar cuando se le pida.

El center también se mostró dispuesto a apoyar a Davis y LeBron en lo que fuera necesario para la consecución del campeonato. Todo esto convenció a Kidd, que programó junto al resto del cuerpo técnico de los Lakers el entrenamiento de Howard para el jueves (en la misma semana en la que verían al resto de agentes libres). Sin embargo, el pívot apareció el miércoles por la tarde en las instalaciones del equipo, algo que sorprendió positivamente a los funcionarios de la franquicia, con los que el ex de los Magic charló amigablemente.

La reunión con los jugadores

El jueves por la mañana, en el entrenamiento programado, se observo a Howard en una gran forma, y algunas fuentes de los Lakers lo definieron como "increíble". Davis, Rondo o McGee fueron algunos de los miembros de la plantilla que se acercaron a verle entrenar cuando se corrió la voz. Luego, Dwight habló con todos los jugadores en una reunión que, según Charania, fue convincente y emotiva.

El pívot confesó que había tocado fondo durante la pasada campaña y reveló que no era el tipo de jugador que tenía que pasar por tres equipos en tres años. Reveló que estaba intentando encontrar una nueva mentalidad en su vida, reconociendo que no se había tomado el juego lo suficientemente en serio.

En la reunión se ganó a los jugadores, incluido LeBron. También a Davis, que quiere jugar al lado de un '5' puro. Howard se mostró dispuesto a jugar lo que le pidieran, y es consciente de que tendrá que pelear contra McGee por el puesto de pívot titular

Según Charania, los Lakers afirmaron que en las sesiones de entrenamiento, la antigua estrella no parecía un jugador apunto de disputar su decimosexta temporada en la Liga, sino alguien que está buscando un equipo previo al draft. Esa actitud impresionó a la franquicia, que dejó dos frases que el periodista de The Athletic resaltó por encima del resto.

"Howard ha llegado a la conclusión de que esta es la mejor oportunidad para ganar un título".

"Dwight está listo. No puede esperar".

El pívot ha logrado su objetivo y vuelve a Los Ángeles con intención de resarcirse de su anterior etapa (2012-13) y de encontrar de nuevo su lugar en la mejor Liga del mundo.

Eligen los 10 mejores tiros de la década: con cada uno les recorrerá un escalofrío mayor

22 agosto, 2019 · Archivado en Baloncesto, Chris Paul, Competiciones, Damian Lillard, Deportes, Kawhi Leonard, Kyrie Irving, Lebron James, NBA, Ray Allen, Stephen Curry · Comentarios desactivados en Eligen los 10 mejores tiros de la década: con cada uno les recorrerá un escalofrío mayor 
La CBS ha sido la encargada de elaborar este ránking repleto de tiros emocionantes. Partidos y series apretadas que se decidieron con estas maravillas.

Polémica: La NCAA pone una norma contra ‘Rich Paul’, mano derecha de LeBron

7 agosto, 2019 · Archivado en Baloncesto, Chris Paul, Competiciones, Deporte universitario, Deportes, División I Baloncesto NCAA, Lebron James, NCAA, Organizaciones deportivas · Comentarios desactivados en Polémica: La NCAA pone una norma contra ‘Rich Paul’, mano derecha de LeBron 

La NCAA (National Collegiate Athletic Association) ha emitido un comunicado en que expone una serie de requisitos a la hora de representar a jugadores en su primer año de universidad. Fue el curso pasado cuando la propia liga universitaria concedía a los deportistas de primer curso la opción de poder contratar a un agente que les ayudase en el caso de que se quisieran declarar elegibles para el draft. Sin embargo, a partir de ahora se aplicarán nuevas limitaciones a aquellos agentes que quieran representar a estas futuras promesas de la NBA.

Los requisitos necesarios que han de cumplir los agentes, según adelantó John Rothstein (CBS Sports), serán tener una licenciatura, tener un certificado y estar registrado en la asociación de jugadores de la NBA (NBPA) durante al menos tres años, tener un seguro de responsabilidad profesional y, finalmente, realizar un examen personal en la sede de la NCAA en Indianápolis (Indiana) en el mes de noviembre.

