«LeBron es el que más me sorprende por lo que mueve»

23 abril, 2020 · Archivado en Baloncesto, Competiciones, Deportes, José Manuel Calderón, Lebron James, NBA · Comentarios desactivados en «LeBron es el que más me sorprende por lo que mueve» 

El exjugador español José Manuel Calderón, recientemente retirado 14 de años de carrera en la NBA, se ha referido a LeBron James como el jugador que más le ha "sorprendido" por "todo lo que mueve tanto dentro como fuera de la pista".

"LeBron es el que jugador más me ha sorprendido por todo lo que conlleva, lo que mueve tanto dentro como fuera de la pista. Como jugador es el más completo, en conjunto creo que es bueno en todo. Su pensamiento era querer ganar cada día, ser el primero y el último en irse pero de verdad, no tiene días libres cuando empieza la temporada. Y como persona es súper inteligente y puedes hablar con él de todo", explicó Calderón en declaraciones a DAZN que recoge Europa Press.

Lillard, Curry, Harden… Los vaciles más grandes de la última década

14 abril, 2020 · Archivado en Baloncesto, Blake Griffin, Competiciones, Damian Lillard, DeAndre Jordan, Deportes, James Harden, James Johnson, Joe Johnson, Kobe Bryant, Lance Stephenson, Lebron James, NBA, Stephen Curry · Comentarios desactivados en Lillard, Curry, Harden… Los vaciles más grandes de la última década 

Es tiempo de listas a falta de competición de la que hablar. Y una de las más curiosas e inesperadas es la que ha recopilado Bleacher Report con aquellos momentos que recuerdan más a una cancha de barrio que una pista profesional. El título literal del artículo es Clasificación de los momentos más sucios e irrespetuosos de la NBA de la última décadaasí que ya se pueden hacer una idea de por dónde van los tiros. Andy Bailey, que es el encargado de escribirlo, incluye 15. Nosotros lo dejaremos en 10, cantidad suficiente para darse cuenta que no todo es limpio y brillante en los highlights. Aviso: hay vídeos de todas las jugadas y estamos seguros que en cuanto las vean las recordarán como si las hubiesen visto ayer mismo por primera vez.

10. Joe Johnson no respeta a sus mayores (2012-13)

En su última temporada con los Boston Celtics (2012-13), Paul Pierce se encontró con un jugador que era, de alguna manera, una versión más joven de sí mismo. Joe Johnson, entonces con los Brooklyn Nets, no tuvo piedad de la leyenda. Con los primeros botes Johnson pone la pelota por delante, básicamente rogándole al Pierce del pasado que vuelva. El crossover es tan bajo que, literalmente, Pierce no puede levantar su cuerpo del suelo. Es como si se moviese a cámara lenta ante un rival que ya ni siquiera estaba allí.

9. Lance Stephenson se contonea delante de Courtney Lee (2013-14)

Aquí están sucediendo muchas cosas, como suele pasar con Lance Stephenson. Un bonito giro  hace que Courtney Lee avance en un sentido antes de que un cambio brusco hacia la izquierda lo haga caer. Stephenson entonces se levanta poderoso en el aire y la clava desde 6 metros con su rival mirándole desde el suelo. Todo eso en sí mismo probablemente habría justificado un puesto en esta lista lista, pero es lo que hace justo después el jugador de los Pacers lo que le aseguró un lugar en el top 10. Un contoneo en dirección a Lee, valiéndose de todo su cuerpo en un bailecito que a buen seguro no le sentó nada bien a Lee ni a nadie de los Celtics.

8. LeBron James arrasa a Jason Terry (2012-13)

Puede que la diferencia de tamaño entre ambos jugadores ayudase a la resolución de la jugada, pero aún así sigue siendo todo un espectáculo. Lo que hay que preguntarse es en qué estaba pensando Jason Terry para intentar bloquear el mate de LeBron James. El Rey, en su época de plenitud física en Miami, arrasa literalmente con él, llegando en carrera, agarrando el balón en el aire y hundiéndolo en la canasta como si el jugador de los Celtics fuese invisible. O casi, porque nada más anotar le echa una miradita. Sin recrearse tampoco. LeBron debió pensar que los hechos acaban de hablar por si solos.

