¿Dos bajas más para el Mundial? Sloukas y Milosavljevic

La Copa del Mundo pierde más efectivos. Estados Unidos irá con una selección con muchas bajas, en España faltan NBAs como Pau Gasol o Serge Ibaka o clásicos como Niko Mirotic o Sergio Rodríguez, estrellas europeas como Alekséi Shved o Nicolò Melli tampoco estarán, Canadá llega en cuadro... Y sigue la sangría. 

En las últimas horas se han producido dos percances importantes en dos selecciones con opción a todo en el torneo de China. 

Serbia ha perdido a Dragan Milosavljevic, algo que ha confirmado la propia federación, por una grave lesión de rodilla. Faltan más pruebas, pero el alero del Unicaja de Málaga se podría perder -además del Mundial- buena parte de la temporada en la Liga Endesa y la EuroCup. A Djordjevic todavía le falta por saber si Milos Teodosic se baja definitivamente del campeonato por otra lesión.

Grecia teme ahora por Kostas Sloukas. Se le ha dado de baja para el Torneo de La Acrópolis que está disputándose estos días y no viajará con el resto de la expedición a China para apurar los plazos. El base del Fenerbahçe sufrió un tirón la pantorrilla durante el partido de ayer ante Italia, que tiene pendientes también a Gallinari y Datome en la enfermería, y es seria duda para el Mundial.

El Fenerbahçe barre al Zalgiris y Obradovic suma 19 Final Four

25 abril, 2019 · Archivado en Baloncesto, BC Zalgiris Kaunas, Bobby Dixon, Competiciones, Deportes, Eliminatorias, Equipos, Euroliga, Fenerbahçe Ulker, Kostas Sloukas, Playoffs, Sarunas Jasikevicius, Zeljko Obradovic · Comentarios desactivados en El Fenerbahçe barre al Zalgiris y Obradovic suma 19 Final Four 

El legado de Zeljko Obradovic sigue creciendo, y con él el del Fenerbahçe. El equipo turco no dio opciones al Zalgiris Kaunas en el cuarto choque de los cuartos de final de la Euroliga y terminó imponiéndose por 82-99 con un Bobby Dixon en estado de gracia. El base norteamericano no falló un tiro hasta el minuto 28 y acabó el duelo con 32 de valoración tras anotar 25 puntos y 5 de 5 en triples, además de repartir 4 asistencias y 3 robos.

De esta manera, el Fenerbahçe se mete en su quinta Final Four consecutiva. Esa racha comenzó en 2015 con la llegada del técnico serbio al equipo, quien suma en estos momentos un total de 19 Final Four (una de ellas como jugador) y que luchará por conseguir su décima Euroliga. Lo hará tras lidiar con la olla a presión en la que se convierte el Zalgirio Arena en duelos como este, y que recuperó algo de fuelle tras un primer cuarto bastante gris por parte de los locales.

El bloque de Estambul salió a pista con varias marchas más. La intensidad defensiva ahogaba los ataques del Zalgiris y forzaban múltiples pérdidas. Eso junto al acierto exterior de un Fenerbahce liderado por Dixon regalaban la primera ventaja a los visitantes. Se pasó del 0-7 inicial al 5-21 y Jasikevicius paró el choque para arengar a los suyos. A partir de ahí se igualaron las tornas aunque el castigo se mantendría al final del primer cuarto (16-30).

A raíz de eso, los lituanos mejoraron en ataque con Brandon Davies ganándole la partida a Jan Vesely bajo el aro y Nate Wolters entrando más en juego. El Fenerbahçe se defendía a base de triples (8/11 al descanso). A pesar de ello, la mayoría de pérdidas eran ahora de los visitantes en un cuarto en el que Dixon se quedó a cero (firmó 13 puntos en el primero) y los locales, con Wolters y Arturas Milaknis entonados desde el exterior, redujeron la renta al descanso (41-49).

El mejor momento de los lituanos llegó tras la vuelta de los vestuarios. Gigi Datome, importante en el primer cuarto, se fue al banco al minuto y medio tras cometer su tercera falta. En ese momento el electrónico marcaba la mínima diferencia (48-52) pero Dixon volvió a salir en escena y lideró a los suyos para endosar al Zalgiris un parcial de 8-20 en siete minutos. Solo respondían Davies y Wolters, que consiguieron maquillar la diferencia antes del cuarto final (61-72).

Pero a los de Kaunas se le agotaba la gasolina en el momento clave. Volvieron a conceder muchas pérdidas y los turcos, con Kostas Sloukas al mando y Marko Guduric como bombardero principal, no perdonaron. Consiguieron la máxima del partido (64-84) a falta de siete minutos para el final y a partir de ahí manejaron la diferencia a su antojo para certificar el pase a la Final Four. Ahora le toca esperar a su futuro rival, que saldrá del cruce entre Anadolu Efes y Barcelona Lassa, en el que mandan los turcos por 2 a 1.