El principal damnificado ante esta lista de exigencias de la NCAA es Rich Paul, agente de jugadores como Draymond Green, Anthony Davis, Ben Simmons, John Wall o LeBron James entre otros, destacando la amistad con este último. Concretamente la norma que exige una diplomatura ha sido bautizada en en el mundo de la NBA como la 'Rich Paul Rule', pues este agente no se graduó en la universidad: por cosas del destino, conoció a LeBron en un avión en 2002 y se convirtió en su mano derecha pocos años después.

El caso de LeBron podría ser uno de los motivos por el que la NCAA aplican estas restricciones: la estrella de Akron dio el salto a la NBA sin pasar por la universidad, y eso, en jugadores de potencial y futuro como lo era el alero, supone una gran pérdida en todos los sentidos para la liga universitaria. Por aquel entonces, Paul ayudó a LeBron a iniciar su carrera profesional sin pasar por la NCAA, algo que ahora la propia asociación quiere evitar. Ese comunicado ha despertado muchas opiniones en el entorno del baloncesto norteamericano, destacado las quejas de varias estrellas.

La NBA elige a los mejores quintetos de la década: Kobe en el tercero y Nowitzki fuera

6 agosto, 2019 · Archivado en Baloncesto, Competiciones, Deportes, Dirk Nowitzki, Dwyane Wade, James Harden, Kevin Durant, Kobe Bryant, Lebron James, NBA, Stephen Curry · Comentarios desactivados en La NBA elige a los mejores quintetos de la década: Kobe en el tercero y Nowitzki fuera 

La década de los 2010 en la NBA siempre será especial para el deporte español: el bucle fue abierto por Pau Gasol, que se consagró en la mayor liga del mundo al levantar su segundo título, y su hermano Marc se encargó de cerrarlo el pasado mes de junio tras coronarse campeón de la competición con los Raptors. Precisamente esas dos temporadas, la de inicio y fin, son las únicas en las que el nombre de LeBron James no aparece en una finales de la NBA. Un hombre que comenzó dominando esta era con los Miami Heat y la cerró en sus orígenes, regalándole a los Cavs en 2016 su primer título ante uno de los mejores equipos de siempre, los Golden State Warriors, y con una de las remontadas más memorables que se recuerdan.

Grandes encuentros protagonizados por grandes estrellas. Algunas de ellas ya han puesto fin a su carrera deportiva con un último baile como Dwyane Wade o Dirk Nowitzki. Otras tantas con un margen de crecimiento aún por descubrir como Giannis Antetokounmpo, y muchas de ellas generacionales como el alero de Akron o el ya retirado Kobe Bryant. 

Muchos de estos nombres, que casi con total seguridad tendrán su hueco en el Hall of Fame de la competición, han servido de ejemplo para varios analistas de NBA y productores de NBA TV para formular y publicar sus tres mejores quintetos de la década, acotada desde la temporada 2009/10 hasta la pasada. La única norma aplicada en su elección era la de elegir a dos jugadores exteriores (backcourt) y tres de perfil interior (frontcourt).

1º quinteto: Curry, Harden, LeBron, Durant y Kawhi

Encabezan este quinteto LeBron y Durant, dos aleros que han estado presentes en todos los All-Star de la década y han sido MVP de las finales en las que han terminado levantando el título de la NBA (tres y dos respectivamente) entre sus muchos logros. Stephen Curry, por su parte, se ha convertido en el triplista más efectivo y uno de los bases más habilidosos del siglo, y James Harden pasará a la historia de la NBA con sus 18 partidos con 50 o más puntos. Nadie ha firmado tal registro en esta era. Finalmente está Kawhi Leonard, único jugador que ha sido capaz de ganar el anillo con dos equipos de distinta conferencia y siendo MVP en sendas finales. Sin hacer mucho ruido y con tanto esfuerzo como talento, se ha convertido en uno de los jugadores más completos que se recuerdan.

2º quinteto: Paul, Westbrook, Anthony, Griffin y Davis

El talento en la dirección de juego de Chris Paul y su nivel defensivo le encumbran a esta segundo quinteto. A su lado está Russell Westbrook, el único jugador de este elenco en ganar un MVP, en su caso de la temporada. Por no hablar de los tres años consecutivos en los que ha promediado un triple-doble. La etapa actual que vive Carmelo Anthony, luchando por una oportunidad para dar sus últimos coletazos en la liga, no ensombrece el hecho de que sea un brillante lanzador de larga distancia y el alero más anotador de la década tras LeBron y Durant. La pintura en este caso está cubierta por Blake Griffin, el único de esta década en jugar los All-Star en su temporada rookie (y junto a Yao Ming, los únicos en lo que va de siglo). Anthony Davis cierra este grupo. Un jugador temible en sendos aros. Uno de aquellos que apunta a ser generacional (solo tiene 25 años).