7. James Johnson revienta el aro delante de Andre Drummond (2014-15)

Algunas de las frases de la retransmisión de los Raptors deja claro lo que estamos viendo: "¡Un mate monstruoso!", "Es absurdo", "Tienes que estar de broma", "Es el mate más sucio de la temporada", "Es un de los mejores que he visto en directo en toda mi vida". Era como si cada frase intentara buscar las palabras exactas para describir lo que acababan de ver sin llegar a dar con ellas en toda su dimensión. Y es que no estamos hablando de un mate debajo del aro por encima de un cualquiera. Se trata de un salto desde fuera de la bombilla, encontrándose en mitad del vuelo con Andre Drummond, uno de los tipos más grandes de la liga, para reventar el bal´´on en la canasta. Todo ello le convierte en un mate digno de concurso.

6. Kobe Bryant posteriza a dos jugadores a la vez (2012-13)

Habría varias jugadas de Kobe Bryant para elegir en esta década, pero ésta en la que posteriza a dos jugadores de los Nets quizá sea la más recordada. Estamos en la temporada 2012-13, la misma en la que se rompió el tendón de Aquiles. Antes de eso estaba en una forma impresionante y para muestra esta jugada de un tipo, no lo olvidemos, de 34 años y con infinidad de kilómetros en las piernas. A alguien así no se le espera ver haciendo este tipo de cosas. Pero Kobe, después de superar la defensa en el perímetro de Gerald Wallace, encara la canasta por la zona central de la defensa de los Nets. Y a pesar de que Wallace se recupera y se coloca cadera contra cadera y de que Kris Humphries se vuelve a tiempo para ayudar a defender el aro, el 24 de los Lakers no solo salta por encima de los dos. Da la sensación de atravesarles.

5. James Harden hace desmoronarse a Wesley Johnson (2017-18)

Puede que haya quien diga que James Harden le da un pequeño empujón con el brazo a James Johnson y que eso es lo que provoca la caída del jugador de los Clippers. Es cierto, pero es todo lo que pasa después lo que coloca a esta jugada en el Top 5. La forma de irse al suelo de Johnson, que no es la más glamurosa de la historia; Los segundos que Harden se queda parado en la línea de tres con el balón, recreándose en la acción antes de meter el triple; Las voces con las que vuelve a su campo para dejar claro lo que acaba de pasar, por si alguien no lo había visto. Una vacilada de primera categoría.

4. Blake Griffin destroza a Kendrick Perkins (2011-12)

¿Cómo es posible que esta jugada sea sólo el número cuatro? ¿Y cómo es posible que sólo haya una jugada de Blake Griffin en es lista? De hecho tiene varias similares, como un mate sobre Tomofey Mozgov (aunque en aquel caso no llegó a tocar el aro) u otra en transición con Danio Gallinari como víctima. Pero como se ha marcado la regla de incluir una sola jugada por cada jugador, se queda con esta en la que Kendrick Perkins acaba destrozado en el intento de bloquear al que quizá sea el mejor jugador de la historia haciendo mates en juego. Y propone un juego: parar el vídeo en el momento en el que Griffin está en lo alto de su vuelo. Da igual donde lo detengas exactamente, porque sea cual sea la imagen que se quede congelada probablemente te entre la risa tonta conociendo el resultado final.

3. DeAndre Jordan aniquila a Brandon Knight (2012-13)

Los Clippers de la Lob City tienen una media de +9,1 puntos por cada 100 posesiones con DeAndre Jordan y Blake Griffin en cancha. Pero nadie se acuerda de ellos por el +/- por cada 100 posesiones tanto como por este tipo de jugadas. Cuando el balón volaba cerca del aro rival solían pasar cosas espectaculares, y esta seguramente se lleve la palma: el mate desde su casa, la forma de caer de Brandon Knight como un peso muerto, los pasos de Jordan por encima del rival tumbado en el suelo, la cara que pone al regresar a la pista que ya es un clásico de la liga y los memes. Y por si todo esto fuese poco, también anota el tiro libre adicional en una temporada en la que promedió un 36,8%. La guinda del vacile