3º quinteto: Wade, Bryant, George, Aldridge y Antetokounmpo

El juego exterior de este bloque lo protagonizan dos jugadores que ya se han retirado y que ya son historia por lo que han sido y lo que han conseguido. Wade dominó la primera mitad de esta década con los Heat, sumando dos anillos junto a LeBron y Chris Bosh en cuatro finales. Por su parte, Kobe logró su último título al inicio de esta era en un duelo para la historia con los Celtics, engrosando un palmarés que necesitaría más de un párrafo para enumerarlo. Como alero destaca Paul George, seis veces All-Star y uno de los mejores jugadores más completos de los últimos años. La irrupción del Giannis Antetokounmpo en la liga, convirtiéndose en MVP con tan solo 23 años y liderando el mejor equipo de la pasada temporada regular han sido algunos de los factores que le otorgan este honor. Finalmente cierra la lista LaMarcus Aldridge. La gran sorpresa, seguramente, para muchos. El interior de los Spurs ha sido siete veces All-Star, promediando en 20,8 puntos y 8,9 rebotes en esta década, pero nunca ha ganado nada a nivel individual o en equipo.

Las grandes ausencias: Nowitzki, Kyrie, Thompson, Duncan...

Seguramente el nombre que más se echa en falta en estos quintetos sea el del alemán Dirk Nowitzki: el hombre que le dio el único titulo de su historia a los Mavericks, siendo el MVP de las finales y el máximo anotador de esos playoffs de 2011. También destacan nombres como Kyrie Irving, uno de los grandes culpables de la remontada que dio el título a los Cavs en 2016, anotando un triple más que decisivo en el séptimo partido de esas finales. Klay Thompson tampoco se queda atrás: gran defensa, mortífero desde el triple y, sin necesidad de egos ni afán de protagonismo, parte fundamental del engranaje de unos Warriors que han sumado tres títulos en el último lustro. Finalmente, otro de los jugadores que podría haber aparecido en las listas anteriores es el de Tim Duncan, que además de conseguir su quinto anillo en 2014, ya es uno de los mejores defensores de la historia.

Lebron-Davis, Kawhi-George… los nuevos dúos que agitaran la NBA

La NBA está viviendo uno de los periodos más convulsos que se recuerden a estas alturas de año. No han pasado ni dos semanas desde que se abriera el mercado de verano, uno con una cantidad ingente de estrellas que se convertían en agentes libres y que ya han encontrado hueco en sus nuevos destinos. Estos movimientos han desatado un terremoto tremendo en el panorama de la liga norteamericana, haciendo que el número de aspirantes al título crezca de manera considerable.

Aún faltan algo más de tres meses para que la nueva temporada de comienzo, y a pesar de que los mejores agentes libres, que eran muchos, ya tienen equipo, se siguen dando réplicas del seísmo en el mercado en forma de intercambio. La última de ellas fue el que se produjo el pasado viernes, que mandaba a toda una institución de Oklahoma como Russell Westbrook a Houston a cambio de Chris Paul y dos primeras rondas del draft más otras dos intercambiables.

El crecimiento exponencial en los últimos años del big three para ser considerado aspirante al título está dando paso a nuevos dúos estrella que estén rodeados por un grupo más sólido, equilibrado y complementario. 

1. LeBron James y Anthony Davis (Los Angeles Lakers)

Fue la primera de las parejas que se formó de cara a la nueva temporada. Hace poco menos de un mes se supo que el pívot, entonces en los Pelicans, acabaría en Los Ángeles para jugar codo con codo con LeBron James. El intercambio mandaba a Lonzo Ball, Brandon Ingram, Josh Hart y tres primeras rondas del draft a Nueva Orleans. La idea inicial de la franquicia tras este movimiento era conseguir una tercera estrella pero eso no sucedió. Por lo tanto han optado por rodear a sus dos grandes talentos de jugadores con menor peso pero con experiencia como Danny Green, Rajon Rondo, Avery Bradley; y otros algo más jóvenes o que buscan volver a ser lo que eran como Quinn Cook o DeMarcus Cousins.

2. Kyrie Irving y Kevin Durant (Brooklyn Nets)

Esta será la pareja que más tiempo tarde en mostrar su potencial en conjunto. La rotura del tendón de Aquiles tendrá a Kevin Durant alejado del parqué gran parte de la próxima temporada o, en el peor de los casos, en su totalidad. Por lo tanto será Kyrie Irving quien lidere a un grupo que el pasado año se convirtió en la gran sorpresa de la liga, haciéndose hueco en el este y consiguiendo plaza en los playoffs. Han reforzado también la pintura con Taurean Prince y DeAndre Jordan, y mantienen jugadores con gran potencial como Caris LeVert, Jarrett Allen o Joe Harris, ganador del último concurso de triples, sin olvidar a Spencer Dinwiddie o Rodions Kurucs en la rotación. Sin duda, un equipo muy completo, incluso a la espera de Durant.

3. Kawhi Leonard y Paul George (Los Angeles Clippers)

El movimiento estrella y, sin duda, el mas sorprendente del mercado de fichajes. Tanto Raptors como Lakers vieron como el vecino de los segundos les levantó a la joya de la corona del mercado de agentes libres. El MVP de las finales y campeón de la NBA Kawhi Leonard se iba a Los Ángeles y llegaría con un extra: Paul George. Sendos jugadores se reunieron antes del movimiento. Querían jugar juntos y querían hacerlo en L.A., ciudad de donde son naturales. Finalmente su deseo se cumplió, convirtiendo automáticamente a los Clippers en un serio candidato al título del próximo año. A su alrededor contarán con jugadores como Patrick Beverley, Montrezl Harrell, formando, junto a los dos fichajes, una de las mejores defensas de la liga. Siguen contando en la rotación con Lou Williams, mejor sexto hombre de la NBA; y además de presente, también tienen futuro gracias a potenciales como Landry Shamet o Ivica Zubac. Por si esto fuera poco, Doc Rivers a los mandos de la nave. 

4. Russell Westbrook y James Harden (Houston Rockets)

El último movimiento de peso en el mercado hasta la fecha y, posiblemente, uno de los más arriesgados. Sendos jugadores se conocen de su etapa en Oklahoma y su amistad ha sido una de las grandes valedoras para que Westbrook considerara Houston como el destino idílico si los Thunder, equipo en el que ha jugado sus once temporadas como profesional, decidían traspasarle. El perfil de ambos, MVPs de la temporada regular en las temporadas 2016 (Westbrook) y 2017 (Harden), es muy similar: ambos necesitan tener el protagonismo y llevar la batuta y el ritmo de juego. Son dos de los jugadores que más triples-dobles (y pérdidas de balón) acumulan al final de temporada y eso solo se consigue siendo el epicentro de un equipo. Eso no quita que sean dos de los mejores jugadores que hay en el panorama NBA. De ahí que esta combinación pueda acabar siendo, para bien o para mal de los Rockets, una bomba de relojería. A su alrededor contarán con Eric Gordon, P.J. Tucker y Clint Capela bajo el aro.

5. Stephen Curry y D'Angelo Russell (Golden State Warriors)

A falta de Klay Thompson, que se perderá gran parte del próximo curso tras su rotura de ligamentos en la rodilla, D'Angelo Russell acompañará a Stephen Curry, buque insignia de la franquicia, en su lucha por recuperar el estatus alcanzado en los últimos cinco años. La nueva incorporación de los Warriors explotó el curso pasado en Brooklyn, demostrando que es capaz de liderar un proyecto y de meterlo en playoffs, algo contra todo pronóstico hace un año. Ahora formará pareja exterior con uno de los mejores tiradores de la historia. A pesar de las tremendas dificultades que iba a tener el equipo californiano para mantener a todas sus piezas, ha sabido moverse bien en el mercado. Junto a Durant, han hecho las maletas jugadores como Cousins y referencias con gran experiencia como Andre Iguodala o Shaun Livingston. Sin embargo, el eje de la defensa, Draymond Green, sigue en el equipo y llegan otros jugadores con potencial con Willey Cauley-Stein o Alec Burks para reforzar la rotación. El principal objetivo: recuperar aquel juego que enamoró en la primera mitad de su gloriosa etapa. 

Página Siguiente »