2. Stephen Curry marea a los Clippers (casi) al completo (2014-15)

Esta jugada podría haber sido peor. Stephen Curry podría haber mareado a los cinco jugadores de campo, pero se conformó con hacerlo sólo con cuatro de ellos (JJ Redick, que estaba cubriendo a su par en una esquina, fue el afortunado que no sale en la foto). Matt Barnes, Chris Paul, DeAndre Jordan y Spencer Hawes no corrieron la misma suerte. En lo que duran dos o tres segundos y en un espacio muy, pero que muy reducido, Curry se pone a botar el balón entre todos ellos haciéndoles parecer niños pequeños, primero dirección a la canasta para volver sobre sus pasos y salir otra vez a la línea de tres. Y acaba tirando un triple a la media vuelta que sería un tiro horriblemente seleccionado para cualquier otro jugador de la historia del baloncesto. Lo mete, claro. Jeff Van Gundy, que estaba comentando el partido para la ESPN, aseguró que era el mejor movimiento que había visto en su vida. Puede que no le falte razón, porque lo que hizo Curry con los Clippers aún no tiene explicación.

1. Damian Lillard le dice adiós a Russell Westbrook (2018-19)

"Cada vez que juegue contra Russell Westbrook voy a respoderle. No me intimida, no me importa lo que diga de mí. Él empezó con esto y yo le voy a contestar cada vez", contaba Damian Lillard en una entrevista con The Athletic. En las eliminatorias del año pasado sus acciones hablaron más alto que sus palabras. Después de estar sufriendo trash talking durante toda la eliminatoria de primera ronda, Lillard se planta ante Paul George a una distancia de 11 metros de la canasta y justo cuando se consumían los últimos segundos del quinto partido se levanta para clavar un triple descomunal y mandar a los Oklahoma City Thunder a casa. Pero lo que de verdad eleva esta jugada hasta el primer puesto de la lista es el gesto que Lillard le hace a Westbrook justo después de eliminarle: con la mano diciéndole adiós mientras mantiene un rictus inmutable, como si cargarse a los Thunder con un triple sobre la bocina fuese pan comido. La misma cara que mantiene mientras se le han tirado todos su compañeros encima segundos después y que se hizo mundialmente famosa.

«Kobe se convirtió en Jordan y LeBron es la mezcla de los dos»

25 marzo, 2020 · Archivado en Baloncesto, Competiciones, Deportes, Equipos, Kobe Bryant, Lebron James, Los Ángeles Lakers, Michael Jordan, NBA, Shaquille O’Neal · Comentarios desactivados en «Kobe se convirtió en Jordan y LeBron es la mezcla de los dos» 

La muerte de Kobe Bryant ha vuelto a abrir las comparaciones de 'The Black Mamba' con otras leyendas de la NBA. La más sonada, porque no lo escondían ninguno de los dos protagonistas, era con Michael Jordan. Bryant siempre quiso ser como Jordan, reproduciendo muchos de sus movimientos y también la mentalidad ganadora y agresiva que tenía dentro y fuera de la pista. Uno de los que vivió las dos épocas de cerca fue Shaquille O'Neal, que jugó en el Este cuando Jordan todavía estaba activo y se pasó a los Lakers para conseguir el campeonato con Bryant hasta tres veces.

A Shaq, ahora analista televisivo de la Liga en el conocido Inside The NBA de TNT, le han preguntado esta vez por algunos de sus ex-compañeros, no sólo por Bryant. Se incluía en la conversación Brandon Robinson a Penny Hardaway, con quien estuvo en los Magic, o a LeBron James, con quien coincidió en los Cavaliers, aunque también se nombraba a Steve Nash, Grant Hill, Nate Robinson o Kevin Garnett. O'Neal quiso matizar que prefería no comparar porque "la gente se lo va a tomar a mal, de un modo personal", ya que la pregunta sobre la que giraba la conversación era qué similitudes tenían los mencionados en cuanto a temperamento, pero el ahora ex-jugador respondió lo siguiente:

"Penny fue un 'Magic' Johnson joven y yo era un Kareem Abdul-Jabbar joven en aquellos Magic. Luego, los Lakers: Kobe fue un Michael Jordan joven antes de convertirse en Michael Jordan, y LeBron James es la mezcla de los dos. Y en los Heat era D-Wade el que pasó de ser Kobe Bryant a ser él mismo. Lo definiría así"

LeBron James, sobre su futuro: «De los Lakers el resto de mi vida»

20 marzo, 2020 · Archivado en Baloncesto, Competiciones, Deportes, Equipos, Lebron James, Los Ángeles Lakers, NBA · Comentarios desactivados en LeBron James, sobre su futuro: «De los Lakers el resto de mi vida» 

Los Lakers se han visto salpicados, por el momento, con dos casos de contagio por coronavirus, aunque se desconoce públicamente de quiénes se trata. La NBA atraviesa por un momento de parón que no se sabe cuánto durará y qué consecuencias traerá para el futuro próximo de la Liga. El que ha querido desmentir rumores haciendo una sesión de preguntas y respuestas en su casa y rodeado de sus hijos y su mujer es LeBron James, en perfecto estado pese a las noticias que concernían pocas horas atrás a su franquicia. 

De esta batería de cuestiones a las que respondió 'The King' destacan algunas... 

El equipo para el que no jugaría"No sé, tengo que dejar opciones abiertas porque sigo jugando a esto, pero diré algo: no tengo la más mínima intención de moverme de aquí. Seré de los Lakers durante toda mi vida"

Su jugador de fútbol favorito: "Tengo muchos. Para empezar, todos los del Liverpool. Y luego, Mbappé, Neymar, Cristiano Ronaldo, Messi, todos esos chicos son leyendas. ¿Zlatan? Zlatan [Ibrahimovic] está muy loco..." 

¿Disfruta del parón?: "No, para nada, echo de menos jugar al baloncesto, que es lo que siempre hago. Echo de menos estar ante los aficionados de los Lakers y de la afición rival cuando estamos fuera de casa. Además estábamos en un punto de la temporada en el que íbamos dando ya el paso hacia los 'playoffs'... Lo bueno es que estoy disfrutando de tiempo con la familia que no suelo tener en esta parte del año, pero amo lo que hago y sólo estoy bien si lo hago" 

Lo que más ha aprendido jugando con Wade: "Me pasaría horas hablando de él. Pero destaco su capacidad para ejercer como padre, me enseñó mucho cuando estuve en Miami. Por ejemplo, contándome cómo había sacado adelante a Zaire cuando estaba en la universidad y sin tener ningún ingreso económico"

El 6º partido de las finales de la Conferencia Este de 2012 ante los Celtics: "Yo pensaba: 'Como perdamos, Pat Riley va a destruir esto'. Hubiera sido la ruptura más rápida de la historia del baloncesto y mi legado habría quedado muy tocado" 

Vídeos que está viendo en el confinamiento: "Estoy poniéndose vídeo antiguos. Por nombrar alguno, Kobe, KD, Jordan, Dion Sanders, Ken Griffey, Shaq y yo mismo"

Los Lakers dan miedo: LeBron se impone a Kawhi y reclama su corona

8 marzo, 2020 · Archivado en Baloncesto, Deportes, Equipos, Kawhi Leonard, Lebron James, Los Ángeles Lakers · Comentarios desactivados en Los Lakers dan miedo: LeBron se impone a Kawhi y reclama su corona 

La fiebre amarilla. Así definía Andrés Montes al fenómeno originado por los Lakers de principios de siglo. Esos que ganaron tres anillos consecutivos, sobrevivieron a todos y a todo y escaparon de situaciones imposibles para dominar la NBA con Shaquille O'Neal, Kobe Bryant y Phil Jackson a la cabeza. Un capítulo más dentro de la que puede ser la franquicia más importante de la historia de la competición norteamericana. Una entidad que ha superado fronteras, que ha llegado a todos los rincones del mundo y ha pasado a ser la protagonista absoluta de la NBA moderna, esa que inició David Stern en los 80 y que dejó atrás a los ya prehistóricos Celtics de Bill Russell para encontrar nuevos héroes (Magic, Bird y compañía) y alcanzar una nueva dimensión. Desde entonces, los angelinos han logrado 10 campeonatos, cinco con Magic y otros tanto con Kobe. Los bostonianos, que siguen teniendo más anillos que nadie (17 por 16 de los de púrpura y oro) han ganado cuatro, uno desde 1986. Y los Clippers, en las antípodas de sus compañeros de ciudad, han ido a los playoffs en 11 ocasiones, 14 en total en sus 50 años de historia. No hay sitio para todos y Los Ángeles tenían dueño. 

Es posible que los últimos años hayan hecho olvidar que una parte importante de la historia pertenece a los Lakers. Del pasado no se vive y quizá, la dinastía forjada por los Golden State Warriors unidas al triunfo de los Cavs en 2016 remontando un 3-1 en unas Finales por primera vez en la historia y al de los Raptors, primeros canadienses en conseguirlo, hace unos meses, haya hecho pensar al aficionado medio que toda revolución es posible. Al fin y al cabo, el juego ha cambiado, se tiran más triples que nunca, los pívots dominantes son una especie en peligro de extinción y los jugadores están más empoderados de lo que han estado jamás. Quizá, solo quizá, entre tanto aire de cambio, alguien pensó que en la ciudad más carismática de los Estados Unidos podrían reinar el hermano malo de los Lakers. Que los Clippers, esa franquicia que otrora fue el hazmereír de la Liga, podía dominar una ciudad que es casi más difícil de conquistar que la propia NBA. Porque en Los Ángeles no vale solo con ganar. En Los Ángeles hay que hacer mucho más. Y es posible que los Clippers acaben ganando el anillo. Tienen plantilla para ello. Pero, después de lo visto esta noche, tendrán que sudar y mucho si quieren acabar en una serie a siete partidos con LeBron, los Lakers, todo lo que ello supone y la idiosincrasia y la historia de una ciudad que, por muchos aires de cambio que soplen, siempre añora lo imperecedero. En este caso, la fiebre amarilla

Los Lakers se han impuesto a los Clippers en una victoria que tiene un valor más grande que las demás. Ocurre tan solo dos días después de vencer a los Bucks en el Staples, por lo que en apenas 72 horas, los angelinos han vendido a un equipo que hace unas semanas aspiraba a llegar a la 70 victorias y a su máximo rival en el Oeste. Uno que, además, les había ganado en los dos encuentros anteriores y que estaba imbatido con su plantilla sana (10-0 hasta ahora). Casi nada para los de púrpura y oro, que llevan un camino ascendente que disipa las pocas dudas que venían generando en una temporada que, acabe como acabe, está siendo increíble para ellos. Y con LeBron, sus 35 años y sus 17 temporadas, a un nivel excelso en un intento, quizá el último, de recuperar su corona. Una que ha brillado como ninguna en la cabeza de El Rey, que vio como su dominio de la competición desaparecía la temporada pasada, en la que se perdió los playoffs por primera vez desde 2005 y acabó con su racha de 8 Finales disputadas de manera consecutiva. LeBron no está dispuesto a ceder ante nadie; y mucho menos ante Kawhi Leonard, ese hombre llamado a sustituirle y al que han llegado (incluso) a poner a su altura tras los playoffs del año pasado, impresionantes (todo hay que decirlo) para el alero.

El encuentro en el Staples, tras dos victorias consecutivas de los Clippers ante los Lakers, se antojaba vital para ver donde se encontraban de verdad ambos equipos. Y si unos han demostrado que llegan a los playoffs en una forma excelente, otro andan en terreno pantanoso y siguen con unas dudas inversamente proporcionales a la plantilla que tienen. El inicio del encuentro fue igualado y los Clippers tomaron la iniciativa antes del descanso, cuando amenazaron con romper el partido, pero los de púrpura y oro, anoche de blanco, resistieron y se fueron con una desventaja de tan solo 4 puntos (53-49) que llegó a ser peligrosa minutos antes (47-38). En este punto del partido se pusieron varias cosas en evidencia. Primero, que Marcus Morris todavía no ha encontrado su encaje en su nuevo equipo; el alero estaba con un 0 de 5 en tiros en el intermedio y no anotó su primer punto hasta el último periodo y desde la línea de tiros libres. Llevaba 27 minutos en pista y un ignominioso 0 de 9 en triples en su duelo con Markieff, su gemelo y la persona con la que llegó al estadio. Y segundo, que entre tanto aires de cambio, los dos equipos de la ciudad de Los Ángeles representan la oposición a la revolución. O la revolución dentro de la misma revolución. Llevaban un idéntico 2 de 14 en triples y la ausencia de tiro exterior (sobre todo de los Lakers) unida al estilo de juego de LeBron y Kawhi (posteo y mucho mid range y tiro en la zona sin renunciar al triple) hace que la hipotética serie de playoffs que podamos ver vaya a ser más cercana al baloncesto de antes que cualquier otra. Una buena noticia para los nostálgicos

La aparición de Rondo

El tercer cuarto fue el de los Lakers. Y concretamente, el de Rajon Rondo. Vilipendiado durante todo el curso, había estado desaparecido en los pocos minutos que estuvo en pista en la primera parte, pero empezó a carburar en la segunda. Entró por LeBron (0 puntos en este cuarto) cuando quedaban 6 minutos para el final del periodo y nada más salir habilitó a Bradley para que este lanzara un triple que seguía sumando en su cuenta particular, que se fue a los 24 puntos (tope de la temporada) con un 6 de 12 desde el exterior. Esencial el escolta tanto como Rondo, que en un espacio de tiempo de algo más de 4 minutos, sumó 4 puntos, 1 rebote y 5 asistencias que desmotraron que sí tiene algo que ofrecer. Penetró de forma valiente, impuso una marcha más en el ritmo del equipo y creó espacios para sus compañeros. Aprovechó para esto la ausencia de LeBron, que amasa el balón cuando esta y relega al playmaker a una esquina, un estilo de juego que no domina. Sin embargo, los Lakers siguieron jugando muy bien en el inicio del último periodo con ambos hombres en pista y el juego colaborativo se mantuvo en pista.

Ahí ya dominaban los Lakers, que se fueron 12 arriba (87-99) dentro de los últimos cinco minutos. Aún se acercaron los Clippers gracias a Kawhi (27 puntos pero irregular y sin respuesta ante LeBron), y se llegaron a poner a 6 (93-99), pero los angelinos no se arredaron. Habían caído en los dos encuentros anteriores contra los de Doc Rivers llegando al último cuarto en tablas (85 iguales en el choque inaugural y 86-86 en Navidad), pero en este empezaron dominando (81-85) y terminaron haciendo lo mismo. Como han hecho en los 42 encuentros a los que han llegado con ventaja a los últimos 12 minutos. Al final 100-112 con exhibición de LeBron en los últimos minutos, que incluyó asistencias tremendas a Davis (30+8 para él con un poderío tremendo en los dos lados de la pista) y una lectura excepcional de los instantes finales, penetrando cuando había que hacerlo para sacar faltas o forzando un 2+1 que celebró con una rabia inusitada. Los escarceos con Patrick Beverley, que está en todas, habían sido repetitivos y LeBron no estaba para bromas. Quiere la corona. Y sabe que está en una posición ideal para conseguirla.

Ni Anteto ni Kawhi han podido parar a LeBron en el último cuarto de sus respectivos partidos. Ninguno ha podido poner freno a uno de los mayores talentos de la historia. Un hombre que está acabando como un tiro y que está en 30 puntos, 8 rebotes y 10 asistencias desde el All Star, con un 55% en tiros de campo, 8 victorias en 9 partidos para los Lakers y habiendo acabado con el MVP de la última temporada regular y el MVP de las últimas Finales en apenas unos días. Y con Paul George, 31 puntos la pasada noche antes de llegar al último cuarto y desaparecer con cero tantos y apenas dos triples frontales intentados sin suerte. Los Clippers (primera derrota para ellos con toda la plantilla sana) siguen con ciertas dudas, con Lou Williams cuesta abajo después de sostener al equipo, load managment mediante, en buena parte del curso, Marcus Morris mal y ciertas carencias en una plantilla que, y esto es una obviedad, derrocha talento. Los Lakers, por su parte, sonríen. Tienen huecos por tapar, pero se han asegurado virtualmente el primer puesto del Oeste y no están lejos de unos Bucks que han bajado el pistón cuando nos acercamos al momento clave. Y, lo que es más importante, han disipado dudas y acusaciones sobre ser un equipo solo de regular season ganando a dos de las mejores franquicias de la competición. Y con LeBron volando y quién sabe si con más posibilidades que nunca de MVP. La fiebre amarilla ya está aquí.

Página Siguiente »